entrevista

Tras repensar su estrategia a finales del pasado año, Telefónica se ha encontrado con el contexto más duro posible con la llegada de la pandemia, lo que ha llevado la cotización a la zona de los 3 euros, muy por debajo de las previsiones de los analistas. En un contexto bursátil marcado por la Covid-19, Laura Abasolo, directora general de Finanzas y Control de Telefónica, explica el trabajo de la empresa para que la cotización refleje el "valor intrínseco" y asegura que la situación actual "no cambia los planes a largo plazo".

RENTA VARIABLE

Tras un 2019 en el que Cellnex prácticamente dobló su precio en bolsa y pasó a rozar los 15.000 millones de valor bursátil, pocos podían esperar un 2020 tan positivo para la teleco. Con una revalorización de más del 48% en lo que va de año y la mayor ampliación de capital del ejercicio en Europa -con 4.000 millones de euros-, su valor bursátil se ha disparado hasta los 25.766 millones de euros, lo que ha convertido a la firma en la tercera compañía del Ibex por valor bursátil, solo por detrás de Iberdrola e Inditex.

renta variable

La necesidad de consolidación en el sector bancario ha sido un tema central en mercado durante los últimos años, con unos niveles de fusiones muy por debajo a los previos a la gran crisis financiera. Sin embargo, los números demuestran que en las escasas operaciones de relevancia que se han producido las entidades no han sido capaces de crear valor para los accionistas. En un sector muy a la baja, difícilmente se podría esperar que las compañías resultantes lograsen ganancias, pero lo cierto es que incluso han venido quedándose por detrás del sector.

Como ha venido sucediendo de forma recurrente durante los últimos años, en medio de las violentas caídas del mercado el sector más perjudicado ha vuelto a ser la banca. Con una caída cercana al 6% ha vuelto a ser la industria más perjudicada del Stoxx 600 y ya se encuentra a solo un 1,5% de perforar sus mínimos del año y en el caso español ya se sitúa en los mismos. Con estos números, se afianza como el sectorial más bajista de Europa, al ceder más del 43%.

Desde que la rentabilidad por dividendo estimada para las petroleras tocó máximos en el 11% se ha contraído hasta el 5,5%, los pagos del sector aún son los segundos más atractivos de la bolsa europea (tras aseguradoras) y están aún en máximos con respecto al resto del mercado si no se tiene en cuenta el último pico que no ha sido real, al no contar la oleada de recortes.

RENTA VARIABLE

La pasada semana se conocieron los datos de la macroampliación de capital de Cellnex, que se cerró con una demanda histórica de 185.000 millones para una oferta de 4.000 millones. Con la operación finalizada, este miércoles comenzarán a cotizar 101,4 millones de acciones nuevas, aumentando en un 26,3% el número de títulos en circulación.

renta variable

La crisis del coronavirus ha provocado un shock sin precedentes -por la intensidad y por la forma del mismo- en las compañías de todo el mundo. Una de las consecuencias ha sido un fuerte y rápido recorte generalizado en las previsiones de dividendo. Entre el tajo que experimentarán los pagos y la recuperación vertical del mercado -el EuroStoxx retrocede un 10% en el año, cuando llegó a caer un 35%-, los retornos esperados por la retribución han caído en picado.

Durante la próxima semana la atención de un mercado que sigue abrazando los activos de riesgo estará centrada en los datos de PMI de uno y otro lado del Atlántico el viernes y las peticiones de desempleo en EEUU un día antes.

ANTE EL DESPLOME DE RENTABILIDAD

Ineludible. Esa fue la palabra elegida por el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, para referirse al proceso de consolidación bancaria de la eurozona. Desde hace años se está esperando una segunda ola de fusiones en el sector y algunas voces esperan que la crisis del Covid-19 pueda acelerarla. Recientemente Bankia no descartaba posibles operaciones corporativas, Liberbank decía que está abierto a las mismas si generan valor y Abanca aseguraba "estar atenta" a las oportunidades que puedan surgir. Eso sí, no todos son tan entusiastas con esta posibilidad, con Santander o Bankinter -entre otros- descartando de plano participar.