El miércoles 28 de octubre Naturgy presentará sus cuentas del tercer trimestre del año y se espera que anuncie el segundo pago con cargo al ejercicio 2020. El consenso prevé que abone 50 céntimos por título -una rentabilidad del 2,8%- el 10 de noviembre y que la fecha de corte sea el 6 de noviembre. Sería el segundo dividendo con cargo a los resultados de este año tras los 31 céntimos abonados en julio. La compañía tiene una de las políticas de retribución mas claras de toda la bolsa española y en su plan estratégico se comprometió a retribuir a sus accionistas con 1,44 euros con cargo a este año -un 8% de rendimiento-.

LA SALUD DEL BALANCE

Durante los últimos años las compañías europeas han disfrutado de una oportunidad histórica para reorganizar su deuda, con unos costes de financiación que marcaban mínimo histórico tras mínimo histórico. Este año el apalancamiento de las firmas del Ibex cerrará en máximo histórico -en 3,3 veces deuda/ebitda- y no se espera que se normalice a niveles previos a la pandemia ni en 2021 ni en 2022, pero lo cierto es que la capacidad de las empresas para endeudarse gracias al bajo coste de financiación ha crecido.

El holding de inversiones de la Caixa, Criteria, ha acudido al mercado y ha colocado 600 millones en deuda a 7 años. La operación se ha cerrado con un diferencial de 135 puntos básicos sobre el tipo de referencia, lo que supone un cupón del 0,875%. Este interés implica el precio de financiación más bajo para la entidad.

Después de que los dos primeros trimestres del año estuviesen marcados por el incremento de las provisiones por el Covid -y por la limpieza del balance- y acabasen en pérdidas para el conjunto del sector de 11.000 millones, los analistas esperan que en la presentación de resultados del tercer trimestre la banca española logre una cierta estabilización en sus resultados. Estiman un beneficio de unos 2.300 millones de euros y que solo Sabadell ronde los números rojos.

CRÉDITO

El pasado año la deuda con grado de inversión batió todos los récord de colocaciones en euros, con 368.000 millones de euros emitidos, según datos de Société Générale, una marca que ha durado poco. A falta de dos meses y medio para cerrar 2020, estas empresas ya han emitido más de 365.000 millones de euros apoyadas por las políticas del Banco Central Europeo y ante la necesidad de asegurar la liquidez por la crisis del Covid 19.

Tras un desplome en vertical y una rápida recuperación, la bolsa europea entró en una fase de más tranquilidad en la que el Stoxx 600 ha oscilado entre los 377 y los 347 puntos en los últimos 3 meses. Ahora, ante la mayor incertidumbre por la vuelta de las restricciones en Europa, las bolsas corrigieron el jueves y desde máximos el Stoxx 600 cede casi un 4%

RENTA FIJA

Uno de los principales atractivos de la bolsa europea -y particularmente de la española- para el inversor son sus dividendos. Sin embargo, la crisis del coronavirus ha provocado una caída en los mismos sin precedentes y el mercado espera una larga travesía por el desierto antes de que los pagos puedan recuperar los niveles previos a la crisis del Covid-19.

RENTA FIJA

Cellnex sigue preparando músculo financiero para afrontar sus futuras operaciones corporativas. Tras el cierre de la ampliación de capital por 4.000 millones, la compañía ha colocado 1.000 millones de euros en deuda a 10 años, según informa Bloomberg.

Tras la escalada bursátil de Cellnex, la gran pregunta de los inversores gira en torno a si en su cotización actual recoge todas las oportunidades de crecimiento que tiene la empresa. Hasta ahora el mercado se ha centrado en vigilar la oportunidad que suponen las operaciones corporativas -las operadoras se están viendo en la necesidad de cristalizar valor y los analistas identifican múltiples oportunidades-, pero cada vez adquiere más relevancia la capacidad que tiene de crecer de forma orgánica y de incrementar sus márgenes si logra aumentar el número de clientes (tenancy ratio) por torre.