Sanidad

España también paraliza la administración de la vacuna de AstraZeneca

  • Se suma a una batería de naciones que también han paralizado su uso
  • La Organización Mundial de la Salud y la propia compañía llaman a la calma

España se suma a los Gobiernos de Países Bajos, Alemania, Francia e Italia en la decisión de suspender temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca para inmunizar a la población contra el coronavirus. Se unen así a otros nueve países de la Unión Europea (UE) que han tomado la misma medida en los últimos días ante el riesgo de coágulos y tras la muerte de una mujer en Austria que había sido inoculada con el biológico.

El Ministerio de Sanidad español ha decidido, tras reunir esta tarde al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), la paralización de la vacunación con el fármaco de Oxford y AstraZeneca, a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluya su informe sobre los trombos que han sufrido una treintena de personas a los que se les ha suministrado este suero. La pausa de administración será durante al menos dos semanas.

La ministra del ramo, Carolina Darias, ha señalado que han saltado datos de trombosis poco frecuentes que se salen "del patrón hasta ahora conocido" en los últimos días. Estos casos "son muy pocos pero muy significativos", ha agregado. 

María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española del Medicamento (AEM), ha informado en rueda de prensa de que en España ha habido un caso de trombosis de senos venosos cerebrales de la que se ha tenido constancia este fin de semana, aunque el paciente se está recuperando. En Noruega se detectaron otros tres casos similares y en Alemania cuatro más durante este fin de semana.

La directora de la AEM ha señalado que los síntomas de estas trombosis se manifiestan entre los 3 y los 14 días de ponerse la vacuna. Su principal síntoma es un dolor de cabeza muy intenso e inhabilitante, acompañado de vómitos, alteraciones neurológicas o sangrados irregulares.

Lamas ha recordado también que en Reino Unido se han vacunado a diez millones de personas con este fármaco, pero solo ha habido tres casos. En España se han administrado 939.534 vacunas de AstraZeneca y solo se ha detectado el mencionado caso de esta inhabitual modalidad de trombosis, ha agregado Darias.

Este lunes, se ha conocido en primer lugar el comunicado del Ministerio de Salud holandés, en el que señala que "basándose en la nueva información, la Autoridad Holandesa del Medicamento ha recomendado suspender el uso de la vacuna de AstraZeneca como precaución".

Más tarde ha sido el Ministerio de Salud alemán el que ha tomado la misma decisión por "precaución", según el comunicado recogido por la agencia Associated Press. Berlín ha indicado además que se trata de una recomendación del Instituto Paul Ehrlich, el organismo supervisor de vacunas del país, el cual ha pedido una investigación de los casos de trombosis. La información recabada en este análisis será enviada a la EMA, que decidirá si "afectará y en qué forma a la autorización de la vacuna [en la UE]", según el Ejecutivo alemán.

Asimismo, el Gobierno de Francia ha tomado la misma decisión que Ámsterdam y Berlín: ha dejado de administrar la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Así lo ha anunciado en rueda de prensa el presidente del país, Emmanuel Macron, quien ha indicado que la paralización durará hasta el jueves por la tarde, a la espera del dictamen de la EMA.

El Ejecutivo de Italia también se ha sumado a esta paralización. La autoridad italiana de medicamentos (AIFA) ha asegurado que la medida es "cautelar y temporal", igualmente a la espera de nuevas indicaciones de la EMA, según Reuters.

Igualmente este lunes por la tarde ha sido Luxemburgo quien ha informado de la "suspensión temporal" de la vacunación, "tanto de las vacunas iniciales como las de seguimiento", según ha indicado el Ministerio de Sanidad del país.

En Países Bajos, la paralización tendrá vigencia hasta el próximo 18 de marzo, mientras se espera una investigación de los posibles efectos secundarios de la vacuna, y afectará a casi 43.000 personas que esperaban la administración de este inmunizador en las próximas dos semanas, según recoge el periódico AD.

"Es aconsejable presionar el botón de pausa ahora como medida de precaución"

"No debe haber ninguna duda sobre las vacunas. Creo que es muy importante que los informes (de efectos secundarios) se investiguen adecuadamente. Siempre debemos pecar de cautelosos, por lo que es aconsejable presionar el botón de pausa ahora como medida de precaución. Confío completamente en nuestros expertos para esto", ha declarado el ministro holandés de Salud, Hugo de Jonge.

Países Bajos, Alemania, Francia, Italia, España y Luxemburgo se han sumado así a una batería de naciones que ya habían suspendido en los pasados días la inmunización con AstraZeneca.

Hasta el momento, además de estos seis países, Austria, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Irlanda, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Islandia y Tailandia habían detenido la inoculación con esta vacuna por precaución. 

A pesar de que el viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que "no hay razón para no usar" la vacuna de AstraZeneca contra la covid-19, un grupo de expertos de la entidad se reunirá este martes para analizar "más a fondo" la seguridad del fármaco. 

"Estamos evaluando todos los casos de trombos y de otros posibles efectos secundarios. Mañana nos vamos a reunir y vamos a evaluar los datos disponibles que tenemos desde la semana pasada para realizar una investigación más a fondo", ha detallado en rueda de prensa Mariângela Simão, subdirectora general de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios. Pese a todo, señalan que la investigación no implica que crean que la inyección de la vacuna y los trombos sean hechos relacionados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud