Actualidad

Sánchez Llibre (Foment) lamenta la falta de presupuestos y anticipa una crisis "de gran magnitud" por la sequía

  • El presidente de la patronal califica de "muy mala noticia" no tener presupuestos en Cataluña
  • Sánchez Llibre pide aprovechar un contexto de perspectivas macroeconómicas "muy positivo" pensando en el bien común 
  • Desde Foment ven "muy positivo" la salida de Ada Colau del consistorio barcelonés y piden un gobierno formado por el PSC y Junts
Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment. Luis Moreno
Barcelonaicon-related

En apenas unas semanas, el panorama político y económico de Cataluña y España ha sufrido un terremoto de consecuencias desconocidas con un adelanto electoral y tres proyectos de presupuestos fallidos. Fueron las cuentas catalanas las primeras en caer y después vino la noticia de que el PSOE, con el presidente Sánchez a la cabeza, rechazaba presentar un proyecto para este año, prorrogando los de 2023. Finalmente, el pleno del Ayuntamiento de Barcelona también tumbó los presupuestos de la ciudad.

En el caso del gobierno catalán, el resultado ha sido un adelanto electoral, mientras que Jaume Collboni, alcalde de Barcelona, ya ha anunciado que se someterá a una cuestión de confianza para tener sus cuentas aprobadas el 2 de mayo. En el caso español, no habrá demasiadas consecuencias.

Con todo, Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, ha lamentado este contexto turbulento en una entrevista con Europa Press. Refiriéndose a los presupuestos catalanes, Sánchez Llibre ha calificado de "muy mala noticia" no aprobarlos y ha cargado contra la Generalitat asegurando que "no hay presupuestos en el Gobierno central como consecuencia de que no hay en Cataluña".

El presidente de la patronal catalana ha alertado de que estas decisiones traerán consecuencias económicas y sociales y que agravarán la desigualdad en un momento, de perspectivas macroeconómicas "muy positivas", que habría que aprovechar. Además, ha cargado contra los políticos por no ser capaces de "conformar mayorías alternativas" pensando en el bien común, algo que ve ahora imposible.

En ese sentido, Sánchez Llibre también se ha referido a la situación en la capital catalana y ha reclamado un gobierno para Barcelona entre el PSC y Junts que haga olvidar definitivamente la etapa de Ada Colau (Barcelona en Comú) al frente. "Me hace sufrir que no se hayan puesto de acuerdo", ha lamentado. De hecho, ha considerado como muy positiva la salida de Ada Colau y ha defendido que "Barcelona puede recuperar la capitalidad y el prestigio internacional". Cabe recordar que la condición que ponían desde BComú para dar su apoyo era un pacto para gobernar conjuntamente en Barcelona.

Sequía y proyectos parados

Sánchez Llibre ha reconocido que esta situación está ralentizando el despliegue de tres macroproyectos en la región: el complejo Hard Rock, la ampliación del Aeropuerto de Barcelona y el Cuarto Cinturón. Sobre el primero, motivo por el que los Comuns tumbaron las cuentas catalanas, ha admitido que "no tiene que nada que ver" con los Presupuestos, sino con acuerdos políticos. Además, ha calificado como "incumplimientos flagrantes" la falta de iniciativa en los otros dos proyectos.

El presidente de Foment del Treball ha pedido que las próximas elecciones se centren en la economía y ha advertido que se acerca una "crisis económica de gran magnitud" por la sequía, por culpa del impacto que tendrá sobre sectores como el turístico, el agroalimentario o el primario, y ha instado a tomar medidas como la interconexión del río Ebro con el área metropolitana de Barcelona.

Según ha confirmado, Foment presentará varias propuestas electorales para atajar este y otros problemas que identifican en Cataluña y para situar a la región como líder económico. Estas propuestas se repartirán en cuatro pilares: liderazgo económico, reindustrialización y aumento del tamaño de las empresas, competitividad internacional y el refuerzo del rol del empresario.

Buenas noticias

Con todo, Josep Sánchez Llibre se ha mostrado optimista en cuanto a la posición de liderazgo de Cataluña en España y Europa, alegando que está "en la primera línea de la política industrial española". Aun así, considera que Madrid, Andalucía o la Comunidad Valencia, son comunidades más ágiles y amigables con los empresarios.

También ha destacado el trabajo realizado entre la patronal y los sindicatos, que ha calificado como "un ejemplo de cómo debe funcionar el diálogo social" en materias como la reindustrialización de la planta de Nissan en la Zona Franca, que busca tomar la automovilística china Chery. "Se lo hemos puesto en bandeja. Ahora es el turno de las administraciones, que deben rematar", ha dicho sobre un tema en el que, ha admitido, tiene "buenas sensaciones".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud