Bolsa, mercados y cotizaciones

El 80% del sector petrolero ya tiene una recomendación de compra

  • Se benefician del auge del precio del crudo
  • Los expertos señalan que es el momento de tomar posiciones en Repsol
  • Equinor es la única petrolera con una recomendación de venta
Madrid

El rally alcista que está viviendo el petróleo en los últimos meses está teniendo reflejo en las compañías del sector. El índice de petroleras integradas que recoge MSCI avanza en 2022 en torno a un 20%, muy por encima de la media de otros sectores. Sin embargo, el buen comportamiento de las petroleras no ha borrado su atractivo en bolsa, al menos a ojos de los analistas, quienes, cada vez más, consideran que las grandes petroleras integradas del mercado son una buena oportunidad de inversión.

Ahora, el 80% de las petroleras integradas recibe una recomendación de compra por parte del consenso de analistas que recoge FactSet. Se trata de un porcentaje que no ha dejado de subir en el último año, pasando de suponer dos terceras partes del total en noviembre de 2021, cuando el precio del barril de Brent se desplomó por debajo de los 70 dólares ante la irrupción de la variante ómicron, hasta los niveles que se han alcanzado en la actualidad.

De esta manera, solo una firma, la petrolera noruega Equinor, obtiene por parte del mercado una recomendación clara de venta de las 46 petroleras integradas más grandes por capitalización bursátil y con al menos 5 analistas siguiendo la evolución del negocio de estas compañías. Además, Equinor se ha quedado sin recorrido en los mercados, según los expertos, dado que ya cotiza por encima de su precio objetivo en los 24,7 euros.

Sin embargo, si existen ganadoras con la actualización de las valoraciones por parte de los analistas en el sector estas son Repsol, BP y Petróleo Brasileiro, que han pasado de una recomendación de mantener a una de compra. El consenso de mercado recogido por FactSet no ha dejado de mejorar las perspectivas de ingresos y beneficios de Repsol desde hace más de dos meses.

Como dato, al inicio de 2021 los expertos consideraron que Repsol ganaría 1.100 millones de euros en ese ejercicio fiscal y, en la actualidad con el precio del oro negro disparado en cifras que no se veían desde 2014, estiman que sus beneficios netos serán de 2.340 millones de euros: más de un 120% de lo estimado en un primer momento.

Crece el beneficio de Repsol

Según explicó a elEconomista su director financiero, Antonio Lorenzo, a mediados del año pasado, "un cambio de un dólar en el precio del barril para nosotros supone 60 millones de euros de resultado operativo". Con esta regla, los 22 dólares que ha subido el barril de Brent desde noviembre la petrolera española habría ganado 1.320 millones de euros más.

Al igual que Equinor, la norteamericana Exxon se ha quedado sin potencial gracias a la subida superior al 30% que ha registrado en lo que va de año, una de las compañías más alcistas del sector –pero con una recomendación de mantener por parte de los expertos–. No obstante, si se compara con sus iguales en relación al PER (veces que el beneficio queda recogido en el precio de la acción) se encuentra entre las petroleras más caras de la mano de otra estadounidense, Chevron, con un PER de 12,8 veces.

Del otro lado se encuentran las petroleras rusas, las más baratas entre sus comparables (con la excepción de Novatek). La tensión geopolítica entre la OTAN y Rusia ha provocado el pánico entre los inversores con intereses en el país que se han decantado por las ventas y ni siquiera las todopoderosas compañías Gazprom, Rosneft y Novatek han conseguido retener capital. Así, son de las pocas empresas cotizadas del sector que han recortado su valor en lo que va de 2022. Sin embargo, el consenso de mercado mantiene su confianza en estas empresas, que siguen ostentando una recomendación de compra, mientras que su potencial se sitúa entre las más elevadas del sector con un recorrido superior al 50% en el caso de Gazprom, con datos del pasado jueves.

Por otra parte, mientras que China Petroleum y PetroChina registran en el año alzas en torno al 12%, el consenso de mercado recogido por FactSet estima que los beneficios de estas compañías para este 2022 van a sufrir un ligero recorte del 7% y del 5%, respectivamente.

¿Seguirá subiendo el precio?

Parece que, mientras el precio del petróleo siga creciendo –o se mantenga en estos niveles–, las compañías del sector no deberían preocuparse por una merma en sus cuentas de resultados. En líneas generales, todos los expertos han coincidido en que la demanda de combustible mundial se ha disparado por encima de la oferta, lo que ha beneficiado al sector.

Como ejemplo, la OPEP decidió esta semana seguir aumentando a 400.000 barriles diarios su producción a partir de marzo, la misma cifra que adelantó la organización en diciembre del año pasado. "La disminución de las preocupaciones sobre la variante ómicron está respaldando las perspectivas y los precios de la demanda de petróleo, ya que el Brent ronda los 90 dólares por barril", apuntó el analista de Bloomberg especializado en el mercado de materias primas, Salih Yilmaz, durante la sesión de ayer, cuando el barril de Brent superó los 92 dólares.

Otro de los factores que está condicionando al precio del crudo es la disponibilidad de gas en Europa, dado que si la tensión geopolítica en Ucrania va a más, el precio del petróleo podría aumentar, como ya ha pasado en casos anteriores al funcionar como un sustituto del gas para producir electricidad. "Existe la posibilidad de que los precios se muevan temporalmente incluso a los tres dígitos", apuntaron desde la firma de análisis del banco suizo Julius Baer, aunque han mantenido su postura de que este "pico" en el precio es puntual y tenderá a estabilizarse.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin