Opinión

El sucesor de Merkel y los tipos al alza matarán la recuperación

La subida de tipos de Lagarde y la salida de Merkel golpean la recuperación.

La economía española vive un momento dulce, si no es por los elevados precios al consumo, que encarecen los costes y restan poder adquisitivo a los ciudadanos. Las exportaciones están en récord al igual que la producción industrial, la compraventa de viviendas o el crecimiento. En este último capítulo, tanto la OCDE como el Banco de España revisaron esta semana sus previsiones al alza para este año y el que viene. España se situará a la cabeza de los países en desarrollo en crecimiento, pese al patinazo del segundo trimestre que mermará un punto a las previsiones. Hasta la creación de empleo, con más de 400.000 puestos de trabajo en lo que va de año, marcha mejor de lo esperado. La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, saca pecho y asegura que concluiremos 2021 con una tasa de actividad similar a la de antes de la pandemia, eso sí, medida de un día para otro. El crecimiento en un instante, una métrica insólita que muestra lo que es capaz la propaganda oficial.

Ahora bien, ¿es la política del Gobierno la causante de que la economía vaya como un cohete? La OCDE lo atribuye a que se ha logrado una de las mayores tasas de vacunación occidentales, lo que facilitó la reapertura de la actividad, mientras que el Banco de España, hace más hincapié en el consumo desembalsamado tras la pandemia, que aumenta a ritmos de doble dígito. Ninguno de los dos organismos cita una política económica específica como detonante del rebote. Al contrario, tanto las vacunas como el consumo tendrán un efecto gaseoso, que se irá diluyendo poco a poco.

La siguiente cuestión es ¿cuánto durará la fiesta? Si recurrimos de nuevo a ambos organismos, por lo menos, lo que queda de año y el que viene. El Banco de España incluso pronostica una aceleración de la actividad en 2022, debido a que el retraso de los fondos europeos provocará que gran parte del gasto se desplace al próximo año. Si el batacazo del PIB en 2020 superó el 11 por ciento, lo normal es que se produzca un efecto rebote durante este año y el que viene que permita volver a la casilla de 2019, algo que muchos países de la UE ya han logrado.

Curiosamente, las dos instituciones coinciden en que el crecimiento de la actividad languidecerá hasta tasas en torno al dos por ciento en 2023. La primera conclusión, por tanto, es que estamos ante un rebote, no ante una recuperación vigorosa. Las apariencias, a veces, engañan. Cuando se acabe el efecto champán ocasionado tras la pandemia, volveremos a tasas de crecimiento ridículas e insuficientes para crear empleo.

Estamos ante un rebote y no en una recuperación larga  y vigorosa de la economía española

La fórmula de Sánchez de todo para el pueblo, pero sin el pueblo, propia de los regímenes absolutistas de la segunda mitad del Siglo XVIII, es pan para hoy y hambre para mañana. Se ha visto con la luz, el viaje a la cuenta de resultados de las eléctricas, saltándose la seguridad jurídica, reducirá temporalmente el coste del recibo, pero lo pagaremos con creces por el descrédito en el exterior ó cuando los tribunales obliguen a devolver lo robado.

La política económica está sustentada en el gasto: el techo presupuestario para el año próximo marca récord con más de 196.000 millones, al igual que el endeudamiento público, mientras que la productividad sigue por los suelos. La subida del SMI resta competitividad y medidas como la vinculación de las pensiones al IPC ó el incremento del número de funcionarios serán un pesado lastro para las cuentas públicas.

Se preguntarán, porqué ambos organismos llegan a la misma conclusión al prever un frenazo en 2023. La respuesta es bien sencilla, por la falta de reformas estructurales que favorezcan el crecimiento.

Pero hay algo peor: los economistas de estos organismos aún no han incorporado a sus previsiones, el encarecimiento de la financiación, que se producirá a partir del año que viene. Los costes financieros se mantuvieron a la baja durante los últimos años gracias a la denominada política de expansión cuantitativa del BCE, que ahora toca a su fin. Con una deuda pública próxima al 130 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), cualquier repunte de la prima de riesgo costará cientos de millones a las arcas públicas.

El mayor coste de la financiación desde enero y la subida de tipos a fin de 2023 nos aguará la fiesta

Se lo explico. Tanto el Banco Central Europeo (BCE) como la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos empezarán a reducir de manera progresiva sus compras desde enero. ¿Qué significa esto? Que si el BCE adquiere menos deuda pública española (ahora se queda con toda la emisión nueva, unos 130.000 millones anuales), tendremos que pagar más para colocarla entre instituciones privadas.

El español Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, lleva meses advirtiendo, sin mucho éxito, de que la retirada del apoyo del BCE está cerca, precisamente para desincentivar el gasto público entre los gobiernos del euro. Es como predicar en el desierto. Pero como se suele decir, más dura será la caída

¿Y qué plazos maneja el BCE? El endurecimiento de la denominada política monetaria se producirá en dos fases. En la primera, se reducirán los estímulos (entre ellos la compra de bonos ya citada) y luego se comenzará una tímida subida de los tipos de interés, que en estos momentos están en tasas negativas.

Financial Times se hizo eco la semana de una conversación privada entre el economista jefe del BCE, Phillip Lane, y un grupo de analistas alemanes en el que éste fechaba la subida de tipos de interés en un par de años, es decir, a finales de 2023. La filtración, desmentida luego por la institución, provocó un repunte de los bonos, porque anticipaba en más de un año el plazo manejado por los expertos.

Medios próximos al BCE, consultados por este periódico, confirman que se está adelantando el calendario porque el cambio del Gobierno alemán precipitará los acontecimientos. En los cuarteles generales del BCE en Fráncfort se maneja la idea de que la canciller Ángela Merkel fue condescendiente con la Unión Europea en dos momentos históricos, que fortalecieron el euro. En la crisis de 2008, se enfrentó a su ministro de Finanzas, Wolfgang Schauble, partidario de mantener a raya los déficit públicos, y con el coronavirus, abogó por un generoso fondo de recuperación para ayudar a las economías más débiles a recuperarse y cerrar las heridas abiertas por la pandemia.

Merkel promovió una política de entendimiento con el Sur que ahora se modificará y lo más probable es que se endurezca tras los comicios. En 2023, la Comisión Europea pondrá también fin a la cláusula de escape del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que ha permitido a los Estados gastar sin límites. Una victoria del socialdemócrata Olaf Scholz, actual vicecanciller y ministro de Finanzas, como vaticinan los sondeos, facilitaría una transición más suave hacia las antiguas reglas, siempre que gobierne en alianza con los verdes de Annalena Baerbock.

Después de los comicios, se abrirá un período de incertidumbre hasta conocer cómo será la coalición que dirija Alemania, Es improbable que Sholz pueda gobernar sólo con los verdes y tenga que resucitar la coalición con el conservador Armin Laschet, continuador de Merkel. La clave va a estar en quien sustente la cartera de Finanzas. Si es la CDU, se espera que Laschet actúa con mayor dureza que su predecesora.

Todos los partidos, con excepción de los liberales del FDP, son partidarios de acordar una senda de varios años para volver a los objetivos de déficit público del 3 por ciento y de un endeudamiento por debajo del 60 por ciento del PIB. Ambas metas están en cuestión, porque con la pandemia la deuda de todos sus miembros se fue por encima del cien por cien del PIB. Calviño solicita que las inversiones verdes no se tengan en cuenta para el cálculo del déficit público al igual que otros gobiernos.

Sin embargo, hay un elemento descontrolado en el que los políticos alemanes coinciden porque preocupa mucho y que decanta la balanza por acelerar la subida de tipos. Ese factor se llama inflación. En agosto, bordeó el 4 por ciento, pero puede alcanzar el 5 de aquí a finales de año con la subida de la luz, que todavía no ha impactado en el bolsillo de los consumidores como en España.

La fobia de los alemanes a la inflación desde la II Guerra Mundial está detrás de la crisis del euro. El temor a la subida de los precios está en el inconsciente del pueblo germano y "gane quien gane abogará por encarecer el precio del dinero para ponerle freno", asegura tajante una fuente del BCE. Las presiones de Schauble que provocaron un derrumbe de la economía griega reviven los fantasmas del pasado.

Sea como fuere, además del encarecimiento de la financiación, los Estados tendrán que cerrar el grifo del gasto para volver paulatinamente a sanear sus cuentas públicas. Con mayores costes, con una restricción del gasto y sin reformas para ganar en productividad, el frenazo de la actividad está asegurado. Ahora entienden porqué los economistas pronostican que la fiesta durará poco más de un año. Y porqué todo apunta a que estamos ante un simple rebote de la economía y no ante una recuperación duradera.

Las cosas empeorarán aún más si la inflación elevada se mantiene hasta 2023, cuando volvamos a bajas tasas de crecimiento. Es lo que los economistas llaman estanflación, bajo crecimiento con precios altos.

Eso abre otra interrogante aún más compleja de contestar ¿la subida de los precios será pasajera o vino para quedarse? El fin de la desglobalización y el encarecimiento de las materias primas apunta a que seguirá con nosotros un tiempo, aunque parece improbable que se prolongue dos años. Pero eso es un debate largo, para otro día. De momento, disfruten de la recuperación mientras dure, porque el precio del dinero y la subida de tipos prevista para finales del 23 o comienzos del 24 nos aguará la fiesta del crecimiento.

comentarios13WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 13

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

plenilunio
A Favor
En Contra

He oído el último apodo que le han puesto a Sánchez: "el apóstol del odio".

Y le viene como anillo al dedo.

Puntuación 35
#1
chapa y pintura
A Favor
En Contra

Milonga de recuperación. Un cuento "chino". Mentira monumental. ¡Y con los comunistas! vamos, que no está el sábado para bromas.

Recuperarán, en todo caso, sus cuentas corrientes.

Puntuación 35
#2
Tas Tardando
A Favor
En Contra

Marlaska Enfermo Mentiroso Corrupto, DIMITE

Puntuación 24
#3
ODYSSÉOS 0.45
A Favor
En Contra

-¿Por dónde quiere empezar? Ha sido una semana agitada. Evergrande, Cumbre Vieja, Puigdemont…

-Se acaba de estrenar una nueva versión de Dune. Me hace mucha gracia, porque en la película los buenos son los yihadistas, los Fremen los llama el autor, pero hacen la guerra santa. Son yihadistas… Una epopeya yihadists increíble(Risas)

-Vale, vale… ¿Evergrande es tan grave como lo pintan?

-No y sí. Evergrande ha comenzado un default selectivo, lo que significa “pago a mis amigos, pero dejo a deber a mis enemigos”. Es el fin de la legalidad internacional. Como ya predije, es inevitable que el riesgo país aumente desmesuradamente. Si los privados no pagan sus deudas imagínese los estados. Eso implica el fin de la confianza y un hundimiento de la economía financiera del Occidente acreedor pero que no tiene modo de lograr el cobro de sus créditos. Eso significa en realidad la retirada de Estados Desunidos de Afganistán. El impago de la deuda es un hecho porque nadie puede obligarte a pagarla por la fuerza. Eso implica que el riesgo aumentará como nunca se ha visto. Credit Suisse ha soltado toda la deuda de Evergrande, me imagino que con unas pérdidas abrumadoras, pero da igual, coge lo que puedas ahora, mañana no valdrá nada. Dicen que era una exposición residual pero no me lo creo. Si fuera residual no dirían nada ¿no? (Risas)

-Dice que no y sí es grave el problema. ¿Lo explica? Me estoy perdiendo.

-El impago selectivo es una patada a la legalidad internacional. Pero los agentes de frontera texanos están cazando a los haitianos como si estuvieran en el Planeta de los Simios(Risas). Biden se indigna pero no hace nada. Como en Afganistán. Es la pura visión de la democracia desbordada. La democracia se derrumba ante nuestros ojos atónitos. Igual pasa en Cacaluña, por si me pregunta por ese que han cogido y han soltado. En Cacaluña el estado ya no existe. No hay ley. Si te pueden ocupar la casa no hay Estado. Hay anarquía. Así que lo mejor que le puede pasar a Expaña es que Cacaluña se vaya. Porque si no, la gangrena se extenderá al resto. Los rojos comunistas promueven a los anarquistas hasta que les dejan de ser útiles como pasó en la Guerra Civil cuando los exterminaron sin piedad. Eso no es Memoria Histórica por lo visto. Que se lo pregunten a Andrés Nin(Risas)… Los okupas son la vanguardia de la anarquía. Así que el tiparraco ese, de cuyo nombre paso de acordarme, el Pocho, sólo es un fantoche que va de aquí para allá. Y la patética justicia expañola detrás como Dos Tontos muy Tontos. Rusia se ríe de Europa dejando de suministrar gas y Europa ni abre la boca, como hacen los esclavos. Unos esclavos muy chulos, pero se les van a bajar los humos muy pronto. Eso ayudará al cambio climático… (Risas)

-Por relajar un poco… ¿El volcán tiene alguna relevancia internacional?

-Posiblemente enfríe el Sahara y eso enfriará Europa… ¡Más gas, es la guerra…!

Puntuación 12
#4
mas o menos
A Favor
En Contra

Hombre ... suele ser la delincuencia economica y bancaria la que se liquida cualquier tipo de recuperacion economica ,, junto a sus politicos y demas elementos .

Puntuación 5
#5
miguel
A Favor
En Contra

La subida de los tipos de interés es muy buena para todo y la inflación es muy mala para todo.

Puntuación 19
#6
ATANASIO
A Favor
En Contra

De que fiesta habla el responsable de este articulo.

De la represión financiera que estamos sufriendo los ahorradores,europeos,por culpa del BCE.(desde hace 10 años)

Mientras ellos se llevan pingues sueldos.

Mientras otros fardan de BMW Y buenas mansiones a costa de nuestro dinero que esta a p...p....

En los bancos te miran como un apestado ,porque les eres un problema,les cuestas dinero.

Ya me gustaría ver a esto fenicios ,si necesitaran el dinero lamernos el c.... si se dispararan los tipos al 2% ó al 3% que es a lo que tenían que estar ya,si dejaran aplicar la TEORÍA ECONOMICA que estudiamos en la Universidad.

Toda la vida de DIOS la inflacción se combate con la subida de tipos de interes.

Señores politicos europeos espero que se les caiga todo el circo montado y se disparen los tipos de interes como el champan en Navidad.

Puntuación 30
#7
Carmen
A Favor
En Contra

Nada, es empezar a leer tonterías y se me quitan las ganas de leer una opinión que pierde muchísimos puntos por falta de objetividad, cerrada y prejuiciosa. En qué se basa para negar la realidad? En que no le gusta que España vaya bien con este Gobierno, no puede aceptar que las medidas funcionan, se le cruzan los cables cuando tiene que hacer el silogismo lógico y uno de los argumentos no es de derechas. En fin, la verdad es la que es: ESTA FUERZA EN LA RECUPERACIÓN NO ES LA DE UN SIMPLE REBOTE.

Puntuación -31
#8
UNO MÁS (JOSÉ)
A Favor
En Contra

MERKEL: LA MÁS GRANDE. ICH LIEBE DICH. TODOS LOS EUROPEOS LE PODEMOS CANTAR ESTA CANCIONCITA:

https://www.youtube.com/watch?v=YxFUwGaxKTo

AUREVOIR : - )

Puntuación -5
#9
Manuel
A Favor
En Contra

TITULAR: Para combatir una actual alta inflación y que está subiendo como la espuma en la UE......... La solución del BCE para embridar la inflación es : - Los tipos de interés al alza -

- Le vendrá bien a los españoles ahorradores ya que se volverá a rentabilizar sus depósitos bancarios.......Pero acabará reventando a los españoles, que son la inmensa mayoría, que tienen contratadas unas hipotecas variables, para la compra de sus viviendas.......Y mucho peor le vendrá al Estado español que tiene una deuda pública superior al 120% de su PIB, que tendremos que pagar a escote, con nuestros impuestos, entre todos los ciudadanos españoles.....Como diría un castizo:...."Pa habernos matao"

Puntuación 13
#10
TUTUTU
A Favor
En Contra

Este periodico "libera" ha vetado un par de comentarios.

Puntuación 0
#11
FELIX
A Favor
En Contra

Dos años por delante (finales de 2023) es una eternidad para los políticos. Ahora toca vivir el momento y luego ya veremos........

Puntuación 1
#12
Andres
A Favor
En Contra

Vaya sarta de chorradas y menudo rebaño de comentaristas frustrados y bocachanclas. Id a tomar el sol que está bueno. Jodidos.

Puntuación -2
#13