Redactor de elEconomista
Agenda mensual

En las últimas tres semanas de diciembre se va a desatar una tormenta perfecta en los mercados, que quedarán expuestos totalmente a las reuniones que los grandes bancos centrales tienen pendientes antes de cerrar un año histórico para la política monetaria mundial y que, pase lo que pase, dejará el alza de los precios más vertiginoso que se recuerda.

La renta variable ha tomado impulso en la recta final del año y a la espera de ver si el rally se prolongará hasta Navidad, los grandes índices occidentales se apuntan un rebote que cancela el territorio bajista en la mayor parte de ellos. Sin embargo, el S&P 500 todavía tiene que extender su impulso otro 6,2% para salir del mismo, que supondría ver a la principal referencia de Wall Street cotizando en la zona de los 4.300 puntos.

La cartera de valores internacionales de Ecotrader, elMonitor, se compone en una tercera parte de compañías tecnológicas del índice Nasdaq 100. Y aunque su desempeño en bolsa este año deje mucho que desear, el respaldo de las firmas de análisis sigue siendo alto a pesar del desplome de su valor.

El 2023 se va a caracterizar por la recesión de la economía global ante la subida de tipos de interés que han realizado los grandes bancos centrales. Sin embargo, el mercado de renta fija se va a comportar como un refugio para el inversor durante la primera parte del año.

El desplome que han sufrido los precios del petróleo en el mercado llevaron al barril Brent hasta los 81 dólares por unidad. Esto supuso ver a la referencia en Europa en niveles no alcanzados desde enero de este año cuando la invasión de Rusia en Ucrania no había entrado en escena.

Las cuentas de Meliá Hotels hasta septiembre sirvieron para constatar que la recuperación del turismo tras la pandemia sigue su curso a pesar de los nuevos vientos en contra que acechan -y aunque el sector no haya recuperado las cifras de ocupación anotadas en 2019-.

Agenda semanal

Hace ya un mes de que el dato de inflación de Estados Unidos servía de resorte para un fuerte rebote de las bolsas mundiales. En los próximos días es el turno de Europa, y de la primera cifra que aporte sobre la evolución de los precios en noviembre dependerá que las bolsas tengan un último arreón este año o, por el contrario, que la decepción sea vista como un paso atrás y el mercado recule toda o parte de la gran subida protagonizada en los últimos días.

El Ibex 35 acapara la mayor parte de la atención de los inversores en España, pero las pequeñas cotizadas del mismo parqué también protagonizan su particular remontada este 2022.

El consumo muestra signos de debilidad tanto en el Viejo Continente como en Estados Unidos y la última compañía en padecer la contracción del gasto privado ha sido la icónica fabricante de botas Dr. Martens. Sus acciones se desplomaron este jueves más de un 22% en el parqué londinense, mercado en el que se popularizó la compañía, después de los resultados que publicaron hasta septiembre -englobaría su primer semestre del 2023 si se atiende a su ejercicio fiscal-.

Hace ya un par de semanas que en los mercados se está comenzando a palpar un punto de inflexión. El catalizador fue el último dato de inflación en Estados Unidos en octubre, que al ser inferior al esperado, abría la puerta a una desaceleración del ritmo de subidas de tipos, primero al otro lado del Atlántico y luego a este.