Miguel Ángel Bernal Alonso

Profesor de la Fundación de Estudios Financieros

Ahora que parece que vamos volviendo a la normalidad, al menos se vislumbra así, son muchos los que se plantearán el título de esta tribuna. Sin duda, ahora es el momento de seguir lamentando los muertos, o los que han quedado con graves secuelas o aquellos que han estado ingresados o quizá han pasado esta plaga bíblica sin ni siquiera poder enterarse. Es hora también de reivindicar a los empleados públicos desde las limpiadoras de los hospitales, pasando por policías, hasta los médicos que han sido un ejemplo en esta terrible pesadilla.

Esta semana se ha llevado a cabo la fusión entre dos grandes entidades crediticias españolas. CaixaBank y Bankia son ya un único banco. Esta fusión o absorción, como se quiera ver, ha sido el último movimiento del revuelto mapa bancario español, y también europeo. Ahora bien, nada indica que éste sea el último episodio que veremos en un sector que tiene una importancia capital en la economía.

Durante prácticamente un siglo, Occidente ha mirado a los Estados Unidos de América para encontrar referentes: libertad, democracia, justicia, orden. Cada nueva generación viviendo mejor, junto a la posibilidad de avanzar por el esfuerzo y la dedicación eran ideas asociadas al sueño americano.

Nuevamente azota la pesadilla del bicho, la del maldito Covid; es prácticamente una maldición que no somos capaces de quitarnos de encima. Estamos metidos de hoz y coz en la tercera fase o rebrote de la pandemia y la verdad es que nunca nos la quitamos de encima. Desde nuestro penoso Gobierno se han lanzado mensajes que animaban a salir, cuando la situación no estaba nada clara. El Ejecutivo de Sánchez, pasada la primera pandemia y sus constantes mentiras, ante el problema del segundo y tercer rebrote se puso de perfil y transfirió a las comunidades autónomas las responsabilidad, de forma que la respuesta no era unánime. Ese Ejecutivo Frankenstein dejó de mirar, como en la primera ola, lo que estaba ocurriendo en los países de Europa y por supuesto no tomó ninguna decisión. El desaparecido Gobierno lo fio todo a la vacunación, algo que los expertos en pandemias ya avisaban que no sería una solución en el corto plazo, los contagios no pasarán a ser un problema marginal hasta bien entrado el presente ejercicio incluso con las vacunas.

Nuevamente, el sector bancario ocupa los titulares de la prensa económica. En este caso la razón es la fusión o absorción de Liberbank por Unicaja. Es esta una fusión muy conocida y de la que se ha hablado mucho, tanto en el pasado como recientemente. Ambas entidades han estado en contacto desde hace bastante tiempo con la intención de formar una única. Nadie sabe a ciencia cierta las razones que en el pasado llevaron a romper las negociaciones entre ambas entidades, todo indica que el reparto de poder era la causa principal de la ruptura; esta vez, sin embargo, el escollo parece solucionado. Esta vez, el Banco de España puede haber presionado fuerte para que la fusión se llevase a cabo, máxime si, como se comenta, al Banco Central no le gustó la ruptura del pasado.

Lo que parecía un hecho aislado en China como el SARs, se ha transformado en una pandemia como advirtió la OMS. Una pandemia de miedo, transformada en pánico, el nivel de mortalidad es inferior a la de una gripe, el tabaquismo o los muertos en carretera. Sin embargo el miedo es libre y como se dice "solo algo hay más miedoso a un dólar, dos dólares".

Cerramos 2019 con los viernes sociales, aquellas barras libres del Gobierno de cara a ganar votos. Una vez terminado el año hemos cambiado los viernes sociales por los martes de los hachazos fiscales.  Ya se sabe como dijo Josep Pla:  "Y esto, ¿quién lo paga?"

Tribuna reforma laboral

Digámoslo alto y claro España, la cuarta economía del área euro, tiene una tasa de desempleo impropia de un país desarrollado y además perteneciente esta área económica. Los datos publicados por la OCDE esta misma semana avalan la anterior aseveración, de acuerdo con los mismos, el desempleo alcanza el 14,1 % en noviembre. Esta tasa multiplica por tres a la de los países de la OCDE, comparada con la media de la eurozona tenemos más del doble de personas sin ocupar, en el área euro la cifra es de un 6,3%. Ante estos números no puede extrañar a nadie que nuestros responsables políticos deban llevar a cabo medidas para corregir severamente esta situación.

Tribuna

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Es esta frase uno de lo refranes que más se conocen y se utilizan en este país.

Tribuna

Si el pacto entre Sánchez e Iglesias fuera una película solo podría serlo de los hermanos Marx. Dicen que la política es el arte de lo posible; pues bien, este pacto es el arte de una tomadura de pelo mayúscula.