El estado de alarma de la tercera ola de la pandemia de Covid-19 no es solo sanitario, sino también económico, con múltiples sectores rogando ayudas urgentes que les permitan mantenerse a flote. En Cataluña, las nuevas restricciones vigentes desde el pasado 7 de enero y de momento hasta el 7 de febrero, han tenido un impacto multimillonario. Aunque no todos los sectores han realizado todavía unas estimaciones del impacto de este tercer capítulo de la pandemia, algunos, consultados por elEconomista, arrojan cifras al horror que están viviendo. Desde Pimec hacen un retrato general para apuntar que las restricciones actuales, que incluyen el toque de queda a partir de las 22.00, el cierre de cualquier establecimiento no esencial el fin de semana o la limitación de horario para la restauración, tienen un impacto sobre el tejido productivo catalán de 183 millones de euros diarios. Contando el calendario de restricciones actual, su impacto ascenderá, si no se prolongan más, a 5.673 millones de euros. Pimec reclama una respuesta coordinada de todas las administraciones para movilizar 4.500 millones mensuales para impedir la pérdida masiva de negocios en todos los sectores.

La pandemia ha puesto a prueba algunos modelos de negocio. Entre los que se han reafirmado encontramos a las cooperativas, que han visto como su modelo de colaboración resiste mejor las crisis y, en concreto, ha sorteado con más acierto los efectos del Covid-19.

Pese a la política proteccionista del ya saliente presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el mercado norteamericano ha sido un destino provechoso para las exportaciones catalanas en los últimos cinco años. Las ventas a Norteamérica han crecido un 22,63%.

La finalización de las concesiones de las autopistas catalanas AP-7 y AP-2 en septiembre de 2021 no estará exenta de polémica.

El sector de las fintech se vislumbra como la última alternativa que tendrá Cataluña si quiere ser un actor destacado en el mapa financiero.

A escasos kilómetros del mar, situado entre los municipios tarraconenses de Salou, La Pineda y Vila-Seca, PortAventura se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de Cataluña en sus 25 años de historia, que alcanza este 2020.

El sector del automóvil ha sido uno de los más castigados por la crisis del coronavirus. No obstante, el Covid-19 no ha sido el único causante de sus males.

economía

Tras dos meses de estado de alarma y áun con un relativo confinamiento, parece que todos los sectores empiezan a trabajar con la esperanza de recuperar la llamada 'nueva normalidad' lo más rápido posible.

Ya se vislumbra la luz al final del túnel, aunque aún podría haber peligros escondidos por el camino. El Gobierno central y las administraciones autonómicas discuten el mejor modo para iniciar el desconfinamiento de la población. Sin embargo, la actividad económica hace días que se ha reactivado, aunque no todos los sectores tienen claro cuándo se volverá a la normalidad, superando esa fase de nueva normalidad que sobre todo afectará al sector servicios: hoteles, restaurantes, sector artístico, cine, etc.

Oscar PierrePresidente y consejero delegado de Aggity