Nacional

Qué hacer si tienes efectos adversos con AstraZeneca u otras vacunas

  • La incidencia de efectos secundarios es escasísima en todas las vacunas
  • El primer mandamiento es ponerse en manos de los profesionales sanitarios
  • Después, es importante notificar la reacción para mejorar su seguimiento
Foto: Getty.
Madrid

La inmensa mayoría de las vacunas que se administran contra el coronavirus son seguras y avaladas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los diferentes organismos nacionales. No obstante, y como medida de precaución, los sistemas de alerta y comunicación de efectos secundarios es vital para seguir aprendiendo acerca del efecto de estos fármacos contra el covid-19.

¿Cuál es el procedimiento a seguir si me vacuno y comienzo a sentir efectos adversos? En cada vacuna pueden ser completamente diferentes, pero reacciones como malestar general, dolores de cabeza o incluso unas décimas de fiebre suelen ser bastante comunes en las notificaciones que se dan de las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

Tal y como indica el Ministerio de Sanidad, en caso de que sintamos algún efecto secundario o adverso nos tendremos que poner en contacto con nuestro centro de salud u hospital de referencia, depende de la gravedad de la reacción, para que nos proporcionen asistencia sanitaria. Lo primero, ante todo, es garantizar la seguridad del paciente.

Una vez que se ha atendido ese aspecto, hay que notificar el incidente. Tanto los profesionales sanitarios como los ciudadanos deben informar al Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFVh), algo que se puede hacer a través de este enlace en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. El objetivo es recopilar información que ayude al seguimiento continuo de las vacunas y garantizar la seguridad. El formulario debe incluir la siguiente información:

-Datos personales: nombre, apellidos, sexo, edad y otros datos de contacto. Cuanto más detallada sea esta información, mejor.

-Datos de la reacción: una descripción, cuanto más pormenorizada mejor, de los síntomas que le han llevado a sospechar.

-Datos de la vacuna: aquí debe aparecer el nombre del medicamento o vacuna que se cree que ha generado el episodio, así como otros productos relacionados de los que pudiese también tener sospecha.

-Otros medicamentos: relatar los fármacos que se han tomado en los últimos tres meses. Es una forma de delimitar las posibles relaciones entre fármacos y sus posibles efectos.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha registrado en su página web las reacciones adversas más frecuentes de las vacunas de AstraZeneca (actualmente parada), Pfizer, Moderna y Janssen (en España a partir del 15 de abril).

Cómo puedo darme cuenta de los síntomas con AstraZeneca

Es el tema de conversación por la cancelación de la administración en media Europa y las sospechas por una muerte en España, pero los trombos son una reacción adversa muy poco significativa. Lo normal, o lo que más probabilidades tienes de notar, es dolor y malestar en la zona del pinchazo, dolores de cabeza, fiebre o cansancio, y generalmente solo en los días inmediatamente posteriores al pinchazo.

Cómo puedo darme cuenta de los síntomas con Pfizer

Fue la primera en administrarse en España y, por ello, la que cuenta con más historial. El balance es positivo y sin grandes problemas. Los efectos más repetidos o frecuentes son dolor o hinchazón en el brazo del pinchazo, cansancio, dolores de cabeza, musculares o de articulaciones, fiebre o náuseas.

Cómo puedo darme cuenta de los síntomas con Moderna

La vacuna de la compañía estadounidense fue la segunda en llegar a España y se emplea de manera idéntica a la de Pfizer, ya que se basan en el mismo método. Sus efectos secundarios más reconocibles o frecuentes son dolor, enrojecimiento o hinchazón en la zona del pinchazo, escalofríos, cansancio y dolor de cabeza.

Cómo puedo darme cuenta de los síntomas con Janssen

Aún no se ha empezado a suministrar en España, pero será la cuarta en hacerlo en nuestro país. Los efectos secundarios que se han registrado como más comunes o frecuentes son dolor, enrojecimiento e hinchazón en la zona del pinchazo, cefaleas, fatigas, fiebre o náuseas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin