Víctor Arribas

Periodista


opinión

Los diez retos del motor económico de España

Comenta

Isabel Díaz Ayuso ha comenzado su discurso de investidura en el Parlamento de Vallecas tocando la fibra sensible de los votantes de su partido, el PP, pero también de los de Ciudadanos y Vox. Hablando de Madrid como la casa de todos los españoles y mostrando solemne respeto hacia los símbolos de la unidad del país: la bandera, el himno y por supuesto la Corona, diariamente acosada por fuerzas en teoría progresistas que han puesto su proa contra la institucion monárquica. Hoy se dirá que esa parte de discurso de investidura la ha escrito Rocío Monasterio, o que ha sido ella la que ha decidido denominar a la Consejería de Justicia como de las Víctimas del Terrorismo, pero quien lo haga infravalora o no conoce el compromiso de la inminente presidenta madrileña con lo que representa España, en todos los sentidos. Ese arranque de la intervención ha dejado claramente definidos los principios que van a marcar el gobierno de PP y Cs apoyado pero vigilado por VOX, en un momento de evidentes incertidumbres sobre el futuro de la nación. Y ha quedado claro dónde tendrá Pedro Sánchez el dique de contención institucional a cualquier pacto, concesión o decisión ventajosa que se lleve a cabo con las fuerzas políticas contrarias a la Constitución Española.

política

Sánchez, el líder socialista que fue demasiado lejos

Comenta

En la política española actual no puede decirse que estemos libres de repetir los errores. Ni que una aberración no vaya a normalizarse con la fuerza de los hechos. Lo demuestra una vez más lo ocurrido en la formación del gobierno de Navarra, donde se ha estrenado la segunda parte del 'gobierno Frankenstein' al lograr el PSN llegar al poder gracias a Bildu.

Víctor Arribas

El centro derecha se rearma en plena crisis de Sánchez

Comenta

Los máximos órganos ejecutivos de PP y Ciudadanos entre congresos han coincidido en todo, casi hasta en el día, para realizar retoques importantes de sus comisiones ejecutivas. Las dos direcciones políticas de formaciones cada vez más cercanas en sus objetivos, y pese a eso también en su sintonía, se adaptan definitivamente al carisma de sus respectivos líderes, que han arrojado por la borda en plena carrera aquello que les sobraba o distorsionaba su mensaje de oposición. Partido Popular y Ciudadanos son desde esta última semana de julio más Casado y Rivera que antes. Sus direcciones están hechas más que antes a la medida de sus líderes, con lo que ya tienen cosas en las que parecerse al PSOE de Sánchez y al Podemos de Iglesias, proyectos igualmente centrados en los perfiles fuertemente mediáticos y personalistas de sus figuras máximas.

víctor arribas

Investidura fallida de Sánchez: lo que pudo ser y lo que fue

Comenta

El Gobierno de Sánchez pudo tener un ministerio de Justicia Fiscal. Solo quienes propusieron semejante idea saben cuales eran sus verdaderos objetivos, aunque pueden llegar a imaginarse. La justicia, según la entiende el partido que lo propuso: Podemos. Pero hay más.

Víctor Arribas

La investidura de las incongruencias

Comenta

Pablo Iglesias no ha aplaudido al candidato tras su discurso. Salvo cuando ha mencionado la lucha contra la violencia de género, aspecto en el cual todos están de acuerdo. La gran sorpresa es por tanto la distancia que separa a ambos tras la renuncia del líder de Podemos a sentarse en el Consejo de Ministros. Pero la mayor incoherencia que se ha vivido hasta ahora en la sesión de investidura, al margen de lo que pase en las votaciones, está en la posición del candidato. Su partido está buscando un acuerdo con la fuerza situada a su izquierda, discutiendo sobre la entrada de alguno de sus dirigentes en el ejecutivo, y entretanto el aspirante a Moncloa solicita encarecidamente a los grupos al otro lado del espectro ideológico que garanticen su elección. La cosa no queda ahí: Sánchez ha aceptado, aunque luego como todo lo ha matizado, ministros de Podemos tras haberlo negado durante semanas; ha aceptado que tendrá ministros de la dirección de Podemos tras haber exigido en otro momento de la negociación que tuvieran perfil tan sólo técnico; ha aceptado que tendrá ministros que han dicho que en España hay presos políticos, tras vetar a Pablo Iglesias para el Consejo de Ministros con la imposible aceptación de esas posiciones contra el Estado de Derecho. ¿Aceptará el candidato nombrar responsables de carteras "sociales" a personas que como Iglesias llevan años defendiendo el derecho de autodeterminación?.

opinión

Otros seis meses sin leyes en España

Comenta

La investidura de Pedro Sánchez la semana próxima puede ser la tercera en fracasar en solo tres años y medio. Dos veces el actual presidente en funciones y una vez Mariano Rajoy se sometieron con fracaso al escrutinio de la Cámara Baja para intentar recibir el apoyo suficiente para su programa de gobierno. La ruptura de negociaciones con Podemos que Sánchez ha anunciado hoy augura la convocatoria de nuevas elecciones en España para el próximo otoño ante la imposibilidad del candidato designado por el Rey para conformar una mayoría mínima que le permita ser investido. De modo que el día 22, salvo que alguien realice una pirueta en el aire y desande el camino plomizo recorrido desde las pasadas elecciones de abril, los ciudadanos serán de nuevo consultados en las urnas para que sean ellos, y no los dirigentes políticos, los que desmadejen un ovillo que nadie sabe cómo deshacer. 

opinión

Puertas giratorias en el Orgullo 2019

Comenta

Este pasado fin de semana me ha recordado lo ocurrido doce meses atrás en la misma fiesta reivindicativa que cada año saca a las calles de Madrid a cientos de miles de personas con el ánimo de celebrar la conquista de sus derechos. El bus de Ciudadanos ya fue abucheado en julio de 2018 a su paso por las estaciones de recorrido del orgullo, lo cual confirmaría si los analistas así lo admiten que el problema de algunos acosadores con esta formación política no son sus (inexistentes) acuerdos con Vox sino su orientación política. Algunos de los integrantes de los colectivos de defensa de los derechos LGTB han pasado de salir del armario a intentar meter en el armario ideológico a quienes no piensan como ellos. Es como una imaginaria puerta giratoria que antes cruzaban voluntariamente los oprimidos, a quienes se negaba la presencia en la sociedad por sus preferencias sexuales, y que ahora deben cruzar en sentido contrario quienes se niegan a la muerte civil a la que intentan someterles por sus preferencias ideológicas. La puerta siempre está funcionando, no para de girar: unos salen y a otros les obligan a entrar.

opinión

Las cuatro estaciones de Pedro Sánchez

Comenta

El presidente en funciones ha puesto las condiciones para su investidura: o gobierno en julio, o gobierno en julio. Ni en agosto ni en septiembre. Teniendo en cuenta que la máxima inamovible anterior de Sánchez ("o gobierna el PSOE o gobierna el PSOE") duró apenas tres días (lo que Ábalos tardó en poner las elecciones sobre la mesa), sólo nos resta esperar a ver si ésta vez habrá de nuevo corrección sobre la marcha de una posición aparentemente no negociable, un mensaje claro a su socio preferente Podemos y a su pretendido socio de conveniencia Ciudadanos. Lo interesante de este minuto de juego y resultado que nos ha traído la canícula estival es comprobar cómo en julio han sobrevenido las prisas al equipo presidencial, después de un mayo y un junio en los que nada parecía ocurrir en relación con el inicio de la legislatura. El aspirante a continuar en La Moncloa no movió un dedo en toda la primavera para someterse a una investidura sobre la que llegado el verano siente verdadera avidez.

Opinión

Abocados a elecciones cada seis meses

Comenta

Casi dos meses después de haber sido consultados en las urnas, los españoles empiezan a observar como real la hipótesis de una repetición de las elecciones. Ya conocen esta experiencia, al recordar aquél nefasto 2016 que transcurrió con un gobierno en funciones y una parálisis institucional que el país no podía permitirse. La diferencia entre lo que ocurre ahora en la política española y lo ocurrido entonces es la placidez con la que el presidente actual afronta este bloqueo, frente a la presión mediática y social que había hace tres años hacia su homólogo y antecesor. Tan plácido panorama, que Pedro Sánchez ha decidido copiar la forma de actuar de Mariano Rajoy dejando eternizarse los problemas hasta que saque de la chistera la solución. De momento ya tiene encima de la mesa los primeros sondeos sobre lo que podría ocurrir si hay nuevos comicios generales: su mayoría quedaría apuntalada, el PP asentaría su posición de líder en el ministerio de la oposición, y Podemos y Vox sufrirían el envite perdiendo parte de los pocos apoyos que obtuvieron en abril.

opinión

El banco de pruebas de la derecha en Madrid: un 'poquito' de poder a Vox

Comenta

Nadie ha confirmado el supuesto acuerdo para que Vox presida dos o tres Juntas Municipales de Distrito de Madrid, pero se da por hecho. No sería magra contrapartida para Ortega Smith a cambio del apoyo al alcalde popular Martínez Almeida, que empieza a desgranar sus proyectos municipales: recuperar el sueño olímpico de la capital, impulsar el distrito norte con la prolongación de la Castellana y derogar aunque sea parcialmente todas las medidas restrictivas contra el tráfico privado que ha dejado la ex alcaldesa Carmena. Pero las JMD son un bocatto di cardinale para quien no tiene más resortes de poder que echarse a la boca. Sin ir más lejos, quien presida la Junta de Chamberí con sus seis barrios administrativos va a implementar las primeras medidas políticas que afectarán a una población de 137.000 habitantes. Más que veinticinco de las cincuenta y cuatro capitales de provincia de nuestro país. Más que Cádiz, Santiago de Compostela, Toledo o Zamora. 145.000 tiene el distrito de Salamanca, donde el partido de Abascal quedó en cuarta posición pese a lo que pueda creerse. Nadie ha protestado allí por las noticias que sitúan a Vox en la Junta del Distrito, aunque sí se han escuchado ya las primeras críticas indignadas ante la posibilidad de que este partido presida la Junta de Usera, un barrio obrero en el que fue la quinta opción.


© Copyright Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens | Ajustes de cookies