Carlos Ochoa

Managing Director y Head of Public Affaires de FTI Consulting para España

En la carrera por la acción climática, España quiere ser la primera en llegar a la meta. Cuando hace 10 años sólo se instalaban 400 MW de capacidad solar fotovoltaica, en 2019 España alcanzó el récord de 4.016MW de capacidad instalada, un 47% más que en 2008, cuando vivíamos el boom de las renovables. En 2020, en un año de parálisis comercial y económica provocada por la pandemia de Covid-19, se añadieron 2.931MW de capacidad fotovoltaica al sistema eléctrico. Actualmente, la energía solar fotovoltaica genera entre el 12 y el 13% de la energía renovable española, con una media de casi 2GWh. Esto significa que en los dos últimos años se han instalado alrededor de 23 millones de paneles fotovoltaicos en toda España, principalmente en Andalucía, Extremadura, Murcia, Castilla La Mancha y Aragón. Ahora nos toca acelerar para que, en el plan de recuperación, en la transición ecológica y digital, se dé un nuevo impulso a nuestra industria. Una industria sostenible, con un suministro energético más verde y sin emisiones de CO2.

Últimos artículos de Opinión
Más artículos de Opinión