Redactor de elEconomista
Materias primas

Exxon Mobil ha aprobado formalmente el proyecto petrolero de Guyana que llevará a este pequeño país a producir más petróleo que su vecina Venezuela. El proyecto Whiptail, que costará 12.700 millones de dólares, es la última pieza en el puzle petrolero de este país de apenas 800.000 habitantes parta incrementar su potencial de producción de petróleo. En la actualidad, Guyana estaba produciendo alrededor de 640.000 barriles diarios de crudo por día a finales de 2023, todavía lejos de los 800.000 de Venezuela. Pero este nuevo proyecto, junto a la creciente eficiencia del resto de operaciones en aguas profundas, va a permitir que el sorpasso se produzca casi con toda probabilidad entre 2025 y 2027.

Política monetaria

La reunión del Banco Central Europeo ha confirmado que la política monetaria en Estados Unidos y en Europa han tomado caminos diferentes. El divorcio entre Christine Lagarde y Jerome Powell parece inevitable, con un BCE que ha confirmado este jueves que, salvo sorpresas, ya está preparado para bajar los tipos de interés en su próxima reunión, el 6 de junio. Mientras tanto, en Estados Unidos el inicio del recorte en el precio del dinero no deja de retrasarse, e incluso podría cancelarse este año, si los datos de inflación no le permiten hacerlo a la Reserva Federal. Hay varias razones que han llevado al BCE a inclinarse por bajar tipos antes que la Fed, y romper así con una tendencia histórica por la cual el organismo estadounidense siempre se ha movido primero.

POLÍTICA MONETARIA

El Banco Central Europeo (BCE) no suele dar sorpresas y esta vez tampoco ha sido una excepción. El instituto monetario ha mantenido este jueves el precio del dinero sin cambios. El BCE ha celebrado este cónclave con la vista ya puesta en el primer recorte de los tipos de interés, que llegará, presumiblemente, en junio ante la intensa caída en el ritmo de crecimiento de la inflación (o desinflación). Aquí puede leer el comunicado.

Recursos básicos

La economía está sorprendiendo por su fortaleza en 2024 y se está contagiando a las materias primas. Los recursos básicos son uno de los activos más cíclicos que existen en el mercado, y este año están capitalizando la sorpresa que ha dado el crecimiento en los últimos meses, además de una oferta escasa por falta de inversión, y por recortes, tanto voluntarios como forzosos, de la producción. Todo esto puede poner en problemas a los bancos centrales, que llevan más de un año peleando para conseguir que la inflación encaje con su objetivo del 2%, pero un repunte como el que están experimentando los precios de las materias primas ahora amenaza con echar por tierra sus esfuerzos. Con una inflación que no deja de sorprender al alza en Estados Unidos, el repunte del 8% desde mínimos en el índice de materias primas de Bloomberg puede ser el golpe definitivo que no permita a la Fed y al BCE bajar tipos como tenían planeado.

Política monetaria

No todas las reuniones del Banco Central Europeo (BCE) son igual de importantes, y todo apunta a que la que va a tener lugar este jueves quedará en la hemeroteca como un encuentro descafeinado, de paso, sin grandes novedades sobre el futuro de la política monetaria en la zona euro. Sin embargo, todos los eventos del banco central son importantes, y no hay que olvidar que el organismo se encuentra en un momento crucial, a punto de girar su política monetaria 180 grados y dar comienzo a un nuevo ciclo de bajadas de tipos, pero el proceso se está retrasando por la fortaleza de la economía y una inflación que se resiste a caer. Además, en este encuentro hay una cuestión importante que sí podría dejar nueva información de valor: esta es la primera reunión que se celebra después de que el BCE haya presentado su nuevo marco operativo, y es probable que Christine Lagarde, presidenta del BCE, dé detalles sobre algunas cuestiones que han quedado pendientes, como son las nuevas rondas de liquidez a la banca (TLTROs) y la cartera estructural de valores que acaba de presentar el organismo.

Se confirma el giro de 180 grados en los mercados: ahora los inversores dan por hecho que la Fed solo recortará dos veces los tipos de interés este 2024. Un hito que culmina un cambio de paradigma que se ha ido gestando en los mercados los últimos meses, aunque en particular las últimas semanas. En enero el mercado de 'swaps' de Bloomberg sobre los tipos de interés apostaba por seis recortes de 25 puntos básicos empezando en marzo y con opciones claras de un séptimo movimiento en diciembre, a pesar de que la Fed decía en su 'dot plot' que habría tres. Una economía empeorando y una inflación en retroceso eran las claves que hacían pensar a los inversores que Powell tendría que moverse antes de tiempo, incumpliendo sus previsiones. Ahora, vuelven a creer que la institución no se ajustará a su 'dot plot', pero ahora por todo lo contrario.

Inversión en defensa

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) celebra hoy su 75 cumpleaños, tres cuartos de siglo en los que la alianza ha ido creciendo e incorporando nuevos miembros para construir una red de defensa colectiva. La OTAN se fundó el 4 de abril de 1949 para organizar una defensa común frente a la amenaza de la Unión Soviética, y tres cuartos de siglo después vuelve a cobrar importancia para proteger a Europa de su vecino del este. El aniversario de la alianza llega en un momento en el que se está planteando cómo reforzar la protección de Europa, con la sombra de Donald Trump y sus exigencias de que se cumplan los compromisos de inversión en defensa por parte de los miembros, bajo amenaza de dejar de protegerlos. Se necesita un aumento de miles de millones de euros en gasto para defensa para cumplir con el pacto de invertir el 2% en este esfuerzo, y Europa está planteando distintas fórmulas. Una de ellas, hacer uso del fondo de rescate (MEDE), el mecanismo cuya existencia fue clave hace 12 años para evitar la crisis de deuda soberana en la zona euro.

Mercados

En 2024 la bolsa ha tenido varios motores que han impulsado su cotización y han permitido a los principales índices revalorizarse un 9,5%, en el caso del S&P 500, y 6,5% en el Stoxx 600. Uno de los más importantes es la bajada de tipos esperada por parte de los grandes bancos centrales del planeta: la bolsa recibió un impulso a mediados del año pasado cuando empezó a plantearse un escenario de hasta siete recortes de tipos por parte de la Fed en 2024. Si el precio de la deuda se recortaba en el gigante norteamericano, esto propiciaría un contexto positivo para las empresas, ya que podrían refinanciar su deuda a tipos más bajos.

Divisas

En las últimas semanas las autoridades monetarias de Japón han admitido que plantean volver a intervenir su divisa, el yen, si continúa debilitándose como viene ocurriendo en los últimos años. La moneda ha llegado a tocar este martes los 151,8 yenes por dólar, y ha surgido la especulación de que la intervención se producirá si se llegan a tocar los 152 yenes en el cruce, el nivel más bajo para la divisa japonesa frente a la moneda americana que se ha visto en 34 años. El diferencial de tipos de interés entre Estados Unidos y Japón está pesando a la moneda nipona, y los analistas esperan que las autoridades intenten impulsar el cruce en 5 yenes por dólar. Otros, como Bank of America, avisan de que, si la Reserva Federal estadounidense retrasa la bajada de tipos prevista para junio, el cruce caerá hasta los 160 yenes por dólar.