Sabadell España Dividendo Base es un viejo conocido de los seguidores de la Liga de la gestión activa de bolsa española de elEconomista, ya que durante los últimos meses se ha situado en las primeras diez posiciones. Hace un mes llegó a estar entre los cuatro primeros productos por rentabilidad y ahora ha regresado a este puesto, al conseguir una revalorización del 19,61%, según datos de Morningstar a 16 de junio, adelantando a Magallanes Iberian Equity y March International Iberia A EUR, que bajan un puesto cada uno. Gestionado por Antonio Hormigos y Carlos Catalán, el fondo del Sabadell tiene ya casi veinte años de vida, y a cinco y diez años se sitúa entre los quince mejores productos de bolsa española.

Una de las formas que han encontrado las entidades financieras para fidelizar a sus clientes es persuadirles de contratar diversos productos financieros a cambio de ver rebajada su factura de comisiones. Si antes era habitual que la competencia se focalizara en ofrecer la mejor rentabilidad en un depósito o en una cuenta corriente, los bajísimos tipos de interés de los últimos años han reducido esa posibilidad. A los bancos ya no les compensa porque perderían dinero y prefieren utilizar otros productos financieros, como los fondos de inversión, para retener clientes.

ESG

El aumento de interés de los inversores por los fondos cotizados con un enfoque sostenible es indudable. El ESG es ya una tendencia de inversión por sí sola y los inversores están aprovechando para entrar a través de fondos cotizados, con bajas comisiones, que les permiten tener exposición a este tipo de activos.

La mayoría de los fondos de bolsa española que componen la Liga de la gestión activa de elEconomista están ofreciendo rentabilidades por encima del 10%, pero hay un pequeño grupo de seis productos que todavía se encuentra por debajo de ese rendimiento. Caja Ingenieros Iberian Equity, gestionado por Dídac Pérez, es el más rezagado, con un 6,78% en el año. Por encima de él se encuentran Gestifonsa Renta Variable España, que ofrece un 7,47%, Santander Small Caps España, que gana un 8,52%, Bankia Small Caps, con un 9,12%, Fidelity Iberia, con un 9,14%, y Mediolanum Small and Mid Caps España, que proporciona un 9,70%.

Kutxabank, Ibercaja y CaixaBank son las entidades financieras con mayor proporción de fondos de inversión propios en su negocio de gestión discrecional de carteras respecto al total de volumen de activos que manejan en este segmento. Mientras que el banco vasco acumula un 88% y la entidad aragonesa acapara un 86%, el banco catalán alcanza un 85%, teniendo en cuenta la suma de la parte de Bankia. De hecho, de las tres grandes entidades financieras, es la que más proporción de fondos de su factoría tiene en la gestión de carteras, ya que BBVA solo utiliza un 36%, mientras que Santander usa un 30%, según los últimos datos de Inverco, correspondientes al primer trimestre.

Después de cierta pausa en la que parecían haber refrendado de alguna forma el conocido dicho 'sell in May and go away', los inversores han vuelto a poner el piloto automático del riesgo en las carteras. Nunca lo apagaron del todo, solo lo habían dejado en ámbar, pero la paradójico es que se ha vuelto a iluminar la semana pasada, cuando se conoció precisamente que el dato de la inflación interanual en mayo en Estados Unidos había escalado al 5%, un nivel que no se veía en 13 años, mientras que en Europa ya se sitúa en el 2% la subida del índice de precios.

La inflación se ha convertido en uno de los principales temores de los gestores de carteras y asesores patrimoniales, aunque todavía no está claro cuándo comenzar a preocuparse seriamente al respecto. El último ejemplo se produjo este pasado jueves, cuando se conoció el dato de inflación en Estados Unidos de mayo, que subió un 5% interanual, con el dato subyacente (sin tener en cuenta los alimentos y la energía) situándose en el 3,8%. Los inversores reaccionaron de manera contraria a lo que cabría haber esperado, seguramente porque aún se justifica como un efecto rebote de la recuperación de los meses fuertes de la pandemia del año pasado, al igual que ocurrirá con toda probabilidad con los datos de junio y julio.

March International Iberia es uno de los fondos que mejor comportamiento está teniendo en estos primeros meses del año, con una revalorización que ya se sitúa en el 17,53%, lo que le ha permitido subir dos posiciones en la Liga de la gestión activa de bolsa española de elEconomista, que sigue liderada por Cobas Iberia, con un 23,33%, con datos de Morningstar a 9 de junio. Gestionado por Antonio López y Francisco Javier Pérez, tiene un volumen patrimonial de 22 millones de euros y es uno de los productos con mejor comportamiento a medio plazo, con una rentabilidad anualizada a tres años del 1,75%, lo que le sitúa en tercera posición entre los fondos de la Liga en este período, por detrás de Horos Value Iberia y Renta 4 Bolsa.

Azvalor Managers se ha convertido en toda una sorpresa entre los fondos más activos de renta variable internacional, como lo atestigua su continuo crecimiento en la Liga Global de la gestión activa de elEconomista, donde mantiene el liderazgo con un 40,96%, distanciándose siete puntos de sus más directos competidores en esta clasificación, Azvalor Internacional, el fondo gestionado por Álvaro Guzmán y Fernando Bernard, que gana en el año un 33,72%, y Fidelity Fast Global, que obtiene un 32,91%.