¿Que es un ETF y cómo invertir con él?

  • Encuentra un listado de los mejores brókers para operar con ETF
  • ¿En qué ETF invertir y qué tener en cuenta al hacerlo? Descúbrelo
  • ¿Cómo empezar a obtener beneficios con los ETF? Te explicamos qué aspectos hay que tener en cuenta al elegir una plataforma de inversión u otra
Autor

Autor: Redacción de Servicios de comparación financiera

Actualizado: 2023-01-23, 08:28

En la actualidad existen muchos productos de inversión entre los que el usuario puede elegir para mover su dinero y obtener beneficios. Uno de los que ha ganado más popularidad en los últimos años es el fondo de inversión cotizado, más conocido por sus siglas en inglés, ETF (exchange-traded funds), debido a que es un instrumento muy accesible y combina las ventajas de dos mercados tradicionales: el de las acciones y el de los fondos de inversión convencionales.

Esta combinación los hace más flexibles, puesto que el inversor puede comprar y vender participaciones en ellos como si se tratasen de las acciones de cualquier empresa, y sencillos, ya que al participar en los ETF el usuario diversifica su inversión con una sola operación.

A continuación te explicamos las principales características de los ETF, cómo invertir en estos fondos de inversión cotizados y cuáles son los mejores brókers para hacerlo, entre otros aspectos.

Los mejores brókers para invertir con ETF en enero 2023

XTB

categoríaInformación
Depósito mínsin depósito mínimo
Instrumentos ofrecidos+ 4000
Apalancamientoentre 1:2 y 1:30 (según instrumento)
Retirar fondos

2 días

Image

Regulado y registrado por

KNF, CNMV, FCA, BaFin, CMVM

79% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor.

eToro

categoríaInformación
Depósito mín50 $
Instrumentos ofrecidos+ 1000
Apalancamientoentre 1:2 y 1:30 (según instrumento)
Retirar fondos

1 día trámite. 1-8 de ingreso (según forma de pago)

Image

Regulado y registrado por

FCA, CySEC, ASIC...

El 78% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando intercambian CFD con este proveedor. Debe considerar si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Su capital está en riesgo. Se aplican otros costes. Para más información visite etoro.com/es/trading/fees/

DEGIRO

categoríaInformación
Depósito mínsin depósito mínimo
Instrumentos ofrecidos+ 1000
Retirar fondos

 2 - 4 días laborables

Image

Regulado y registrado por

FCA, CySEC, ASIC...

Invertir conlleva riesgos de perder su dinero.

Trive

categoríaInformación
Depósito mínSin depósito mínimo
Instrumentos ofrecidos+ 4000
Apalancamientoentre 1:2 y 1:30 (según instrumento)
Retirar fondos

1 - 2 días

Image

Regulado y registrado por

CySEC, BaFIN y CNMV

El 80,85% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando operan mediante derivados con este proveedor.

Freedom24

categoríaInformación
Depósito mínSin depósito mínimo
Instrumentos ofrecidos+ 4000
Apalancamientoentre 1:2 y 1:30 (según instrumento)
Retirar fondos

1 - 2 días

Image

Regulado y registrado por

CySEC, BaFIN y CNMV

El 80,85% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando operan mediante derivados con este proveedor.

Admiral Markets

categoríaInformación
Depósito mín1 € -100 €
Instrumentos ofrecidos+ 8000
Apalancamientoentre 1:2 y 1:30 (según instrumento)
Retirar fondos

1 - 2 días

Image

Regulado y registrado por

FCA, CySEC, FSCA, FMA, ASIC, MAS, FSA, CNMV

El 81% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor.

Saber más de los mejores brókers de ETF

XTB


XTB es uno de los principales brókers a nivel global, y entre los diferentes mercados de inversión que ofrece se encuentran los ETF. Se trata de una de las plataformas más consolidadas del sector gracias a que cuenta con más de 20 años de experiencia en diferentes activos, sus servicios son de gran calidad (ha recibido varios premios por ellos) y tiene unos costes y unas comisiones bastante ajustados. Además, para conseguir mayor confianza de sus usuarios ha obtenido la supervisión de varias de las mayores autoridades reguladoras del mundo, como la KNF, la CNMV, la FCA o la BaFin. Tiene oficinas en 13 países.

En lo que se refiere a los ETF, la propuesta de XTB es bastante interesante, ya que permite operar con ellos sin pagar comisiones mientras el volumen de capital que se mueva no supere los 100.000 euros mensuales. Dispone de más de 300 fondos de inversión cotizados en los que sus clientes pueden invertir.

Otro aspecto interesante es que ofrece la posibilidad de invertir con ellos tanto al contado, es decir, adquiriendo participaciones en el fondo, como a través de CFDs. No obstante, en este segundo caso hay que tener en cuenta que se trata de instrumentos de alto riesgo sólo recomendados para profesionales.

Por lo demás, esta plataforma se caracteriza porque es intuitiva y sencilla de utilizar y dispone diferentes herramientas adaptadas al nivel de experiencia de cada usuario. Asimismo, ofrece a sus clientes un sistema de formación gratuito, que ha recibido varios premios, para que puedan seguir ampliando sus conocimientos sobre los mercados de inversión y operar cada vez con mejor criterio.

El 79% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor.


eToro

Esta plataforma se ha consolidado en los últimos años como uno de los mejores brókers del mundo gracias a la amplia gama de productos de inversión que ofrece, la sencillez de sus herramientas, sus ajustadas comisiones y al trading social. En la actualidad eToro tiene más de 20 millones de usuarios repartidos por 140 países diferentes.

En lo que se refiere a los ETF en particular, eToro ofrece la posibilidad de invertir en más de 250 fondos de inversión cotizados diferentes sin comisiones, los cuales se encuentran agrupados por áreas geográficas, sectores o tipología de los activos. Asimismo, da la opción de operar al contado o mediante CFDs. En este segundo caso sí cobra una comisión del 0,09%. El usuario debe tener en cuenta que los CFDs son productos de alto riesgo recomendados sólo para profesionales.

Uno de los aspectos más interesantes de esta plataforma es el trading social, una función que está detrás de su gran crecimiento en los últimos años. Gracias a ella, cualquier usuario puede seguir los movimientos y las estrategias de los inversores con mayor experiencia de eToro para estudiarlos y, si lo desea, replicarlos en su propia cartera para aprovechar sus conocimientos.

El 78% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si entiende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.


DEGIRO

DEGIRO es una de las principales plataformas de inversión de Europa. Ofrece la posibilidad de invertir en una amplia gama de productos, y en lo que se refiere a los ETF los segmenta tanto por áreas geográficas como por sectores, de tal forma que el usuario podrá comprar participaciones en fondos de inversión cotizados tanto de las bolsas de China o Estados Unidos como de sectores como la inteligencia artificial o los semiconductores.

Sus comisiones son bastante ajustadas, desde 1 euro, y ofrece más de 200 ETF que cotizan en las 19 principales bolsas del mundo.

DEGIRO permite a los usuarios que adapten su cuenta a su nivel de experiencia, y pone a su disposición la Academia del Inversor, una plataforma de aprendizaje del propio bróker en la que se imparten cursos formativos sobre los distintos mercados de inversión para que el cliente pueda ampliar sus conocimientos.

Invertir en ETF conlleva riesgos y una parte de las personas que lo hacen pierden dinero.



Trade Republic

El aspecto más interesante de este bróker es que permite a sus usuarios comenzar a invertir en ETF desde sólo un euro. Esto es posible porque Trade Republic ofrece la opción de comprar fracciones de las participaciones en los fondos de inversión cotizados, algo poco habitual, ya que lo normal es que el mínimo que permitan comprar las plataformas es una unidad.

Trade Republic da a sus usuarios la opción invertir en más de 1.500 ETF de mercados y sectores diversos, tanto nacionales como internacionales. Tiene comisiones muy ajustadas para los fondos de inversión cotizados.

Muchas de las personas que invierten en ETF pierden dinero.


Trive

Esta plataforma ofrece a sus usuarios más de 1.500 ETF en los que invertir de los mercados y sectores más diversos. Sus principales ventajas son que no cobra comisiones por operar en los fondos de inversión cotizados y la rapidez con la que ejecuta las distintas órdenes.

Otro aspecto interesante de Trive es que dispone de distintos tipos de cuentas adaptadas a la experiencia de cada usuario, por lo que el cliente se podrá sentir cómodo operando en ella a pesar de que no tenga mucho recorrido en los mercados de inversión. Además, dispone de diversas herramientas de formación para que mejoren como traders si así lo desean.

El 70% de las cuentas de inversionistas minoristas pierden dinero cuando operan mediante derivados con este proveedor.



Freedom24

Este bróker dispone de una amplia oferta con más de 1.500 ETF de los principales mercados del mundo. Tiene diversos planes para sus clientes, desde los gratuitos con funciones básicas a los avanzados, pensados para profesionales, con un coste mensual de hasta 200 euros. En función del plan escogido, las comisiones por operar con fondos de inversión cotizados varían de los 0,0008 a los 0,02 euros.

Por lo demás, Freedom24 ofrece a sus usuarios herramientas de análisis para que puedan seguir la evolución de los ETF en los que han invertido o en los que les interesa operar, análisis de valores profesionales y diversas aplicaciones comerciales de interés para traders, entre otros servicios. Dispone de oficinas en España.

Invertir en ETF es arriesgado y se corre el riesgo de perder dinero.


Admiral Markets

La principal ventaja de Admiral Markets es que tiene una amplia variedad de opciones para invertir en ETF, con muchos mercados y sectores disponibles. Además, permite tanto la participación directa en los fondos de inversión cotizados como operar sobre ellos con CFDs. En este segundo caso, el usuario debe tener en cuenta que los contratos por diferencia son productos de alto riesgo cuyo uso se recomienda sólo a profesionales.

Este bróker dispone de diferentes tipos de cuentas adaptadas al nivel de experiencia del usuario. En función de la opción elegida, el depósito mínimo para operar varía entre 1 y 100 euros. Las comisiones que cobra parten de los 0,02 euros.

Entre sus ventajas también se encuentran la posibilidad de operar desde tan solo un euro, fraccionando las participaciones, sus herramientas de análisis, sus gráficas actualizadas en tiempo real con los precios de los distintos mercados o su potente app móvil, que permite realizar las mismas operaciones desde un teléfono que desde su versión web.

Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. 81% de inversores minoristas pierde dinero cuando opera con CFDs en este proveedor. Debes considerar si comprendes cómo funcionan los CFDs y si puedes permitirte asumir el alto riesgo de perder tu dinero.

¿Qué es un ETF?

ETF son las siglas de exchange-traded funds, que en español traducimos como fondos de inversión cotizados. Se trata de unos fondos de inversión particulares, puesto que sus participaciones se negocian en los mercados secundarios de valores, como las acciones o los bonos.

Como sucede con los fondos de inversión tradicionales, los ETF permiten al usuario participar en operaciones con una amplia gama de activos a los que, de otra forma, tendría muy difícil acceder. Con la particularidad, en este caso, de que puede elegir comprar y vender sus participaciones cuando lo consideren oportuno, por ejemplo, cuando hayan alcanzado un valor interesante que genere beneficios, como ocurre en el mercado bursátil. Del mismo modo, algunos ETF, los que trabajan con acciones, ofrecen dividendos a sus participantes.

Este instrumento financiero aúna fondos de distintos usuarios y crea un patrimonio común que se invierte en distintos activos, desde acciones de empresas hasta índices o materias primas. Detrás de los ETF se encuentra una sociedad gestora, que es la que se encarga de estudiar, gestionar, comprar y vender los distintos productos con el objetivo de obtener, en el computo total de las operaciones, rentabilidad para las personas que participan en él.

Principales características de los ETF

  • Accesibles: se trata de productos financieros disponibles en una gran cantidad de plataformas y con un funcionamiento relativamente sencillo de entender.
  • Sencillos en su complejidad: los ETF están compuestos por un conjunto de activos de diversa índole, lo que los hace bastante complejos, pero de su compra, gestión y venta se encarga la sociedad gestora, por lo que el inversor sólo tiene que preocuparse de la marcha general del fondo de inversión, que tiene un valor de referencia que va fluctuando como el de las acciones. De esta forma, puede diversificar su cartera sin tener que calentarse en exceso la cabeza.
  • Transparencia: todo el mundo, tanto los inversores como las personas interesadas en el ETF, pueden conocer la composición del fondo cotizado en todo momento y comprobar el precio general del ETF y el de todos los productos que integra en tiempo real. Los usuarios tienen acceso, además, a información como los activos negociados, los precios, los volúmenes movidos, la composición diaria de la cartera, el valor liquidativo diario y el valor liquidativo indicativo en tiempo real.
  • Diversificación: como se trata de un fondo común que se basa en mover diferentes activos al mismo tiempo, con los ETF los usuarios pueden invertir su dinero en diversos productos a la vez sin demasiadas complicaciones.
  • Flexibilidad: al operar igual que la bolsa, los inversores de ETF pueden comprar o vender sus participaciones en cualquier momento de la sesión bursátil, al contrario de lo que sucede en los fondos de inversión convencionales, en los que hay que esperar a valorar la cartera del fondo y tener un precio al finalizar la sesión.
  • Comisiones ajustadas: al operar igual que la bolsa, los inversores de ETF pueden comprar o vender sus participaciones en cualquier momento de la sesión bursátil, al contrario de lo que sucede en los fondos de inversión convencionales, en los que hay que esperar a valorar la cartera del fondo y tener un precio al finalizar la sesión.
  • Dividendos: en los ETF existe la posibilidad de recibir dividendos. En este sentido, hay fondos que los reparten entre sus inversores, mientras que otros optan por reinvertirlos en nuevos activos.

¿Cómo funcionan las inversiones con ETF?

En los ETF encontramos dos mercados diferenciados. El primero de ellos es el primario, que podríamos definir como el de mayoristas, en el que la entidad gestora del fondo de inversión cotizado emite las participaciones y un inversor institucional (el intermediario) compra una gran cantidad de ellas. Estos inversores institucionales pueden ser bancos, cajas de ahorro, sociedades y agencias de valores, brókers, etc. Las sociedades gestoras también pueden, si así lo deciden, comercializar las participaciones de sus fondos directamente en el mercado minorista, aunque no es lo habitual.

Una vez el intermediario se ha hecho con los ETF al por mayor, traslada esas participaciones al mercado secundario, en el que las comercializa para inversores minoristas como las acciones y desde una unidad.

Cada participación debe estar respaldada por un especialista o creador de mercado, quienes asumen el compromiso público de darle liquidez en el mercado secundario. En este mercado, los ETF se pueden comprar y vender a lo largo de toda la sesión.

Ventajas de operar con ETF

  • Mayor diversificación que otros mercados de una forma simple

  • Transparencia: es posible conocer su cotización en tiempo real, los activos que la componen y todos los movimientos que ha realizado la entidad gestora a lo largo del día

  • Sencillez: permiten al usuario invertir en varios activos, e incluso en todo un mercado o sector, mediante una sola operación

  • Flexibilidad: al funcionar como el mercado bursátil, los ETF se pueden comprar y vender en cualquier momento a lo largo de la sesión diaria, por lo que el inversor puede adquirirlos o deshacerse de ellos de una forma rápida y sencilla

  • Comisiones: en general, son más bajas que las de otros instrumentos financieros

  • Algunos ofrecen dividendos

  • Acceso sencillo a mercados internacionales

Riesgos de operar con ETF

    • A pesar de que son más sencillos que otros instrumentos financieros, no dejan de ser complejos, por lo que es fundamental que el inversor entienda bien su funcionamiento antes de comenzar a usarlos

    • Si el fondo no evoluciona bien, el inversor puede perder parcial o totalmente su dinero

    • Tracking Error: también conocido como error de seguimiento, se refiere a situaciones en las que la evolución del ETF sufre variaciones con respecto al índice de referencia. En general son pequeñas, pero en todo caso exponen al inversor a un riesgo de mercado

    • Riesgo de crédito o contraparte: algunos fondos mantienen en cartera valores o contratos en los que el riesgo de que el emisor o la contraparte no puedan hacer frente a sus pagos o retrasen los mismos es alto

    • ETF de mercados extranjeros en divisas diferentes a la del inversor: en estos casos el usuario se enfrenta a un doble riesgo, el propio de los activos con los que se trabaja y el de las fluctuaciones del tipo de cambio

    • Su tributación es más alta que la de los fondos de inversión tradicionales

    comparador

    Encuentra tu bróker de ETF

    ¿Estás buscando un bróker de ETF?

    Encuentra un listado con los mejores brókers de ETF que ofrecemos para conocer sus características y elegir la que mejor pueda adaptarse a tus necesidades. ¿Cuál tiene las comisiones más bajas? ¿Con qué activos y mercados trabajan? ¿Qué requisitos hay que cumplir para empezar a invertir con ellos?

    Tipos de ETF

    A la hora de diferenciar los distintos ETF que existen en el mercado podemos atender a diferentes criterios. En primer lugar vamos a explicar las variantes que existen en lo que se refiere a la política de inversión del fondo y la estrategia que sigue:

    ETF que siguen la evolución del mercado

    En este caso el fondo de inversión cotizado replica el comportamiento del índice de referencia. Para ello, puede comprar la misma proporción de acciones que integra dicho índice o utilizar instrumentos financieros derivados.

    Al replicar con fidelidad la evolución del índice de referencia, sus inversores obtendrán beneficios cuando el índice suba, y tendrán pérdidas cuando haya movimientos del mercado a la baja.

    En este caso es importante recordar que, pese a que el inversor de ETF no acude directamente al mercado, el fondo en el que está depositando su dinero sí lo hace, por lo que está asumiendo el mismo riesgo a través de su sociedad gestora. Y aunque en estos instrumentos financieros la diversificación trata de paliar los peligros de las fluctuaciones, estos nunca desaparecen del todo, por ello es muy importante conocer muy bien el producto en el que se está invirtiendo el capital propio antes de apostar por él y valorar si se está dispuesto a asumir el riesgo.

    ETF inversos

    Tal y como su nombre indica, estos ETF replican el comportamiento de su índice de referencia a la inversa, de tal forma que cuando este pierde valor, el fondo de inversión cotizado genera beneficios, y cuando el mercado evoluciona al alza, genera pérdidas. Para que esto sea posible, estos ETF están compuestos por productos financieros derivados.

    El gran valor de este tipo de ETF es que permiten aprovechar las tendencias a la baja de determinados mercados en los que, de otra forma, no se invertiría por su evolución negativa.

    Hay que tener en cuenta que estos fondos de inversión inversos conllevan más riesgos que los ETF convencionales, pero este instrumento financiero es especialmente útil a corto plazo si se sabe utilizar correctamente.

    ETF apalancados

    Este tipo de ETF replican el índice de referencia en una proporción o apalancamiento, es decir, que el usuario sólo deposita una parte de lo que realmente ha invertido, de tal forma que puede mover más dinero del que dispone. Esto hace que sus posibles ganancias sean, potencialmente, mayores, pero también que lo sean sus eventuales pérdidas, e incluso existe la posibilidad de incurrir en deudas.

    Cabe recordar que el apalancamiento consiste, básicamente, en endeudarse para invertir. Con él los usuarios pueden abrir posiciones mucho más amplias de las que su capital propio les permite, de ahí que tengan la posibilidad de ganar más dinero con este mecanismo. Pero al ser una deuda, el titular de este ETF tendrá que devolverla en el plazo establecido, por lo que si el fondo de inversión cotizado no ha evolucionado de forma positiva, puede no sólo perder los fondos depositados, también endeudarse.

    Por esto último, los ETF apalancados son el tipo de fondo de inversión cotizado de mayor riesgo, motivo por el que los usuarios deben informarse muy bien acerca de su funcionamiento, sus ventajas y sus peligros antes de decidir operar con ellos.

    Aparte de la política de inversión del fondo, los ETF también se pueden distinguir por el índice que replican o los activos que lo componen. En este apartado podemos encontrar ETF de renta fija, menos habituales, y de renta variable, de los que existe mayor número y diversidad. De estos últimos, los más comunes son:

    ETF de acciones

    Replican índices bursátiles como el Nasdaq o el IBEX 35, motivo por el que están compuestos por las acciones de las empresas que cotizan en esos mercados. En este tipo de fondos de inversión cotizados es en los que sus participantes pueden obtener dividendos, y en función de lo que se haga con estos se pueden distinguir dos subtipos, los que acumulan los beneficios obtenidos por esos dividendos para reinvertirlos y los que los reparten entre los inversores.

    ETF de divisas

    Trabajan con divisas o cruces de divisas. En estos fondos de inversión cotizados suele haber más de una moneda para seguir con la estrategia de diversificación característica de este instrumento financiero.

    ETF de materias primas

    Se trata de fondos de inversión que toman como referencia el mercado de las materias primas. En este caso también existen diferentes subtipos, pues encontramos ETF que replican el precio de una materia prima, otros de un conjunto de materias primas y otros que trabajan con los valores de las empresas del sector de esos productos.

    ¿En qué se diferencian los ETF de los fondos de inversión convencionales y las acciones?

    Como hemos explicado con anterioridad, los ETF aúnan características de los fondos de inversión convencionales y de las acciones, convirtiéndose en un instrumento intermedio entre los dos. Esto hace que comparta muchas características con ambos sin ser ninguno de los dos.

    Las principales diferencias entre los ETF y los fondos de inversión convencionales son:

    • Compraventa: los ETF se compran y se venden por el valor de su cotización, mientras que los fondos se adquieren por su valor liquidativo.
    • Flexibilidad: los fondos sólo se negocian una vez al día, mientras que con los ETF se puede negociar a lo largo de toda la jornada mientras la sesión permanezca abierta.
    • Transparencia: los inversores de ETF pueden comprobar a diario los activos que lo componen y los movimientos que se han producido durante la jornada; los fondos de inversión convencionales, en cambio, comunican estos cambios en plazos de tiempo más amplios.
    • Información: los intermediarios o sociedades gestoras de los fondos de inversión tradicionales están obligados a entregar gratuitamente al inversor un folleto simplificado con la información fundamental del instrumento financiero y el último informe semestral, con los ETF esta acción es voluntaria.
    • Comisiones: los ETF suelen tener comisiones más reducidas que los fondos de inversión tradicionales.

    Por otra parte, las principales diferencias entre los ETF y las acciones son:

    • Diversificación: los ETF permiten al usuario diversificar su inversión con un solo movimiento, para hacer lo mismo con las acciones es necesario realizar varias operaciones y estar siempre atento a la fluctuación de sus distintos valores.
    • Costes: al tratarse de una sola operación, los costes de adquirir ETF son menores que los derivados de la adquisición de acciones.
    • Comisiones: del mismo modo, con los ETF sólo se pagan comisiones por una operación, mientras que en las acciones se abonan tantas como títulos de distintas compañías se adquieran.

    Aspectos que tener en cuenta al invertir en ETF

    Antes de invertir en ETF es importante que el usuario se informe bien de las características generales de este tipo de instrumentos financieros, por una parte, y de las particularidades de los fondos de inversión cotizados en los que está interesado, por otra. Para ello, es fundamental que conozca los activos y el mercado sobre los que va a operar, y que compruebe su evolución reciente, así como del tipo de ETF que se trata en relación con su estrategia de inversión.

    Para conseguir los datos básicos de los fondos en los que está interesado de una forma sencilla, el usuario puede solicitar el folleto de información simplificada del ETF en cuestión, conocido como DFI, un documento que recoge datos como el nivel de riesgo/rentabilidad del producto en una escala del 1 al 7.

    Otro dato que es importante recabar antes de invertir en un ETF es el de su liquidez, es decir, la capacidad de comprarlo o venderlo rápido y con facilidad. Esto es muy relevante porque si el fondo empieza a tener malos resultados y el usuario quiere deshacerse rápidamente de sus participaciones para contener pérdidas, es fundamental que pueda hacerlo velozmente y sin trabas.

    También es importante tener en cuenta las distintas comisiones que cobran los brókers que los comercializan, puesto que cuanto mayores sean éstas más reducida será la rentabilidad de la inversión. Los ETF son instrumentos financieros que se caracterizan por tener bajos costes y comisiones, pero estos pueden variar de una plataforma a otra, por lo que es interesante comparar lo que cada una de ellas ofrece al inversor.

    Asimismo, se debe ser consciente en todo momento que las ganancias generadas por los ETF están sujetas a impuestos, por lo que al calcular los beneficios netos que puede proporcionar una operación hay que incluirlos y restarlos de la cantidad que se va a ganar.

    Por último, y en el caso de que el usuario esté interesado en los ETF apalancados, es fundamental que entienda el funcionamiento de este mecanismo, puesto que con él se asumen muchos más riesgos y es posible no sólo perder todo lo invertido, también incurrir en deudas.

    ¿Cómo empezar a operar con ETF?

    Para empezar a operar con ETF es necesario abrir una cuenta en un bróker que trabaje con este tipo de instrumentos financieros. Por suerte, los fondos de inversión cotizados son productos bastante atractivos y hay multitud de plataformas que los comercializan. Para elegir entre una u otra, es interesante comprobar qué ventajas ofrecen, tales como la variedad de sus ETF, los tipos de órdenes que permite o sus costes y comisiones.

    Una vez creada la cuenta en el bróker que quiera, el usuario puede empezar a invertir en ETF. Sin embargo, antes de hacerlo es importante que se informe bien de las características de cada fondo de inversión cotizado que le interese y recabe todos los datos que le sean necesarios para tomar una decisión con criterio. En este sentido, es recomendable que el inversor también conozca y entienda los mecanismos del mercado o del sector en el que va a operar el ETF.

    Además, puede serle muy útil planificar una estrategia de mínimos y máximos, de tal manera que defina los beneficios que espera conseguir y las pérdidas que considera aceptables. De esta forma, cuando el mercado evolucione de forma favorable o desfavorable sabrá cuándo aguantar y cuándo retirarse atendiendo a unos criterios lógicos y no dejándose llevar por la pasión del momento.

    ¿A qué se debe prestar atención al elegir un bróker de ETF?

    ETF disponibles

    Como hemos visto con anterioridad, existen distintos tipos de ETF en función de su estrategia de inversión y los productos financieros con los que trabajan. Las opciones son múltiples, pero no todos los bróker disponen de las distintas variables de fondos de inversión cotizados que existen en el mercado. Si el usuario está interesado en una tipología concreta, deberá buscar la plataforma que se la ofrezca. Y si lo que quiere es disponer de varias alternativas, tendrá que encontrar una con una oferta amplia.

    Operativa

    No todas las plataformas ofrecen las mismas herramientas de seguimiento, alertas, funciones y órdenes, por lo que si el inversor desea seguir una estrategia concreta en la que necesite unos elementos específicos que no todos los brókers ofrecen, deberá investigar y tratar de encontrar aquel que se los dé.

    Comisiones

    Cada bróker establece sus propias comisiones, por lo que estas varían de unos a otros.

    Depósito mínimo

    Muchos brókers exigen que sus nuevos usuarios hagan un depósito mínimo antes de permitirles comenzar a operar, un dinero del que después pueden disponer para sus distintos movimientos. Este monto puede variar de una plataforma a otra, puesto que algunas sólo piden 10 euros y otras más de 200 euros. Si la persona quiere empezar a invertir cantidades modestas, le interesa encontrar un intermediario que le exija depositar una cifra baja.

    Regulación

    A la hora de escoger un bróker es importante que el elegido esté regulado por alguna autoridad competente y reconocida a nivel nacional o internacional, puesto que así el usuario se asegurará de que la plataforma opera conforme a las leyes vigentes y dispone de mecanismos de protección y garantías para sus clientes.

    Formación

    Algunos brókers ofrecen herramientas de formación gratuitas a sus usuarios, algo muy interesante para quienes deseen ampliar sus conocimientos en los mercados de inversión.

    App móvil

    La mayoría de los brókers online disponen de aplicaciones móviles para que sus usuarios puedan operar desde cualquier lugar y recibir notificaciones y alertas sobre los productos de su cartera. Sin embargo, no todas estas apps están igual de optimizadas ni permiten realizar todas las operaciones disponibles en la versión web. Por ello, si el inversor desea poder acceder a todas las funciones de la plataforma desde su teléfono, es recomendable que busque un bróker con una app potente.

    Preguntas frecuentes sobre los ETF

    ¿Se pueden cobrar dividendos con los ETF?

    Sí, pero no con todos. Cuando el fondo de inversión cotizado trabaja con acciones de empresas y estas reparten dividendos, la sociedad gestora puede repartirlos entre las personas que tengan participaciones en dicho ETF.

    En este sentido, cabe destacar que, en función de lo establecido por sociedad gestora, habrá unos ETF que repartan los dividendos entre sus inversores y otros que los reinviertan en nuevas operaciones. Para averiguar cuál es la política del fondo en este sentido, basta con consultar su folleto de información simplificada.

    ¿Se puede utilizar apalancamiento al operar con ETF?

    Sí, hay un tipo de ETF que permite a los usuarios apalancarse, esto es, hacer una inversión por un importe elevado y depositar sólo una parte de dicha inversión. Este mecanismo permite mover cantidades de dinero con las que, de otra forma, la persona no estaría en disposición de operar, haciendo posible que sus ganancias sean superiores a las que les permitiría su capital propio.

    Sin embargo, no deja de ser una forma de endeudarse para invertir, por lo que el riesgo es más elevado que en una operación normal: en este caso, si el mercado evoluciona de forma desfavorable, no sólo se pierde el dinero invertido, también se corre el riesgo de contraer deudas.

    ¿Es posible limitar los riesgos al operar con ETF?

    Sí, aunque hay que tener siempre presente que cualquier inversión conlleva algún tipo de riesgo por mucho que se traten de limitar. Para reducir el peligro de perder dinero, lo primero que se debe hacer es conocer muy bien el instrumento con el que se quiere trabajar, en este caso los ETF: buscar información general sobre su funcionamiento, sobre el mercado en el que va a operar, sobre el propio fondo en sí y sobre el intermediario (aquí es especialmente interesante saber si dispone de algún tipo de mecanismo de protección de los clientes en caso de problemas de la plataforma o de la contraparte).

    Una de las principales características de los ETF es que permiten diversificar la inversión en una sola operación, lo que aporta mayor seguridad. Si el inversor quiere reforzar esta estrategia, puede optar por invertir a la vez en distintos ETF de tipologías, activos y mercados distintos, de tal manera que las posibles pérdidas se compensen con las ganancias de otros.

    Otra buena estrategia para intentar atenuar riesgos es establecer un plan de contención de pérdidas, fijando un valor mínimo al que, de llegar, vender las participaciones en el fondo de inversión cotizado. De esta manera el usuario planifica un margen de pérdidas que considera aceptables atendiendo a criterios lógicos, de tal forma que llegado a una coyuntura como esa se actúe sin dejarse llevar por la pasión del momento.

    Por último, si se quieren limitar los riesgos al máximo, teniendo en cuenta que el riesgo nunca será nulo, también es recomendable invertir en ETF que operen en la misma divisa que el usuario, puesto que de hacerlo en fondos que trabajen con monedas extranjeras además del riesgo propio de los activos financieros se asume el de las fluctuaciones de los tipos de cambio.

    ¿Cómo tributan las inversiones con ETF?

    A pesar de que los ETF son fondos de inversión, su tratamiento fiscal es parecido al de las acciones: los beneficios o pérdidas se integran en la base de ahorro como ganancia patrimonial y tributarán en la declaración de la renta del ejercicio fiscal en el que se hayan dado.

    En función de la rentabilidad obtenida, el porcentaje de impuestos que tendrá que pagar el inversor varía:

    • Con ganancias de 0 a 6.000 euros anuales deberán tributar un 19% de sus beneficios
    • Con ganancias de 6.000,01 hasta 50.000 euros anuales tendrán que tributar un 21% de sus beneficios
    • Con ganancias de entre 50.000,01 y 200.000 euros anuales deberán tributar el 23% de sus beneficios
    • Con ganancias de más de 200.000 euros tendrán que tributar el 26% de sus beneficios

    Obtén más información sobre otros productos