Esther Esteban

Colaboradora política de elEconomista


Esther Esteban

Margarita Robles: "Desde que soy responsable del CNI no se ha cometido ninguna ilegalidad"

Comenta

Cuando le preguntas si no tener carnet del partido e ir de "cunera" en las listas por Ávila le ha supuesto algún inconveniente con los pata negra del PSOE niega la mayor. Dice que siempre se ha sentido respetada, tanto en su cargo de portavoz en el Congreso como de ministra. "Jamás me he sentido ninguneada por nadie. Todo lo contrario". Se ha acostumbrado, en tiempo récord, a que sus colaboradores le saluden llevándose la mano derecha, con dedos juntos, hacia la sien y a golpe de tacón por su cargo de ministra de Defensa. Margarita Robles (León, 1957) es menuda, de aspecto frágil, pero dura como una roca, de firmes convicciones en defensa de la cosa pública, que se define como socialdemócrata a la vieja usanza. Ha tenido una brillante carrera desde que aprobó las oposiciones con 23 años, con el número uno de su promoción, convirtiéndose en la cuarta mujer jueza de España. Fue la primera en ocupar la Presidencia en la Audiencia de lo Penal, pasó por el CGPJ y el Tribunal Supremo. Tuvo un paso fugaz por la política, de apenas dos años, en la legislatura de Felipe González como secretaria de Estado de Interior, y supo navegar con éxito como líder de su grupo parlamentario por las procelosas aguas de la Carrera de San Jerónimo, cosa que no es fácil, como tampoco lo es tener bajo su mando a 120.000 hombres y mujeres que conforman las Fuerzas Armadas. Es genio y figura.

Entrevista al coordinador Federal de Izquierda Unida

Alberto Garzón: "Sánchez puede morir de éxito si da por seguro que ganará"

Comenta

Cuando le preguntas si su designación para encabezar la candidatura al Congreso por Málaga -en vez ir por Madrid como socio preferente de Pablo Iglesias- ha sido un menosprecio a la formación que lidera , reacciona rápido y dice, sin más, que se han optimizado recursos: "Soy malagueño y creemos que concentrar a los líderes más conocidos en una sola circunscripción nos hubiera perjudicado". Se muestra convencido de que fue un acierto unir su destino a Podemos, aunque ahora las encuestas vayan a la baja, y dice que esa fórmula es irreversible. Defiende la unidad electoral, pero, eso sí, manteniendo su autonomía como una formación política independiente de la morada . "Si no fuéramos juntos, IU habría desaparecido", sentencia.

Entrevista al ministro del Interior

Grande-Marlaska: "No ha habido cambio de cromos con el PNV y Bildu"

Comenta

Aunque ahora es el responsable de garantizar nada menos que la seguridad de los españoles, en su presencia es inevitable seguir relacionándole con su vida anterior, cuando era considerado un juez estrella de la Audiencia Nacional o uno de los miembros más respetado del Consejo General del Poder Judicial. De hecho, es imposible abordar cualquier tema de actualidad, por complejo que sea, que no termine con una alusión al ordenamiento jurídico y el estricto cumplimiento de la legalidad constitucional, por encima de cualquier otra consideración. Ahora Fernando Grande-Marlaska ha cambiado el poder judicial por el ejecutivo, pero mantiene inalterables sus principios de hombre valiente, que plantó cara al terrorismo de ETA, paseándose por las herriko tabernas cuando le pusieron en la diana o su condición de activista comprometido con la causa del colectivo LGTB, los refugiados o la defensa de las víctimas de violencia machista. Obligadamente, por su cargo de ministro del Interior lleva escolta y tiene una agenda de vértigo -ahora más complicada por su candidatura al Congreso por Cádiz-, pero necesita seguir frecuentando su ambiente habitual. " Si no voy con mi marido y mis amigos a tomarme una ensalada o una cerveza a mis lugares de siempre, me asfixio. Necesito de vez en cuando volver a la normalidad", señala. Dice que España es uno de los países más seguros del mundo y que este Gobierno ni ha sido cómplice ni lo será jamás de actuaciones repugnantes que han hecho "las cloacas del Estado". Desea que a Villarejo se le juzgue pronto "para concluir ese capítulo oscuro", y señala que pedir que los Mossos dependan de la Guardia Civil es de una ignorancia supina. Niega que aumentar transferencias sea el precio que se ha pagado al PNV y Bildu por su apoyo a los decretazos.

Entrevista al vicesecretario de Organización

Javier Maroto (PP): "Sánchez es una amenaza para la estabilidad económica"

Comenta

Si entras en sus cuentas de Instagram, Facebook o Twitter ves como su actividad aumenta a diario, y si intentas buscar un hueco en su agenda de aquí al 28-A, es misión imposible, no solo porque es el director de campaña de su partido, sino porque desde su cargo de vicesecretario general de Organización está al tanto de casi todo lo que se mueve en el entorno de la calle Génova. 

Entrevista a la ministra de Educación

Isabel Celaá: "Si ganamos, las Cuentas serán los Presupuestos rechazados"

Comenta

Sus amigos dicen que es culta, seria y rigurosa, trabajadora hasta la extenuación, que crece en las distancias cortas y que, cuando se pone manos a la obra, es un torbellino imparable. Ha pasado, en un tiempo récord, de ser conocida solo en su tierra natal, Euskadi, a formar parte de nuestra vida cotidiana, especialmente los viernes, cuando se convierte en la cara y la voz del Gobierno de España, ejerciendo su cargo y condición de ministra portavoz.

La entrevista con Isabel Celaá (Bilbao, 1949), concertada hace tiempo, se tiene que celebrar en sábado, robándole una hora al único hueco que tenía libre hasta el 28-A en su agenda de vértigo, hipersaturada y casi imposible para el común de los mortales. El lugar elegido es el salón Goya del Ministerio de Educación, una estancia imponente, en la que ella se mueve como pez en el agua. No es de extrañar, teniendo en cuenta que mucho antes de que Pedro Sánchez le llamara para asumir la cartera de Educación y Formación profesional tenía una amplia experiencia de tres décadas en gestión política, casi siempre en el ámbito educativo.

Antes de dar el salto a la política nacional, fue consejera de Educación con Patxi López y ha desarrollado una intensa trayectoria académica. Es licenciada en Filología inglesa, Filosofía y Derecho, y trilingüe: habla inglés -ha publicado ensayos de poesía en esa lengua- y además es euskaldunberri; es decir, aprendió euskera de mayor, pero lo maneja con solvencia. Dice que llamar traidor o felón al presidente Sánchez es intolerable en democracia, que esos insultos se volverán en contra de quienes los emplean, y que el Gobierno ejercerá sus funciones y utilizará la fórmula del Real Decreto en periodo electoral y hasta el último día. Es una socialista pata negra, coherente y de firmes convicciones.

Entrevista al secretario general de Vox

Ortega Smith-Molina (Vox): "Pedro Sánchez hace propaganda con el dinero de los españoles"

Comenta

Es uno de los personajes más mediáticos de su partido y no solo por su condición de secretario general y número dos de Santiago Abascal, sino porque le tocó lidiar con el pacto de Andalucía con PP y Cs y ahora es uno de los letrados del juicio del 1-O. Javier Ortega Smith-Molina (Madrid, 1968) tiene un currículum ligado a dos de sus actividades profesionales: la abogacía (licenciado en Derecho y diplomado en la escuela de prácticas jurídicas de ICAI- ICADE) y el Ejército (formó parte de los grupos de operaciones especiales, GOES, un cuerpo de élite de las Fuerzas Armadas).

Es amante del deporte (hípica, montañismo y gimnasio), experto en artes marciales (cinturón negro segundo dan de kárate) y en su día le apodaron el Rambo de Vox porque accedió nadando al Peñón de Gibraltar -donde se le había prohibido su entrada- para desplegar una bandera española de 180 metros. Es un hombre de acción al que no se le caen de la boca palabras como España, principios o dignidad y no tiene pelos en la lengua al calificar a sus adversarios.

Afirma que Pedro Sánchez es un cobarde y un traidor que se echará en manos de los independentistas si les necesita para formar Gobierno. Afirma que Vox va a marcar la política de España en las próximas décadas y que no se van a plegar a los intereses del PP "en aras del voto útil". Dice que cada vez que les llaman fascistas, xenófobos o machistas crecen en afiliación y votos y propone poder usar un arma como protección si alguien entra a robar en casa. Se define como un soberanista nacional.

Entrevista a la portavoz de Ciudadanos y líder del partido en Cataluña

Inés Arrimadas: "Hay que echar a Sánchez a base de votos, porque es un peligro público"

Comenta

Ha pasado de ser la musa de los constitucionalistas en Cataluña y la bestia negra del independentismo -a quien consiguió ganar en las urnas- a dar el salto a la política nacional como número 1 de Ciudadanos por Barcelona al Congreso, completando una carrera meteórica en la que aún quedan páginas por escribir.

Su objetivo: que el líder de su partido, Albert Rivera, sea el próximo inquilino de La Moncloa y adoptar medidas drásticas para que no se vuelva a quebrar la legalidad. A Inés Arrimadas (Jerez de la Frontera, 1981) muchos le consideran, junto al líder de su partido, la política que mejor representa el proyecto de Cs: joven, bien preparada, de verbo fácil y con un discurso ideológicamente muy amueblado, que define de centro en estado puro. No tiene pelos en la lengua al desenmascarar a los independentistas.

Cuando le recuerdas que sus adversarios dicen que ha abandonado el barco en el momento más complicado, reacciona rápido: "Eso es falso, un ataque fácil para descalificarme". Tiene un currículum de infarto: licenciada en Derecho y Administración y Dirección de Empresas, con un postgrado en Gestión Empresarial y negocios internacionales. Consultora estratégica, fue galardonada como subcampeona en la categoría de Joven Europeo del Año en 2014 y desde entonces no ha parado de ascender, hasta ser la portavoz de la Ejecutiva nacional, líder del partido catalán y candidata a la Cámara Baja. Si ganan, tiene todas las papeletas para ser vicepresidenta, aunque se niega a hablar de cargos. Dice que Sánchez se ha arrodillado ante los separatistas y que su obsesión por mantenerse en el poder le ha convertido en un peligro.

Defiende un feminismo liberal que no se quede en palabras y se muestra convencida de que darán el sorpasso al PP. Descarta cualquier pacto con los socialistas, a quienes acusa de abuso de poder: "En el PSOE quien no hace lo que dice el líder es hostigado y expulsado".

Portavoz de Vox y presidenta de la formación en Madrid

Rocío Monasterio: "Vox es hoy fundamental para dar un giro a la política española y lo dará"

Comenta

Es la cara y la voz femenina más reconocible de Vox , la mujer que se atrevió a irrumpir en una rueda de prensa de Carles Puigdemont para entregarle unas esposas y un ejemplar del Código Penal al grito de "sin ley no hay democracia". Entonces se dijo que era lo más parecido a un escrache que haya hecho un político de la derecha, pero ni era la primera vez ni será la última en que Rocío Monasterio (Madrid, 1974) -arquitecto, que acabó la carrera con matrícula de honor o sobresaliente en todas las asignaturas, fundadora de su propio estudio, casada con el también político y compañero de partido Iván Espinosa de los Monteros y madre de cuatro niños- rompe moldes. Tiene una forma de ser y estar en política muy rompedora, hiperactiva en redes sociales y con gran presencia en los medios de comunicación. Cuando le preguntas si le molesta que le llamen facha o reaccionaria dice que esos insultos le producen risa. Aunque es la presidenta de Vox en Madrid y portavoz del partido, aún no sabe qué lugar ocupará en las listas ni si lo hará para las generales o para las autonómicas o municipales. Se le ha llegado a calificar como la musa contra el movimiento feminazi, término que ella sustituye por el de feminismo supremacista "que pretende ponernos a todas un burka ideológico y tengamos que pensar todas como unas pocas". Defiende la creación de un Ministerio de la Familia, la prohibición del aborto y la inmigración ilegal. Cree que Vox "es fundamental para dar un giro a la política española" y no tiene pelos en la lengua ni complejo en definirse de derechas "frente a la derechita cobarde del PP".

Entrevista al portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Senado

Ander Gil: "En este país va a haber socialismo para rato"

Comenta

Cuando le preguntas, a bocajarro, nada más comenzar la entrevista, si su amigo Pedro Sánchez le ha comunicado qué lugar va a ocupar en las próximas listas electorales, si seguirá siendo o no el portavoz del Senado o prefiere pasar a la Cámara Baja tras las elecciones del 28-A, sonríe, hace un gesto de complicidad y niega la mayor: "Yo siempre he estado, estoy y estaré a disposición del partido y aceptaré el sitio donde el secretario general crea que soy más útil". Eso sí, reconoce que esta etapa siendo la cara y la voz de los socialistas en el Senado "ha sido apasionante". "Estoy muy orgulloso del trabajo de mis compañeros", asegura. Lo suyo en política ha sido una carrera meteórica, pasando de ser un modesto concejal y teniente de alcalde en El Valle de Mena -un pueblo del norte de Burgos, limítrofe con el País Vasco- a portavoz del Grupo Socialista en el Senado en un tiempo récord. Ander Gil (Barakaldo, Vizcaya, 1974 ) es un hombre acostumbrado a lidiar con nuevos retos, por eso no le supuso un especial sobresalto, aunque sí sintió "el peso de la responsabilidad" que con el cargo de portavoz recién estrenado en la Cámara Alta fuera el elegido para negociar con el PP y Ciudadanos el desarrollo de la aplicación del artículo 155, que tanto sigue dando que hablar. "No hay que caer en el charco de la vía unilateral ni en el del 155 permanente", señala ahora con el paso del tiempo. Es un socialista moderado y tranquilo con un discurso de izquierdas sin estridencias, pedagógico y muy didáctico, que hace honor a su profesión de maestro en Educación Primaria que nada más terminar sus estudios trabajó como Educador en el Centro de Acogida de Menores Extranjeros no acompañados. Solo sube el tono de su discurso cuando afirma que estas son las elecciones más crispadas de los últimos años, y acusa a la derecha de degradar y enturbiar el debate político haciéndolo irrespirable. "La derecha con sus tres marcas quiere un país en blanco y negro y planteará una involución muy peligrosa", sentencia.

secretario general del PP

Teodoro García Egea: "Cuando Casado sea presidente, el PP aplicará un 155 duradero en Cataluña"

Comenta

Ha pasado de ser un ingeniero de telecomunicaciones, diputado de a pie y desconocido para los medios de comunicación a número dos del PP y cocinar las decisiones más importantes de su partido en un pispás y ya se mueve por la sede de la calle Génova y por los centros de poder de Madrid como pez en el agua. Teodoro García Egea, de 33 años, es nuevo en la poderosa Secretaría General de la calle Génova pero no un novato en la cosa pública, y menos en la Carrera de San Jerónimo, donde lleva de diputado en el Congreso las últimas tres legislaturas. Su bautismo fue en Nuevas Generaciones, donde se convirtio? en vicesecretario por la Región de Murcia, posteriormente paso a ser concejal del Ayuntamiento de Cieza y de ahí dio el salto a Madrid. Tiene un discurso de centroderecha muy bien amueblado y defiende con pasión lo que han sido las señas de identidad de su partido. Dice que Pedro Sánchez se ha hecho una moción de censura a sí mismo, que la decisión más sensata que ha tomado en estos meses es convocar elecciones y que el daño reputacional que ha hecho a España es más grande aún que el económico. Afirma que el PP está listo y engrasado para ganar las próximas elecciones y que, si llega el caso, reeditarán el pacto con Ciudadanos y Vox como han hecho en Andalucía. Eso sí, vaticina que si el PSOE pudiera gobernar volvería a unir su suerte a los independentistas e insiste en que con Casado habrá 155 y no se darán indultos a los golpistas. Ha dado el pistoletazo de salida a la campaña electoral.


© Copyright Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens | Ajustes de cookies