Víctor Arribas

Periodista
opinión

Los mensajes psicológicos sobre el carácter pasajero de la gravísima crisis sanitaria que atraviesa el mundo no terminan de prender en la población, confinada en los domicilios y sin saber el tiempo que va a durar la reclusión. Especialmente, los mensajes relacionados con una rápida recuperación de la economía tras el bache monumental que se ha producido con el estado de alarma.

opinión

La semana negra del COVID-19 en el mundo nos deja una fotografía insólita y desconocida, sólo comparable a los tiempos de guerra. Los manuales de historia escolar incluirán a no tardar mucho lo ocurrido en este marzo de 2020, que según los más optimistas cambiará todas las cosas sólo mientras dure el contagio, y según el resto nos va a dejar durante años temblando.

opinión

Cinco asuntos de gran importancia en la actualidad política han conseguido visualizar los roces que se anunciaban para más adelante entre los dos partidos que conforman la coalición de gobierno progresista, ahormado tras el súbito pacto del insomnio. En solo dos meses los navajazos son ya tan profundos que las crónicas más documentadas y bien informadas hablan de posturas irreconciliables para lo que resta de legislatura, sea poco o mucho.

Opinión

La semana de la inauguración de la mesa de negociación entre España y Cataluña, de igual a igual, nos ha dejado por la puerta de atrás desagradables sorpresas, no por esperadas menos negativas.

opinión

La seguridad en sí mismos que muestran el nuevo gobierno de coalición progresista y su presidente en estas primeras semanas de gestión es un hecho comprobable en cada comparecencia, en cada declaración, en cada sesión parlamentaria. Una confianza que se apoya en la mayoría suficiente que sostiene al ejecutivo, aunque repara más bien poco en el riesgo de múltiples rupturas que puedan producirse en cualquiera de las direcciones hacia las que apuntan los integrantes de esa mayoría sin precedentes.

opinión

La frase que dejó prendida en el aire el consejero delegado del Mobile World Congress el pasado jueves, al informar de las razones que han provocado la suspensión del evento más importante a nivel mundial sobre telefonía móvil y nuevas tecnologías, no ha pasado inadvertida. “El coronavirus, problemas en los viajes y otras circunstancias”. El análisis de cuales han podido ser esas misteriosas causas puede incluir las cinco siguientes:

opinión

De entre las muchas medallas que el presidente del gobierno y sus ministros se auto imponen cada semana, la más sobresaliente es la que les concede el título de reyes del diálogo, que nunca ha existido en nuestra democracia hasta la llegada del primer ejecutivo de coalición progresista.

Opinión

El jueves no fue un buen día para el gobierno de coalición progresista, que ha cumplido tres semanas de gestión duplicada entre sus dos facciones bien diferenciadas. Se produjo la lamentable rectificación sobre la mesa de gobiernos para resolver el “conflicto político” de Cataluña, y en las carreteras andaluzas continuaban las manifestaciones de los terratenientes de la derecha carca, según la definición que les ha dado a los trabajadores del sector agrícola el líder del sindicato de clase UGT.

Opinión

El presidente encargado de Venezuela está en España este fin de semana, pese al desplante que ha sufrido por parte del Gobierno español. Lo normal es que esta autoridad de la nación caribeña, a la que tantos lazos nos unen, hubiera pasado de largo en su periplo por diversos países europeos, en vista del nulo interés, más incluso, el evidente desprecio al que le está sometiendo el presidente Pedro Sánchez.

Opinión

El gobierno eligió para su última rueda de prensa en viernes ensamblar las dos formas de comunicar que Pedro Sánchez ha elegido en estos casi dos años de presidencia: la de Isabel Celaá y la de la nueva portavoz María Jesús Montero. De la trascendencia impostada de la primera pasaremos a convivir una vez a la semana con la familiaridad teatral de la segunda, pero la sensación general es que las frases y expresiones para la posteridad no van a desaparecer de la sala de prensa del Palacio de la Moncloa en los 1.400 días que, según el presidente, va a durar el gobierno de coalición progresista.