José María Triper

Periodista económico
Tribuna Triper

Confieso que yo era uno de esos muchos que antes de la investidura apostaban por una legislatura efímera y convulsa. Lo segundo lo mantengo, pero confieso también que soy también uno de esos muchos que donde dijimos digo decimos ahora Diego y jugamos, si no a esos 1.400 días que piensa Sánchez seguir durmiendo en La Moncloa, si al menos a un gobierno de coalición para un trienio, si el escenario internacional no lo complica.

Tribuna Triper

Porque hoy Señorías se está inaugurando la demolición del Estado que conocemos". Con estas palabras, junto a otras fundadas razones, justificaba la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, su voto negativo a la investidura de Pedro Sánchez, en contra de las órdenes de su partido. Una premonición que comparten hoy la mayoría de los políticos de cualquier ideología, analistas y dirigentes sociales españoles, donde impera el convencimiento de que entramos en un proceso de sustitución del sistema de la Transición.

Tribuna Triper

A 24 horas de que el ya presidente Sánchez comunique oficialmente la composición de su Gobierno al Jefe del Estado, que, al igual que el ahora socio Pablo Iglesias, conocerá ya por los medios de comunicación, la primera consideración que debe hacerse es que guste o no guste, estamos ante un Gobierno legítimo y legal y al que habrá que empezar a juzgar por lo que hacen y no por lo que son, en contra de la predicción del vicepresidente in pectore.

Cantada ya la investidura, los comentarios de muchas de Sus Señorías en los pasillos del Congreso, especialmente entre los podemitas y algunos socialistas, se centraban en la composición del nuevo Gobierno.

tribuna

Cómo en la premiada película de Steven Soderbergh, el discurso mítin de Pedro Sánchez en la sesión de investidura aparentaba más ser una ficción de sexo, mentiras y cintas de vídeo que el programa de Gobierno de un presidente el Gobierno de la cuarta economía de la UE, ahora que ya parece que tiene la investidura confirmada a falta de la escenificación final de una votación cantada.

tribuna

Todo en la sesión de investidura aparentaba estar atado y bien atado, rememorando las palabras atribuidas al general Franco, al que tanto gusta evocar a Pedro Sánchez. Incluso el candidato se mostraba tan seguro de que, ahora sí, a la tercera, iba a ser investido que puso el traje institucional a su discurso enunciando una batería de medidas que más parecían una carta a los Reyes Magos que un programa de gobierno.

Tribuna

Triste e indignante a la vez, resultaba este jueves la imagen de tres Reyes Magos extremeños, arropados por decenas de paisanos, a las puertas del Congreso de los Diputados para entregar centenares de miles de firmas de ciudadanos en demanda de infraestructuras dignas en esa comunidad, mientras su presidente, el socialista Fernández Vara, permanecía mudo y sumiso ante las prebendas, concesiones y cesiones políticas económicas que su secretario general y candidato a la Presidencia del Gobierno, hacía a los independentistas catalanes y vascos para asegurar una investidura que le permita continuar en La Moncloa a costa de poner en grave riesgo la unidad de España y de liquidar la igualdad entre todos los españoles que consagra la Constitución.

opinión

"Montesquieu ha muerto". La frase se le atribuye a Alfonso Guerra para definir la reforma del Poder Judicial de 1985, aprovechando la mayoría aplastante del PSOE en el Congreso, y que ponía seriamente en entredicho la independencia de los tres poderes del Estado que defendía el filósofo francés, y que ha sido siempre uno de los principios básicos del sistema democrático.

Tribuna

Decepcionante, neutro, inocuo. Estos son algunos de los calificativos que una mayoría de ciudadanos de a pié y un número no pequeño de comentaristas , esperando quizas una contudencia mayor, han dedicado al discurso de Navidad del Rey Felipe VI.