Redactora de elEconomista

El Ibex 35 sigue sin coger el ritmo de sus homólogos europeos y registra el peor comportamiento de la región, con una caída del 0,65% en la última semana, pero se mantiene en la cota de los 10.000 puntos. En el cómputo semanal, la bolsa alemana se salda como la más alcista entre los principales selectivos mundiales, con un avance de casi el 2% desde el lunes. En el Viejo Continente, solo el EuroStoxx logra unirse al Dax a los números verdes, aunque con un avance más ligero que no alcanza el medio punto. El Cac francés apenas corrige un 0,3% semanal.

La profesión del CFA (Chartered Financial Analyst) es una de las grandes desconocidas en España, con una escasa presencia de expertos en nuestro país. Es por ello, que iniciativas como los CFA Research Challenge se convierten en una forma de acercar esta inexplorada carrera profesional a jóvenes que empiezan a coquetar con el mundo de las finanzas. El concurso financiero, que cuenta con la colaboración de Bolsas y Mercados Españoles (BME) y elEconomista.es, celebró este 28 de febrero su XIX edición en el palacio de la Bolsa de Madrid en la que, por primera vez en la historia de la competición, la Universitat Pompeu Fabra salió victoriosa e inauguró su historial de premios. Galería fotográfica

Mercados

El atractivo de la bolsa europea frente a la americana no para de crecer y de marcar nuevos hitos. No es novedad que la principal referencia bursátil del Viejo Continente, que agrupa a las 600 firmas más representativas de la región, cuente con un PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) mucho más bajo que el norteamericano, donde las compañías tecnológicas, las cuales cotizan a múltiplos más altos por el mayor crecimiento con el que cuenta su negocio, tienen un mayor peso. Pero sí que lo es la brecha que se abre entre ambos ratios, con un abaratamiento de más de ocho puntos del Stoxx 600 frente a la plaza americana.

Los fuertes rebotes mensuales de compañías como Rovi, Indra o Repsol no son suficiente para salvar al Ibex 35 de las garras del negativo, con una leve caída del 0,1% en el mes de febrero. El índice nacional continúa siendo el rezagado de Europa, ya que es el único entre las principales referencias en negativo en 2024, con una corrección anual del 1%, frente al 8% que sube el EuroStoxx 50.

Mercados

Muchos inversores se habían alejado del sector bancario en los últimos tiempos una vez que en el calendario próximo de los bancos centrales empezaban a aparecer los avisos de las primeras bajadas de tipos. Estos días, marcados con rojo en esos almanaques, llegaron a adelantarse incluso hasta el mes de marzo, lo que provocó una clara recogida de beneficios en la banca.

Acaba una semana alegre para la bolsa española, con una subida del 2,47% en los últimos cinco días en el Ibex 35, que lo saca del terreno negativo en el balance anual y lo deja con ligeras ganancias del 0,28% en 2024. De hecho, esta se alza también como la semana más alcista para el selectivo nacional desde que empezó el año, después de cerrar dos semanas consecutivas en negativo. Pero, a pesar de ello, la cotización del EuroStoxx 50 sigue corriendo mucho más rápido, y la diferencia que hay entre ambos índices desde el primero de enero es de casi 8 puntos, la más elevada desde que empezó el año.

Los inversores que quieran hacerse con el dividendo de Goldman Sachs deberán comprar títulos de la compañía antes del próximo 28 de febrero, que es la fecha en la que las acciones cotizan sin derecho a percibir el dividendo, según pronósticos de Bloomberg. El banco estadounidense repartirá el próximo 28 de marzo entre sus accionistas un efectivo bruto de 2,75 dólares, que a precios actuales rentan en torno al 0,7%.

Si hay algo de lo que puede presumir el Ibex 35 es de su rentabilidad por dividendo, de la mano de unas generosas compañías que reparten una considerable parte del pastel entre sus inversores. Este mayor afán por la materia retributiva que se respira en clave española no es tendencia de última hora, ya que históricamente este índice ha ofrecido unos atractivos pagos. Con las miras puestas ya en el ejercicio en curso, algunas compañías han anunciado algunas modificaciones en su política retributiva para este año, las cuales, como era de esperar, han tenido impacto directo en el parqué.

Una cotización en máximos históricos no resta atractivo al próximo dividendo que repartirá Logista, que ofrece un retorno del 5% a sus inversores. La compañía de distribución repartirá este pagó el próximo 29 de febrero, con fecha de corte el 27. Por lo tanto, el 26 de febrero está establecido como el último para negociar títulos con derecho a este cobro.