Mónica G. Moreno

Redactora de elEconomista
Vivienda

Los anuncios de internet para comprar o alquilar vivienda han agilizado el proceso de búsqueda, ya que de un solo click se puede acceder a cantidad de casas disponibles. Sin embargo, aunque se ha facilitado el proceso sin la necesidad de hacer desplazamientos para la búsqueda y existe la posibilidad de comparar distintos inmuebles de forma más rápida, no es una tarea sencilla. Según estimaciones de Reatia -startup portuguesa de IA para el sector proptech que opera en España dando servicio a agencias inmobiliarias y agentes independientes-, cada vivienda en venta o alquiler se repite diez veces de media en los anuncios de internet, lo que puede dificultar la búsqueda.

La reconstrucción

En medio de la crisis sanitaria, Internet se ha convertido, más aún, en un escaparate de oportunidad para el nacimiento de nuevos negocios. Este ha sido el caso de Bloom Gourmet, un e-commerce online que ofrece distintos tipos de cestas personalizables y opciones ya preparadas con productos gourmet y especiales, con el objetivo de ofrecer un regalo diferente.

Patrimonio Inmobiliario

Los hábitos de consumo han experimentado un cambio, aumentando una tendencia exponencial a lo largo de los últimos años: el comercio electrónico. Desde que comenzó la pandemia, más de la mitad de los consumidores (51,4%) han aumentado sus compras a través de internet, según recoge el estudio 'El Futuro de los Medios de Pago 2021' de UniversalPay, lo que significa que casi el 95% de los compradores de entre 18 y 65 años adquieren productos online de forma habitual. Esta tendencia ya estaba arraigada entre los grupos más jóvenes -de 18 a 45 años- y ha experimentado un crecimiento en el último año sobre todo en la franja de edad comprendida entre 45 y 65 años. "La consolidación y el éxito del 'e-commerce' no es circunstancial, sino que el comercio electrónico ha llegado para quedarse gracias a todos los agentes que intervienen en su red", señala Arístides Santana, director comercial de UniversalPay.

Transformación digital

La transformación digital de las empresas, acrecentada por la pandemia, pone en boga los centros de datos (data centers). Este sector está en plena expansión en nuestro país debido a la necesidad de las empresas de tener un gran volumen de información alojado en centros especializados. Según los expertos en la materia, España es el país del sur de Europa que reúne las mejores condiciones para aprovechar la oportunidad que ofrece el desarrollo de una economía digital basada en la nube, por su situación, su conectividad, su fiabilidad energética y el amplio recorrido que tiene el desarrollo de data centers.

Patrimonio Inmobiliario

El avance de la vacunación abre atisbos de luz para el turismo, un sector que frenó en seco afectado por la crisis del Covid-19. La pandemia nos ha obligado a adaptar muchos de nuestros hábitos, lo que ha provocado que el intercambio de vivienda gane adeptos como alternativa al modelo turístico tradicional. Este aspecto queda reflejado mediante las previsiones de viajes para 2021 a través de los datos de HomeExchange, comunidad de intercambio de casas. Hasta la fecha hay más de 16.600 pernoctaciones contratadas en España a través de la plataforma -durante 2020, la comunidad de miembros de HomeExchange en nuestro país creció con 10.000 nuevos registros de usuarios y se superaron las 337.000 pernoctaciones-.

Patrimonio Inmobiliario

Una solución residencial con un enfoque en la comunidad es la definición más pura del concepto 'coliving'. Todo gira en torno a la comunidad y hay que tener claro que es una elección del estilo de vida. Ante el aumento de esta forma de habitar surge una pregunta: ¿En qué normativa encaja el 'coliving'? A qué leyes se ajusta o qué régimen de usos y licencias se deben aplicar son algunas de las cuestiones que surgen, ya que a nivel nacional -a excepción de Cataluña- no existe un marco normativo que regule expresamente este sistema.

Patrimonio Inmobiliario

El interés por las criptodivisas aumenta. Prueba de ello es que en el último año la cotización del bitcoin ha escalado hasta situar su precio por encima de los 55.000 dólares. Esta situación abre un debate hacia el sector inmobiliario y la compraventa de una vivienda mediante criptomonedas. Por el momento, son pocas las transacciones que se contabilizan en nuestro país al respecto, sin embargo, Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso, considera que "la compra de activos inmobiliarios en bitcoin es una opción de futuro que irá llegando".

Reactivación

El avance en la vacunación abre atisbos de luz sobre todos los sectores. La reapertura de las economías apoya la recuperación de los gigantes industriales, que experimentarán a lo largo de este año un incremento tanto en su facturación como en su beneficio después de las caídas sufridas en 2020. Así, el consenso de mercado que recoge FactSet estima que las ventas conjuntas de las 20 grandes compañías del sector industrial crecerán un 5% este año, hasta alcanzar los 745.167 millones de euros -frente a la caída del 14% registrada entre 2019 y 2020-. Esta tendencia se mantendrá de cara al próximo ejercicio, para el que los analistas esperan un incremento del 6%.

INMOBILIARIO

La evolución hacia la igualdad de género que marca todos los aspectos de nuestra sociedad hace que en el sector inmobiliario, tradicionalmente dirigido por hombres, haya aumentado la presencia de mujeres influyentes, ocupando cargos directivos dentro de las distintas empresas. A pesar de que todavía queda mucho camino por recorrer hasta conseguir la paridad, el futuro del inmobiliario se muestra prometedor ante la llegada de nuevo talento femenino. La mejor prueba de ello la ofrecen ocho directivas senior influyentes en el sector que presentan a elEconomista mujeres a las que consideran futuras promesas y que, sin duda, tendrán mucho que aportar en la evolución y desarrollo del inmobiliario en los próximos años.

La vivienda a fondo

A la hora de adquirir una vivienda el precio es un factor fundamental para cualquier comprador, un aspecto que está estrechamente ligado con la ubicación del inmueble. De hecho, dependiendo de la comunidad autónoma -teniendo en cuenta las ciudades principales- se pueden encontrar diferencias superiores a 6.000 euros por metro cuadrado entre las zonas de precios máximos y mínimos para una vivienda.