Esther Esteban

Colaboradora política de elEconomista
Entrevista

Cuando le preguntas si ha pensado fichar por un partido distinto al PSOE, donde milita desde 1977, sonríe de forma socarrona y, negando la mayor, suelta un "¡Por favor! Si tengo 80 años y las convicciones intactas". Joaquín Leguina (Cantabria, 1941) doctor en Económicas, demógrafo, escritor brillante y el único socialista que ha presidido la Comunidad Madrileña, durante 12 años, nunca pensó que se enfrentaría a un expediente de expulsión como militante, ni que vería el declive de la antaño poderosa Federación Socialista Madrileña de la que fue secretario general. Dice que Pedro Sánchez es vengativo, destila odio, y maltrata a todos los que no opinan como él.

Entrevista

Está contenta y ni puede ni quiere evitarlo. No es para menos teniendo en cuenta que su partido ha tenido unos resultados espectaculares en Madrid que , según dice, a futuro se podrán extrapolar al resto de España. Economista de profesión y una de las primeras mujeres interventoras de Hacienda, Elvira Rodríguez Ferrer (Madrid, 1949) volvió de nuevo a la primera línea política de la,mano de Pablo Casado que le nombró vicesecretaria general de acción sectorial o lo que es lo mismo la responsable de los asuntos económicos - y también como diputada " pata negra " en el Congreso donde ha sido la portavoz del grupo de reactivación económica , en la comisión de reconstrucción.

Economía

Cuando le preguntas cuántas horas duerme durante estos días para poder compatibilizar su actividad como Ministra de Industria, Comercio y Turismo y su nominación como vicepresidenta de la Comunidad de Madrid-si su partido consigue gobernar el 4M- sonríe, hace un gesto de negación con la cabeza y reconoce que apenas descansa unas horas "porque a cada problema que hay encima de la mesa quiero buscarle soluciones".

Economía

Es el cartel electoral del PSOE para las elecciones en la Comunidad de Madrid y, de cumplirse las encuestas, en el mejor de los casos solo podrá de ocupar el despacho del edificio de la Puerta del Sol y arrebatarle al Partido Popular la "joya de La Corona" si hace un gran pacto,de izquierdas entre adversarios profundamente enfrentados . Es un hombre amable, educado en las formas, de firmes convicciones socialdemócratas y tal vez por eso su equipo de campaña le dibuja como un candidato "soso, serio y formal " que puede aportar sentido común y sosiego a la política de confrontación y altos decibelios que se ha instalado de cara al 4-M .

Entrevista

Su partido ha contratado escoltas privados para protegerla ante la negativa del Ministerio del Interior a hacerlo aunque, según dice, se lo han pedido en varias ocasiones antes de lo sucedido en Vallecas. "Me amenazan las feministas radicales y los cachorros de Pablo Iglesias me intentan lapidar, pero el ministro Marlaska no ve ningún riesgo", señala. Es la cara y la voz femenina más reconocible de Vox y no solo porque es la presidenta de su partido en Madrid, su portavoz en la Asamblea y ahora la candidata para la cita electoral del 4-M, sino porque tiene una forma de ser y estar en política muy rompedora, hiperactiva en las redes sociales y con gran presencia en los medios de comunicación.

Economía

Cuando le preguntas a bocajarro si es, como dicen algunos, una política correosa que detrás de su imagen tranquila esconde un animal político duro e implacable con sus adversarios, niega la mayor, se califica de muy previsible, e insiste en que siempre dice lo que piensa. "Lo que no hago es salirme de mis principios, no titubeo, ni hago politiqueo, y siempre rechazo de plano las imposiciones, lo políticamente correcto y las etiquetas. Me gusta ir al grano de las cosas, y no me disfrazo de lo que no soy", sentencia.

Economía

Cuando le preguntas si dejará su acta de diputado en el Congreso antes de saber los resultados de su partido en la Comunidad de Madrid dice, sin más, que va a esperar a que hablen las urnas: "Soy un servidor público y estaré donde me necesiten", sentencia. Edmundo Bal (Huelva, 1967) es posiblemente el político que más ha ascendido, y en tiempo récord, en un partido nacional. Pasó de ser el jefe de Penal de la Abogacía del Estado -por cuyas manos pasaron casos como la Gürtel, la famosa lista Falciani, el cuadro de Jaime Botín o los escándalos financieros de Ronaldo y otros famosísimos acusados por fraude fiscal- a figurar como número dos de Cs en el Congreso en las elecciones generales y ahora candidato para la cita madrileña 4-M.

Economía

Cuando le preguntas si es el gran muñidor del trasvase de altos cargos de Cs al PP, el que fuera nada más y nada menos que secretario de organización de Cs y senador por Andalucía ni confirma ni desmiente, aunque insiste en que el partido donde siempre ha militado se ha convertido en una muleta del sanchismo: "Somos marionetas de Pedro Sánchez" puntualiza. Francisco Hervías, de padres granadinos y casado con una sevillana , nació en Tossa de Mar (Girona) en 1983 y creció en Cataluña en una Casa Cuartel de la Guardia Civil. Licenciado en Geografía por la universidad de Girona, y con varios cursos de especialización obtuvo el CAP de profesor en Ciencias Sociales por el Instituto de Ciencias de la Educación de Josep Pallach.

Economía

Cuando a Salvador Illa (La Roca del Vallés, 1966), exministro de Sanidad y ganador de las elecciones catalanas, le preguntas qué siente cuando sus adversarios le llaman de todo por su gestión de la pandemia, afirma que "las descalificaciones de trazo grueso se vuelven contra quien las hace. Aunque no tiene ninguna relación con la medicina porque es licenciado en Filosofía por la Universidad de Barcelona, MBA en el IESE Business School y ejerció de profesor, su cargo en el Gobierno le ha convertido en un experto en el Covid-19 al que no le duelen prendas en admitir que ha habido errores.

Economía

Han pasado nada menos que 18 años desde que las urnas posibilitaron su llegada a la Moncloa, pero sigue siendo aquel "optimista antropológico" al que le tocó lidiar el inicio de una de las mayores crisis económicas de nuestra historia y cuyas medidas de ajuste aún sigue lamentando. A José Luis Rodríguez Zapatero (Valladolid, 1960) -el hombre al que todos llamaban ZP, que inició su mandato retirando las tropas de Irak y legalizó el matrimonio de los homosexuales- no se le caen de la boca palabras como diálogo y consenso y, a pesar de estar retirado de la primera línea política, tiene una opinión perfectamente conformada de todos los temas de actualidad.