Esther Esteban

Colaboradora política de elEconomista
entrevista

Han pasado nueve años desde que llegó, en diciembre del 2011, al Congreso de los Diputados convirtiéndose en el más joven de aquella legislatura. Desde entonces ha conseguido liderar IU, unir sus siglas a las de Podemos, ser nombrado ministro de Consumo y ademas se ha casado y es padre de dos hijas. Su despacho en el Ministerio está situado muy cerca del que ocupa Pablo Iglesias y Salvador Illa por lo,que es habitual que se crucen y charlen por los pasillos. Aunque tiene algunos pequeños objetos personales y algún regalo de su mujer, el despacho que ha mantenido intacto es el del Congreso de los Diputados, sigue teniendo a la vista, a modo de fetiches, dos de los elementos que se llevó cuando fue elegido Diputado por primera vez: una gran bandera republicana que ocupa casi toda una pared y un tablero de ajedrez, que le sirve para desconectar en los días de intensa actividad parlamentaria. "Nos enseñaron a jugar en el instituto y desde entonces no lo he dejado. Me relaja".

Entrevista

Es la cara y la voz del grupo socialista en el Senado, un hombre moderado y tranquilo con un discurso de izquierdas sin estridencias, pedagógico y que hace honor a su profesión de maestro en Educación Primaria. Nada más terminar sus estudios, trabajó como educador en el Centro de Acogida de Menores Extranjeros no acompañados.

Economía

Cuando le preguntas cómo le propuso Pablo Casado ser la nueva portavoz parlamentaria de su partido, dice que la llamó telefónicamente, a media tarde del pasado martes, poco antes de hacerlo público, y le dijo que estaba buscando perfiles diferentes y que había pensado en ella: "Acepté y la verdad es que estoy muy ilusionada. Soy luchadora y positiva, siempre me crezco con las dificultades, y espero estar a la altura de esta responsabilidad". Se llama Concepción Gamarra Ruiz Clavijo (Logroño, 1974), pero todos la llaman Cuca.

ENTREVISTA

Según dice, lleva 15 años sin cogerse un solo día de vacaciones "y ahora menos que estamos tomando a diario medidas contra el Covid y tengo que estar en permanente contacto con los ciudadanos". De Abel Caballero (Pontearas, 1946) se ha dicho que, a una edad en la que la mayoría de los políticos están jubilados, el vive su cénit profesional con una actividad frenética y una agenda de vértigo, imposible para el común de los mortales que ha mantenido aun en plena pandemia, pero no se queja. Si le das a elegir prefiere el, contacto con los, ciudadanos y patearse la calle a la frialdad de la moqueta y los conciliábulos en los despachos.Su doble actividad como alcalde de Vigo (el más votado de toda España) y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) pone el, broche de oro a un curriculum dedicado plenamente a la "cosa pública" donde ha sido de todo desde Diputado a Ministro , candidato a la Xunta de Galicia por el PSdeG-PSOE , incluso presidente de la Autoridad portuaria. Es plenamente consciente de que, en los últimos días, ha estado en el ojo del huracán porque su voto de calidad en la FEMP ha permitido que el gobierno se quede con el remanente de los ayuntamientos, lo que ha provocado una auténtica rebelión. Sin embargo no da marcha atrás, insiste en que la medida es beneficiosa para los municipios "además de recuperar el remanente recibirán 5.000 millónes más, pero todos tienen la opción de mantenerse en el sistema actual". Afirma que el gobierno no le ha dado ninguna indicación y si lo hiciera yo no lo aceptaría, que no necesita el dinero de los remanentes para que le salgan las cuentas y que todo obedece a una campaña política para desgastarlos. Reconoce las discrepancias con Podemos "tenemos serias diferencias, eso es una obviedad" pero augura una legislatura larga "Pedro Sánchez llegará al final de su mandato", sentencia.

Es la cara y la voz femenina más reconocible de Vox y no solo porque es la,presidenta de su partido político en Madrid y su portavoz en la Asamblea madrileña , sino porque tiene una forma de ser y estar en política muy rompedora, hiperactiva en las redes sociales y con gran presencia que en los medios de comunicación. Es la mujer que en su día se atrevió a irrumpir en una rueda de prensa de Carles Puigdemont para entregarle unas esposas y un ejemplar del código penal al grito de "sin ley no hay democracia". Entonces se dijo que era lo más parecido a un escrache que haya hecho un político de la derecha, pero ni era la,primera vez ni será la última en la que Rocio Monasterio - (Madrid, 1974) - arquitecta de profesión que acabó la carrera con una calificación de matrícula de honor o sobresaliente en todas las asignaturas, fundadora de su propio estudio, casada con el también político y compañero de partido Iván Espinosa de los Monteros y madre de cuatro niños- rompe moldes.Cuando le preguntas a bocajarro si la salida del Rey Emérito ha sido un exilio o una fuga, niega la mayor y afirma que "Podemos solo vive del odio y quiere acaban con la Monarquia y la Transición". Califica de "gestión criminal" la actuación de Pedro Sánchez e insiste -refiriéndose al PP- que no apoyar la moción de censura que ha planteado su partido es ser cómplice del gobierno. Afirma que las recetas de Pablo Iglesias son acabar con la riqueza con la iniciativa privada y la libertad: "Quieren llevar al país a la miseria, arruinarnos e igualarnos a todos por abajo". Señala que el gobierno quiere liquidar la educación concertada para "adoctrinar a los niños y educar a lacayos del estado sin capacidad de discernir". Dice que los datos del PIB y del paro son de asustar y que, en Cataluña, Vox se implantará con fuerza en las próximas elecciones.

ENTREVISTA

La entrevista con Isabel Celaá (Bilbao 1949) concertada en marzo, se tuvo que aplazar por la pandemia y se celebra, al final, robándole una hora al único descanso familiar -de apenas unos días- que va a tener este verano y haciendo malabares, en su agenda de vértigo, hiper saturada y casi imposible para el común de los mortales, con el comienzo de curso. "Voy a salir fuera de Madrid pero estaré a poca distancia para regresar al despacho rápidamente si se me necesita", dice.

ENTREVISTA

Cuando le preguntas si haber sido casi todo en política -Directora general, Secretaria de Estado de presupuestos con Montoro, Ministra de Medio Ambiente, Presidenta de la Asamblea de Madrid o de la,CNMV entre otros cargos - le hace situarse por encima del bien y del mal dice ,sin más, que "se le pueden echar años a la vida o vida a los años y yo estoy en lo segundo".Economista de profesión y una de las primeras mujeres interventoras de Hacienda, Elvira Rodriguez Ferrer (Madrid 1949) ha vuelto de nuevo a la primera línea política, tanto en el partido - donde Pablo Casado le nombró recientemente vicesecretaría general de acción sectorial o lo que es lo mismo la responsable de los asuntos económicos - como en el Congreso de los Diputados donde ha sido la portavoz del grupo de reactivación económica, en la comisión de reconstrucción. Es una mujer realista y vital, que tiene una justa fama de trabajadora incansable, capaz de conseguir la cuadratura del círculo y atender a sus labores profesionales y además no descuidar a sus familia, a sus cuatro hijos y sus siete nietos "y ahora viene otro en camino", dice emocionada.No para y aunque se va a coger unos días de descanso no se moverá de Madrid. "Estoy muy cansada, la comisión de reconstrucción nos ha agotado pero tengo una casita en la Sierra, cerca de Torrelodones y este año me quedaré aquí con la familia", señala pero no se queja .Califica de vergüenza ajena "El paseíllo futbolero" que le hicieron a Pedro Sánchez por los resultados de la cumbre, "lo importante es gestionar bien, no el autobombo ni poner en marcha el aplausómetro". Afirma que "los fondos europeos no pueden suponer una repetición del Plan E que aguantó el empleo seis meses hasta que se dejaron de hacer rotondas" y dice que si el sector del turismo se muere la economía española se va al traste. Insiste en que la idea de subir los impuestos a los ricos se ha quedado en una frase manida y ve imposible que el Gobierno sea capaz de elaborar un documento sobre los presupuestos generales antes de septiembre. Es genio y figura...

Entrevista

Cuando le preguntas, a bocajarro, en su condición de secretario de finanzas de Ciudadanos si las cuentas del partido gozan de buena salud, teniendo en cuenta la importante pérdida de ingresos tras el bajón el bajón electoral , habla de previsión en la época de vacas gordas "fuimos austeros y eso nos permite tener una economía saneada , sin necesidad de tomar medidas drásticas como han hecho otros partidos" dice .Carlos Cuadrado ( Barcelona 1968 ) actualmente vicesecretario primero de la formación naranja y el encargado de negociar con el gobierno de Pedro Sánchez sus acuerdos durante la pandemia , cursó estudios de ingeniería electrónica y es un empresario desde los 25 años del sector tecnológico del láser que -como otros muchos que se unieron al partido desde su fundación - , reclama para la sociedad civil el papel que debe jugar en política.Aunque mantiene su casa en Barcelona la mayoría del tiempo lo pasa en Madrid, donde ha transcurrido su confinamiento trabajando telematicamente "Pensar ahora en vacaciones es algo lejano porque a los políticos nos toca dar el callo más que nunca", afirma.Durante la entrevista no hay preguntas sin respuestas ni siquiera aquellas que le son incómodas, como la sombra de sospecha que rodeó su figura por uno de sus negocios en Brasil. "Se me quiso hacer una campaña falsa para atacarme políticamente y todo quedó aclarado".Dice que no le dan un cheque en blanco a Pedro Sanchez, pero están dispuestos a negociar los presupuestos "para que las políticas liberales sean un antídoto frente a Podemos". Afirma que las ayudas europeas no son gratis "habrá que pagarlas de una u otra forma" y que subir los impuestos en estas circunstancias es un grave error. Señala que "no es el momento de derogar la reforma laboral y si el gobierno lo hace para complacer a Bildu será nos tendrá enfrente", sentencia .

Entrevista

Cuando le preguntas qué le quita el sueño a la presidenta de la Comunidad de Madrid y qué se lo ha quitado durante el confinamiento, dice, sin más, que acertar en cada decisión sanitaria que tomaron y ahora en cada decisión económica. "Siento que en esta etapa he perdido, en parte, la alegría, con tanto disgusto que nos ha traído la pandemia". A pesar de todo y aunque todavía tiene secuelas que le ha dejado la enfermedad, se muestra optimista y señala que "siempre hay oportunidades para que todo renazca. Lo de la nueva normalidad son conceptos inventados por los políticos para encajonar situaciones y yo, como he renacido muchas veces y he empezado de cero sé como crecer en la adversidad". Isabel Díaz Ayuso (Madrid, 1978), licenciada en periodismo por la Universidad Complutense y máster en Comunicación Política y Protocolo, apenas lleva un año en el cargo, y aunque es plenamente consciente de que se ha convertido en el pimpampum de la oposición, no se queja. "Me han insultado gravemente, llevado a la Fiscalía, montado comisiones de investigación, arremetido contra mi familia, incluso con mi difunto padre, pero ni me amedrentan ni me callan porque soy firme en mis ideas y eso les duele". Es una líder pata negra del partido en el que lleva militando desde 2005, ocupando desde entonces distintos puestos en la administración y en la Asamblea autonómica con Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. Sus amigos dicen que es una mujer trabajadora hasta la extenuación, muy imaginativa y liberal "sin complejos por no ser de izquierdas y con reflejos para reaccionar rápido ante la adversidad , que habla de una manera libérrima ante la opinión pública y tal vez en eso está el secreto de su éxito", señalan. Durante la entrevista, de una hora de duración, que se celebra en su despacho oficial de la madrileña Puerta del Sol, no hay presunta sin respuesta ni siquiera cuando la periodista se interesa por aspectos más personales: "Lo peor de mi vida personal ya lo he pasado. Me independicé muy joven, no tengo grandes traumas ni miedo a los cambios y procuro escuchar. Vuelo sin equipaje y eso para estar en la primera línea política es fundamental, por mucho que intenten buscarme las vueltas", afirma. Dice que su lema es "a cada problema una solución" y no tiene tiempo que perder .

Entrevista

Se llama Concepcion Gamarra Ruiz Clavijo (Logroño 1974), pero todos le llaman Cuca "porque mi madre y mi abuela se llaman igual y así nos diferenciamos" señala. Si bien hasta hace poco no era muy conocida para la opinión pública, si lo es, desde hace mucho tiempo, en el seno de su partido donde forma parte del equipo "pata negra" de Pablo Casado, representando el ala más centrado del PP. Fué la encargada de coordinar la campaña de las elecciones municipales y autonómicas del 26-A, tal vez porque lo ha sido todo en el ámbito local desde concejala en el ayuntamiento de Logroño, a alcaldesa de esa ciudad entre el 2011 y 2019 "estoy orgullosa de haber sido la primera mujer en ese cargo rompiendo así ese techo,de cristal" y vicepresidenta de la FEMP desde 2016 al 2019.La vicesecretaria de política social de los populares es una persona amable y educada que hace honor, por la precisión de sus reflexiones, a su profesión de licenciada en Derecho, especializada en jurídico económico por la universidad de Deusto. Amante del deporte "intento correr todas las semanas y de vez en cuando hacer alguna maratón, cosa que jamás pensé que podría lograr", no se pierde un concierto de U2 y disfruta de las pequeñas cosas de la vida especialmente de sus sobrinos "no perdono un vermút con ellos y me gusta el vino de Rioja y la buena gastronomía", señala.Reprocha a las ministras su tenue respuesta a lo que califica como actitud machista de Pablo Iglesias en el "caso Dina" y les pregunta si solo son feministas para convocar manifestaciones el 8-M. Dice que su partido no apoyarán los presupuestos del gobierno "porque nos llevan a la ruina", que subir los impuestos solo perjudicará a las clases medias y que el próximo domingo las urnas también castigarán la mala gestión del gobierno porque "las medidas que están tomando son letales". No tiene pelos en la lengua.