Vicente Nieves

Redactor de elEconomista.es
Economía

La Reserva Federal de EEUU (Fed) mantiene todo su arsenal desplegado pese al fuerte incremento de la inflación y las estrecheces que sufre el mercado laboral (las empresas no encuentran suficientes trabajadores). La Fed sigue defendiendo que este fenómeno es transitorio, por lo que no existe necesidad de 'poner freno' a una recuperación económica que aún tiene recorrido. De cumplirse este escenario, la política monetaria seguiría apoyando la recuperación y la inflación bajaría por sí sola en 2022. Todos contentos. Sin embargo, cada vez son más las voces que piden al banco central de EEUU que actúe ya, porque de no hacerlo quizá tendrá usar el 'freno de emergencia' más adelante, lo que podría provocar un accidente en los mercados y la economía.

Divisas

La economía china lleva años mostrando ciertas particularidades que la hacen única. Si bien es cierto que sus expansiones económicas, burbujas o recesiones siguen patrones similares a las que se enseñan en los libros de macroeconomía, siempre se tiende a usar la coletilla "con particularidades chinas". China es diferente. Un buen ejemplo es lo que está ocurriendo con el tipo de cambio del yuan, que está mostrando una enorme fortaleza en los últimos meses pese a la crisis inmobiliaria y energética que vive el 'gigante asiático'. Un misterio que puede quedar resuelto si se analizan la balanza por cuenta corriente y financiera del país.

Mercados

Ya no solo los no vacunados, que son más de dos millones de habitantes. Austria decide extender el confinamiento a toda la población a partir del lunes durante diez días -que podrían ser 20- para frenar el aumento de casos de coronavirus. En los últimos 14 días, la tasa de incidencia se le ha disparado con más de 1.500 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en un país de ocho millones de personas. Los nervios a que la pandemia reedite los peores episodios vividos en 2020 vuelven a los mercados financieros. Renta variable, fija, materias primas... nadie escapa a los temores. La única buena noticia ha sido que el desplome de las rentabilidades de los bonos europeos dan un respiro a los bancos centrales al recortarse de forma automática las expectativas de tipos.

Bancos centrales

En el contexto de la revisión estratégica que el Banco Central Europeo (BCE) presentó este verano, a través de su economista jefe, Phillip Lane, se anunciaron tres condiciones indispensables que debe cumplir la inflación para poder abrir la puerta a subir los tipos de interés.

Economía

El resurgir de la inflación comenzó siendo una de las grandes sorpresas económicas a principios de 2021. Ha sido tal la fortaleza con la que han resurgido los precios en algunas regiones y su persistencia, que la sorpresa se ha tornado en amenaza. La inflación está por encima del objetivo de los bancos centrales en EEUU, la Eurozona, Reino Unido, Canadá... Sin embargo, no todas las economías sufren el mismo tiempo de inflación, ni presentan las mismas vulnerabilidades. Bank of America Merrill Lynch (BofAML) ha confeccionado un mapa de la inflación con diferentes parámetros que deja a la luz las economías que tienen un mayor riesgo de sufrir una inflación persistente y dañina.

Economía

La recuperación económica global se está topando con un enemigo inesperado: los cuellos de botella. Tras años de exceso de capacidad (una demanda insuficiente para tanta oferta) que han mantenido la inflación en niveles históricamente bajos, la reactivación repentina de la economía ha dado la vuelta a la tortilla, al menos de forma temporal. Ahora, la falta de capacidad a corto plazo se ha convertido en el gran obstáculo para la economía, suponiendo una amenaza para el crecimiento y para la inflación.

Economía

Lo de Irlanda es un milagro. Esta es la primera conclusión que se podría extraer de la economía celta si se analizan de forma aislada las abstractas cifras de PIB o deuda pública. Los irlandeses terminarán este año siendo un 20% más ricos que antes del covid (España no alcanzará los niveles precovid hasta 2023), al menos para las estadísticas, gracias a una economía que está casi triplicando el crecimiento medio de la zona euro.

Economía

Para sacar el máximo partido a la recuperación y favorecer la creación de empleo, la Fed, el BCE o el BoE mantienen el tono expansivo de sus políticas monetarias (tipos bajos y compras de activos) pese a que los precios están subiendo a ritmos no vistos en las últimas décadas. La banca central está apostándolo todo a una inflación transitoria que supuestamente perderá impulso a lo largo de 2022. Esta combinación (tipos bajos y alta inflación) ha llevado a que la brecha negativa entre los tipos de interés y la inflación (tipos de interés reales) toque máximos de 60 años en EEUU, mientras que en la Eurozona nunca había sido tan amplia en sus 22 años de vida.

Economía

La economía está saliendo con fuerza de la mayor recesión anual en décadas. Las previsiones sostienen que en 2022 el crecimiento del PIB global desacelerará, pero seguirá siendo sólido, pudiendo alcanzar una tasa de variación del 4,1%, según las previsiones de Economist Intelligence Unit (EIU). Sin embargo, los riesgos que pueden 'aplastar' esta previsión son muchos y muy reales. Una buena parte de ellos, incluso, podrían estar ya gestándose. Los economistas de EIU ven hasta diez escenarios reales que podrían hacer descarrilar la recuperación en 2022 y generar el caos.

Economía

La inflación ha vuelto a dar otro salto en EEUU para situarse en niveles no vistos desde diciembre de 1990. El IPC general se ha situado en el 6,2% en octubre, la mayor tasa de variación en más de tres décadas. La fuerte subida de los precios relacionados con la energía (ha subido un 30% anual) está empezando a permear en otros componentes, a lo que se suma los problemas en la cadena de suministros y la escasez de algunos inputs que están encareciendo los procesos de producción. Aunque el dato de octubre ha pulverizado todas las previsiones, aún podrían quedar algunos meses antes de que la inflación toque techo.