RETRIBUCIÓN AL ACCIONISTA

Históricamente durante las crisis económicas los dividendos han actuado de forma más defensiva que los beneficios, recortándose aproximadamente la mitad que las ganancias. Sin embargo, en esta ocasión los recortes están alcanzando niveles no visitados anteriormente y la escabechina ha sido especialmente fuerte en algunos sectores que históricamente han sido líderes por dividendo y que ven como la teoría de la evolución va haciendo palidecer sus dividendos.

RENTA FIJA

En la negociación del fondo de recuperación de la UE probablemente los países periféricos eran los que más se jugaban y esto se ha visto reflejado en el comportamiento de su deuda después de que se llegase a un acuerdo. La rentabilidad del bono italiano a 10 años ha caído por primera vez del 1% desde el Covid-19 y las ganancias por precio que genera la renta fija transalpina desde los máximos de rentabilidad en el 2,43% ya alcanzan el 15%.

Perspectivas de bolsa

Uno de los años más complicados de los últimos tiempos ha servido para que en el seno de la UE se llegase a un acuerdo que hace solo unos años habría parecido imposible, el fondo de recuperación. Con ese telón de fondo y unas valoraciones mucho más bajas que en otros mercados desarrollados, desde JP Morgan AM indican que han vuelto a comprar bolsa europea.

El jueves 23 de julio Bankinter dará el pistoletazo de salida a la temporada de resultados del sector bancario español. De la misma forma que en el primer trimestre, la atención de los inversores en los resultados estará en el incremento de las provisiones -y las previsiones a futuro-, el deterioro en la calidad de los activos y los niveles de capital. El consenso estima que las provisiones por pérdidas en préstamos del sector superará los 6.500 millones de euros, según los datos de FactSet. Esto supone prácticamente duplicar la cifra del segundo trimestre del pasado año, pero quedarse por debajo de los 8.000 millones que se anotaron en el primer trimestre del año.

DEUDA

En los momentos más complicados de la crisis del coronavirus, el Banco Central Europeo (BCE) salió al rescate, anunciado un programa de compras que ha servido de apoyo a la deuda corporativa, comprimiendo su rentabilidad. Esto ha permitido que las empresas se lancen a colocar sus emisiones a un ritmo nunca visto anteriormente. Esto, a su vez, ha dado aire al BCE para poder continuar con la adquisición de activos, pero en muchos sectores ya tiene las manos atadas.

Con las negociaciones en Bruselas de fondo, los inversores se lanzaron el lunes a comprar deuda periférica. La rentabilidad del bono italiano retrocedió en casi 9 puntos básicos, hasta el 1,08%. Mientras, la deuda española marcaba un nuevo mínimo desde marzo, cayendo en 5 puntos básicos, hasta el 0,35%.

DEUDA

Tras las turbulencias vividas durante los momentos más duros de la crisis del Covid-19, que llevaron los spreads de la deuda de inversión en Europa a máximos de 2011 y en Estados Unidos de 2009, los inversores han recuperado buena parte de las pérdidas a este lado del Atlántico y al otro incluso se logran ganancias del 2% en lo que va de año con el interés en mínimos históricos -en el 2%-, según los índices de Bloomberg y Barclays. Sin embargo, hay gestores que ven una oportunidad en este segmento, especialmente teniendo en cuenta el desplome de rendimientos en los bonos soberanos.

RENTA FIJA

El juego de cartas de las siete y media tiene más un componente de azar que de estrategia o habilidad. Con un 7 en la primera ronda tienes una opción importante de retirarte y lograr ganar, pero la tentación de pedir otra carta y alcanzar esas 7 y media puede acabar con el jugador eliminado. Algo así sucede con muchos tramos de la deuda soberana, en los que el inversor ha logrado un retorno importante y en los que la ecuación rentabilidad/riesgo parece poco interesante.

OFRECEN DESCUENTO

La crisis del Covid-19 ha provocado que las aseguradoras se hayan convertido en uno de los sectores más baratos de la bolsa europea por su multiplicador de beneficio. La industria cotiza a 10,3 veces sus ganancias de los próximos 12 meses, lo que supone una pequeña prima del 5% con respecto a su media de los últimos 10 años.

RENTA VARIABLE EUROPEA

Desde que se anunció el fondo de recuperación de la UE a finales de mayo -si bien todavía quedan muchos detalles por cerrar y se esperan negociaciones complicadas-, las bolsa de la eurozona ha logrado batir por primera vez en mucho tiempo a la bolsa estadounidense. Desde ese momento el EuroStoxx se anota una subida del 8%, frente al 5% que se revaloriza su homólogo norteamericano.