Bolsa, mercados y cotizaciones

Indra se une a las ideas de inversión de Eco10 para comenzar el 2024

  • Su entrada se produce por la salida de Amadeus y los expertos reiteran su confianza en cuatro bancos
Archivo
Madrid icon-related

Solo en ocho ocasiones de la historia del Ibex 35, éste ha logrado revalorizarse más de un 20% en un ejercicio completo. A menos de 20 sesiones para que finalice el 2023, las ganancias que acumula el índice español alcanzan el 23% -por el momento, es su año más alcista desde 2009, ejercicio posterior a la crisis de Lehman Brothers- y su cotización supera definitivamente, más de tres años después, los niveles previos a la aparición del Covid. Tampoco desde entonces, desde la revisión de marzo de 2020, en pleno estallido de la pandemia, Indra estaba entre los 10 valores seleccionados por los analistas para integrar Eco10 -el índice de ideas de calidad que elabora elEconomista.es con la colaraboración de 48 firmas (puede consultar los participantes aquí) y calculado por Stoxx-. Ahora, más de tres años más tarde, la firma regresa al índice naranja y se une a las ideas de inversión con las que comenzar el 2024 y lo hace sustituyendo el puesto que deja Amadeus -entró en la revisión anterior, en septiembre-.

Con la reciente actualización, los valores que conforman Eco10 son: Iberdrola, Grifols, Cellnex, Inditex, Repsol, BBVA, CaixaBank, Indra, Bankinter y Santander. Así, el consenso de analistas que elabora esta cartera sigue reiterando su confianza en el sector bancario, con la presencia de cuatro entidades financieras -con la entrada de Caixa en la revisión pasada, el sector bancario agrupaba en el índice la mayor representación en la historia de éste, que cumple dieciocho años-, ante la perspectiva de que seguirá sacando provecho del nivel actual de los tipos en la eurozona, del 4,5%, que se mantendrá estable hasta, por lo menos abril del próximo año, cuando el mercado baraja la primera bajada.

Sin duda, el estallido del conflicto entre Hamás e Israel -que ya acumula casi dos meses de duración- ha demostrado que la escalada de las tensiones geopolíticas no es exclusiva de Rusia y Ucrania en el panorama actual y ha puesto de relevancia la necesidad de los países de seguir actualizando e invirtiendo en sus planes de defensa. De hecho, a mediados de septiembre, Margarita Robles, ministra de Defensa, anunciaba que el compromiso de España es alcanzar un gasto en defensa del 2% del PIB en 2029.

Así, Indra encuentra apoyo en estos incrementos pues su negocio reside en la consultoría y tecnología enfocadas en el sector de defensa y transportes. Desde IG, una de las casas de análisis que ha escogido a Indra entre sus valores, Sergio Ávila explica que su elección reside en que "su focalización en el sector tecnológico y de defensa, ponen a la compañía en una buena posición. No para de entrar dinero en las acciones tecnológicas, mientras que los gobiernos aumentan, por su parte, el gasto en defensa. Es un valor que está infravalorado, calculamos su valor teórico intrínseco en el entorno de los 17 euros y su tendencia es alcista".

Recientemente tanto JP Morgan como los hermanos Escribano aumentaron su participación sobre la firma, convirtiéndose en accionistas principales. Actualmente, las acciones de Indra cotizan en el entorno de los 14 euros por acción, un precio que sus títulos no alcanzaban desde el 2014. Lo cierto es que no solo Ávila sustenta esta opinión, ya que el consenso de analistas que recoge FactSet fija su precio objetivo cercano a los 16 euros, concretamente en los 15,86 euros por acción, que es la valoración más alta para Indra desde 2010. Sobre precios actuales, este precio justo le deja un potencial revalorización del 11% a los títulos de Indra, una subida que se añadiría a la del xx% que acumula en el ejercicio. De las firmas de inversión que hacen cobertura sobre Indra y que FactSet recoge, hasta cuatro ven a los títulos del valor superando los 18 euros, lo que supondría que, de realmente alcanzarse, la compañía española regresase a niveles de 2008. Esta fuerte confianza sobre el comportamiento bursátil de la empresa tecnológica ha llevado a los expertos a colgarle una de sus mejores recomendaciones de compra en este ejercicio. Por el momento, a nivel bursátil, el reto de Indra continúa siendo superar la barrera de los 15 euros, en los que lleva sin cotizar desde junio del 2011 y de los que ya se encuentra a un 5% de distancia.

Una mayor planificación y gasto en defensa son también la clave para elegir a Indra, según esgrime Víctor Álvarez, reponsable de renta variable de Tressis, para quien "la escalada de tensiones a nivel geopolítico debería incrementar el gasto en defensa y, con ello, el número de proyectos para empresas como Indra. Esto, junto con su segmento de consultoría tecnológica, proporcionará a la compañía crecimientos cercanos al doble dígito en ventas y beneficio por acción". Lo cierto es que las estimaciones del consenso de analistas que reúne FactSet también señalan esta dirección y esperan que ya este mismo año, Indra supere por primera vez en su historia la cifra psicológica de los 200 millones de beneficio neto, unas ganancias que serán crecientes durante los próximos ejercicios -para 2026, superará los 270 millones de euros-. El crecimiento también será el común denominador en otras ratios relevantes para la compañía como los ingresos y el ebit. Ambos medidores marcarán récord este año y seguirán aumentando hasta 2026 -ejercicio hasta el que llegan las estimaciones recogidas por FactSet-.

Álvarez también añade que "actualmente la compañía cotiza a múltiplos más bajos que otros pares como Thales o Safran, sin apenas apalancamiento y márgenes en ascenso. Para nosotros es una de las mejores opciones a nivel europeo". Concretamente, actualmente, los beneficios de Indra en 2024 se compran a un PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) de 10,5 veces, frente a las 14,2 veces de Thales o las 16,8 veces de Safran.

Desde atl Capital apuntan a la transformación reciente de la empresa como conductor del buen comportamiento esperado para la firma: "En los últimos años, la compañía ha realizado un proceso de transformación que incluye la optimización de la división de tecnología que actualmente opera bajo la marca Minsait", explica Ignacio Cantos-Figuerola, director de inversiones de atl Capital. Cantos añade que "esta transformación puede tener como fin la posibilidad de realizar una operación corporativa con esta división como puede ser su venta o una salida a bolsa para centrar exclusivamente su actividad en el negocio de defensa. En este sentido, actualmente existe una tendencia global hacia la inversión en defensa, de la que se puede beneficiar la compañía. Junto a esto, otro punto a favor es que Indra participa, con un papel relevante, en la construcción de un nuevo caza europeo".

El equipo de análisis de Afi fue otro de los que situó a Indra entre su selección de cinco empresas y explica que su elección es en base a un modelo cuantitativo. Por su parte desde Omega IGF consideran a Indra "como una de las compañías del Ibex con mayor potencial en los próximos meses basándonos en el análisis de los resultados presentados en el tercer trimestre que muestra una posición financiera sólida". Al igual que el resto, señalan al mayor gasto en defensa como uno de los aspectos que hace atractiva a la firma: "consideramos que su negocio en el área de defensa y seguridad tiene potencial de crecimiento dado el actual contexto geopolítico y el aumento del gasto en defensa de muchos países en los que se encuentra presente la compañía", concluyen.

Los valores más antiguos en Eco10

Más allá de los cambios que se producen revisión tras revisión del índice naranja, lo cierto es que tres de ellos han sido una constante para los analistas que elaboran Eco10 en los últimos años: Repsol, Grifols e Inditex.

Desde que la petrolera entró a formar parte de la selección de 10 valores en la revisión de septiembre de 2017, hace ya algo más de seis años, se ha mantenido inamovible. O lo que es lo mismo: el consenso de analistas que elabora Eco10 la ha escogido durante 25 revisiones consecutivas.

Desde Banca March, su equipo de análisis señala para Repsol que "sin descartar la moderación de los precios de crudo y gas a medio plazo, y hasta ver cómo le impacta el resultado del contencioso con Sinopec, Repsol es en nuestra opinión una de las empresas multi-energéticas con mejores perspectivas, al contar con un balance saneado, cotizar a múltiplos atractivos, presentar una rentabilidad por dividendo elevada y creciente y presencia creciente en renovables". Desde Capitalia Familiar añaden que "a nivel fundamental también confiamos en que se estabilice la situación en el seno de la OPEP+ y apoye a frenar las caídas en el precio del crudo, pero somos conscientes de que en los próximos meses la evolución del crecimiento económico global y los conflictos geopolíticos seguirán determinando la evolución del precio del oro negro".

En su cartera de esta primera revisión para 2024 también se encontraba Grifols. La farmacéutica entró por última vez a Eco10 en la revisión de septiembre de 2019 y durante 16 revisiones consecutivas, los expertos la han seguido eligiendo como un valor fundamental en Eco10. Desde Banca March explican que "se confirma una tendencia de progresiva de recuperación de las recogidas de plasma, confirmando la posibilidad de que se pueda remunerar a los donantes de plasma en Europa, buscando reducir la excesiva dependencia que tiene el continente en este punto. El grupo cotiza además a descuento frente a su media de los tres años y frente a comparables. Por último, recordamos que Grifols no tiene vencimientos ni amortizaciones de deuda significativos hasta 2025, aunque el mayor peligro asociado al valor sigue siendo una ampliación de capital, que diluya al actual accionista".

Por último, Inditex ha sido desde septiembre de 2019 otra de las constantes en Eco10 y concatena nueve revisiones seguidas siendo uno de los valores preferidos de los expertos, incluso después de haber marcado semanas atrás nuevos máximos históricos en su cotización.

Desde AndBank, una de las firmas que la ha escogido, subrayan que "pese a las dudas que generó el cambio en la cúpula directiva y los vientos de cara a los que se enfrente el sector, la compañía continúa presentando buenos resultados. Las incertidumbres en cuanto a la evolución de la economía pesan sobre la cotización. Sin embargo, la cotización ha estado lastrada más por las circunstancias del entorno que por la situación particular de la compañía".

Técnicas Reunidas se queda a las puertas del club del Eco10

Ha estado a punto de convertirse en uno de los valores del índice 'naranja'. La ponderación que el consenso de expertos que elabora Eco10 ha sido exactamente la misma que le han otorgado a Banco Santander -del 2,5% en ambos casos-. Para saber quién debía estar presente en la cartera, se ha llevado a cabo un desempate, que en el primer paso ha resuelto al ganador. Se ha contado el número de carteras en las que aparecía cada valor y al estar más presente Banco Santander este ha ocupado el puesto en Eco10. La última vez que Técnicas Reunidas estuvo en la cartera fue en a finales de 2018. Ahora, el fuerte desempeño en bolsa que los expertos esperan para ella de cara a los próximos meses -auguran un potencial alcista del 31%- la convierte de nuevo en atractiva, incluso pese a la gran cantidad de deuda que vence pronto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud