Redactora de elEconomista

Aunque en términos generales las entidades bancarias, junto a Telefónica, son las que más lastran al Ibex con dividendos, este segmento tuvo mucho que decir en el hito que marcaba este índice la semana pasada, cuando alcanzó máximos nunca vistos al superar la barrera de los 29.665 puntos. Sin embargo, entre los bancos del club de las 35, solo Bankinter y CaixaBank alcanzan actualmente niveles históricos en su versión con dividendos. El resto, todavía está un 84%, de media, por debajo de sus respectivos altos históricos.

Finaliza una semana intensa en materia macroeconómica. Los dos principales bancos centrales del mundo, la Fed y el BCE, concluían sus respectivos encuentros con nuevos incrementos en los tipos de interés (de 25 puntos básicos en el caso del americano y de 50 en el del europeo) con el fin de domar una inflación que parece que va aflojándose poco a poco, pero que continúa en niveles preocupantes. Sin embargo, el mercado parece haber desoído estas alzas y pese a que en la jornada del viernes algunos índices cerraron en negativo, tras la publicación de resultados de las gigantes tecnológicas, la semana cierra con las compras como protagonistas, tanto en bolsa como en deuda.

El Ibex con dividendos marcó ayer un nuevo hito histórico, al superar la barrera de los 29.665 puntos en un día marcado por el encuentro del BCE. El selectivo nacional, de este modo, corona un nivel jamás visto antes y lo hace gracias a un arranque de año especialmente alcista. En enero el Ibex cerró su mejor primer mes de los últimos 22 años y, ahora su versión total return, logra máximos desde su creación en la década de los 90. En su caso, el selectivo acumula subidas de casi el 12,7%, y su homólogo sin dividendos, algo menos, en el 12,2%.

Se cierra un enero reseñable para las bolsas y no por negativo. Hay que remontarse hasta 22 años atrás para ver un primer mes del año más alcista para el Ibex y no hay registros de que el Cac francés o el EuroStoxx hayan experimentado algún enero con mejor comportamiento en el pasado. Sin embargo, lo que parece un camino de rosas podría complicarse en los próximos meses. Así lo cree el 58% de expertos que han participado en una encuesta realizada por este medio a 24 firmas de análisis y gestoras, que opina que enero ha sido lo que en jerga bursátil se conoce como una trampa alcista (bull trap) y que las bolsas podrían sufrir correcciones entre el 5% y el 10%.

Los más crédulos en aforismos bursátiles ya se están frotando las manos este año. De ser verdad la máxima de que a un enero alcista le sigue un año alcista, este ejercicio ya contaría con los mejores augurios. Tanto, que echando la vista atrás hace falta remontarse más de dos décadas para encontrar un primer mes de ejercicio con más ganancias que el actual en el Ibex, que avanza un 9,97% a tan solo una sesión de darse por concluido.

No se recordará al 2022 por ser un gran año y, pese a que en plena presentación de resultados las firmas estén logrando salvar las cuentas, este 2023 augura ser un ejercicio mucho mejor. Así lo demuestran las estimaciones del mercado que proyectan crecimiento en prácticamente todos los sectores, y las firmas con un mayor incremento de ganancias que tienen, además, buenas recomendaciones de los analistas se convierten en los auténticos quesitos que elegir para diversificar la cartera.

Los optimistas datos macro que llegaban desde el otro lado del Atlántico dejan una semana en verde para las principales bolsas, con el S&P 500 a menos de 1 punto porcentual de romper la resistencia de los 4.100 puntos, que pueden impulsar al EuroStoxx 50 a sumar subidas del 6%. En la renta fija, las ventas protagonizan esta semana

renta variable

La reconquista de los añorados 9.000 puntos llega 14 meses después. Concretamente, fue en noviembre de 2021 la última vez que el Ibex 35 alcanzaba este número, y ayer lograba romper de nuevo la barrera con una subida del 0,9% que lo dejaba en los 9.035 puntos y está a un 44% de máximos históricos. En el año en curso, el índice ya gana un 9,8% y es el tercero más alcista del continente, solo por detrás del EuroStoxx (10%) y el FTSE Mib (10,6%).

Aena no se desmarca del sendero alcista que siguen las firmas del sector de los viajes y el turismo en el primer mes del año. Con una subida del 20,46%, la firma aeroportuaria se coloca como la cuarta del Ibex 35 que más sube, solo por detrás de IAG, Meliá y Amadeus, que ascienden un 37,9%, 35,3% y 20,5%.

Después de dos años con limitaciones de movilidad, las ganas de viajar son cada vez más latentes. Y es que, aunque el panorama macro actual no sea el más favorable, las compañías que pertenecen a este sector están viviendo un particular y dulce inicio de año.