Cuentas nómina sin comisiones: qué son y cómo conseguirlas

  • Estos productos financieros ofrecen multitud de ventajas económicas a sus titulares
  • Aunque se denominen cuentas nómina, jubilados y desempleados también pueden contratarlas. Te explicamos cómo
  • Además de la ausencia de comisiones, las cuentas nómina también pueden generar intereses y proporcionar regalos en metálico o descuentos en bienes y servicios
Autor

Autor: Redacción de Servicios de comparación financiera

Actualizado: 2022-12-07, 14:14

Las cuentas nómina son un tipo de cuenta corriente con una característica muy particular: ofrecen menos comisiones y gastos asociados si el cliente domicilia su sueldo en ella. Es decir, si establece que la retribución que la empresa le paga por su trabajo por cuenta ajena siempre se ingrese en dicha cuenta.

En el mercado existe una gran variedad de cuentas nómina, con sus condiciones y ventajas particulares, casi tantas como bancos hay, desde las más básicas a aquellas que proporcionan incluso rentabilidad por el depósito y los ingresos del titular. Asimismo, muchas entidades ofrecen jugosos regalos de bienvenida, desde dinero en efectivo a intereses sobre el capital acumulado en condiciones muy ventajosas, por lo que elegir una no es siempre una decisión fácil.

Para facilitarte la elección, a continuación te mostramos una lista con las mejores cuentas nómina del momento y te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este producto financiero.

Mejores cuentas nómina sin comisiones de diciembre 2022

Cuenta Online Sabadell

Abanca
  • Remuneración del 2% TAE durante el primer año hasta un límite de 30.000 euros
  • Obten hasta 175€ al domiciliar la nómina
  • 0€ de comisiones tanto de administración como de mantenimiento
  • Tarjeta de débito gratuita

Consigue tu cuenta online con Banco Sabadell en cuestión de minutos y comienza a obtener rentabilidad por el dinero depositado en ella. Además de obtener beneficios, podrás realizar todas las operaciones habituales de una cuenta corriente sin comisiones, desde pagar con tarjeta a recibir o enviar dinero.

Cuenta Online Clara

Abanca
  • Consigue 300€ si domicilias tu nómina
  • Sin comisiones, TAE 0%
  • Tarjeta de débito grátis
  • Uno o dos titulares

Además, con la cuenta online Clara de Abanca sin comisiones podrás pagar con tu móvil y sacar dinero en miles de cajeros, recibir descuentos en gasolina, hoteles, viajes ¡y mucho más!

Cuenta nómina ING

Abanca
  • Sin comisiones ni condiciones
  • Tarjetas de débito y crédito gratis
  • Transferencias gratis y en el día
  • Saca dinero gratis en cajeros

¿No tienes nómina? No te preocupes, puedes abrir tu cuenta nómina y disfrutar de sus ventajas si tienes unos ingresos mayores a 700€/mes

Cuenta Nómina Va Contigo BBVA

BBVA
  • No pagues comisiones de administración y mantenimiento
  • Gratis: tarjeta Aqua Débito
  • Cobra tu nómina por adelantado
  • Consulta a un gestor cuando lo necesites

  • TIN: 0% / TAE: 0%

Con la cuenta nómina de BBVA podrás disfrutar de una infinidad de ventajas sin coste. Anticipa tu nómina cuando lo necesites y utiliza tu tarjeta Aqua débito sin números impresos para una mayor seguridad.

Invita a un amigo y consigue:

  • Programa Padrino: recibe 35€ por amigo hasta 350€
  • Programa Apadrinado/invitado: recibe 15€ por amigo

Cuenta nómina Liberbank

Liberbank
  • Consigue 150€ si domicilias tu nómina
  • Sin comisiones de mantenimiento o administración
  • Tarjeta de débito gratis
  • Transferencias online gratis en zona SEPA
  • Sin domiciliaciones obligatorias

Solicita tu cuenta 100% online y en menos de 10 minutos podrás disfrutar de ella. ¡Consigue hasta 150€ de regalo al traer tu nómina! Y disfruta de su red de más de 16.000 cajeros.

Cuenta nómina Open de Openbank

Image
Image
  • Consigue 150 € al domiciliar tu nómina, pensión o prestación por desempleo en Openbank ahora con el código NOMINA150 (promoción válida hasta el 12 de diciembre).
  • Sin comisiones, sin condiciones. TIN 0%. TAE 0%
  • Devolución de un 0,5% de los principales recibos domiciliados**
  • Más de 7.000 cajeros del Banco Santander a débito gratis en España
  • Tarjeta de débito Open Debit gratuita para el primer titular
Ir a la oferta

*Permanencia 12 meses (hasta el 4/11/22)

**Domicilia tu nómina por importe igual o superior a 1000€ (600€ para menores de 31 años)

Cuenta Joven Online de Banco Santander

Image
  • ¡Consigue 100€ por domiciliar tu nómina!
  • Sin comisiones de apertura, ni mantenimiento (TIN 0%, TAE 0%)
  • Tarjeta de débito gratis
  • Transferencias online en euros gratuitas
  • Gestiona tu cuenta desde el móvil

Si tienes entre 18 y 29 años abre tu cuenta y disfruta de los más de 30.000 cajeros que tiene Santander en todo el mundo, ahorra con Santander Shopping y participa en sus concursos para ganar entradas de conciertos, viajes y aventuras.

Cuenta nómina Bankinter

Image
  • Gana hasta 340€ los dos primeros años
  • Hasta 5% TAE durante el primer año
  • Hasta 2% TAE el segundo año
  • Consigue 2 cuentas adicionales gratis
  • Sin comisiones
  • Tarjeta combo de crédito sin comisión de emisión y mantenimiento

Cuenta nómina sin comisiones con alta rentabilidad para tu saldo hasta 5.000€ con más de 17.000 cajeros para sacar dinero gratis a débito.

Cuenta Nómina Sin Comisiones

Image
  • SIN comisiones de administración y mantenimiento
  • Tarjeta de Débito y Crédito gratis
  • Cuenta remunerada con el 0,01%
  • Sin domiciliaciones de nómina o recibos

Podrás abrir tu cuenta de manera completamente online en tan solo unos minutos. EVO te ayudará a domiciliar tus recibos y tu nómina si así lo deseas. Además podrás utilizar sus más de 18.000 cajeros para retirar dinero de manera gratuita y utilizar Google Pay o Apple Pay para pagar sin utilizar tu tarjeta física.

¿Qué es una cuenta nómina?

Las cuentas nómina son un tipo de cuenta corriente con las que los bancos recompensan el ingreso regular de dinero del titular con condiciones especiales y ventajas exclusivas. Aunque su nombre hace referencia directa a los sueldos de trabajadores por cuenta ajena, la nómina, de este tipo de cuenta también se pueden beneficiar las personas que perciban una pensión, una prestación por desempleo u otro tipo de ingreso recurrente.

Por lo tanto, para tener una cuenta nómina y beneficiarse de todas sus ventajas no es necesario tener un sueldo, basta con percibir ingresos de forma regular y que superen una determinada cantidad mínima mensual o trimestral.

Características de la cuenta nómina

La principal característica de este producto financiero es, por tanto, que proporciona condiciones especiales a sus titulares, generalmente menos gastos o la posibilidad de generar ingresos pasivos. Pero hay que tener en cuenta que esas ventajas pueden variar sustancialmente en función de la cuenta nómina y del banco que la oferte, y pueden ir desde la menor cantidad de comisiones o, incluso, la ausencia total de ellas, hasta los intereses por el dinero ingresado y el capital acumulado, pasando por la devolución de un porcentaje del importe de los recibos domiciliados o regalos de bienvenida.

Aparte de estas ventajas, las cuentas nómina funcionan como las cuentas corrientes estándar: sirven para depositar y retirar dinero, pagar bienes y servicios con tarjetas de crédito o débito asociadas, hacer transferencias nacionales e internaciones, domiciliar el sueldo y los recibos del titular y contratar productos financieros, como préstamos e hipotecas.

Asimismo, al igual que las cuentas corriente estándar, todas las cuentas nómina tiene un número IBAN, es decir, un código compuesto por letras y números que sirve para identificarla en las distintas operaciones que se realicen con ella. En España el IBAN consta de 24 caracteres, los dos iniciales del país (ES) seguidos de dos dígitos de control y los 20 restantes, de los cuales los cuatro primeros identifican a la entidad y los cuatro siguientes a la sucursal.

Usos de las cuentas nómina

  • Recibir el dinero de sueldo, pensión o prestación por desempleo automáticamente y tener acceso directo a él
  • Disponer de tarjetas de débito y crédito sin comisiones para realizar pagos electrónicos y retirar dinero de los cajeros
  • Ingresar o retirar dinero en efectivo en cajeros automáticos sin comisiones
  • Depositar y retirar dinero cuando quiera
  • Realizar transferencias de dinero a otras cuentas sin comisiones, nacionales e internacionales
  • Contratar productos y servicios financieros, como las hipotecas

Cómo funciona una cuenta nómina sin comisiones

Una de las ventajas más interesantes de las cuentas nómina es la ausencia de comisiones. Para conseguir esta condición especial los bancos suelen pedir principalmente un único requisito, tener unos ingresos recurrentes mínimos, aunque también pueden solicitar periodos de permanencia.

Es importante tener presente que, pese a que los bancos ofrezcan cuentas nómina sin comisiones, éstas pueden tener otros gastos adicionales, por lo que es importante revisar bien todas las condiciones antes de firmar el contrato. Por ejemplo, hay muchos productos de este tipo sin costes de apertura, administración o mantenimiento, pero en los que sí se cobran servicios menos habituales como las transferencias bancarias internacionales, el cambio de divisas o la utilización de cajeros automáticos de otras entidades.

Al contratar este tipo de cuenta debes tener en mente que tu situación personal afecta a las condiciones de la misma. Por ejemplo, muchas cuentas nómina se ofrecen solo a menores de cierta edad, y otras a mayores. Esto depende del perfil de cliente que la entidad esté intentando atraer, pero sin duda ofrecen unas condiciones interesantes que pueden ser atractivas. También es posible que se esté buscando la posibilidad de tener más de un titular en la cuenta, no es muy común pero algunas entidades lo ofrecen de manera gratuita.

Por lo tanto, aunque estas cuentas funcionen de una manera muy similar a cualquier otra cuenta tienen unos requisitos y unas condiciones a cumplir. En función de tus características personales y económicas te convendrá escoger una u otra, por lo que es muy recomendable estudiarlas detenidamente y encontrar las que más ventajas pueda aportar.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para escoger la mejor cuenta nómina?

La mejor cuenta nómina es la que más se adapta a las necesidades y aspiraciones del cliente. Por lo tanto, a la hora de decantarse por una u otra, el usuario debe evaluar qué es lo que espera conseguir de este producto financiero y contratar el que más se aproxime a lo que está buscando. Para valorar bien esa conveniencia, es importante que preste atención a estos criterios:

  • Ingresos: la cantidad mínima que pide que cada banco para bonificar a sus clientes con las ventajas de una cuenta nómina varía tanto en función de la entidad como del producto financiero y de la situación de la persona. Es importante revisar bien este apartado, puesto que si los ingresos del cliente caen por debajo de ese umbral, las comisiones de mantenimiento anuales pueden ser muy elevadas.

  • Comisiones: muchos bancos ofrecen cuentas nómina sin comisiones, pero no todos. Por ello, es importante revisar en el contrato si tanto este producto como otros asociados a él (tarjetas de débito o crédito) tienen costes de apertura, administración o mantenimiento.

  • Servicios gratuitos: más allá de las comisiones de la cuenta y las tarjetas asociadas, los bancos también pueden cobrar otros servicios menos habituales como la retirada de dinero en cajeros de otras entidades, las transferencias internacionales o los cambios de divisa, entre otros. Por lo tanto, si el usuario va a necesitar llevar a cabo alguna de estas operaciones con cierta asiduidad, es recomendable que busque una cuenta nómina que las ofrezca sin coste.

  • Devoluciones en recibos domiciliados: una ventaja muy interesante que ofrecen algunos bancos en sus cuentas nómina es la devolución de un porcentaje de los recibos domiciliados, de tal forma que con cada pago el cliente ahorra en sus facturas.

  • Descuentos en productos y servicios: muchos bancos también ofrecen descuentos en determinadas gasolineras, restaurantes o tiendas.

  • Intereses: otro reclamo de ciertas entidades para atraer clientes es el de ofrecer rentabilidad por el dinero de su cuenta nómina. Esta es una buena opción para quienes quieran conseguir un dinero extra con ingresos pasivos, aunque hay que prestar mucha atención al contratar este tipo de productos, ya que los bancos suelen establecer algunas limitaciones, como una cantidad máxima sobre la que se generarán los intereses.

  • Obligaciones: las ventajas que ofrecen las cuentas nómina son amplias y variadas, pero hay que tener en cuenta que algunos bancos exigen ciertas obligaciones a los clientes para beneficiarse de ellas que van más allá de unos ingresos recurrentes mínimos. Las más habituales son la domiciliación de recibos, realizar un número mínimo de pagos con las tarjetas al trimestre, la permanencia por un periodo determinado o la contratación de productos adicionales de la entidad, como planes de pensiones o algún tipo de seguro. En caso de incumplimiento de alguno de estos requisitos, el cliente puede verse obligado a hacer frente a gastos inesperados.

comparador

Encuentra tu cuenta nómina 

¿Buscas una cuenta nómina sin comisiones?

Encuentra un listado con las mejores cuentas nómina sin comisiones que ofrecemos para conocer sus características y elegir la que mejor pueda adaptarse a tus necesidades. ¿Cuáles son sus condiciones? ¿Qué necesitas para abrir una cuenta nómina? ¿Cómo conseguir una completamente gratuita?

Cuándo solicitar una cuenta nómina

Cuando tienes una fuente de ingresos regulares y estables. Las cuentas nómina ofrecen la misma operativa que otras cuentas pero con algunas ventajas añadidas como descuentos, regalos o no pagar intereses por tenerla. Para conseguirlo tan solo tendrás que domiciliar tu nómina o comprometerte a ingresar una cantidad de dinero determinada en un plazo acordado que normalmente suele ser mensual o trimestral. Aunque su nombre contenga la palabra "nómina" no solo aceptan ingresos provenientes de ellas, también aceptan el pago de las pensiones o prestaciones por desempleo. Estas últimas no son muy adecuadas porque suelen ser temporales y, si no se encuentra un trabajo antes, se tendrá que cancelar la cuenta.

Antes de contratarla debes considerar si tu situación es estable, ya que solo podrás mantener estos privilegios si sigues realizando los ingresos establecidos. Si no deseas tener este tipo de obligaciones, puedes plantearte contratar otro tipo de cuenta donde las domiciliaciones o vinculaciones no sean obligatorias.

Cuentas nómina sin comisiones y con regalos de bienvenida: en qué hay que fijarse

Es muy habitual que los bancos ofrezcan ciertos regalos de bienvenida para clientes nuevos que lleven su nómina a la entidad. En el pasado se solían obsequiar con productos como vajillas o televisores, pero en la actualidad muchas entidades optan por dar directamente una cantidad de dinero o unos buenos intereses sobre el importe que se deposite en la cuenta.

Estos obsequios son muy atractivos para las personas que estén valorando abrir o cambiar de cuenta nómina, pero antes de contratar el producto el usuario debe revisar bien las condiciones del regalo, puesto que suelen estar sujetos a ciertos requisitos adicionales.

La más común de esas condiciones es la permanencia, en especial con los regalos de bienvenida. Los bancos dan este presente al nuevo cliente a cambio de que éste se comprometa a mantener abierta la cuenta nómina durante un periodo mínimo de tiempo, generalmente de al menos dos años. En el caso de que el usuario decida cerrarla, la entidad puede obligarle a devolver el obsequio total o parcialmente.

En el caso de las cuentas nómina que generan intereses, los bancos también pueden requerir al usuario contratar productos financieros de la entidad y exigirle mantener depositada una cantidad mínima de dinero, y si esa cifra baja del umbral establecido dejará de dar rentabilidad.

Por otra parte, hay que prestar atención a si la cantidad que prometen los bancos en concepto de regalo de bienvenida es bruta o neta, puesto que si es bruta habrá que descontarle los impuestos correspondientes y la cifra final que llegará al bolsillo del usuario será menor a la promocionada. Asimismo, al ser un ingreso más, tendrá que ser declarado a Hacienda.

Beneficios de las cuentas nómina sin comisiones

Como se ha visto hasta ahora, las cuentas nómina ofrecen múltiples ventajas a sus titulares, quienes además pueden elegir entre las más básicas de este tipo de producto financiero y otras más especiales. A continuación detallamos punto por punto los beneficios más interesantes.

Menos gastos

Las cuentas nómina sin comisiones son muy habituales, ya que la ausencia de estos gastos es la principal ventaja que ofrecen los bancos a cambio de que el cliente domicilie su salario con ellos. Asimismo, en algunos de estos productos financieros tampoco se cobran cuotas por las tarjetas asociadas y otros servicios como las transferencias internacionales o el cambio de divisas. Para estar seguro de todo lo que ofrece de forma gratuita, es recomendable revisar bien las condiciones antes de firmar el contrato.

Intereses

Algunas cuentas nómina también ofrecen una rentabilidad sobre el capital depositado, de tal manera que, además de ahorrar en comisiones y gastos diversos, el usuario generará ingresos pasivos gracias a ella.

Regalos

Algunas entidades regalan dinero en efectivo a los nuevos clientes sólo por abrir una cuenta nómina con ellos.

Descuentos en bienes y servicios

Determinadas cuentas nómina ofrecen a sus titulares descuentos en negocios como tiendas, gasolineras, restaurantes u hoteles. Y algunas de ellas también devuelven un porcentaje de los recibos domiciliados (luz, agua, internet, etc.) a sus clientes.

Anticipos de sueldo

Esta es otra de las ventajas que ofrecen algunos bancos a los clientes de sus cuentas nómina, un adelanto total o parcial de su salario bajo unas condiciones que cada entidad establece para sus clientes y que se tendrá que devolver en un plazo determinado.

Riesgos de las cuentas nómina sin comisiones

A pesar de todas las ventajas reseñadas, no todo es favorable, y las cuentas nómina pueden entrañar algunos riesgos y desventajas para determinados usuarios que conviene conocer.

Ingresos mínimos

Todas las cuentas nómina sin comisiones están sujeta a un requisito excluyente, poseer un ingreso recurrente y por una cantidad mínima. Si en algún momento el titular deja de percibir esa cantidad, las condiciones especiales desaparecen y el banco empezará a cobrar costes de mantenimiento o uso de tarjetas, entre otros.

Vinculaciones

Algunas cuentas nómina, además del sueldo, también exigen que se domicilien un número mínimo de recibos, que se hagan determinados pagos con las tarjetas asociadas al trimestre o que se contraten servicios adicionales del banco, como planes de pensiones o seguros de diversa índole, para mantener sus ventajas. Y, al igual que ocurre con la nómina, si estos desaparecen las condiciones especiales también lo harán.

Intereses

Las cuentas nómina que, además de menos gastos, ofrecen intereses suelen tener algunos requisitos adicionales que el cliente debe conocer. A cambio de la rentabilidad, las entidades pueden exigir un periodo de permanencia, mantener una cantidad de dinero mínima depositada o contratar determinados servicios adicionales. Asimismo, los bancos suelen establecer un máximo sobre el que los clientes obtendrán beneficios.

Anticipo de la nómina

Esta ventaja se puede convertir rápidamente en un dolor de cabeza si el usuario no se informa bien de sus condiciones. Este adelanto de dinero no deja de ser un microcrédito que algunas entidades ofrecen en condiciones más favorables a sus clientes, pero hay que conocer bien las posibles comisiones o intereses que conlleva y su plazo de devolución, que suele ser inferior a un mes, para evitar gastos inesperados.

Requisitos para abrir una cuenta nómina

Para abrir una cuenta nómina es necesario, en primer lugar, contar con un ingreso recurrente que supere la cantidad mínima requerida por el banco, el cual puede provenir de un salario, una pensión, una prestación por desempleo o cualquier otra fuente siempre que sea posible demostrar de alguna forma su periodicidad. Para justificar estas ganancias, la entidad puede solicitar que se le faciliten el contrato laboral del interesado, sus últimas nóminas, un certificado de prestaciones de la Seguridad Social o la declaración de la renta.

Además, es necesario facilitar a la entidad bancaria un correo electrónico y un número de teléfono de contacto, y presentar un documento de identidad nacional válido. Para esto último, a los ciudadanos españoles les basta con mostrar su DNI, a los extranjeros con permiso de residencia en España su tarjeta de residente, y a los no residentes su certificado oficial de no residente, de empadronamiento o cualquier otro escrito que dé constancia de su situación legal en nuestro país. A los no residentes, además, los bancos pueden solicitarles algunos documentos adicionales, como referencias del banco de su país de origen.

A la hora de abrir la cuenta nómina en una oficina, el interesado deberá presentar los documentos que certifiquen la percepción de su ingreso recurrente y su identidad, y el empleado del banco se encargará del resto. Para abrir una cuenta 100% digital los requisitos son los mismos, pero el proceso es algo diferente, ya que el cliente tendrá que rellenar por sí mismo un formulario con sus datos, subir una copia de los documentos requeridos a través de la web o la app de la entidad, realizar una videollamada o un selfie para que el banco pueda comprobar su identidad y firmar el contrato digitalmente.

Cuenta nómina: ¿es siempre sin comisiones?

Las cuentas nómina suelen ofrecer ciertas ventajas a sus titulares, normalmente estos beneficios suelen ser no pagar comisiones por tener la cuenta activa o por su operativa básica. Entre las comisiones más comunes por tener una cuenta bancaria encontramos:

  • Comisión de apertura
  • Comisión de mantenimiento
  • Comisión por transferencias
  • Comisión de emisión de tarjetas de crédito o débito
  • Comisión anual por mantener las tarjetas de crédito o débito
  • Comisión por descubierto
  • Comisión por retiradas de dinero

Como se ha comentado anteriormente, para poder mantener estas ventajas es necesario poder ingresar una determinada cantidad de dinero. La mayoría de entidades revocarán estos privilegios si se deja de percibir el dinero, incluso algunos pueden obligarte a cerrar la cuenta si es una de sus condiciones. Esto no va a ser inmediato, contarás con un periodo de gracia para poder volver a estabilizar la situación y así poder cumplir con lo pactado.

Por ejemplo, en el caso de quedarte sin empleo perderías los ingresos de tu nómina, pero si posteriormente recibes una prestación por desempleo puedes seguir ingresándola en la cuenta sin perder tus privilegios siempre que el importe de la misma cubra lo establecido en el contrato.

Si en algún momento las condiciones de tu cuenta nómina dejan de parecerte atractivas, o encuentras una cuenta que las ofrece mejores, podrás cambiar de banco sin problemas siempre que no tengas permanencia. En el caso de haber recibido un regalo y no cumplir las condiciones, de permanencia o de importe a ingresar, es posible que tenga que devolverse. Para conocer las posibles consecuencias del incumplimiento se puede consultar a la entidad en cualquier momento, pero puede ser recomendable hacerlo antes de la contratación para poder valorar de manera adecuada la conveniencia de contratar la cuenta en una entidad u otra.

Preguntas frecuentes sobre las cuentas nómina

¿Qué ocurre con la cuenta nómina cuando se deja de cobrar el sueldo?

El ingreso recurrente es la principal razón por la que los bancos ofrecen ventajas especiales en sus cuentas nómina, como la ausencia de comisiones, por lo que dejar de percibirlo puede conllevar que el titular tenga que empezar a afrontar determinados costes, aunque no siempre es así. Este punto debe quedar bien especificado en las condiciones del contrato del producto financiero.

No obstante, a pesar de que el contrato establezca que las ventajas desaparecen en caso de que deje de haber ingresos, los bancos suelen conceder un cierto margen para que sus clientes puedan arreglar esa situación y, por ejemplo, consigan una prestación por desempleo o un nuevo trabajo.

Asimismo, el cliente puede tratar de negociar con la entidad en el caso de que la cantidad que pase a percibir sea menor al mínimo establecido, en especial si el tipo de ingreso cambia, por ejemplo de sueldo a prestación por desempleo. Esta última suele ser menor que el salario que el trabajador ha cobrado, y los bancos son conscientes de ello. De hecho, algunos ofrecen cuentas nóminas a parados con este subsidio con cantidades mínimas muy inferiores a las exigidas a las personas con empleo. Por lo que no es nada descabellado que acepten adaptar los requisitos a la nueva realidad del usuario y mantener sus condiciones especiales.

Y, en cualquier caso, si el cliente deja de percibir ingresos y el banco no acepta negociar, siempre se podrá optar por cerrar la cuenta y cambiar a otra entidad que le ofrezca mejores condiciones sin necesidad de domiciliar una nómina.

¿Cómo cambiar la cuenta nómina a otro banco?

Si el usuario encuentra una oferta de otro banco que le beneficia más, puede optar por cambiar su cuenta nómina. Tiene dos formas de hacerlo: realizar el trámite de forma manual, haciéndose cargo él mismo de trasladar todas las domiciliaciones y el saldo, cancelando los productos asociados y cerrando la cuenta, o dejar que la entidad a la que se va a marchar se encargue de todo por él.

No obstante, antes de acometer cualquier cambio hay que tener muy presentes las condiciones que se firmaron con el actual banco, ya que determinadas cuentas nómina, en especial las que ofrecen rentabilidad o regalos de bienvenida, pueden exigir un periodo de permanencia o la contratación de determinados servicios por un periodo mínimo de tiempo. En cualquier caso, la entidad no puede negarse a que el usuario se vaya, pero sí obligarle a que devuelva parte de esos beneficios extraordinarios que le dio de forma promocional.

Mientras la operación de cambio de entidad se completa, el banco antiguo tiene la obligación de mantener la cuenta nómina operativa, así como todos sus servicios, desde las domiciliaciones de recibos a los medios de pago asociados.

¿Qué es domiciliar una nómina?

Domiciliar una nómina es vincular el ingreso recurrente que la persona percibe por su trabajo a una cuenta bancaria. Para que esto sea posible, el titular de la misma debe ser el beneficiario del pago. Domiciliar una nómina es muy sencillo, basta con informar a la empresa del número de cuenta en el que se quiere percibir el sueldo todos los meses. Hay compañías que solicitan al empleado un certificado oficial de titularidad bancaria, un documento que cualquier banco expide sin problemas a petición del interesado.

¿Puede una cuenta nómina tener más de un titular?

Sí, las cuentas nómina pueden tener más de un titular. Pero hay que tener en cuenta que, en función de la entidad, los requisitos para beneficiarse de las condiciones especiales estos productos financieros pueden variar considerablemente.

Así, hay entidades que sólo exigen que uno de los titulares tenga domiciliada su nómina, mientras que otras requerirán que ambos cumplan con los requisitos propios de estas cuentas, es decir, que los dos superen un ingreso mínimo con su salario.

Obtén más información sobre otros productos