Fernando S. Monreal

Redactor de elEconomista.es
Muchos analistas aún siguen manteniendo su fe en la compañía

La compañía de cruceros atraviesa uno de sus ejercicios más inciertos en bolsa en los últimos años. Sus acciones han llegado a dejarse más de un 80% en los primeros meses del año al calor de la propagación del coronavirus y, sobre todo, de las medidas adoptadas por los gobiernos de las principales economías del planeta para evitar que la pandemia siga avanzando. Sin embargo, la fe de los analistas en la compañía se mantiene aún.

Renta Variable | Valor Caliente

La mejor manera que tiene el mercado de demostrar que quiere que las cosas vuelvan a la normalidad previa a la crisis que ha desatado la rápida propagación del coronavirus es su apuesta por valores menos relacionados con la curación de la propia enfermedad.

renta variable | España

Dos acontecimientos de naturaleza muy diferente han espoleado en las últimas horas a los alcistas de uno y otro lado del Atlántico, llevando a los principales selectivos de renta variable a poner tierra de por medio con los mínimos del pasado lunes.

Renta Variable | Valor Caliente

Hace apenas unos meses, cuando aún estaba en ciernes la actual crisis desatada por la rápida propagación del COVID-19, inversores y analistas no podían si quiera imaginar que en el mercado de renta variable por excelencia, el estadounidense, sólo iba a quedar una empresa capitalizando más de un billón de dólares, Microsoft

Las consecuencias económicas del coronavirus

"La próxima catástrofe mundial será una epidemia. Puede que exista un virus con el que las personas se sientan lo suficientemente bien mientras están infectadas para subirse a un avión o ir al supermercado, y eso haría que se extienda por todo el mundo de manera muy rápida". Esta frase no es actual, sino de hace cinco años y cuyo autor fue el fundador de Microsoft, Bill Gates.

EL INDICE DEL MIEDO

Además de los principales bancos centrales del planeta, la otra gran protagonista del mercado en las últimas semanas está siendo la elevada volatilidad que inunda los parqués de uno y otro lado del Atlántico. Las abruptas caídas y los rebotes que les siguen no hacen sino poner de manifiesto la cada vez mayor inestabilidad en la renta variable.

ALARMA ECONÓMICA Y SANITARIA

Dos crisis económicas y financieras distintas; dos maneras muy diferentes de encontrar una solución para atajar el problema de raíz. Esta es la sinopsis más escueta que se puede hacer para explicar por qué las medidas que las principales entidades centrales han puesto en práctica en las últimas horas no tienen el mismo carácter de coordinación que las que se tomaron la caída de Lehman Brothers.

CLAVES DE LA SESIÓN

Wall Street le va a costar olvidar esta semana. Es una de las más agudas desde el hundimiento de Lehman Brothers y deja dos días 'negros', el lunes y el jueves. Sobre todo se recordará este último, con una caída tan brutal que no se había visto algo igual desde 1987. Una vez Donald Trump ha declarado la emergencia nacional, los índices se han disparado hacia el final de la jornada. El Dow Jones avanza un 9,4% este viernes y alcanza los 23.185,62 puntos; el S&P 500 acaba el viernes en los 2.710 enteros, un 9,28% más que el jueves, y el Nasdaq 100 sube un 10% hoy, hasta alcanzar los 7.995 puntos.