Bolsa, mercados y cotizaciones

El Dow Jones recupera los 20.000 puntos y el S&P 500 se distancia de los mínimos de 2018

  • Será clave que no lo pierda mañana, en el cierre semanal...
  • ...si la bolsa de Nueva York no quiere empeorar su aspecto, según análisis técnico
  • Fitch ve una sobreoferta en el petróleo y un desequilibrio que durará de 2 a 3 años

Las alzas intentan imponerse en Wall Street frente a una fuerte presión bajista. Por ahora, los índices se alejan de los mínimos de 2018, un soporte crucial que apunto estuvieron de ceder el miércoles y que no deberían perder a cierre del viernes. Este jueves, el Dow Jones recupera los 20.000 puntos, tras repuntar un 0,95%, hasta alcanzar los 20.087,40 enteros; el S&P 500 sube un 0,47%, hasta elevarse a los 2.409,40 puntos, y el Nasdaq 100 registra un ascenso del 1,58%, hasta los 7.288,52 puntos.

Wall Street se jugará en la última sesión de la semana dar (o no) señales de "enorme debilidad". La clave estará en que su selectivo S&P 500 cierre el viernes por encima de los 2.350 puntos, los mínimos que marcó en 2018 y queel miércoles ya puso en peligro.

Así lo explica el director de Estrategia de Ecotrader, Joan Cabrero, quien señala que desde ahí "es probable" que se produzca "un freno temporal en las caídas y un rebote". Ello, claro está, si el S&P 500 aguanta el soporte. Si no, las perspectivas no harán más que empeorar.

Y es que supondría que la tendencia bajista actual podría no encontrar "un suelo sostenible" hasta la zona de los 2.000 enteros. O lo que es lo mismo: se abriría la puerta a pérdidas adicionales del 15%.

Los bancos centrales intentan bajar la tensión

Ante las fuertes caídas en el mercado que está provocando la incertidumbre por la pandemia del coronavirus, o más bien su aún impredecible impacto económico, los bancos centrales de todo el mundo actúan para calmar los nervios. 

La semana arrancó con una bajada histórica de los tipos de interés en Estados Unidos, al rango del 0%-0,25%. Y en los días posteriores se han sucedido distintas acciones de la Reserva Federal (Fed) que, como principal objetivo, tienen garantizar la liquidez. 

En la madrugada de este miércoles en el Viejo Continente el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido sacar la artillería pesada y ha aprobado de urgencia un programa de compra de deuda por 750.000 millones de euros

Horas después, el Banco de la Reserva de Australia y el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) han recortado igualmente el 'precio del dinero' al 0,25% y al 0,1%, respectivamente. 

Entre los valores más alcistas de la sesión del jueves están DXC Technologies, proveedor de servicios digitales, que ve cómo sus acciones se han disparado un 34% con respecto al día anterior.

También remontaban con fuerza en el parqué McDonald's (8,9%), Walt Disney (6,9%), Dow (6,3%), Goldman Sachs (6,8%), American Express y Chevron (4,5%).

Las compañías más castigadas en bolsa eran  Consolidated Edison (-13%), Southwest Airlines (-125), American Airlines (-11,7%), Walgreens Boots (-8,1%),  Intel (-3,5%) e IBM (-3,1%).

El petróleo rebota con fuerza, pero se esperan años difíciles

En el mercado de materias primas, el petróleo vuelve a ser protagonista, pero esta vez por rebotar y borrar las pérdidas del miércoles. 

El precio de los futuros del Brent repuntan un 13,5% con respecto al día anterior y alcanzan la zona de los 30,3 dólares por barril. En lo que va de año, el crudo de referencia en Europa pierde un 55% de su valor.

De igual modo, los futuros del West Texas se disparan en torno a un 25%, hasta los 26 dólares por barril. Supone una caída en el precio del crudo estadounidense del 58% en los primeros meses de 2020.

Al impacto del coronavirus, el petróleo suma la guerra de precios que Arabia Saudí comenzó contra Rusia la semana pasada. Ante este panorama, cada vez son más los que ven posible un escenario surrealista: que el precio del petróleo caiga en el corto plazo a cero o incluso se sitúe por debajo.

"Esta es una idea extrema, pero en todo caso, con la demanda cayendo fuertemente y el acuerdo entre la OPEP y Rusia para la limitar la producción hecho añicos el exceso de crudo podría convertirse en un problema de enorme importancia", advierte el analista del bróker eToro Adam Vettese.

Otra de las noticias del día es que la agencia de calificación Fitch revisó a la baja sus previsiones a corto y medio plazo para el precio del petróleo y anunció que espera un excedente de producción récord en 2020, que mantendrá al mercado en desequilibrio al menos en los dos próximos años.

Las estimaciones de Fitcha apuntan que el precio medi del petróleo Brent será de 41 dólares por barril este año, desde los 62,5 dólares que preveía antes de la crisis del coronavirus, según informan Reuters y Oilprice.

En el peor de los escenarios, Fitch sitúa el precio del Brent en los 36 dólares de media y en los 33 dólares el West Texas.

"La enorme destrucción de demanda por el brote de coronavirus y la guerra total por el precio del petróleo entre Arabia Saudí y Rusia llevará a una sofreoferta masiva que batirá récords este año", según explicaban desde Fitch Ratings en un comunicado.

¿Qué hacen las divisas?

El euro se debilita ante el billete estadounidense por tercer día consecutivo. La divisa europea cae a la zona de cambio de 1,067 dólares, lo que supone una depreciación del 2,2% este jueves y del 4% en lo que va de año.

"Del mantenimiento a cierre semanal [del soporte de los 1,08 dólares] depende que no se abra la puerta a una caída que no encontraría freno hasta los 1,0330, que son los mínimos del año 2016, y mucho nos tememos que podría buscar la paridad con el dólar", advierte Joan Cabrero.

Por su parte, la libra esterlina repunta alrededor de un 1,4%, hasta los 1,079 euros, pero aún se deprecia un 8,7% frente a la moneda común en lo que va de año.

En cuanto a los metales, el oro cede un ligero 0,1% con respecto al miércoles y desciende a la cota de los 1.475 dólares por onza. De una rentabilidad notable hace unas semanas, ahora pierde un 3% en el año.

"El oro, refugio tradicional, está perdiendo frente al dólar conforme los inversores claman por refugiarse de la tormenta motivada por el virus que está echando a perder los activos de riesgo", señalan desde Bloomberg.

"Mientras el dólar alcanzó un récord [repuntó hacia los 0,93 euros], el lingote de oro se dirigió a su cierre más bajo en tres meses, y más dolor para el metal precioso estaría por venir", añaden.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin