Opinión

La letra pequeña del Banco de España: alza de precios del 20%

PV

La matanza de Bucha, cientos de cuerpos inermes diseminados por la calles de ésta ciudad, víctimas inocentes que portaban un lazo blanco en la solapa de su chaqueta en señal de paz, ha indignado al mundo y convencido a los gobernantes de que es necesario incrementar la ayuda a Ucrania. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció el envío de armamento pesado, después de advertir de que "tenemos que ser realistas. La guerra puede durar mucho tiempo, varios meses, incluso años". Stoltenberg, al igual que otros dirigentes, considera que hay que estar preparados para el fortalecimiento de las sanciones económicas y el envío de armamento.

El Parlamento europeo aprobó el jueves una resolución no vinculante para cortar las relaciones comerciales con Rusia, incluidas las importaciones de petróleo y de gas, que será debatida el lunes por los ministros de Asuntos Exteriores. Rusia percibe unos 700 millones mensuales por la venta de hidrocarburos. Una cuantía fundamental para el mantenimiento de su maquinaria de guerra. Alemania, que importa el 60 por ciento de su energía de Rusia, sería el principal afectado, por lo que es improbable que la decisión se adopte la próxima semana. Pero las presiones son cada vez más intensas en esa dirección.

El alto representante para la Política Exterior, el español Josep Borrell, también señaló esta semana que "reducir la dependencia del gas de Rusia es un objetivo difícil, pero aplicable" y pidió a los europeos que "bajen la calefacción de sus casos (…) para recortar el consumo de gas, como cuando cortamos el agua porque hay sequía".

¿Qué consecuencias tendría el corte de las importaciones de gas ruso? El Banco de España es una de las pocas instituciones que ha respondido a esta cuestión. En el boletín económico de abril señala que "la capacidad de los países de la UE de sustituir sus insumos energéticos procedentes de Rusia es limitada y costosa a corto plazo, lo que daría lugar a efectos potencialmente severos sobre el PIB y la inflación, también en España, a pesar de su menor dependencia de esas importaciones".

La institución que dirige Pablo Hernández de Cos estima que el PIB podría caer hasta 1,3 puntos adicionales mientras que los precios al consumo se incrementarían entre un punto y punto y medio.

Pero no es éste el principal riesgo que corre la economía española en estos momentos. El Banco de España alerta de que el mantenimiento de los costes de la energía elevados podría trasladarse a los salarios y al resto de los precios al consumo, lo que restaría 1,5 puntos adicionales de PIB de aquí a 2024. El mayor impacto se concentraría el año que viene, con casi un punto menos de crecimiento sobre el previsto.

El banco central presidido por Hernández de Cos se caracteriza por su prudencia y no lo señala abiertamente. Pero sólo hay que saber sumar: el retroceso de 1,3 puntos ante un hipotético corte del gas ruso, unido la caída de otro punto del PIB por el contagio de la inflación a los salarios produciría un shock negativo de 2,3 puntos en 2023. Si ese porcentaje se resta del 2,9% del PIB previsto por el Banco de España para el año que viene el panorama es inquietante.

España corre el riesgo de entrar en estanflación en 2023, con un crecimiento de sólo 0,6 puntos y una inflación adicional de cuatro puntos, hasta el 6 por ciento. Hay que tener en cuenta, que el contagio a los salarios elevaría por sí sólo en 2,5 puntos los precios al consumo, siempre según el Banco de España.

¿Qué país es capaz de aguantar tasas de inflación de alrededor del 6 por ciento anual durante tres años seguidos? El año pasado rondó ya este porcentaje y éste se situará en una media del 7,5 por ciento. En caso de que se cumpla este escenario, estaríamos hablando de un encarecimiento del coste de la vida del 20 por ciento entre 2020 y 2023, una cifra inédita desde los años setenta. Esta es la letra pequeña del último informe del Banco de España, que la Prensa no ha sabido leer.

Las posibilidades de que la economía se paralice son muy elevadas. Un día después de que la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, descartara la estanflación, el economista jefe de BBVA Research, Miguel Cardoso, aseguró en la presentación de las previsiones macroeconómicos para este ejercicio, que el crecimiento será plano o incluso negativo en el segundo y el tercer trimestre por culpa de la guerra. El fantasma de la estanflación ó incluso de la recesión reaparece así también para los analistas de la entidad financiera, a pesar de Calviño.

Otra de las magnitudes que inquieta en el Banco de España es el déficit de las cuentas públicas. El boletín de abril prevé que se mantenga estable en torno al 5 por ciento durante los tres próximos años, hasta 2024.

El desajuste de este ejercicio podría explicarse por los 6.000 millones anunciados hace unos días dentro del plan de choque, que prevé, entre otras medidas, la subvención de los carburantes en 20 céntimos, unida a la rebaja de impuestos especiales, ya puesta en marcha con anterioridad.

Pero, ¿qué impide su descenso en los años siguientes? La explicación está en las pensiones, que deberían subir el 7,5 por ciento el próximo año para mantener el poder adquisitivo de los jubilados. La medida costará la friolera de 13.000 millones extraordinarios, e incrementará en más de un punto el déficit público. Desde BBVA y otras instituciones se pide incluir el alza de las pensiones dentro del pacto de rentas que negocian sin mucha suerte los agente sociales para moderar el incremento de los salarios.

Ahora quizá comprendan porqué cuando el jefe de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, pidió este jueves a Sánchez una rebaja de los impuestos a clases medias y bajas, durante su visita al Palacio de la Moncloa, el presidente respondió, sin pestañear, que no. El presidente se niega en redondo a hablar de recorte del gasto publico, aunque estemos en guerra y haya acabado la pandemia.

El otro acontecimiento que marcó la agenda financiera fueron las actas de la Reserva Federal de Estados Unidos. La preocupación por los precios provocó que los gobernadores de la FED debatieran la posibilidad de subir los tipos de interés en medio punto en lugar de las 25 centésimas anunciadas tras su último encuentro. También acordaron reducir en 95.0000 millones el balance de compra de deuda a partir de mayo para luchar contra los precios.

El Banco de España está elaborando un informe sobre el impacto negativo de un hipotético corte del gas ruso sobre Europa, que sería mucho más dañino que en España.

En Estados Unidos, la presión de los costes energéticos es mucho menor que en Europa porque es uno de los grandes productores de gas y petróleo. ¿Cuánto aguantará el Banco Central Europeo sin seguir los pasos de la Reserva Federal? Este será el debate de los próximos meses y la nueva fuente de inquietud financiera, porque acarreará un importante alza de la morosidad en los proximos meses.

PD.-La operación empresarial de la semana es la intención de presentar una opa por la italiana Atlantia por parte de Florentino Pérez (ACS) junto a GIP y la canadiense Brookfield, que ha despertado el rechazo de la familia Benetton, propietaria de un tercio de la firma de infraestructuras transalpina. Pérez es un especialistas en cazar gangas, como hizo con Hochtief en 2006, en un momento muy delicado para la constructora germana. Pero esta vez, los Benetton no parecen dispuestos a ceder la presa fácilmente y se han aliado con Blackstone para encarecer el precio de la operación.

La oferta que baraja Blackstone, 24 euros por acción, representa una prima de más del 30 por ciento sobre la cotización anterior a los rumores de opa. No es la primera vez que Pérez fracasa y sale escaldado en sus apuestas. Recuerden en qué quedó la Superliga, que intentó levanta junto a otra docena de grandes clubes de fútbol europeos para hacer sombra a la Champions La iniciativa cosechó el rechazo hasta del Gobierno español. Siempre es mejor ir de frente, que intentar entrar por la puerta trasera.

comentarios9WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 9

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Isgaan
A Favor
En Contra

Aunque me suelen gustar los artículos del director, porque suele ser bastante transparente con la situación económica actual, al final no deja de ser un súbdito del amo de este medio, que no es otro que un famoso lobby americano.

Por ello, incluso antes de la primera letra, ya se mete propaganda falsa en este artículo. Porque, al contrario de lo que indica la imagen de la cabecera, Rusia no ha cortado en ningún momento el gas a Europa. Más al contrario, no ha dejado de estar en máxima capacidad desde el primer día de la invasión. Y tan claro lo ha tenido Europa, que en la batería de sanciones que están disparando la ya disparatada inflación, siempre ha estado fuera el gas. De hecho, no se ha cortado el envío de petróleo y sus derivados ni siquiera a EEUU, que a día de hoy sigue comprándolo (como indica la agencia de energía americana, al contrario de lo que anunció Biden).

Y empezar el artículo con la matanza de Bucha para desarrollar luego la gravísima situación económica actual (en la que de nuevo vuelve a brillar el artículo del director), es un intento muy burdo de condicionar a los lectores que no estén tan interesados en la economía, para justificar todo el despropósito que se viene cocinando desde el 2019, y que se avivó con el fuego más intenso que nunca se había creado, con la mayor "impresión" de dinero de la historia con la "excusa" del virus.

Esto es lo que pasa cuando los políticos toman la decisión de hacer, no lo que le interesa a su pueblo, si no exclusivamente lo que les interesa a ellos, siguiendo como lacayos que son las indicaciones de poderes trasnacionales. Porque sin esa propaganda bestial que hay sobre el conflicto ucraniano, donde los rusos son culpables de todo, y los ucranianos son todos santos, familiares directos de Santiago Apóstol, quizás una consulta al pueblo español donde se le hubiese preguntado si estarían de acuerdo con imponer las sanciones a Rusia a costa de duplicarnos el precio de la luz, triplicar el del gas, y llegar al doble dígito en la inflación, quizás no hubiese salido hacia adelante la decisión de aplicar dichas sanciones.

Prácticamente, las únicas buenas decisiones a nivel de política exterior de España en el siglo XX fueron declararse neutrales en la WWI y la WWWII. Y el ponernos tan claramente de un lado de uno de los combatientes en una guerra que no es nuestra (por mucho que nos quieran convencer los medios generalistas occidentales), aplicando unas sanciones salvajes (que por menos originaron las mayores guerras en el siglo pasado), congelando sus activos en el extranjero, y enviando armas, supone asumir un riesgo tremendo, con consecuencias impredecibles.

Puntuación 47
#1
plenilunio
A Favor
En Contra

¿Cuántos votantes de la la ultra-Izquierda se darán cuenta de que cada vez que gobiernan joden un bastante más el país? Pocos... llevamos así décadas.

Puntuación 23
#2
Tomas Morales
A Favor
En Contra

Locas medidas de políticos locos que atormentan a sus pueblos posibilitadas por periodistas corruptos que los mantienen enajenados.

Como este caso.

Bien empieza reconociendo que las víctimas llevaban lazos blancos. O sea, eran rusos o prorrusos. Y la conclusión "lógica" es que hay que dar más armas a los nazis para que les sigan alimentando de noticias falsas que son las únicas que permite el Ministerio de la Verdad. De ahí al guano, dos cuartas.

Puntuación 9
#3
LO QUE ESTÁ CLARO ES QUE...
A Favor
En Contra

Lo que está claro es que todos los medios de comunicación y sus mamporreros afines, manipulan, tergiversan y subjetivizan lo que está ocurriendo al dictado de La Voz de su Amo.

Imágenes, textos, crónicas, editoriales, vídeos y todo tipo de material periodístico.

Puntuación 13
#4
Solón
A Favor
En Contra

Alimentando la rusofobia mientras la clase política sometida al globalismo se dedica al pillaje con el pueblo.

Puntuación 14
#5
hp
A Favor
En Contra

La violencia con violencia se cura. VIVA ETA y RUSIA.

Puntuación -25
#6
Que los eliminen
A Favor
En Contra

Sería un gran ahorro para los contribuyentes eliminar el Ministerio de Igualdad, el Ministerio de Consumo (no controla las tremendas subidas de precios), el Ministerio para la Agenda 2030 etc etc...

.... y el Banco de España, que no vale para nada pero sale muy caro.

Puntuación 18
#7
A Favor
En Contra

¿20% en tres años? Ya tenemos el 20% (y más) desde principios de año... No me vengas con historias.

Puntuación 15
#8
Yo
A Favor
En Contra

Las previsiones de inflación en españa para 2022 del 7% .

Si el BCE subiese los tipos desde ya lo podría bajar al 2% antes de acabar el año y no lo hacen .

Lagarde y guindos van a arruinar Europa y están generando el futuro núcleo de desintegración de Europa. No están actuando para el pueblo , eso va a destruir Europa.

Al final el pueblo se impondrá.

Europa no es interesante para la gente al final votaremos a partidos que nos saquen de Europa.

Puntuación 14
#9