Energía

El precio del CO2 se duplica en un año y amenaza con subir la electricidad

  • La inestabilidad se debe al aumento de ambición climática y los tipos bajos

El precio a pagar en España por la electricidad vuelve a ser noticia un día más. Tras haber alcanzado en el día de ayer el mercado mayorista un récord histórico, situándose en 122,76 euros el megavatio-hora, hoy se produce una bajada de un 3,1%, situándose el precio de la luz en 118,99 euros MW/h. Esa cantidad supone el segundo mayor coste alcanzado hasta ahora en la electricidad en la serie histórica. Por detrás se sitúan los 117,29 euros del 13 de agosto y los 117,14 euros del día 20 de agosto. El coste mayorista de la luz oscilará este viernes entre un pico máximo de 125,33 euros a la 1 de la madrugada y los 106,75 euros a las 6 de la tarde.

Las causas de la subida de precios, además de la fuerte carga fiscal, son fundamentalmente dos: el precio que se paga por contaminar en Europa, es decir, los llamados derechos de emisión de CO2 y el gas natural, uno de los combustibles fósiles con el que se produce energía y que también está alcanzando un alto coste. Este, además, emite dióxido de carbono, al igual que el carbón, y ha de pagar el canon de emisión impuesto por la Unión Europea en plena lucha por la descarbonización.

Las empresas eléctricas adquieren derechos con el fin de costear las emisiones contaminantes de sus centrales, ya sean de gas o de carbón. Posteriormente, estos costes se trasladan al precio de la electricidad que venden en el mercado mayorista. Estos derechos de emisión de CO2 cotizan como futuros y forman parte de un mercado que la Unión Europea creó en el año 2005. Desde entonces, el precio de estos se ha ido incrementando. Antes de la pandemia de COVID-19, el contrato de emisión de carbón rondaba los 20 euros, en diciembre de 2020 superó por primera vez los 35 euros. En este mes de agosto y concretamente en los últimos días, ha llegado a rozar los 60 euros, concretamente 55,72, por tonelada de CO2.

Descarbonización en 2050

La UE apuesta firmemente por la plena descarbonización en 2050 y esto explica la subida sin precedentes del coste de las emisiones de CO2. El Régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE) es una de las piedras angulares desarrolladas por los gobiernos de los países de la UE para la lucha contra el cambio climático de la UE y un instrumento esencial para reducir de forma económicamente eficaz las emisiones de gases de efecto invernadero. Es el principal mercado de carbono del mundo y el de mayor tamaño.

Tal y como han comentado expertos a elEconomista, "este mercado funciona según el principio de "limitación y comercio". Se pone un límite máximo a la cantidad total de emisiones que pueden emitir las instalaciones contempladas en el régimen. El límite va bajando a lo largo del tiempo para hacer que disminuyan las emisiones totales. Por debajo del límite, las instalaciones compran o reciben derechos de emisión con los que pueden comerciar entre sí según sus necesidades. El límite sobre el número total de derechos disponibles garantiza que tengan un valor".

Estos añaden además que "al final de cada año, las instalaciones deben entregar suficientes derechos para cubrir todas sus emisiones, y en caso contrario se les imponen fuertes sanciones. Si reduce sus emisiones, la instalación puede conservar sus derechos sobrantes para cubrir sus futuras necesidades o venderlos a otra instalación que no tenga suficientes".

Gracias a las decisiones tomadas por la Unión Europea, se ha conseguido incentivar el consumo y las inversiones en energías renovables. Sin embargo, este encarecimiento de los precios de CO2 no es inofensivo, dado que incrementa los costes de las empresas que deben adquirirlos y, por ende, el coste final del producto para los consumidores, como lleva sucediendo en lo que va de mes con el precio en la factura de la electricidad de muchos hogares.

El gas subirá en 2022 hasta un 50%

La transición energética está provocando una tormenta perfecta en los costes de la energía. Los precios de futuros de gas para 2022 se sitúan un 50% por encima de los registrados en esta época para 2021, lo que supone un problema para un buen número de empresas que tienen que cerrar presupuestos y que temen ahora firmar contratos de suministro para el próximo ejercicio. Los precios del gas se han incrementado un 50% para el resto del año y un 20% para el siguiente.

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Escéptico
A Favor
En Contra

Más ruina jajajajajajajaja

Puntuación 6
#1
Yo mismo
A Favor
En Contra

Es el precio que pagamos por dejarnos tomar el pelo por gobiernos progresistas y organizaciones ecologistas. Tenemos lo que nos merecemos.

Puntuación 5
#2
guille
A Favor
En Contra

"La transición energética está provocando una tormenta perfecta en los costes de la energía".

Creo que la composición de los precios del CO2, claramente explicado en el articulo, nos muestra de "la tormenta perfecta" del precio de la electricidad en Europa; el apriete de tuercas en los precios del CO2 son en buena parte culpable del precio final, es decir un impuesto más y además "con claros sesgos especulativos"; he ahí donde, por ahora, hay que "estudiar" la bajada de tanta tasa e impuesto, luego, a buscar el por qué de que España se haya puesto a la cabeza de los precios, entonces ya encontraríamos alguna solución al problema; claro que eso destaparía las ineficiencias "y otras cosillas" del sistema. Lo de "no hay solución inmediata" es otro mantra de los políticos, lo que no es solución, ni inmediata ni a futuro, es cargar al sistema de ineficacias y "mamandurrias seudo ecologistas" y "echarle toda la culpa a las empresas eléctricas, aunque estas no sean precisamente Teresa de Calcuta.

Puntuación 2
#3
perez
A Favor
En Contra

Quien dijo que usar gas natural para generar electricidad era limpio y economico. Señores gobernantes, les dejo un estudio que pueden leer, si es que aun saben hacerlo. A ver si apuestan de verdad por las energias limpias de una vez.

https://www.fuhem.es/papeles_articulo/centrales-nucleares-emisiones-de-co2-ycambio-climatico/

Puntuación 1
#4
carlinhos
A Favor
En Contra

El precio creciente (y más que crecerá) de las emisiones de CO2 encarece la producción eléctrica con gas.

Como el sistema del mercado primario energético adjudica el mismo precio a todos los generadores de electricidad, ese precio es el más caro de la subasta ...

Por tanto, el crecimiento del precio del CO2, se aplica al precio del MWh generado por cualquier otra tecnología que no emita CO2. En ese caso, directo al margen.

Pero claro ... esos productores sin emisiones de CO2, son "intocables" porque son "verdes". Así que si se lucran, pues se lo han ganado.

Y cuando no ganen dinero, no se preocupen que les pagaremos una "prima" la cual nos tocará apoquinar a escote, como ya pasó con el RD 661/2007 y el déficit de tarifa provocado por la burbuja que dicho RD creó.

Resumen: renovables = bancos. Si pierden, pagamos todos. Si ganan, también.

Puntuación 2
#5
Alfonso
A Favor
En Contra

Nos engañan como a chinos esta gentuza, Eléctricas, y gobierno, por tolerarlo. Pero este País , ha pensado alguna vez el día

Que haya no el 100 % de coches eléctricos, sino con tan solo el 10% , A qué precio vamos a pagar la electricidad.? Vamos directamente al Abismo!!

Puntuación 1
#6
Usuario validado en elEconomista.es
Brick
A Favor
En Contra

Ese es el objetivo si queremos salvar al planeta: cuanto más energía se consume, más caro, para que consumamos menos. El que protesta es que no quiere salvar al planeta.

Puntuación -2
#7
Usuario validado en elEconomista.es
Amanda
A Favor
En Contra

Ambientalmente es una buena práctica. Económicamente es un suicidio

Puntuación 0
#8