Bolsa, mercados y cotizaciones

El 90% de la deuda gubernamental desarrollada renta menos del 1%

  • El 20% de los bonos soberanos ofrece rendimientos negativos
  • El apoyo de los bancos centrales presiona a la baja la rentabilidad
Foto: Archivo

La crisis del coronavirus ha provocado que los grandes bancos centrales mundiales estén expandiendo su balance a un ritmo nunca visto, con una lluvia de compra de deuda tanto pública como privada. Con este apoyo, el interés de los bonos soberanos de los países desarrollados ha caído en picado y, según datos de Deutsche Bank, el 90% de la deuda de los mismos ofrece una rentabilidad inferior al 1%, el nivel más alto de la historia.

Todo ello a pesar de que los gobiernos también han incrementado el ritmo de sus emisiones y verán como sus déficits se incrementan de forma sustancial. "Prácticamente en todos los vencimientos los bonos soberanos de Alemania no ofrecen retornos positivos. Y los intereses negativos son algo familiar en los mercados de deuda de otros países tanto europeos como de otras regiones", explican en Allianz Global Investors. Según los datos de la gestora, tomando toda la deuda soberana y no solo la desarrollada, el 60% ofrecería un rendimiento inferior al 1% y el 20% cotiza con rentabilidad negativa.

Distribución de la rentabilidad de la deuda soberana desarrollada

En la eurozona solo Grecia e Italia ofrecen un interés superior al 1% en su deuda a 10 años. En el caso del bono español hay que irse al vencimiento a 20 años para encontrar una rendimiento superior al 1%. Al otro lado del Atlántico por primera vez a la deuda a 10 años de Estados Unidos se le exige menos del 1% y solo se supera ese nivel en los bonos a partir de 18 años. 

El papel de los bancos

Según los cálculos de Morgan Stanley, las colocaciones de deuda gubernamental del G7 -sin incluir letras- se incrementarán un 37% frente al pasado año, alcanzando los 6,5 billones de dólares, el nivel más alto de la serie histórica. Mientras las colocaciones netas aumentarán en 1,36 billones, hasta los 2,85 billones, la cifra más alta desde 2010. Sin embargo, los planes de los bancos centrales son más que suficientes para absorber estas colocaciones. Desde la entidad norteamericana calculan que adquirirán casi 4 billones de dólares este año.

En medio de todo esto, Fitch ha recordado que un número récord de bonos soberanos han sido rebajados de calificación -22 emisores- y que el valor nominal de las colocaciones afectadas es de 7,4 billones de dólares, en torno al 10% del total. Además, al cierre de mayo 31 países estaban en perspectiva negativa -otro récord-, lo que "sugiere que el valor de la deuda rebajada aumentará en 12-24 meses", recuerdan en Jefferies.

Con este panorama, la gran pregunta para el inversor es cuánto tiempo puede sostenerse esta situación, en la que los tipos se mantienen bajos a pesar de que los gobiernos cada vez acumulan más deuda.

"Las buenas noticias son que, al menos en lo que respecta a la capacidad de los gobiernos para lidiar con la crisis, no parece haber un límite sobre cómo de lejos pueden llegar los bancos centrales a apoyar a los países. Pero a medio plazo es más complicado. La primera cuestión crucial es si los bonos serán pagados o si los bancos centrales seguirán reinvirtiendo los vencimientos hasta el infinito", indican desde Natixis. Así las cosas, los índices de Bloomberg y Barclays reflejan que la deuda desarrollada gubernamental logra ganancias del 3% por precio en lo que va de 2020.

Los países aprovechan para emitir

Las condiciones favorables del mercado de renta fija tras las medidas adoptadas por los bancos centrales han provocado que los países hayan aprovechado para dar un acelerón a sus programas de financiación. Según datos de Société Générale, las economías de la eurozona han colocado casi 700.000 millones de euros en deuda en lo que va de año. De acuerdo con los cálculos del banco francés, ya se habría emitido casi el 60% de la financiación prevista para este año, por lo que faltarían 480.000 millones por colocar.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin