Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Buscas ideas de inversión? Grifols, MásMóvil y Cellnex relevan a Telefónica, Santander y Acerinox en el Eco10

  • Revisión trimestral de la cartera de consenso de 'elEconomista'

Como todos los años a principios de septiembre, llega el momento de revisar las compañías que forman parte del índice de ideas de inversión de calidad de elEconomista, el Eco10, que se elabora con el mayor consenso del mercado español y calcula Stoxx. En esta ocasión son tres firmas las que dejan hueco en la cartera -Telefónica, Banco Santander y Acerinox- en beneficio de Grifols y Cellnex, que vuelven a formar parte del selectivo, y de MásMóvil, que debuta.

Las firmas que resisten son Inditex, que recupera el primer puesto-, Cie Automotive, la segunda en ponderación, Repsol -que pasa del primer al tercer puesto-, IAG, Iberdrola, Ferrovial y ACS. Con esta composición, el nuevo Eco10 cuenta con un potencial alcista medio del 19%, un aspecto en el que destaca IAG. El grupo de aerolíneas angloespañol, muy penalizado por la incertidumbre política por el Brexit, tiene un recorrido del 64% hasta los 7,56 euros en los que el consenso de mercado que recoge Factset sitúa su precio objetivo.

Desde su nacimiento el 16 de junio de 2006 hasta el pasado 30 de agosto, el índice ha tenido éxito en batir a su referencia, el Ibex 35: lo aventaja en 30 puntos, con una rentabilidad del 10% para el Eco10, frente a la caída del 19,6% que ha experimentado el indicador español en el mismo periodo. No obstante, en lo que llevamos de año el rendimiento del selectivo naranja ha sido algo inferior, y se deja un 0,2% respecto al 3% que sube el principal indicador desde que arrancó el ejercicio.

Irrumpen las nuevas 'telecos'

Pese a la destitución histórica de Telefónica, la única compañía que se mantenía en el índice desde su creación, el sector de telecomunicaciones gana presencia en el índice con la inclusión de MásMóvil y Cellnex, que en ambos casos han protagonizado un meteórico ascenso respecto a la anterior revisión. En el caso de la primera, que se estrenó en el Ibex el pasado 24 de junio, ha pasado del vigésimo cuarto puesto a la séptima posición. Y en el del grupo de torres de telecomunicaciones, de la vigésimo tercera plaza, a la décima. De hecho, la firma catalana no es una extraña en el Eco10, del que ya formó parte hace dos años, aunque en aquella ocasión solo aguantó un trimestre.

La expulsión de Telefónica viene de la mano de la travesía por el desierto en la que se encuentran inmersos la firma española, en particular, y los grandes operadores europeos, en general, así como el castigo recibido en bolsa -retroceden un 0,25% en el año-, la peor industria por detrás de los bancos. El alto endeudamiento, la escasa concentración, los problemas regulatorios, las altas necesidades de inversión y la aparición de nuevos jugadores son las causas que explican el mal comportamiento de los viejos operadores europeos, y al mismo tiempo, el éxito de las nuevas firmas, que se escapan del castigo bursátil de la industria.

En el caso de Cellnex, que se anota desde enero cerca de un 80%, su buen hacer en el parqué la han convertido en apenas nueve meses en la quinta teleco de la eurozona tras rebasar los 11.000 millones de euros de capitalización bursátil. "La industria de torres en Europa tiene un valor de más de 150.000 millones y el 70% de la misma está todavía en manos de las telecos tradicionales", recuerdan los analistas de JP Morgan. Así, "como firma independiente con una cuota de mercado del 8%, Cellnex parece una opción atractiva", añaden.

Desde Metagestión destacan que la compañía está muy bien posicionada en el 5G, no depende de ninguna empresa de telecomunicaciones y está llevando a cabo una buena diversificación de sus activos. "Es una compañía muy bien gestionada, con un negocio muy previsible y que destina la mayor parte de su flujo de caja al repago de deuda", señalan.

Distinto es el caso de MásMóvil, que con la mejor recomendación de compra del índice español, cae un 0,8% en el año por el desplome que sufrió su acción en la primera quincena de julio -llegó a perder un 22%- por el contexto de incertidumbre generalizada y de una especial preocupación por la creciente competencia en el sector teleco de España.

En opinión de Juan Llona, gestor de renta variable de Imantia Capital, "MásMóvil fue castigada en agosto por motivos ajenos a la propia compañía. Creemos que sigue desarrollando con éxito la estrategia adecuada y que los ritmos de crecimiento justifican valoraciones más generosas". Además, añade, "los intereses del equipo gestor están alineados con los del resto de accionistas".

Para José Luis Herrera de CMC Markets, "una vez digerido el efecto Ibex, MásMóvil sigue teniendo una posición de fortaleza en un mercado tan competitivo como el de telefonía. La cúpula directiva apuesta por la compañía comprando acciones a título personal".

Grifols: savia nueva para el índice

Acaba de tocar máximos históricos en bolsa (los marcó el pasado 31 de julio en los 29,30 euros) y los analistas del consenso que recoge FactSet le dan un estrechísimo recorrido en bolsa de cara a los próximos doce meses, pero aun así Grifols es uno de los valores que han aterrizado en el nuevo Eco10. El cuarto valor con más peso en las carteras, para ser exactos.

Esta empresa familiar, líder en centros de extracción de sangre y la segunda mayor compañía en centros de elaboración de hemoderivados, es uno de los tres líderes globales en este mercado (las otras dos son la australiana CSL Behring y la irlandesa Shire, que ahora es parte de la japonesa Takeda). Este sector, según explica Julián Pascual, presidente de Buy & Hold, se caracteriza "por una oferta limitada y una demanda creciente, debido al auge de enfermedades autoinmunes" y la aparición de nuevos tratamientos para todo tipo de dolencias (como la cirrosis o el alzheimer) a partir de derivados de la sangre. A favor de la compañía juega, por otro lado, el hecho de ser uno de los líderes en un mercado con fuertes barreras de entrada.

Toni Cárdenas, CEFA de Caja Ingenieros, destaca la estructura de esta compañía "única en el sector", que integra verticalmente desde la obtención de la materia prima hasta el tratamiento de la misma, "lo que le permite ser más eficiente en todos los procesos de la cadena de valor", explica.

La compañía, que capitaliza unos 17.000 millones de euros, obtendrá este año un beneficio cercano a los 650 millones, según las previsiones del consenso que recoge FactSet. La cifra supera casi en un 10 % a la del año pasado y se espera que esas ganancias netas crezcan más de un 16% tanto en 2020 como en 2021. "En los próximos trimestres se prevé una mejora de los márgenes apoyada por un incremento de las ventas y una reducción de costes", añade Cárdenas. La firma ya se abastece prácticamente al cien por cien, sin tener que adquirir plasma a otras compañías, lo que permite elevar su margen. A todo ello se suman los buenos resultados de su ensayo clínico Ambar (Alzheimer Management By Albumin Replacement), que han sido muy positivos. Ambar se sitúa ya en la fase III y se encuentra cerca de la aprobación final para su comercialización.

En 2018, cerca del 66% de los ingresos de Grifols procedió del mercado estadounidense, un 18% de la UE y en torno a un 16% del resto del mundo. La española ha sido, según el experto de Caja Ingenieros, la única compañía del sector capaz de entrar en el mercado chino: "Las autoridades del país ven con buenos ojos el know how de la compañía así como su solvencia, dada la rigurosidad de la FDA [la agencia responsable de la regulación de medicamentos] de EEUU para la comercialización de productos".

Santander y Acerinox se despiden

Además de Telefónica, Santander y Acerinox también dicen adiós, por lo que el Eco10 se vuelve a quedar sin representantes del sector bancario y de recursos básicos.

Desde que Bankia se despidió del índice en marzo de 2017, y a medida que se alejaba en el calendario la expectativa de una subida de tipos en la zona euro -ahora el mercado descuenta, según los datos de Bloomberg, que el Banco Central Europeo (BCE) acometa una bajada en el precio del dinero 20 puntos básicos en la reunión que se celebrará la semana que viene- la entidad cántabra era el único banco que se había mantenido de manera intermitente. Pero su exposición al escenario de desaceleración económica mundial y el retraso sine die en la subida de los tipos de interés hará mella en su balance y la desplaza hasta la decimotercera posición del ranking.

Por otra parte, la acerera capitaneada por Bernardo Velázquez se había convertido en una de las irreemplazables del índice desde que desembarcó por última vez en el mes de junio de 2015. Pero el incremento de la tensión comercial entre Estados Unidos y China por la imposición de nuevos aranceles, especialmente al acero y aluminio, no sólo se ha llevado por delante el beneficio previsto para las firmas de la industria, también ha penalizado su comportamiento en bolsa desde que arrancó la contienda comercial hace un año y medio.

Telefónica sale pero se queda en el 'descansillo'

La teleco había presumido hasta ahora de ser la única firma que se había mantenido de manera ininterrumpida en el Eco10 durante más de 13 años, y no solo eso, sino que en muchas ocasiones ha sido el valor con más peso en las carteras. Su caída en esta revisión marca un hito en la historia del índice, pero la compañía que dirige José María Álvarez-Pallete no se va lejos, ya que se ha quedado a las puertas de la permanencia por la mínima, superada, eso sí, por Cellnex. Nueve entidades han seguido confiando en el valor pese a su mal agosto en bolsa, mes en el que llegó a perder el nivel de los 6 euros -marcando mínimos de más de dos décadas en los 5,94 euros-, lo que disparó su rentabilidad por dividendo a casi un 7%. Un descenso que ha contribuido no sólo a su marcha del Eco10, también del índice Stoxx Europe 50.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.