Redactor de elEconomista.es. Este es un buen sitio para encontrar informaciones de bolsa y mercados financieros. También escribo en Ecotrader y podrás escucharme en el podcast Estrategia de Mercado.

La Cartera de elEconomista.es tiene en el radar a tres compañías españolas y espera al punto óptimo de entrada para tomar posiciones en Sacyr, Iberdrola y Catalana Occidente. Esta semana Sacyr casi hizo saltar la orden de compra puesta por esta estrategia en los 3,25 euros. No obstante, finalmente rebotó tras tocar los 3,3 euros por título lo que aleja al valor de nuevo de esta cartera.

La resaca de las elecciones francesas da paso a la configuración de una Asamblea Nacional sin una mayoría absoluta. Ahora, el bloqueo parlamentario forzará a buscar pactos que mantendrán la volatilidad sobre el parqué parisino ante la perspectiva de que lleguen impuestos más altos, menor crecimiento o una mayor incertidumbre fiscal. La situación política del país se traduce en que la bolsa francesa solo recupera la mitad de la caída desde que Emmanuel Macron decidiera adelantar las elecciones tras el resultado de los comicios europeos. Si el EuroStoxx 50 sube un 11% en el año el Cac francés avanza menos de un 2%. Pero no todos los expertos aconsejan comprar renta variable francesa aprovechando las caídas.

Los principales índices europeos arrancan la sesión con tímidos ascensos que llevan al EuroStoxx 50 a subir un 0,2% mientras que el Ibex 35 cotiza plano. Sin embargo, los futuros de la bolsa estadounidense anticipan otra jornada en la que la tecnología daría un nuevo paso atrás mientras arranca la temporada de resultados con los datos de grandes bancos de inversión a lo largo de la jornada.

La primera mitad del 2024 estuvo marcada por la volatilidad del mercado y la incertidumbre geopolítica. Y el segundo semestre del año no estará exento de los mismos condicionantes con las elecciones de Estados Unidos en noviembre. Este clima de incertidumbre para el mercado condicionará las emisiones de deuda tanto corporativa como de entidades financieras, según estiman desde Société Générale, que podría reducir emisiones de bonos de aquí hasta diciembre, en comparación con el mismo semestre de ejercicios anteriores.

El mercado de futuros anticipa una apertura al alza entre los principales índices europeos. El optimismo se mantiene dentro de la renta variable global con el impulso de los valores tecnológicos, tanto en Estados Unidos como en el parqué asiático. De hecho, la bolsa de Wall Street anotó nuevos máximos que llevaron al S&P 500 a superar los 5.600 puntos.

El sector inmobiliario europeo se recupera sobre el parqué desde que comenzó a barajarse el recorte de tipos de interés del Banco Central Europeo. Y, a medida que sube el precio de las acciones del real estate, las valoraciones de sus activos también tienden a ajustarse con la mejora de las perspectivas en el sector. A precios actuales las inmobiliarias europeas cotizan con un descuento superior al 30% respecto a su valor liquidativo cuando en el caso de las españolas llegó a rozar el 55% de media. Por otra parte, el dividendo vuelve a ganar atractivo mientras ofrecen un potencial en bolsa de casi un 10%.

Ya es oficial. Puig entra a formar parte del Ibex 35 en sustitución de Meliá Hotels a partir del próximo 22 de julio. Así lo ha decidido este martes el comité que decide la composición del principal índice de la bolsa española en una reunión extraordinaria, que se convocó el pasado día 12 de junio. La compañía catalana ya contaba entonces con los criterios necesarios de liquidez y capitalización para entrar a formar parte del selecto club de las 35, pero este comité decidió posponer la decisión y esperar a que la firma de premium beauty cumpliese dos meses como cotizada (en aquel entonces solo acumulaba poco más de un mes desde su estreno en bolsa).

Los bonos soberanos chinos recortan su rentabilidad en el año, en contra de lo que hace la mayoría de la deuda de otros países en 2024. Con los títulos con vencimiento a diez años por debajo del 2,7% de retorno, en mínimos históricos, el atractivo por la renta fija del gigante asiático se disipa a favor de otras geografías emergentes que ofrecen mejores rendimientos o, pagando el mismo interés, mayor seguridad en otros países desarrollados de la eurozona. Ahora la deuda soberana china corre el riesgo de japonizarse, como su propia economía.

Los índices de futuros de las principales plazas del Viejo Continente arrancan la jornada del martes con caídas de hasta el 0,5%. El Ibex 35 se deja un 0,4% en los primeros instantes de cotización mientras el Dax alemán y el EuroStoxx 50 retroceden hasta un 0,5%. Solo las acciones tecnológicas impulsan las alzas en lo que va de semana con el Nasdaq 100 marcando nuevos máximos y el Nikkei japonés haciendo lo propio gracias a las compañías de semiconductores que ayudan al índice nipón a alcanzar un nuevo récord sobre el mercado.

No solo la tecnología estadounidense lidera las alzas en el año en Wall Street, sino que la europea también se coloca como el sector más alcista de la bolsa en lo que va de 2024. El sector del Viejo Continente que se dedica a la fabricación de semiconductores y desarrolla sistemas informáticos avanza en el año un 20%. Es decir, no solo es el sector que mejor evoluciona desde el primero de enero sino que también dobla al conjunto de la bolsa europea.