Las mejores cuentas remuneradas: encuentra la más adecuada para ti

  • Encuentra el listado de las mejores cuentas remuneradas del momento y empieza a generar ingresos pasivos
  • Existen varios tipos de cuentas remuneradas. ¿Cuál es la mejor para ti?
  • Consigue los mejores intereses con menos vinculaciones, sin necesidad de domiciliar la nómina y sin comisiones
Autor

Autor: Redacción de Servicios de comparación financiera

Actualizado: 2022-12-07, 14:35

Mantener el dinero en movimiento, aunque sea mínimamente, es siempre una buena idea. Para ello no es necesario tener conocimientos avanzados de economía ni arriesgar los ahorros que tanto ha costado conseguir, pues existen productos financieros como las cuentas remuneradas que permiten a cualquier persona con algo de capital obtener una pequeña rentabilidad con seguridad.

Las cuentas remuneradas son instrumentos financieros que ofrecen intereses a sus titulares a cambio de que cumplan una serie de requisitos y vinculaciones. Y, aunque su riesgo es mínimo si se compara con otros productos de inversión, hay que prestar mucha atención a sus condiciones, puesto que aspectos como las comisiones, las contrataciones obligatorias o los cortos periodos de alta rentabilidad (generalmente iniciales, para atraer a nuevos clientes) pueden hacerlas menos beneficiosas de lo que inicialmente esperaba el interesado.

Para que sepas todo lo que debes revisar al contratar una cuenta remunerada, los tipos que existen y las mejores que puedes encontrar en este momento, a continuación te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este interesante producto financiero.

Mejores cuentas remuneradas sin comisiones de diciembre 2022

Cuenta Online Sabadell

Image
  • Remuneración del 2% TAE durante el primer año hasta un límite de 30.000 euros
  • Obten hasta 175€ al domiciliar la nómina
  • 0€ de comisiones tanto de administración como de mantenimiento
  • Tarjeta de débito gratuita
  • No es necesario domiciliar nómina ni recibos

Consigue tu cuenta online con Banco Sabadell en cuestión de minutos y comienza a obtener rentabilidad por el dinero depositado en ella. Además de obtener beneficios, podrás realizar todas las operaciones habituales de una cuenta corriente sin comisiones, desde pagar con tarjeta a recibir o enviar dinero.

Cuenta Joven Online de Banco Santander

Image
  • ¡Consigue 100€ por domiciliar tu nómina!
  • Sin comisiones de apertura, ni mantenimiento (TIN 0%, TAE 0%)
  • Tarjeta de débito gratis
  • Transferencias online en euros gratuitas
  • Gestiona tu cuenta desde el móvil

Si tienes entre 18 y 29 años abre tu cuenta y disfruta de los más de 30.000 cajeros que tiene Santander en todo el mundo, ahorra con Santander Shopping y participa en sus concursos para ganar entradas de conciertos, viajes y aventuras.

Cuenta nómina Online Clara

Abanca
  • Consigue 300€ si domicilias tu nómina
  • Sin comisiones, TAE 0%
  • Tarjeta de débito grátis
  • Uno o dos titulares

Además, con la cuenta online Clara de Abanca sin comisiones podrás pagar con tu móvil y sacar dinero en miles de cajeros, recibir descuentos en gasolina, hoteles, viajes ¡y mucho más!

Cuenta Inteligente Sin Comisiones

Image
  • SIN comisiones de administración y mantenimiento
  • Tarjeta de Débito y Crédito gratis
  • Cuenta remunerada con el 0,01%
  • Sin domiciliaciones de nómina o recibos

Podrás abrir tu cuenta de manera completamente online en tan solo unos minutos. EVO te ayudará a domiciliar tus recibos y tu nómina si así lo deseas. Además podrás utilizar sus más de 18.000 cajeros para retirar dinero de manera gratuita y utilizar Google Pay o Apple Pay para pagar sin utilizar tu tarjeta física.

Cuenta Nómina Va Contigo BBVA

BBVA
  • 150 € de regalo de bienvenida para menores de 30 años
  • Tarjeta de débito gratuita
  • Sin comisiones de administración ni de mantenimiento
  • Atención al cliente 24 horas
La cuenta nómina Va Contigo BBVA ofrece un beneficio inicial de 150 euros a los menores de 30 años como regalo de bienvenida por domiciliar la nómina. Además, permite a sus titulares solicitar un adelanto de sueldo si necesitan dinero antes de final de mes.

Cuenta Próxima Targo Bank

cuenta remunerada targo bank
  • Rentabilidad del 1% TAE por los ahorros depositados
  • Sin comisiones al domiciliar la nómina o contratar otros productos financieros del banco
  • Retiradas de efectivo a débito en cajeros automáticos gratuitas
  • Transferencias nacionales y comunitarias gratuitas

Con esta cuenta remunerada de TargoBank puedes conseguir incrementar tu dinero al tiempo que realizas todas las operaciones cotidianas de tu día a día sin comisiones. 

Cuenta nómina Bankinter

Image
  • Gana hasta 340€ los dos primeros años
  • Hasta 5% TAE durante el primer año
  • Hasta 2% TAE el segundo año
  • Consigue 2 cuentas adicionales gratis
  • Sin comisiones
  • Tarjeta combo de crédito sin comisión de emisión y mantenimiento

Cuenta nómina sin comisiones con alta rentabilidad para tu saldo hasta 5.000€ con más de 17.000 cajeros para sacar dinero gratis a débito.

Cuenta de ahorro y depósitos Progetto

Banca progetto
  • Intereses anuales de hasta un 2,86%
  • Se puede contratar por plazos de 1, 2 o 3 años
  • Sin comisiones ni gastos

Con la cuenta de depósito de Banca Progetto los intereses van aumentando conforme se incrementa el tiempo de permanencia: 2,30% anual por un año, 2,70% anual por dos años y 2,86% anual por tres años. Este producto financiero requiere que el usuario deposite al menos 10.000 euros, y no remunera por encima de los 100.000 euros.

Cuenta de ahorro y depósitos Coop Pank

Coop pank
  • Intereses anuales de hasta un 1,98%
  • Sin comisiones
  • Contratación 100% online

Para empezar a disfrutar de la rentabilidad que ofrece Coop Pank es necesario depositar al menos 5.000 euros. Esta cuenta no remunera por encima de los 100.000 euros.

Cuenta de ahorro Lea bank

Brabank
  • Intereses del 0,38% anual
  • Todo el proceso de contratación es online
  • Sin comisiones

Los intereses se liquidan mensualmente. Importe mínimo de 5.000 euros y máximo de 100.000 euros.

¿Qué son las cuentas remuneradas?

Las cuentas remuneradas son un producto que ofrece rentabilidad a sus titulares en función de la cantidad depositada en ellas, siempre, eso sí, que cumplan una serie de requisitos preestablecidos por el banco. En función del tipo que se elija, este instrumento financiero permitirá a los usuarios realizar las operaciones bancarias más habituales, como domiciliar recibos y nóminas, tener tarjetas de crédito o débito o sacar efectivo de cajeros automáticos, entre otras, o sólo generar beneficios a partir de su ahorro.

Los bancos ofrecen esta ventaja, generar ingresos pasivos sobre el dinero depositado, a cambio de que el titular cumpla con una serie de requisitos y vinculaciones más estrictas que las que se piden habitualmente para las cuentas corrientes estándar. En términos generales, cuanto mayor sea el interés que ofrecen las entidades, más altas serán las exigencias.

A cambio de cumplir con esos requisitos y vinculaciones, el usuario se beneficia de obtener unos ingresos pasivos modestos pero sin apenas riesgos y, además, pudiendo disponer de su dinero cuando quiera, puesto que estos productos no exigen que el titular mantenga una suma fija retenida por un periodo de tiempo, de tal forma que no perderá liquidez en ningún momento.

Características de las cuentas remuneradas sin comisiones

  • Aunque existen varios tipos de cuentas remuneradas, las características comunes de todas ellas son:
  • Ofrecen rentabilidad sobre el capital depositado
  • Permiten disponer del dinero ingresado de forma inmediata
  • Los intereses ofrecidos varían en función de la cantidad depositada, aunque también hay bancos que establecen unos beneficios fijos sin importar el dinero que se haya ingresado
  • Las cuentas remuneradas no tiene comisiones
  • Las entidades suelen establecer un saldo máximo remunerado. La cantidad que supere ese umbral no generará intereses
  • Algunos bancos también exigen tener una cantidad mínima depositada. De caer por debajo de esa cantidad, la cuenta remunerada dejará de ofrecer beneficios
  • La mayoría de las cuentas remuneradas no tienen comisiones, aunque no todas, por lo que hay prestar atención a las condiciones para averiguarlo

Beneficios de las cuentas remuneradas

Generan ingresos pasivos

Las cuentas remuneradas permiten a sus titulares conseguir ingresos extra sólo por tener su dinero depositado en ellas.

El dinero depositado está disponible en todo momento y de forma inmediata

A diferencia de otros productos financieros, como los fondos de inversión, con las cuentas remuneradas el titular no pierde liquidez, ya que puede retirar su dinero cuando quiera y de forma inmediata.

Riesgo bajo

Las cuentas remuneradas apenas tienen riesgos, ya que los bancos ofrecen unos intereses fijos que no dependen de las fluctuaciones del mercado, sino de la cantidad depositada y de las condiciones que se cumplan.

Buena relación rentabilidad/riesgo

Debido a los pocos riesgos que asume el titular, estos instrumentos financieros son muy interesantes para aquellos que quieran obtener algo de rentabilidad por sus ahorros sin complicaciones.

En su mayoría, sin comisiones

La gran mayoría de las cuentas remuneradas no tiene comisiones, aunque algunas para eliminar estos costes exigen a los titulares que cumplan una serie de requisitos, que varían en función del banco.

Gestión cómoda

La entidad se ocupa de liquidar los intereses y depositar la cantidad obtenida en la cuenta remunerada automáticamente.

Tipos de cuentas remuneradas sin comisiones

Como se ha mencionado anteriormente, existen varios tipos de cuentas remuneradas con características distintas. Todas comparten elementos comunes como la generación de beneficios para sus titulares, el bajo riesgo o la posibilidad de disponer del dinero en cualquier momento y de forma inmediata, pero a partir de esa base encontramos varios productos diferenciados.

Para que puedas encontrar la que más se adapta a tus necesidades y exigencias, a continuación te explicamos en qué consisten cada una de ellas.

Cuentas corrientes remuneradas

Las cuentas corrientes son uno de los productos financieros más básicos que existen, ya que sirven para realizar las operaciones bancarias más comunes: recibir y enviar dinero, domiciliar nóminas y recibos, pagar con tarjetas de crédito o débito o sacar dinero de cajeros automáticos, entre otras.

Al ser un instrumento tan cotidiano, son muchos los bancos que las ofrecen con importantes ventajas para atraer a nuevos clientes, como bajas o nulas comisiones y vinculaciones. Pero, como consecuencia de esos bajos requisitos, no es habitual que ofrezcan rentabilidad, algo que no es sino una ventaja más. Lo más común es que las entidades ofrezcan intereses a cuentas de otro tipo, con más vinculaciones y/o productos asociados.

Eso no quiere decir, no obstante, que no existan cuentas corrientes remuneradas. Hay bancos que las ofrecen sin apenas requisitos, casi los mismos que solicitan para una cuenta corriente estándar. Eso sí, los intereses no son muy altos y, además, estos suelen bajar aún más poco tiempo después de la contratación.

La gran ventaja de este producto, por tanto, es que permite obtener una pequeña rentabilidad durante un tiempo cumpliendo muy pocos requisitos.

Cuenta Próxima Targo Bank

cuenta remunerada targo bank
  • Rentabilidad del 0.7% TAE por los ahorros depositados
  • Sin comisiones al domiciliar la nómina o contratar otros productos financieros del banco
  • Retiradas de efectivo a débito en cajeros automáticos gratuitas
  • Transferencias nacionales y comunitarias gratuitas

Con esta cuenta remunerada de TargoBank puedes conseguir incrementar tu dinero al tiempo que realizas todas las operaciones cotidianas de tu día a día sin comisiones. 

Cuenta Clara

(corriente o nómina)

Abanca

Sin Comisiones

  • Consigue 300€ si domicilias tu nómina
  • Sin comisiones, TAE 0%
  • Tarjeta de débito grátis
  • Uno o dos titulares

Además, con la cuenta online Clara de Abanca sin comisiones podrás pagar con tu móvil y sacar dinero en miles de cajeros, recibir descuentos en gasolina, hoteles, viajes ¡y mucho más!

Cuentas nómina remuneradas

Las cuentas nómina son un tipo de cuenta corriente en la que los bancos recompensan el ingreso regular de dinero de su titular proveniente de un sueldo, una pensión o una prestación de cualquier tipo, siempre que supere una cantidad mínima y sea recurrente. Entre los beneficios que las entidades ofrecen están la ausencia de comisiones o gastos, descuentos, regalos y, también, intereses sobre el capital acumulado o, directamente, la entrega de una cantidad de dinero al abrirla.

En este tipo de cuenta remunerada el interés se suele fijar en función de los requisitos que cumpla el titular, como un mayor número de vinculaciones y productos contratados. Cuantos más tenga, mayor será la rentabilidad que le ofrecerá el banco. Además de la nómina, otras condiciones que pueden pedir las entidades para dar más beneficios son la domiciliación de recibos, un número de pagos mínimo con las tarjetas de crédito o débito asociadas a la cuenta remunerada o la contratación de algún producto o servicio bancario adicional, como una hipoteca.

Por lo tanto, a la hora de contratar una cuenta nómina remunerada hay que prestar mucha atención a todas las vinculaciones que exige al cliente para ofrecer la máxima rentabilidad, puesto que, de no cumplirlas, el producto podría no ser tan rentable como se pensaba en un principio.

Otro aspecto al que hay que prestar especial atención es al de si los intereses se mantienen constantes mientras que el usuario tenga la cuenta nómina remunerada abierta o si, por el contrario, cambian después de un tiempo. Y es que hay bancos que ofrecen una rentabilidad muy atractiva al principio para atraer nuevos clientes, pero con el tiempo disminuyen.

Cuenta Joven Online de Banco Santander

Image
  • ¡Consigue 100€ por domiciliar tu nómina!
  • Sin comisiones de apertura, ni mantenimiento (TIN 0%, TAE 0%)
  • Tarjeta de débito gratis
  • Transferencias online en euros gratuitas
  • Gestiona tu cuenta desde el móvil

Si tienes entre 18 y 29 años abre tu cuenta y disfruta de los más de 30.000 cajeros que tiene Santander en todo el mundo, ahorra con Santander Shopping y participa en sus concursos para ganar entradas de conciertos, viajes y aventuras.

Cuenta Smart

(nómina)

cuenta smart santander

Sin Comisiones

  • ¡Consigue 100€ por domiciliar tu nómina!
  • Sin comisiones de apertura, ni mantenimiento (TIN 0%, TAE 0%)
  • Tarjeta de débito gratis
  • Transferencias online en euros gratuitas
  • Gestiona tu cuenta desde el móvil

Si tienes entre 18 y 31 años abre tu cuenta y disfruta de los más de 30.000 cajeros que tiene Santander en todo el mundo, ahorra con Santander Shopping y participa en sus concursos para ganar entradas de conciertos, viajes y aventuras.

Cuentas de ahorro

Este tipo de cuenta remunerada es diferente a las dos anteriormente mencionadas. Mientras que las cuentas corriente y nómina remuneradas están pensadas para facilitar operaciones bancarias cotidianas y ofrecen los intereses como una ventaja adicional, las cuentas de ahorro están específicamente pensadas para acumular capital y generar beneficios.

La parte buena de las cuentas de ahorro es que no suelen tener tantos requisitos ni vinculaciones como las cuentas nómina remuneradas, y muchas de ellas están exentas de comisiones. En general, para abrir un producto financiero de este tipo el titular sólo necesitará presentar la documentación que acredite su identidad y tener una cantidad mínima para depositar. Algunas entidades, además, solicitan algún justificante de ingresos, como las últimas nóminas del interesado, su contrato laboral o su declaración de la renta.

Por ello, los intereses de las cuentas de ahorro se establecen, generalmente, en función de la cantidad depositada, al contrario que en las cuentas nómina remuneradas, donde suelen depender de la cantidad de vinculaciones que acepte el titular. Así, lo más normal es que las entidades establezcan tramos de rentabilidad, de tal forma que, cada vez que el dinero ingresado supera el umbral que los separa, el rendimiento varía.

En cuanto a las desventajas de las cuentas de ahorro, la principal es que su rentabilidad es baja en comparación con otros productos financieros. Además, al ser un instrumento pensado exclusivamente para acumular capital, no permite realizar operaciones como domiciliación de nóminas o recibos o retiradas de efectivo en cajeros automáticos, y sólo unas pocas de ellas permiten asociar tarjetas de débito, nunca de crédito. El único trámite habitual que se puede llevar a cabo con ellas es la transferencia bancaria, y es posible que sólo pueda hacerse a otra cuenta que el titular tenga en la misma entidad.

Cuenta ahorro

Image

Sin Comisiones

  • SIN comisiones de administración y mantenimiento
  • Tarjeta de Débito y Crédito gratis
  • Cuenta remunerada con el 0,01%
  • Sin domiciliaciones de nómina o recibos

Podrás abrir tu cuenta de manera completamente online en tan solo unos minutos. EVO te ayudará a domiciliar tus recibos y tu nómina si así lo deseas. Además podrás utilizar sus más de 18.000 cajeros para retirar dinero de manera gratuita y utilizar Google Pay o Apple Pay para pagar sin utilizar tu tarjeta física.

Cuenta de ahorro y depósitos Progetto

Banca progetto
  • Intereses anuales de hasta un 2,86%
  • Se puede contratar por plazos de 1, 2 o 3 años
  • Sin comisiones ni gastos

Con la cuenta de depósito de Banca Progetto los intereses van aumentando conforme se incrementa el tiempo de permanencia: 2,30% anual por un año, 2,70% anual por dos años y 2,86% anual por tres años. Este producto financiero requiere que el usuario deposite al menos 10.000 euros, y no remunera por encima de los 100.000 euros.

comparador

Encuentra tu cuenta remunerada

¿Estás buscando una cuenta remunerada?

Encuentra un listado con las mejores cuentas remuneradas que ofrecemos para conocer sus características y elegir la que mejor pueda adaptarse a tus necesidades. ¿Cuál tiene intereses más altos? ¿Qué requisitos tendrás que cumplir? ¿Cuál tienen menos vinculaciones?

¿En qué hay que fijarse para elegir la mejor cuenta remunerada?

Ante la diversidad de cuentas remuneradas que existen, tanto por su tipología como por las diferentes ofertas de los bancos, elegir una puede resultar una tarea compleja. Por ello, a continuación te explicamos los puntos claves a los que debes prestar atención antes de contratar cualquier producto financiero de este tipo.

Intereses

La mayoría de los usuarios buscan una cuenta remunerada por la rentabilidad que le ofrecen por su dinero, por lo que lo primero que hay que revisar al comparar ofertas son los intereses de cada una. Y tanto o más importante que lo anterior es comprobar si esos rendimientos van a ser constantes o varían pasado un tiempo o en función de la cantidad depositada, ya que ambas variables influirán de forma crucial en los beneficios finales.

Limites de saldo

Las cuentas remuneradas suelen tener límites mínimos y máximo. En el caso del primero, si el capital depositado disminuye por debajo de esa cifra, dejará de dar beneficios. El segundo, por su parte, establece la cantidad tope por la que el banco ofrecerá intereses. Todo el dinero que supere ese umbral no dará rendimiento alguno.

Permanencia

No todas las cuentas remuneradas exigen permanencia, pero algunas entidades sí la establecen para aquellos productos de mayor rentabilidad como una vinculación más. Por esto, es más habitual que se requiera en las cuentas nómina remuneradas que en las cuentas de ahorro.

Costes

Muchas de las cuentas remuneradas que se ofertan en la actualidad no tienen costes para el titular, al menos en principio. Pero hay que tener cuidado, porque algunas ofrecen una mayor rentabilidad sólo a cambio de contratar determinados productos que, a la postre, restan rentabilidad al usuario. Por otra parte, también hay que prestar atención a los requisitos y a las vinculaciones, puesto que el incumplimiento de alguna de ellas mientras se mantiene abierta la cuenta puede hacer que las comisiones y otros gastos dejen de ser gratuitos.

Plazo de liquidación de los intereses

Las entidades pueden hacer el ingreso de las ganancias de las cuentas remuneradas de forma mensual, trimestral, semestral o anual. Las que ofrecen pagos más regulares tienen la ventaja de que el dinero, si no se retira, irá incrementándose poco a poco, por lo que cada vez ganará más, ya que la rentabilidad se calcula sobre el monto disponible en cada periodo. Aquellas a más largo plazo, en cambio, suelen tener intereses ligeramente superiores.

Necesidades del interesado

Además de todo lo que ofrece el banco, antes de contratar cualquier cuenta remunerada el interesado debe evaluar sus propias necesidades y establecer qué es lo que más le conviene. Si desea una cuenta todo en uno, en la que pueda recibir el sueldo, domiciliar recibos, asociar tarjetas y, además, obtener réditos, la mejor opción es una cuenta nómina remunerada. En cambio, si ya tiene sus necesidades operativas cubiertas y lo que necesita es retirar parte de su dinero de su flujo de ingresos y gastos y, además, quiere conseguir alguna rentabilidad con él, le convendrá una cuenta de ahorro.

Diferencias entre las cuentas corrientes remuneradas y una cuenta de ahorro

A pesar de que tanto unas como otras son cuentas remuneradas, existen notables diferencias entre las cuentas corriente y nómina remuneradas y las cuentas de ahorro. Las dos primeras son instrumentos financieros cuya finalidad principal es facilitar operaciones bancarias comunes a sus titulares, como domiciliaciones o pagos con tarjeta, y en ellas la rentabilidad es sólo un complemento que los bancos ofrecen para hacerlas más atractivas. Las segundas, en cambio, son productos específicamente configurados para favorecer la acumulación de capital y generar algunos beneficios, por lo que apenas permiten realizar trámites financieros.

Otra gran diferencia radica en los criterios por los que se fijan los intereses. En las cuentas corriente y nómina remuneradas los rendimientos generalmente dependen de una serie de requisitos y vinculaciones, como domiciliar el sueldo o contratar productos bancarios adicionales (como una hipoteca). En las cuentas de ahorro, en cambio, ese porcentaje se suele fijar en función de la cantidad que haya depositada y varía según unos tramos previamente establecidos.

Por último, las cuentas corriente y nómina remuneradas suelen ofrecer unos intereses más altos, aunque es habitual que lo hagan por un periodo corto, por ejemplo, durante el primer año de contratación del producto, para luego bajar considerablemente. Las cuentas de ahorro, sin embargo, ofrecen rendimientos más bajos pero más estables en el tiempo.

Riesgos de las cuentas remuneradas

La rentabilidad que generan es baja

En comparación con otros productos financieros, generan pocos beneficios.

Suelen exigir vinculaciones

Para ofrecer intereses, o que estos sean más altos, las cuentas remuneradas suelen exigir ciertas vinculaciones, desde tener domiciliada la nómina a contratar otros productos del banco o depositar una cantidad de dinero mínima.

A veces tienen periodos de permanencia

Algunas entidades exigen a los titulares de estas cuentas que las mantengan abiertas durante un tiempo mínimo. Si el usuario no lo hace, el banco puede reclamarle parte de los beneficios que haya generado en ese tiempo.

Los bancos pueden cambiar los intereses que ofrecen una vez transcurrido un tiempo

Es habitual que determinadas entidades ofrezcan unos intereses altos al principio para atraer a nuevos clientes y que, transcurrido un periodo de tiempo no demasiado largo, estos pasen a ser mucho más modestos.

Saldo máximo remunerado

Muchas entidades fijan la cantidad tope por la que remunerarán al titular de la cuenta, por encima de la cual el dinero que sobrepase ese umbral no generará beneficios.

Cantidad mínima depositada

Ciertas entidades también exigen que el cliente deposite una cantidad mínima para que su cuenta remunerada genere beneficios. Si el dinero cae por debajo de ese umbral, dejará de dar rentabilidad.

Requisitos para abrir una cuenta remunerada

Los requisitos para abrir una cuenta remunerada varían en función de la tipología de la misma. No obstante, hay una serie de elementos que serán necesarios para todas ellas:
  • Documento de identidad: DNI en el caso de ciudadanos españoles, tarjeta de residencia para extranjeros con permiso de residencia y certificado oficial de no residente, de empadronamiento o cualquier otro escrito que certifique la identidad del interesado en el caso de los extranjeros no residentes.
  • Teléfono y correo electrónico de contacto.
  • Justificante del domicilio

Además de estos requisitos, las cuentas de ahorro no pedirán mucho más. Algunos bancos solicitan al interesado un justificante de ingresos, como nóminas o contrato laboral, y que deposite una cantidad mínima, pero no todos.

Las cuentas corrientes remuneradas tampoco tienen muchos más requisitos que las cuentas de ahorro, aunque con estos productos algunos bancos pueden solicitar la contratación de productos adicionales o determinadas vinculaciones para ofrecer intereses.

Las cuentas nómina remuneradas, a diferencia de las dos primeras, sí aumentan el número de requisitos solicitados para poder abrirlas y, además, estos pueden variar considerablemente de un banco a otro. La condición obligatoria de este instrumento financiero en cualquier entidad es que el usuario tenga un ingreso mensual recurrente domiciliado, ya sea un sueldo, una pensión o cualquier otra prestación. Y, a partir de ahí, también pueden solicitar la domiciliación de recibos, el uso de la tarjeta un número mínimo de veces, la contratación de otros productos bancarios, como seguros o hipotecas, o periodos de permanencia, entre otros.

Preguntas frecuentes sobre las cuentas remuneradas sin comisiones

¿Se puede abrir una cuenta remunerada sin nómina?

Sí, tanto las cuentas corrientes remuneradas como las cuentas de ahorro se pueden contratar sin necesidad de vincular una nómina. Aunque en estos casos es posible que las entidades soliciten otros requisitos al usuario, como un periodo de vinculación o un depósito mínimo de capital.

Las cuentas remuneradas sin nómina, eso sí, suelen tener intereses más bajos que aquellas que tienen vinculado el sueldo de su titular.

¿Las cuentas remuneradas tienen comisiones?

Depende de la cuenta, pero sí, existen cuentas remuneradas con comisiones. La mayoría de los bancos, no obstante, eliminan esos costes a cambio de que el titular cumpla con una serie de requisitos. El problema viene cuando el cliente deja de cumplirlos y no sabe que eso conlleva pagar determinados gastos. Por eso es muy importante revisar bien las condiciones de la oferta, tanto las iniciales como a medio y largo plazo, y no dejarse llevar sólo por las ventajas promocionales o el alto interés.

¿Hay que pagar impuestos por las ganancias de las cuentas remuneradas?

Sí, las ganancias que generan las cuentas remuneradas, como cualquier otro ingreso que perciba el usuario, están sujetas a impuestos. Algunas entidades ofrecen a sus clientes la posibilidad de encargarse de todo el trámite, pero otras no y será el propio afectado el que tendrá que hacerse cargo de abonar estas obligaciones tributarias.

El impuesto para los rendimientos de las cuentas remuneradas va por tramos de ganancias y se calcula de la siguiente manera:

  • Por ganancias de hasta 6.000 euros, un 19%
  • Entre 6.000 y 50.000 euros, un 21%
  • Entre 50.000 y 200.000 euros, un 23%
  • A partir de 200.000 euros, un 26%

¿Las comisiones de mi cuenta pueden cambiar?

Para cerrar una cuenta remunerada hay que solicitar al banco su cancelación. Pero antes de dar este paso hay que revisar bien las condiciones que se firmaron, puesto que hay entidades que, para ofrecer intereses, exigen al cliente ciertas vinculaciones como periodos de permanencia. Si éste está aún en vigor, se le puede solicitar al usuario que devuelva parte de las ganancias que ha obtenido.

Además, si se trata de cuentas corrientes o nómina hay que cambiar antes todas las domiciliaciones para no incurrir en impagos, y liquidar cualquier deuda que se tenga con el banco. Por otra parte, si el titular ha pagado la cuota anual de algún producto asociado, como el mantenimiento de una tarjeta de débito, tiene derecho a solicitar la devolución de la parte proporcional del tiempo que resta.

Una vez comprobado todo lo anterior, el usuario debe solicitar la cancelación de la cuenta remunerada, algo que puede hacer tanto de forma presencial como online, presentando en ambos casos su DNI. Cuando el trámite haya concluido, es aconsejable solicitar un justificante del cierre para ahorrar posibles problemas en el futuro.

Obtén más información sobre otros productos