Las mejores tarjetas prepago sin comisiones

  • Conoce todos los beneficios de tener una tarjeta prepago
  • Realiza tus compras en internet con mayor seguridad
  • Solicita online la mejor tarjeta prepago
Autor

Autor: Redacción de Servicios de comparación financiera

Actualizado: 2023-01-21, 00:03

Los productos financieros son una gran alternativa para manejar nuestras finanzas, comprar lo que deseamos y hacer pagos físicos u online. Pese a que su uso se ha extendido rápidamente y ha sido adoptado por un gran número de usuarios, la seguridad de las tarjetas bancarias es un tema que sigue preocupando a muchas personas, ya que son productos que se pueden extraviar y están expuestas a robos.

Con el propósito de disminuir este riesgo, las entidades financieras han creado las tarjetas prepago o tarjetas monedero. Son un tipo de tarjeta de gran versatilidad, seguridad y con grandes ventajas. Como cualquier otra tarjeta bancaria, las tarjetas prepago se pueden usar para realizar operaciones financieras como compras en locales físicos o por internet, retiradas de dinero en cajeros y hasta pagos en otras divisas diferentes al euro.

¿Entonces en qué se diferencian de otras tarjetas? Su mayor diferencia es que las tarjetas prepago no utilizan el dinero depositado en una cuenta, sino que se recargan antes de usarlas. Gracias a que el saldo disponible es el que se ha recargado previamente, no es posible que uses dinero de más o que si se te extravía la tarjeta, utilicen más saldo del que habías recargado.

En esta página encontrarás más información sobre las tarjetas prepago, sus usos y algunos consejos para que puedas encontrar una tarjeta que se ajuste a tus necesidades. Hablaremos de las mejores ofertas del mercado y como encontrar tarjetas prepago sin comisiones.

Las mejores tarjetas prepago sin comisiones de enero 2023

Tarjeta Revolut Estándar

Revolut Estandar tarjeta prepago 4.5 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

No

Retiros en Cajeros

Sin coste hasta 200€/mes

Image

Regalo de 10€ para nuevos clientes

Solicita la tarjeta gratuita Revolut Estándar y llévate 10€ como regalo

Tarjeta N26 Estándar

N26 Estandar tarjeta prepago 4.7 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

No

Retiros en Cajeros

3 Gratis

Image

Pagos gratuitos en  otras divisas

Paga en diferentes divisas online o en comercios físicos sin cobro adicional

Tarjeta Revolut Plus

Revolut Plus tarjeta prepago 4 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

Si

Retiros en Cajeros

Sin coste hasta 200€/mes

Image

Gestión online

Accede a todas las herramientas Revolut para gestionar tus finanzas desde el móvil

Tarjeta N26 Smart Ahorro

N26 Smart ahorro tarjeta prepago 4 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

Si

Retiros en Cajeros

5 Gratis

Image

Tarjeta internacional

Compra y paga en distintas divisas en el exterior sin coste

Tarjeta Revolut Premium

Revolut Premium tarjeta prepago 4 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

Si

Retiros en Cajeros

Sin coste hasta 400€/mes

Image

Viajes seguros y protegidos

Viaja con la seguridad de la protección contra robo y los seguros médicos y de viajes

Tarjeta N26 You International

N26 You  international tarjeta prepago 4 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

Si

Retiros en Cajeros

5 Gratis

Image

Seguro contra imprevistos de Covid-19

Viaja al exterior con asistencia de viajes y seguro por Covid-19

Tarjeta Revolut Metal

Revolut Metal tarjeta prepago 4 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

Si

Retiros en Cajeros

Sin coste hasta 800€/mes

Image

Tarjeta todo incluido

Solicita la tarjeta más exclusiva con beneficios premium y rembolsos por reservas

Tarjeta N26 Metal

N26 Metal tarjeta prepago 4 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

Si

Retiros en Cajeros

8 Gratis

Image

Descuentos exclusivos

Con la N26 Metal acceso a ofertas exclusivas y experiencias únicas de los socios de la entidad

Tarjeta Qonto Basic

Qonto tarjeta prepago 4 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

No

Retiros en Cajeros

Sin coste

Image

Tarjeta para autónomos y pymes

Gestiona los pagos de proveedores o clientes y los envíos de tus facturas desde la app

Tarjeta Soldo Start

Soldo tarjeta prepago 4 / 5
Solicitar

Cuota Anual

Gratis

Coste por Recargar

Gratis

Incluye Seguros

No

Retiros en Cajeros

Sin coste

Image

Control de gastos empresariales

Controla los gastos, pagos y fondos de los trabajadores de tu empresa

¿Qué son las tarjetas prepago?

Se conoce como una tarjeta prepago a una tarjeta física o virtual que funciona a través de una recarga de saldo anticipada a su uso. Esto significa que, para poder hacer compras o pagos es necesario recargar un importe determinado con anterioridad desde una cuenta bancaria, tarjeta débito o crédito, o mediante otros métodos de recarga que estén disponibles.

El plástico físico y la tarjeta virtual tienen las mismas características que otras tarjetas bancarias: un número de tarjeta, fecha de vencimiento y número de seguridad conocido como el CVV. Gracias a esto podrás hacer todas las transacciones bancarias que necesites como retiradas en cajeros y transferencias.

Normalmente las tarjetas monedero se gestionan desde una aplicación móvil de la entidad emisora y no siempre requieren de una vinculación a una cuenta bancaria, aunque muchas veces es necesario para poder realizar las recargas.  Es por ello que es posible encontrar tarjetas prepago con beneficios diferentes como herramientas virtuales, seguros, devoluciones y descuentos.

La oferta de estas tarjetas en el mercado es más limitada que la de otras tarjetas bancarias, sin embargo, puedes encontrar ofertas con características más beneficiosas que otras. Algunas tarjetas prepago son gratuitas, mientras que otras tienen un coste mensual o anual por uso. Asimismo, ciertas contrataciones incluyen uno o más plásticos que se puede recargar, límites de retiradas y/o comisiones extra.

Características de las tarjetas prepago

  • Se deben recargar anticipadamente con el importe necesario para poder usarlas en compras virtuales o comercios físicos

  • Te permiten hacer las mismas operaciones que las tarjetas de débito o de crédito como retiros, transferencias, compras y pagos con el importe recargado previamente

  • Pueden ayudarte a organizar tus finanzas y tener mayor control sobre tus gastos, ya que solo puedes gastar el dinero ingresado

  • El proceso de solicitud es rápido y se pueden contratar por internet o descargando la aplicación móvil de la entidad sin tener que salir de casa

  • Son más seguras que las tarjetas de débito y de crédito, ya que solo se puede usar el saldo que tenga en ese momento la tarjeta

  • Se pueden contratar tarjetas prepago sin vinculación a una entidad bancaria mediante bancos o entidades financieras online

  • Algunas tarjetas prepago tienen beneficios adicionales como seguros, devoluciones y promociones con comercios aliados

  • La gestión de las tarjetas prepago es 100% online, desde la app o el ordenador se puede consultar su saldo, los movimientos de dinero y realizar las recargas cuando se necesiten

  • Son un producto que pueden usar los menores de edad para comenzar su vida financiera

  • Los requisitos de solicitud de una tarjeta prepago son básicos y piden poca documentación

¿Cómo funcionan las tarjetas prepago?

Las tarjetas prepago funcionan a través de una recarga de saldo con el importe justo o superior al coste de los productos o servicios que vas a pagar. En caso de hacer retiros, cambios de divisas o transferencias bancarias, el funcionamiento es el mismo: recargas y luego gastas.

Las recargas son un proceso sencillo de realizar que se hace desde la oficina virtual del banco o la app móvil de la entidad de la tarjeta prepago. Y también se pueden hacer con efectivo en oficinas físicas del banco o a través de cajeros automáticos de la entidad.

Si tu tarjeta es virtual podrás utilizarla en compras online colocando todos los datos de la tarjeta en la tienda online (número de tarjeta, fecha de vencimiento y número de seguridad), aunque también podrás utilizarla en comercios físicos gracias a la tecnología contactless. Si tu tarjeta es física, aunque también la podrás usar para pagos en comercios físicos o virtuales, tendrás que acercarla al dispositivo de cobro o facilitar los datos solicitados en la web.

Al gastar el importe total de la tarjeta monedero es necesario volverla a recargar para el siguiente uso, puesto que este no es un producto de crédito ni utiliza el saldo de tu cuenta. Es muy importante consultar el saldo disponible para evitar que la tarjeta se quede sin saldo, ya que llegados a este caso no se podría utilizar.

Otro aspecto fundamental en el momento de usar una tarjeta prepago es conocer con anticipación los costes o comisiones de la tarjeta elegida porque estos se descuentan del saldo que recargas. Por lo tanto, tienes que conocer las fechas de pago de la anualidad y si cobran comisiones por retiros, recargas, pagos en otra moneda o transferencias para que no te rechacen la operación por no tener el importe suficiente.

Usos de una tarjeta prepago

Las tarjetas prepago tienen diferentes usos financieros que se adaptan a las diferentes situaciones que se dan en el día a día. Su uso es más limitado que el de las tarjetas de débito o crédito aunque tienen muchos aspectos similares.

A continuación, hablamos de los usos más comunes de las tarjetas prepago:

Compras por internet

Las compras por internet son el principal motivo de la adquisición de las tarjetas prepago. Puesto que no todos los comercios online son conocidos o completamente seguros, las tarjetas prepago son una alternativa para hacer pagos con importes exactos. Con una tarjeta prepago puedes recargar el saldo justo de la compra y asegurarte de que, en caso de fraude, ese es el importe máximo que puede retirarse.

Pagos en comercios físicos

Realizar pagos en comercios físicos es posible con las tarjetas prepago físicas o virtuales. Estas se recargan antes de la compra usando un método de pago virtual o físico y luego se efectúa el pago con el plástico. Podrás pagar con o sin contacto utilizando la tecnología contactless que consiste en acercar la tarjeta al datáfono del comercio.

Cuando se reste el importe del saldo de tu tarjeta prepago, te llegará una notificación al móvil. Podrás consultar el saldo restante desde la app virtual en cualquier momento y de forma gratuita.

Pagos en el extranjero

Durante los viajes es muy común tener precaución con las tarjetas de débito y crédito, ya que están expuestas a pérdidas o robos. Por esta razón, muchas personas optan por usar las tarjetas prepago como un método más seguro. La tarjeta monedero se puede recargar con el presupuesto planificado para el viaje y con esta podrás pagar tus compras, las comidas, la alimentación, las actividades y demás.

Si viajas al exterior y te encuentras en un país con otra moneda diferentes al euro también podrás usar una tarjeta prepago. Algunas ofertas de tarjetas prepago no cobran comisiones por cambios de divisas, mientras otras sí lo hacen. Antes de contratar tu tarjeta prepago infórmate sobre las características y pagos que podrían serte beneficiosos en función del uso que quieras darle.

Retiradas en cajeros

Las tarjetas prepago te permiten retirar dinero en cajeros cuando necesitas obtener efectivo inmediato. Los retiros pueden ser gratuitos si se realizan en cajeros del banco o cajeros aliados a la entidad emisora de la tarjeta en el país o en el exterior. Sin embargo, algunas entidades establecen un límite mensual al importe que se puede retirar libre de comisiones, si te excedes el cajero te cobrará la comisión.

Los retiros de dinero en el extranjero funcionan igual que en las tarjetas de débito y generalmente están sujetos a comisión.

Transferencias virtuales

A través de la aplicación móvil o la página web de la entidad de la tarjeta es posible realizar transferencias virtuales. Si la persona a la que le vas a transferir tiene una cuenta en la misma entidad, el proceso es más rápido y generalmente libre de comisiones. Sin embargo, podrás hacer transferencias desde cuentas de otras entidades bancarias y conocer si esto tiene algún coste antes de terminar la transacción online.

Pagos programados

Con una tarjeta prepago podrás programar los pagos de tus plataformas de streaming favoritas, para que el coste se reste automáticamente de la tarjeta mes a mes. Este servicio se usa para pagar suscripciones o facturas en la fecha indicada, evitar impagos y seguir disfrutando de los beneficios o servicios.

No obstante, para que el cargo se haga de forma exitosa cada mes es necesario tener todos los meses el importe necesario recargado en la tarjeta.

Control de gastos

Muchas personas usan las tarjetas prepago como una herramienta de control de gastos. Esto lo hacen con el objetivo de que sus gastos no superen el importe establecido. Si deseas controlar tus gastos por separado puedes elegir una tarjeta prepago para, por ejemplo, los gastos diarios o los pagos del alquiler y los servicios. Así tendrás el dinero por separado para usarlo únicamente en algo establecido.

comparador

Encuentra tu tarjeta prepago

¿Estás buscando una tarjeta prepago?

Encuentra un listado con las mejores tarjetas prepago o monedero que ofrecemos para conocer sus características y elegir la que mejor pueda adaptarse a tus necesidades. ¿Existe alguna sin comisiones? ¿Necesitas abrirte una cuenta? ¿Cuáles son sus costes?

¿Quién puede solicitar una tarjeta prepago o monedero?

Todas las personas pueden acceder a este producto financiero a través de una solicitud online y en poco tiempo. Como las tarjetas prepago son un producto que funciona con tu propio dinero los requisitos son básicos y la documentación a presentar es mínima.

En todo caso, estos son algunos ejemplos de las personas que pueden encontrar útil solicitar una tarjeta prepago online:

Jóvenes que están iniciando su vida financiera y menores de edad

En muchas ocasiones los jóvenes tienen dificultades con el acceso a productos financieros, sobre todo si son menores de edad. Muchos de ellos comienzan a necesitar realizar pagos y compras con cierta autonomía, por lo que una tarjeta prepago podría ser la solución. Estas tarjetas pueden ser supervisadas por los tutores o padres, quienes pueden conocer desde la app o la banca virtual qué importes se gastan y qué se adquiere con la tarjeta.

Aquellos que no deseen una vinculación

Muchos productos financieros exigen una vinculación a una entidad financiera o bancaria con una cuenta nómina o una cuenta corriente. Sin embargo, la mayoría de las tarjetas prepago se solicitan por internet y sin la necesidad de tener ninguna vinculación como requisito, ya que muchas entidades alternativas ofrecen este tipo de tarjetas.

En el momento de la recarga de la tarjeta monedero, el cliente recarga el importe que necesita desde sus cuentas bancarias, monederos virtuales o con los métodos disponibles que tenga la entidad emisora de la tarjeta.

Viajeros que se desplazan de un destino a otro

Las tarjetas prepago representan un producto financiero pueden ser un método de pago más seguro cuando viajas de un lugar a otro. En los medios de transporte o los aeropuertos es común sacar las tarjetas bancarias para hacer alguna compra o pago, en este proceso la tarjeta puede perderse o, incluso, pueden robarla y tener acceso al dinero del titular. Para evitar este tipo de problemas, los viajeros pueden utilizar tarjetas prepago recargadas con el importe total o parcial que han planificado para sus gastos. De esta manera, en caso de perderla tan solo se podría acceder al dinero previamente recargado, no a la totalidad de los fondos del titular de la tarjeta.

¿Cómo encontrar la mejor tarjeta prepago?

Todas las tarjetas prepago son diferentes, aunque su funcionamiento es el mismo, sus características no lo son. Estas se establecen de acuerdo a la entidad emisora de la tarjeta que es la que determina los costes, comisiones, beneficios o seguros que puede incluir la tarjeta.

Por este motivo, antes de contratar una tarjeta prepago por internet te invitamos a tener en cuenta lo siguiente:

Costes de emisión y mantenimiento

El coste de emisión es un solo cobro que se hace cuando se solicita un producto financiero. En muchos casos este coste es 0 para las tarjetas prepago. Respecto al coste de mantenimiento, se debe conocer con anticipación porque este se cobra de forma mensual, semestral o anual. En algunos casos también puede ser gratuito, pero depende de la entidad emisora.

Costes de la cuenta asociada

Algunas tarjetas prepago no tienen costes de emisión o mantenimiento, pero si de una cuenta asociada. Esto significa que tienes que pagar una mensualidad por usar la tarjeta prepago y los beneficios de la cuenta. En algunos casos puedes iniciar contratando una cuenta gratuita para conocer el funcionamiento de la tarjeta prepago y si deseas mayores funcionalidades, contratar un paquete que incluya servicios más completos.

La tarjeta física

No todas las contrataciones online de una tarjeta prepago incluyen la tarjeta física. Algunas tarjetas prepago son únicamente para uso virtual, por lo tanto, lo que recibirás son los números de la tarjeta y el acceso para gestionar las recargas y movimientos en la app móvil. En otros casos se incluye de tarjeta por un coste adicional o sin ningún coste y se envía a tu domicilio. Con la tarjeta física se hacen compras en comercios físicos como restaurantes, tiendas, bares y demás.

Límites de recarga, saldo o retiradas

Las tarjetas prepago pueden tener límites en su operativa. Algunos de estos son limites en el importe que vas a recargar o límites al momento de retirar en cajeros. Es importante conocer cuáles limites tiene cada tarjeta y cuáles son los costes o comisiones que se cobran con el fin de no excederlos. En caso de sobrepasar los límites lo más probable es que se cobre una comisión adicional.

Gestión online

La gestión de la tarjeta prepago es fundamental para tener una buena experiencia con el producto financiero. La mayoría de entidades que ofrecen tarjetas prepago cuentan con aplicaciones móviles optimizadas donde los usuarios tienen acceso a los datos de su tarjeta, los movimientos financieros, entre otras. Ciertas aplicaciones móviles tienen herramientas extra como el control de gastos, las estadísticas de uso y el open banking.

Seguros incluidos

Algunas tarjetas prepago tienen seguros incluidos tal como las tarjetas de crédito. Estos seguros suelen cubrir las compras en internet, el robo o fraude. Aunque algunas tienen seguros adicionales como la asistencia médica o la protección contra la pérdida del equipaje en el extranjero. Los seguros de las tarjetas prepago son un beneficio exclusivo al no ser un producto de crédito. Además, entre más seguros tenga la tarjeta más protegida estará tu actividad financiera con esta.

Beneficios o descuentos

Los beneficios de las tarjetas prepago incentivan el uso de este producto financiero, ya que algunos son atractivos. Ejemplos de estos beneficios son el rembolso de un porcentaje de tus compras, las suscripciones gratuitas de streaming por un tiempo limitado y las promociones exclusivas con comercios aliados por pagar con tu tarjeta prepago online o físicamente.

Comisiones de una tarjeta prepago

Las tarjetas prepago son un producto sujeto a comisiones y costes que variarán según la entidad con la que se solicite. Es cierto que hay tarjetas en el mercado gratuitas o con mayores beneficios que otras, pero la mayoría aplican una o varias de las comisiones nombradas a continuación:

Comisión de emisión

Es el coste inicial por solicitar una tarjeta prepago. Este coste se aplica tan pronto como se aprueba la tarjeta. A pesar de esto, la comisión de emisión es gratuita la mayoría de veces, ya que las entidades brindan este beneficio para atraer a nuevos clientes.

Comisión de mantenimiento o anualidad

La comisión de mantenimiento es lo que cobra la entidad por tener activa tu tarjeta durante un periodo de tiempo. Esta comisión se cobra mensual, trimestral, semestral o anualmente y se debita normalmente del saldo de tu tarjeta prepago en la fecha establecida. El mantenimiento de las tarjetas prepago puede ser gratuito o de pago.

Comisión por recarga de saldo

Ciertas entidades cobran una pequeña comisión cada vez que se recarga el saldo de la tarjeta prepago. Esta comisión suele estar representada en un porcentaje que puede llegar a alcanzar hasta el 4% sobre el importe recargado. En realidad, la mayoría de entidades financieras no cobran por recargar saldo, pero hay otras que sí. De forma que lo mejor es leer las condiciones antes de contratar una tarjeta monedero con comisión de recarga.

Comisión por retiros en cajeros automáticos

Las retiradas de dinero en cajeros automáticos suelen ser gratuitas, pero no ilimitadas. Se establece un límite de importe para retiros o una cantidad de retiros establecida cada mes. Esto no quiere decir que no te puedas exceder, pero en caso de hacerlo lo más seguro es que te cobren una comisión.

Por otra parte, los retiros gratuitos suelen ser únicamente en cajeros pertenecientes a la misma entidad o red de cajeros. Si se retira dinero en cajeros de terceros siempre se aplicará una comisión que aparecerá indicada en la pantalla del cajero antes de proceder con el retiro.

Comisión por pagos o retiros en otra divisa

Las tarjetas prepago se pueden usar tanto en España como en el extranjero. Es decir, puedes comprar, pagar y retirar dinero en cajeros de otros países en euros u otra divisa. Sin embargo, antes de realizar una operación en divisa extranjera es importante saber si la entidad cobra alguna comisión. En algunas ocasiones la comisión por pagos o retiros en divisa extranjera es de hasta el 3% sobre el importe.

Comisión por exceder los límites de la tarjeta

Usualmente las tarjetas prepago tienen límites de recarga o límites de retiros en cajeros. Si estos importes se exceden, las transacciones estarán sujetas a comisiones o costes adicionales. Estas se calcularán como un porcentaje o como una cantidad fija teniendo en cuenta el importe de ese momento.

Comparación entre las tarjetas prepago, de crédito y de débito

Si ya tienes tarjetas de débito y de crédito, esta tabla comparativa te ayudará a identificar mejor las diferencias y similitudes entre las diferentes tarjetas bancarias. Como resultado podrás ver en qué aspectos te beneficia contratar una tarjeta más que otra o cómo estás se pueden complementar de acuerdo al uso que les brindes:

CaracterísticasTarjeta prepagoTarjeta de débitoTarjeta de crédito
SaldoSe establece según la recargaEs el mismo de la cuenta asociadaLo establece la entidad financiera
UsosCompras, pagos, retiros y transaccionesCompras, pagos, retiros y transaccionesCompras, pagos, retiros y transacciones
Retiros en cajerosEstán disponibles pero pueden tener una comisiónSon gratuitos en los cajeros de la entidad o asociadosGeneralmente están sujetos a comisiones
SegurosPueden incluir algunos segurosNo incluyen seguros Incluyen seguros de salud, viajes, entre otros
ComisionesLa entidad financiera establece las comisionesTiene las comisiones básicas de las tarjetas bancariasSon las tarjetas con mayores comisiones y costes
SeguridadAlta seguridad gracias a su método de recargaSeguridad normalNivel de seguridad según la entidad
VinculaciónNo requiere vinculaciónRequiere vinculación a una cuenta de la entidadHay opciones con y sin vinculación

¿Cómo recargar una tarjeta prepago o monedero?

Para poder recargar una tarjeta prepago puedes elegir diferentes alternativas. La recarga se podrá hacer de forma física o virtual a través de tu móvil u ordenador, o incluso de cajeros automáticos. Las opciones que nombramos a continuación no son válidas para todas las tarjetas prepago, ya que no todas las tarjetas tienen los 3 métodos disponibles. Algunas solo se recargan virtualmente, mientras otras ofrecen opciones más flexibles:

  • Oficina del banco: si contratas una tarjeta prepago de una entidad bancaria con oficinas físicas lo más probable es que puedas hacer la recarga de tu tarjeta prepago desde allí. Un asesor del banco te brindará toda la información necesaria y te guiará para poder llevar a cabo la recarga. En la ventanilla podrás recargar con efectivo o con el saldo de tu cuenta bancaria.
  • Cajeros automáticos: algunas tarjetas prepago permiten la recarga en cajeros automáticos pertenecientes a la entidad. Para ello necesitas tener la tarjeta física e introducirla en el cajero, poner el PIN y seleccionar la opción de recarga. Luego introduce el dinero en efectivo y termina la transacción.
  • De forma virtual: las recargas virtuales son el método más usado en la actualidad por su facilidad y rapidez. Solo necesitas entrar en la app móvil u oficina virtual del banco o entidad financiera y seleccionar el producto. Busca la opción de recargar y selecciona el método que prefieras, como una cuenta bancaria o una tarjeta débito o crédito. El nuevo saldo de tu tarjeta prepago aparecerá casi de inmediato.

Requisitos para contratar una tarjeta prepago

Solicitar una tarjeta prepago no tiene mayor inconveniente, ya que los requisitos son básicos. Como las tarjetas prepago son un producto que usa tu propio dinero, los requisitos y la documentación son mínimos.

Gracias a esto, las tarjetas prepago son utilizadas por menores de edad o personas en listas de morosos. Incluso algunas personas tienen más de una tarjeta prepago para diferentes propósitos.

Si deseas contratar una tarjeta prepago seguramente te solicitarán los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de edad (18 años en adelante), aunque puedes utilizarla siendo menor de edad
  • Residir en el país
  • Tener una cuenta con la entidad (solo en algunos casos)

Si realizas una contratación online la entidad te pedirá subir esta documentación por medio de imágenes o documentos escaneados a su plataforma. Además te solicitarán tus datos personales, el correo electrónico y el número de móvil. Para finalizar deberás firmar el contrato de tu nuevo producto financiero de forma online y enseguida podrás comenzar a usarlo.

Riesgos o limitaciones de las tarjetas prepago

A pesar de que las tarjetas prepago ofrecen una gran variedad de beneficios a sus clientes, estas tienen limitaciones como cualquier otro producto financiero. Del mismo modo, tienen algunos riesgos si no se usan de la forma adecuada.

Estas son algunas recomendaciones para tener en cuenta cuando uses tu tarjeta prepago:

  • Las tarjetas prepago pueden ser un producto con altos costes si la entidad emisora cobra cuotas de emisión, renovación, retiradas en cajeros, cambios de divisas y/o comisión cada vez que recargas la tarjeta
  • Con una tarjeta prepago no es posible financiar tus compras, por lo tanto, es necesario establecer un importe para el uso de esta tarjeta que sea suficiente para hacer las gestiones necesarias
  • Las tarjetas prepago no sirven como garantía cuando te solicitan dejar una tarjeta, aunque esta tenga el saldo correspondiente. El mejor ejemplo son los alquileres de automóvil donde estas tarjetas no son permitidas
  • La oferta de tarjetas prepago en el mercado es mucho menor que la de las tarjetas de débito y las tarjetas de crédito
  • Para algunas personas puede ser molesto y demandante tener que cargar su tarjeta prepago cada vez que la quieran usar, ya que de lo contrario la tarjeta no tendrá los fondos suficientes
  • Algunas tarjetas existentes en el mercado no ofrecen mayores beneficios como descuentos, seguros o devoluciones

Preguntas frecuentes de las mejores tarjetas prepago

¿Cómo solicitar una tarjeta prepago?

Las tarjetas prepago se solicitan de forma física o virtual. Si vas a contratar una tarjeta perteneciente a una entidad bancaria te podrás dirigir a una oficina física y solicitar el producto con la ayuda de un asesor.

Si prefieres hacer una solicitud online en un banco o entidad financiera, solo tienes que ingresar a la página web de la entidad o hacer clic en algunas de las campañas sobre las mejores tarjetas prepago del mercado. Este proceso es mucho más rápido y la tarjeta física (si está incluida) será enviada a tu domicilio los días siguientes a la aprobación.

¿Cuántas tarjetas prepago se pueden tener?

No existe una cantidad límite de tarjetas prepago que puedas tener. Dado que varias entidades ofrecen este producto financiero, puedes contratar diferentes tarjetas prepago para distintos usos. Sin embargo, es importante conocer con anterioridad a la contratación las comisiones de cada tarjeta para que los costes no sean muy elevados y sobrepasen en beneficio de las mismas.

¿Cómo consultar el saldo de una tarjeta prepago?

La gran mayoría de las tarjetas prepago se gestionan de manera online a través de una aplicación móvil o el acceso a la oficina virtual del banco o entidad. En tu perfil de usuario virtual podrás encontrar toda la información relacionada con tu tarjeta prepago, como los números de la tarjeta, el saldo y los movimientos.

Este servicio no tiene coste y podrás consultar el saldo cuantas veces necesites.

¿Todas las tarjetas prepago requieren vinculación?

No, una de las mayores ventajas de las tarjetas prepago es que muchas de ellas no requieren vinculación. Sí es cierto que muchos bancos ofrecen las tarjetas prepago como complemento para sus cuentas o tarjetas bancarias, pero es posible contratarlas sin ninguna vinculación.

Las entidades financieras digitales, neobancos o incluso los propios bancos ofrecen tarjetas prepago si cumples los requisitos básicos y las aprueban en cuestión de horas. Estas tarjetas se solicitan físicas y/o virtuales y se gestionan por la app de la entidad desde donde se recargan y consultan los movimientos.

Obtén más información sobre otros productos