Redactor de elEconomista.es. Este es un buen sitio para encontrar informaciones de bolsa y mercados financieros. También escribo en Ecotrader y podrás escucharme en el podcast Estrategia de Mercado.

Los principales índices europeos no se dejaron llevar por la escalada de la tensión en Oriente Medio. La bolsa del Viejo Continente arranca la sesión del lunes con subidas que rondan el 0,5% y con el EuroStoxx 50 de nuevo en la zona de los 5.000 puntos. No obstante, es el Dax alemán el líder de los primeros instantes de cotización, que sube más de un 0,6% por encima de los 18.000 puntos. El Ibex 35, en cambio, sube apenas un 0,1% después de anotar su peor semana en casi tres meses en medio de la volatilidad por la escalada de las tensiones en Oriente Medio tras el ataque iraní sobre suelo israelí.

Mercados

elEconomista.es está de estreno. Inaugura esta semana La Cartera Agresiva, un espacio destinado a los inversores más dinámicos que buscan complementar sus carteras de largo plazo con operativas que puedan ofrecer rentabilidad en espacios cortos de tiempo, aunque sea asumiendo más riesgos. Utilizando un símil con el boxeo, en la esquina de este cuadrilátero se va a señalar al inversor dónde poder dar los mejores y más rápidos golpes al mercado para cuando suene la campana estar más que preparado.

La bolsa se enfrenta a la separación de las políticas monetarias del Banco Central Europeo y de la Reserva Federal de Estados Unidos. Mientras se espera que el BCE baje los tipos en junio y la Fed no, los principales índices bursátiles marcan direcciones dispares. Sin embargo, "mientras la tecnología resista, la sangre no llegará al río", como explica el asesor técnico de Ecotrader.

Detrás de las últimas reuniones de los bancos centrales llega el momento de conocer los datos macroeconómicos del cierre del primer trimestre del 2024. Y, en esta ocasión, será China la que atraerá todas las miradas. Las autoridades del país publicarán el crecimiento de la economía asiática de enero a marzo y se espera una subida del 1,6%, según las previsiones del mercado. El dato sí estaría por encima de la referencia del periodo anterior pero seguiría lejos de lo que espera el mercado: la recuperación del gigante asiático que de un nuevo impulso a otras geografías del globo.

Los principales índices europeos rebotan en los primeros instantes de la sesión del viernes. Después de una jornada en la que las palabras vertidas desde el Banco Central Europeo lastraron a los índices del continente, el Ibex 35 avanza un 0,7% mientras que el EuroStoxx 50 sube más de un 1%. No obstante, el mercado no ha olvidado las intenciones del BCE. Christine Lagarde declaró su independencia de la Reserva Federal de Estados Unidos y mantuvo su intención de comenzar con el recorte de tipos de interés en junio, a diferencia de lo que espera el mercado para la política monetaria estadounidense. Esto se tradujo en pérdidas para la bolsa europea y principalmente para el Ibex 35 por el peso de los bancos dentro del selectivo.

Grifols inicia la refinanciación de su deuda con la preparación de una nueva emisión de bonos que sirva para amortizar el pasivo que le vence el próximo 2025. La compañía tiene en el horizonte la venta de Shanghai Raas para recortar la mochila financiera, pero los 1.800 millones de dólares -unos 1.650 millones de euros, al cambio actual- que percibirá no le evitarán tener que tomar otras decisiones cono el nuevo programa de obligaciones en el que trabaja.

A medida que China desacelera el crecimiento de su economía un nuevo rival se postula para tomar el liderazgo. India prepara su sorpaso para ser la economía que más aportará al crecimiento global, un horizonte que podría darse en 2028 y que implican cuatro años en los que el inversor español podrá sacar rédito del relevo entre los dos titanes emergentes asiáticos a través de ocho fondos en moneda euro.

La bolsa de Wall Street cotiza con relativa tranquilidad para existir dos guerras en marcha y con economías como la alemana en la cuerda floja de la recesión. Y más aún si se tiene en cuenta que detrás de cada ajuste de tipos de interés al alza llega un periodo de mayor inestabilidad en los mercados. Con la llegada de los primeros recortes, que coinciden históricamente con periodos de nulo o escaso crecimiento, el índice del miedo estadounidense llegó a cuadruplicar su valor hasta tocar máximos nunca antes vistos que recuerdan lo rápido que puede pasar la bolsa de la calma a la mayor de las agitaciones.

Los grandes bancos de inversión estadounidenses serán los encargados de arrancar la temporada de resultados del primer trimestre del 2024, que estuvo marcado por las alzas en la bolsa estadounidense. En los tres meses en los que el índice S&P 500 ha subido un 10% se espera un incremento del beneficio por acción superior al 9% hasta alcanzar los 55,1 dólares por título de media.