Bolsa, mercados y cotizaciones

Los bancos centrales no controlan el pánico ante el coronavirus: el Ibex 35 pierde otro 8%, hasta los 6.107 puntos, pero salva los mínimos de 2012

  • Los bancos centrales buscan garantizar la liquidez en el mercado...
  • ...pero no rebajan el miedo al golpe en la economía del COVID-19
  • El Ibex 35 español aún puede caer hasta los 5.300, según análisis técnico

El rebote del pasado viernes fue un espejismo. Las principales bolsas europeas encaran una nueva semana que se antoja catastrófica. Sus principales índices sufren caídas este lunes que rondan el 6%. Y por momentos han amenazado con ser mucho peores. En España el Ibex 35 desciende a los 6.107 puntos tras perder un 7,88%. No obstante salva los mínimos de 2012, aunque durante gran parte de la jornada se ha llegado a mover incluso en niveles no vistos desde principios de 2003 (mínimo intradía en los 5.803 enteros). En Estados Unidos se han vuelto a activar los mecanismos antipánico de Wall Street. Los bancos centrales continúan anunciando acciones coordinadas de estímulo para la economía con el fin de mitigar el impacto de la pandemia del COVID-19. Pero su todavía incalculable golpe a nivel global hace que el miedo siga condicionando los mercados. El dólar se debilita frente a sus principales pares al tiempo que el petróleo se deprecia otro 11% y pierde la barrera psicológica de los 30 dólares el barril.

La histeria continúa. La incertidumbre ante el nuevo coronavirus sigue nublando los mercados de todo el planeta. Las plazas asiáticas han sufrido de nuevo fuertes ventas esta madrugada (Nikkei 225 japonés: -2,5%; Shanghai: -3,4%) precisamente por los pésimos datos macroeconómicos conocidos en China.

Destacan el desplome de la producción industrial, la inversión en capital fijo y el hundimiento de las ventas minoristas durante el mes de febrero. En los tres casos se trata de la mayor caída de la serie histórica, como señala el Departamento de Análisis de Renta 4 en su informe diario.

Por tanto, de poco han servido las acciones coordinadas de los principales bancos centrales para disminuir el miedo. La Reserva Federal de EEUU (Fed) anunció esta noche un fuerte recorte de los tipos de interés, al rango del 0%-0,25%.

La Fed también lanzó un programa de compras por 700.000 millones de dólares y ha elevado las inyecciones en el mercado de 'repos' en otros 500.000 millones.

El Banco de Japón (BoJ) ha ampliado igualmente sus estímulos, aunque no ha tocado el 'precio del dinero' en el país nipón. Sí lo han hecho esta madrugada el Banco de Corea (al 0,75%) y el Banco de Reserva de Nueva Zelanda (al 0,25%) . 

Cabe recordar que el Banco Central Europeo (BCE) también optó la semana pasada por elevar sus estímulos en 120.00 millones de euros

Y es que tanto la Fed como el eurobanco, el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés), el BoJ y el Banco Nacional Suizo se han comprometido a garantizar la liquidez en el mercado.

Con este escenario, en el que la banca central da soporte al dólar, la divisa estadounidense se debilita sin embargo frente a sus pares. En el cruce con el euro ha sufrido una marcada volatilidad. La moneda única se mueve a alza, pero de forma mucho más moderada que a primera hora, cuando ha llegado a cotizar sobre los 1,12 'billetes verdes'. Al cierre europeo se sitúa en torno los 1,115 dólares. 

Una situación muy cambiante

La Fed ha espantado a los mercados más que tranquilizarlos, lamenta Adam Vettese, analista de eToro. Pese a que ha hecho "más o menos" lo que los analistas esperaban, los inversores se muestran preocupados por que el banco central de EEUU "se haya quedado sin munición si las cosas se ponen todavía peor", como explica Jesse Cohen, analista senior de Investing.com.

"El problema radica en la extrema dificultad que están teniendo los gestores de activos para navegar una situación tan cambiante", apunta Juan Ignacio Crespo, asesor del fondo Multiciclos Global de Renta 4.

De hecho, Yves Bonzon, analista del banco privado Julius Baer, no descarta que se produzca "un cierre global de los mercados financieros en las próximas semanas, para que reabran una vez que la epidemia ya esté bajo control". La bolsa de Filipinas ya ha suspendido su operativa desde mañana hasta nuevo aviso. 

Se da por hecho que la economía global sufrirá un shock a corto plazo, una recesión, por el impacto de la pandemia del coronavirus COVID-19. Pero el problema es calcular qué pasará en el largo plazo. La Reserva Federal no ha ofrecido nuevas previsiones "por la nula visibilidad", como destacan desde Renta 4, ya que todo dependerá de cómo evolucione la expansión de la enfermedad.

Nuevos desplomes en las bolsas...

Joachim Fels, asesor económico global de la gestora de fondos PIMCO, destaca "las buenas noticias" de que "tanto gobiernos como bancos centrales ya están respondiendo de manera más contundente desde la semana pasada". Pero esto no ha sido suficiente para las bolsas.

Tras otra jornada de masivas ventas en los parqués de Asia, el rojo se ha extendido a Europa, donde las pérdidas en la sesión han sido de alrededor del 6%. De hecho el supervisor bursátil continental ha decidido endurecer ligeramente las condiciones a los cortos

Y en Estados Unidos el panorama no es para nada mejor al cierre en el Viejo Continente: se han vuelto a activar los circuit breakers (o 'cortafuegos') ante las fuertes ventas. Estos mecanismos automáticos paralizan el mercado norteamericano momentáneamente para evitar una escalada descontrolada del pánico. 

El selectivo EuroStoxx 50, referente en el Viejo Continente, ha caído un 5,85% a los 2.434 puntos. Pasada la media sesión ha llegado a moverse en niveles a los que no bajaba desde mayo de 2012 bajo los 2.300. 

Las fuertes caídas de hoy se producen después de haber vivido la peor semana de su historia. En lo que va de mes y año las pérdidas del selectivo europeo se acercan al 40%.

El sector más perjudicado, al igual que los últimos días, ha sido el bancario. Société Générale, BBVA y BNP Paribas han sufrido pérdidas en sus acciones de hasta el 15,5%.

Los índices Ibex 35 y Ftse Mib italiano son los más expuestos a los bancos y, por ello, son un día más los que más sufren en Europa. España e Italia son además los países más afectados por el coronavirus en el continente.

De hecho, el selectivo español ha amenazado con vivir una de las peores sesiones de su historia (la mayor caída fue el pasado jueves) al dejarse por momentos más de un 12%. Finalmente ha aguantado sobre los mínimos del año 2012, en los 5.956 puntos. 

En el parqué nacional la entidad peor parada es Bankia (-14,02%). No obstante, el grupo de aerolíneas IAG ha sido el valor más bajista. El dueño de Iberia y British Airways, entre otras compañías, ha anunciado que reducirá sus vuelos un 75% entre abril y mayo. Sus acciones han caído casi un 28% este lunes. Y en lo que va de marzo es la compañía más perjudicada del Ibex 35: pierde más de un 60%.

Casi todos los valores del selectivo español han cotizado hoy en terreno negativo. Solo se han salvado Red Eléctrica (+3,5%), Siemens Gamesa (+1,7%) y Viscofan (+0,4%).

'Pesos pesados' como Telefónica, Iberdrola e Inditex han moderado sus pérdidas en la jornada, hasta dejarse entre un 4% y un 6%. La textil gallega ha sufrido un recorte de valoración por parte de Credit Suisse a dos días de publicar sus cuentas anuales. 

...que irán a más

Y la sangría no ha terminado. Si se atiende a análisis técnico, la bolsa europea aún tiene un margen de caída en el corto plazo superior al 20% desde sus niveles actuales, hasta las 1.800 unidades. 

Esos son los mínimos que el EuroStoxx 50 marcó en 2003 y 2009, como explica el director de Estrategia de Ecotrader, Joan Cabrero. Y es que muestra un "escenario potencialmente bajista" en el que se podrán dar rebotes puntuales (como el de la pasada sesión), pero no serán de fiar. 

Los futuros descensos en el Ibex 35 serán algo menores, según los cálculos del experto de nuestro portal de inversión. En concreto, hasta los 5.300 enteros, los mínimos del 2002. 

La prima de riesgo se dispara

Los efectos del miedo no solo se notan en la renta variable, ni mucho menos. Los bonos soberanos europeos, incluido el alemán (considerado el más solvente en el continente), elevan sus intereses en el mercado secundario. Los inversores buscan refugio en la renta fija norteamericana. 

El 'papel' a diez años de EEUU rebaja su interés al 0,78% (la semana pasada tocó mínimos históricos en bajo el 0,6%) y el de treinta años cae al 1,40% (sus mínimos de todos los tiempos están bajo el 1%). 

En cambio, el bono alemán (bund) a una década vista crece al -0,46%. Al mismo tiempo, el homólogo español sufre la menor demanda de los inversores y eleva su rentabilidad al 0,83%, unos intereses no vistos desde mayo del año pasado. 

En consecuencia, la prima de riesgo (diferencial de las deudas soberanas respecto la de Alemania) se dispara a los 130 puntos básicos en España. Un encarecimiento de la financiación soberana que se da en pleno estado de alarma por el coronavirus. En Italia la prima de riesgo también sube este lunes con fuerza a los 260 puntos básicos. 

El petróleo pierde los 30 dólares

En el mercado de materias primas, el petróleo vuelve a sufrir duras caídas. El crudo Brent, de referencia en Europa, pierde más de un 11% y el West Texas, referente en EEUU, más de un 8%. El 'oro negro' se tambalea en psicológica de los 30 dólares, que pierde por momentos, situándose en niveles de 2003.

A la tormenta financiera se suma la guerra de precios que hace justo una semana desató Arabia Saudí contra Rusia por el control del mercado. 

Aramco, la petrolera estatal de saudí, ha anunciado un descenso de sus beneficios del 21% en 2019 por los bajos precios del petróleo. Unas cifras que indican que este año puede ser catastrófico ante la posibilidad de que el crudo caiga sobre los 20 dólares el barril, como ya anticipan muchos analistas.

Por su parte, el oro ve como su precio se ha llegado a reducir un 3% en la sesión. Hacia el cierre europeo ha suavizado considerablemente la caída. Comenzaba el día ejerciendo de activo refugio revalorizándose hasta los 1.531 dólares la onza. Sin embargo, se ha dado la vuelta según ha avanzado la sesión para pasar a cotizar en torno los 1.510 dólares. La pasada semana el metal precioso también se desplomó. En cinco días retrocedió más de un 9%, en su peor semana desde 1983.

comentariosforum56WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 56

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pARDIEZ
A Favor
En Contra

LAS CAIDAS HAN VENIDO PARA QUEDARSE, ES EL MOMENTO DE LA LIQUIDEZ.

Puntuación 5
#50
Usuario validado en elEconomista.es
Ariñañara
A Favor
En Contra

¡Qué Bueno! Porque en el 2003 España iba bien.

Puntuación 0
#51
Bolsista Profesional
A Favor
En Contra

Para ganar dinero comprando y vendiendo acciones, hay que comprar las acciones cuando han bajado mucho de precio, y luego hay que esperar que las acciones que se han comprado, suban mucho de precio, tal como yo lo he hecho cada vez que he comprado y he vendido acciones.

Puntuación -5
#52
A Favor
En Contra

Ven ese HCH en el gráfico de arriba? Pues mañana abre con gap bajista en el mínimo de hoy para dejar pillados a los del rebote.

Puntuación 5
#53
A Favor
En Contra

Los órdagos de liquidez que lanzan desde los grandes bancos centrales es gracias a los incautos inversores de bolsa. El dinero fluye de la bolsa al gran público, a través de los estados y sus bancos.

Si tienes cash y quieres perderlo, la bolsa es el lugar más indicado.

Puntuación 1
#54
kinder
A Favor
En Contra

Los expertos no descartan un "cierre global" de las Bolsas hasta que se controle la epidemia.....por eso la gente esta vendiendo a toda castaña.

Puntuación 4
#55
toca bajar
A Favor
En Contra

el mal cierre usa, augura mañana mas caídas, quizás mas importantes, o quizás no, pero en todo caso caídas.

Puntuación 1
#56