Bolsa, mercados y cotizaciones

Sergio Ávila (IG): "Me mantendría fuera del sector bancario español al completo pese a su descuento"

  • "Hay oportunidad en eléctricas y en firmas de cemento y construcción"
Sergio Ávila Luengo, Analista de Mercado financieros en IG
Madrid.

El aluvión de recortes de tipos de interés que los bancos centrales del mundo están llevando a cabo está descabalgando todos los planes estratégicos de las principales entidades bancarias de España. Así lo entiende Sergio Ávila Luengo, analista de mercados financieros en IG, que cree que el mercado se va seguir apoyando en las políticas de los bancos centrales y que las firmas financieras son las grandes perdedoras de este movimiento.

¿Cómo estima que va a evolucionar el precio del crudo en las próximas semanas o meses?

Hemos visto un repunte muy grande esta semana en el precio del barril de petróleo con los ataques a la refinería de Aramco en Arabia Saudí, algo que favorece un aumento de la tensión geopolítica. Aunque si que es cierto que luego se ha informado que ya se ha restablecido gran parte de la producción, se trata de un evento que va a reducir la oferta de crudo, por lo que si que cambia considerablemente el panorama y sí que creo que va a rebotar. La incertidumbre, los conflictos geopolíticos y el sentimiento inversor se inclinan por las compras en el petróleo ahora mismo. Además, aunque Donald Trump haya dicho que no quiere entrar en guerra, en el momento en el que oficialmente se investigue quien está detrás de estos ataques, acabará generando consecuencias geopolíticas que pueden hacer que siga aumentando el precio del crudo. Por tanto creo que este acontecimiento tendrá efectos en semanas posteriores y que veremos de nuevo al petróleo avanzar en su escalada. Si se empieza a ver una escalada de la tensión, con Arabia Saudí atacando a Irán (dos grandes potencias exportadoras de petróleo) si que podría ser más preocupante y veríamos el precio del crudo muy por encima de los niveles actuales, pero sería aventurarse mucho fijar un precio al que podría irse el barril de crudo dada la situación actual. Sea como sea, la primera resistencia a la que se enfrenta el barril de Brent, está en los 74,5/75 dólares.

¿Por qué compañía apostaría si se mantuviera esta tesitura alcista en esta materia prima?

Repsol es, evidentemente, la empresa más beneficiada en este contexto. Aunque se ha parado en la zona de resistencia, lo que indica que a lo mejor no se cree aún el alza en el precio del petróleo, si que es cierto que un contexto alcista invitaría a que la compañía superara los 14,34 euros, algo que si consigue a cierre diario invitaría a mayores subidas. La media de analistas nos indica que su precio objetivo está por encima de los 17 euros. De hecho, aunque yo creo que está un poco sobrevalorada por descuentos de flujo de caja, la subida del precio del petróleo puede ayudar a que se acerque a dicho nivel. Aparte de las petroleras como Repsol, las energéticas también se beneficiarían de este movimiento del petróleo al ser empresas más defensivas que se aprovechan del temor que puede generar un conflicto geopolítico. La subida del crudo podría provocar un lastre a nivel mundial en el crecimiento global del planeta por suponer un coste mayor para crecer. El ciclo económico que vemos que se esta enfriando lo que podría generar la entrada en el sector utilities, que se vana beneficiar sí o sí de un movimiento así.

Los bancos, por contra, se encuentran en el lado opuesto de la moneda. ¿Hay alguno que se salve?

Yo me mantendría fuera del sector bancario al completo. Aunque haya algunos bancos infravalorados por descuento de flujos de caja a precios actuales, y que podrían ser una buena oportunidad de inversión ahora, me mantendría fuera. Hemos visto como desde el Banco Central Europeo (BCE) se ha admitido que están preocupados por como afectan a las entidades financieras los tipos negativos, y por su baja rentabilidad. Y, evidentemente, el hecho de que la política expansiva se pueda seguir manteniendo tanto en Europa, como en EEUU, Reino Unido, Japón, China... les afecta. A nivel general todos los bancos centrales están siguiendo una línea de políticas expansivas que perjudica a todos los bancos del mundo. Además, a nivel general, el ciclo se sigue enfriando y para que la banca funcione bien necesitamos un ciclo económico que vaya bien para que aumenten así las inversiones y el gasto a nivel general.

¿Y en el caso particular de España?

En España, tenemos los tipos bajos y luego, por otro lado, tenemos el tema del IRPH, que en caso de que finalmente salga una sentencia en contra de la banca va a suponer un agujero de muchos millones que en principio no están aprovisionados en sus resultados. A eso hay que sumar que aún no tenemos Gobierno, y la incertidumbre que esto genera. Yo estaría fuera del sector, el rebote de las ultimas jornadas en la banca podría estar llegando a su fin. El sectorial se está acercando a resistencias y si quiere superarlas tendríamos que ver muchas más medidas por parte del BCE destinadas a aumentar la rentabilidad de los bancos y que empezásemos a ver que los inversores empiezan a tener conciencia de que se puede solucionar todo.

¿Los fabricantes de coches se están viendo afectados por el enfriamiento económico global o hay algo más?

Los últimos datos de matriculaciones en Europa no han sido positivos y reflejan que el sector está sufriendo. Y esto es una situación que afecta también a las empresas metalúrgicas, que abastecen a parte de las empresas del automóvil. Además, teniendo en cuenta que Donald Trump todavía no ha terminado con los aranceles y que podría poner restricciones a Europa, pues para mi es un sector que sí que puede seguir tenido dificultades a futuro. Y es que, son empresas que dependen de que la economía global vaya bien para que los consumidores sigan comprando coches, porque si no, estos no renuevan su parque automovilístico. Yo, por tanto, seguiría bastante cauto.

Entonces, si algún inversor quisiera entrar ahora en algún sector, ¿en cuál debería hacerlo?

En España, lo haría en el sector de las eléctricas y en el de cemento y construcción que se beneficia de la política expansiva de los bancos centrales. Son dos sectores que necesitan financiación para desempeñar su actividad, y cuanto más barata sea esta, será mucho mejor para ellos. De momento a pesar de que el ciclo podría enfriarse, en España aún podemos ver compras de pisos. Si entrásemos en recesión se podría ver afectado, sí, pero por ahora, mientras aguante el ciclo y la política expansiva de los bancos centrales, podremos seguir viendo compras en ambos sectores.

Y particularmente en esos sectores, ¿con qué empresas te quedarías?

Yo me quedaría con Colonial, que lo esta haciendo bien técnicamente hablando. Está habiendo compras en el valor y se mantiene cerca de los máximos de las últimas 52 semanas. Además tenemos a Ferrovial, que a pesar de que ha subido con fuerza aún podría tener recorrido y a Merlin Properties. A más largo plazo me gusta ACS, que para mí es el valor más potente en cuanto a fundamentales. Es una compañía que cotiza con descuento y sigue estando en tendencia alcista pese a haber corregido en las últimas sesiones. Podría despegar en las próximas semanas.

Inditex se mantiene como la peor empresa del Ibex en septiembre...

Hemos visto, efectivamente, una corrección importante en Inditex. Desde los máximos de principios de septiembre hasta los precios actuales, ha cedido en torno a un 8% aproximadamente, pero para mí la compañía sigue estando en tendencia alcista. Se trata de una corrección lógica tras presentar sus resultados. Esto es algo que puede pasar, porque muchas veces en el mercado, los inversores compran con el rumor y venden con la noticia. Si que es cierto que el beneficio por acción de la compañía estuvo un poquito por debajo de lo esperado, pero en líneas generales ha cumplido con las expectativas de ingresos. El consenso de mercado marca un precio objetivo en el entorno de los 28,78 euros por lo que le quedaría recorrido. En mi opinión, mientras no pierda el soporte que encuentra en los 25,64 euros creo que sería un valor en el que mantener posiciones, porque a pesar de ser una compañía saneada y con poca deuda, creo que estaría sobrevalorada en este momento.

¿Por qué no hay ruido corporativo en torno a BME y sí con la mayoría de firmas del sector?

La bolsa española no despierta mucho interés a nivel internacional. No es algo que sea realmente interesante. Tenemos 35 empresas medianamente decentes, que tampoco es que sean especialmente grandes. Si esto lo compraras con la bolsa inglesa, te das cuenta que es algo que no tienen nada que ver con la bolsa de Londres, por ejemplo. En el mercado inglés, por ejemplo, tenemos FTSE 100 o el FTSE 250, donde cotizan empresas que no son muy grandes dentro de Reino Unido pero que si se vinieran a España estarían dentro del Ibex 35 por tamaño. Además sus volúmenes, comparados con los de otras bolsas, no ayudan a que haya un interés internacional por ella. Además, los rumores sobre la imposición de una Tasa Tobin a las grandes empresas españolas, es algo que puede reducir la liquidez y el volumen de compras y ventas en el mercado español y eso es algo que provoca que pueda haber menores movimiento, menores transacciones y menores comisiones, que al final es con lo que gana BME. Sus resultados, en línea con lo esperado por el mercado, reflejan un Roe (rendimiento de la inversión) inferior al que mantienen el resto de empresas del sector, su rendimiento sobre fondos propios también es inferior al de la industria en general y su rendimiento sobre los activos, también es menor. Además los ingresos le han caído por debajo de las expectativas y la tendencia en el valor sigue siendo bajista y no parece que esto vaya a cambiar.

¿En qué deberías invertir según tu edad?:

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.