María Demertzis

Economista senior del Instituto Bruegel
Mercados

Es buen momento para intentar atrapar una paga extra de Navidad -que no un dividendo extraordinario- con las entregas que ofrecen las cotizadas españolas este mes. Porque un buen puñado de ellas permiten al inversor embolsarse rentabilidades superiores o cercanas al 2%.

Guntram Wolff / Maria Demertzis

Los programas de flexibilización cuantitativa (QE, según sus siglas inglesas) que comenzaron en el segundo trimestre de 2015 siguen siendo polémicos, sobre todo en Alemania. Las cantidades son importantes: desde el inicio del primer programa, el balance del BCE se ha triplicado y alcanza el 117% del PIB de la zona euro.

Últimos artículos de Opinión