Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex 35 sufre una mala racha sin precedentes y termina agosto en los 7.800 tras una caída mensual del 3,3%

  • La bolsa española encadena 11 días a la baja, algo sin precedentes
  • El Euro Stoxx 50 pierde un 5% y divisa ya los peligrosos 3.500
  • Se prevé una banca central más restrictiva para frenar la inflación
Madridicon-related

Las bolsas de Europa se despiden este miércoles del octavo mes de 2022 y el balance no es precisamente positivo. El temor a una pronta recesión económica con unos bancos centrales invocando mayores subidas de tipos se ha recrudecido en las últimas semanas y ha golpeado de nuevo a la renta variable, aunque no con la misma fuerza que en junio. El retroceso mensual en los parqués europeos ha superado el 5%. En el caso del Ibex 35 español, el descenso rebasa el 3%, borrando de golpe el rebote del mes pasado. De hecho, el indicador patrio ha encadenado 11 sesiones en negativo, algo que no ha sucedido antes desde su nacimiento a principios de 1992. El selectivo español termina agosto bajo los 7.900 puntos.

Concretamente, el Ibex 35 acaba la jornada perdiendo un 1,17% y el mes dejándose un 3,31% hasta los 7.886,1 puntos. La principal referencia continental, el EuroStoxx 50, cae un 1,25% este miércoles y un 5,15% en agosto hasta los 3.517,25 puntos. Tras su cuarta sesión consecutiva en rojo, el índice europeo se aleja de los 3.600 puntos cuando el mes pasado acabó sobre los 3.700.

Este no está siendo un buen año para las bolsas del Viejo Continente. Con agosto ya tachado, las caídas acumuladas desde el final de 2021 en la mayoría de los parqués son de doble dígito. En el mercado español son del 9,5% y en el EuroStoxx 50 superan el 18%.

Joan Cabrero, asesor de Ecotrader, señala: "Las últimas caídas en las bolsas europeas están sirviendo para corregir parte del último y fuerte rebote que nació a mediados de julio", asegura este analista técnico, que sitúa el "soporte clave" del EuroStoxx en los 3.500 enteros.

El Ibex encadena 11 días en rojo

En territorio patrio, el Ibex no solo se aleja hoy de las 8.000 unidades que ayer no fue capaz de reconquistar, sino que ha perdido los 7.900 puntos. Era en los 7.940 donde tenía su soporte, según Cabrero, aunque el experto subraya que la "referencia clave" es la del EuroStoxx mencionada. El siguiente paso para el Ibex serían los 7.765 puntos.

El Ibex 35 termina agosto con un balance deplorable pese a haber experimentado en las últimas semanas una racha positiva histórica (subió durante 11 jornadas seguidas). El problema es que a dicho rally le ha seguido su auténtico reverso: el Ibex 35 ha encadenado hoy su undécimo día en rojo, algo que no había sucedido antes.

Los descensos han sido mayoritarios en una sesión en la que Meliá Hoteles logró el mejor avance (+2,98%), seguido de CaixaBank (+2,11%), Sabadell (+1,42%) y Bankinter (+1,39%).

El retroceso más acusado lo sufrió Red Eléctrica (-3,54%), por delante de Inditex (-2,66%), Enagás (-2,62%) e Iberdrola (-2,44%). Siemens Gamesa se mantuvo en tablas.

Atendiendo a las compañías de mayor capitalización, a las caídas de Inditex e Iberdrola, se suman las de Naturgy (-2,38%), Cellnex (-1,75%) y Santander (-1,25%). Por el contrario, BBVA avanzó un 0,11%.

En el balance mensual, el peor parado ha sido Grifols, con un retroceso superior al 15%. Banco Sabadell, por el contrario, lidera las ganancias al haberse anotado más de nueve puntos porcentuales a lo largo de agosto. 

La inflación presiona y los bancos centrales se muestran 'agresivos'

La renta variable europea comenzó este miércoles con un tono ligeramente positivo. Pero los números verdes desaparecieron durante gran parte de la jornada tras la publicación del último dato de inflación en la eurozona.

En concreto, el índice de precios al consumo (IPC) ha alcanzado este mes un nuevo récord, en el 9,1% anual. Esto aumenta las probabilidades de que el Banco Central Europeo (BCE) endurezca aún más su política monetaria para hacer frente a la subida de los precios, aún a pesar del actual frenazo de la economía y de la previsible recesión en la región (aunque el BCE descarta que vaya a ser profunda y duradera).

"El IPC añade presión para que el BCE aplique medidas más contundentes", aseguran los expertos de Bankinter. En la misma línea, desde Oxford Economics ya anticipan un incremento de los tipos de interés en 75 puntos básicos la próxima semana (el BCE se reúne el jueves 8 de septiembre). Sería una subida del precio del dinero sin precedentes en la eurozona, pero que ya están reclamando varios miembros de la entidad central. "No vemos un giro dovish hasta 2023, después de otro movimiento de 25 puntos básicos en febrero", señala Riccardo Marcelli Fabiani, analista de la mencionada firma.

La otra referencia macro del día ha sido la encuesta ADP de empleo privado en EEUU, relativa también a este mes, y que ha sido peor de lo esperado por los analistas. El informe señala "un punto de inflexión" en el mercado laboral de la mayor potencia del mundo, que en julio ya volvió a sus niveles previos a la pandemia. El 'frío' dato ha llevado el verde a Wall Street intuyendo una Fed menos agresiva, recortando Europa las pérdidas, pero las dudas no han tardado en volver, acusándose los retrocesos.

Este viernes se conocerán las cifras oficiales de creación de empleo y paro en Estados Unidos del mes pasado. Por eso desde Bankinter aseguraban a primera hora que "Esta semana no hay nada que hacer".

"Ya estamos con la mirada puesta en la reunión del BCE del 8 septiembre y en la inflación americana [IPC] del 13 de septiembre. La economía americana puede aguantar las subidas de tipos que quiera aplicar la Fed y eso bloquea las bolsas", aseguran estos expertos. Así, agosto da paso al noveno mes del año en el que la banca central, una vez más, marcará el rumbo de los mercados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud