Bolsa, mercados y cotizaciones

Diciembre o el posible punto de inflexión en los tipos de interés

  • El dato del IPC de EEUU en noviembre será la última referencia macroeconómica relevante de 2022
  • El mercado no baraja el endurecimiento del discurso de los bancos centrales en la recta final del año
madrid

En las últimas tres semanas de diciembre se va a desatar una tormenta perfecta en los mercados, que quedarán expuestos totalmente a las reuniones que los grandes bancos centrales tienen pendientes antes de cerrar un año histórico para la política monetaria mundial y que, pase lo que pase, dejará el alza de los precios más vertiginoso que se recuerda.

En Estados Unidos todavía habrá un último dato de inflación que guiará a la Fed a una subida de 50 o 75 puntos básicos mientras que el BCE probablemente mantendrá el tono hawkish de los últimos encuentros.

Desde Bank of America señalan que "las probabilidades de una subida de 75 puntos básicos por el BCE han descendido con los últimos datos de inflación [que fueron más bajos de lo esperado esta semana] y nuestra hipótesis es que el alza sea de 50 puntos". "No obstante, algunos miembros del ala hawkish con mucho peso interno probablemente no estén por la labor ya que también ha habido datos alcistas para los precios como el índice de productos manufacturados y la propia inflación subyacente, que está todavía muy por encima del objetivo", agregan. "Y, a la espera de nuevas previsiones del BCE, podríamos argumentar que los últimos datos sugieren que las perspectivas pueden no ser tan preocupantes como muchos temían hace unos meses", concluyen.

Y es que cada vez son más los expertos que señalan que es probable que hayamos visto ya un techo en la inflación dentro de las principales economías mundiales. "El descenso de los precios de la energía y de los productos aliviará en cierta medida a los consumidores, sin embargo, la situación de los mercados laborales sigue siendo tensa y se espera que la inflación subyacente y de servicios disminuya de forma muy gradual por lo que alcanzar el objetivo de inflación del 2% al que aspiran los principales bancos centrales parece algo lejano y pensamos que la inflación ha llegado para quedarse", advierten desde Allianz GI.

El mercado ya descuenta que el dato de inflación de noviembre en EEUU (se publicará un día antes de la reunión de la Fed del 14 de diciembre) será del 7,9%. Pero un dato oficial superior a las previsiones del mercado puede cambiar el planteamiento de la Reserva Federal de Estados Unidos, como ya ha ocurrido este año, y colocar los tipos por encima del 5% en 2023 o retrasar el recorte de los mismos.

Puede que la evolución de los precios esté controlada en el país, pero el último dato de empleo -publicado el viernes- fue positivo al mostrar resiliencia a la política restrictiva de la Fed, aunque la tasa de desempleo siga clavada en el 3,7%. "Los fuertes datos de empleo dificultan la hoja de ruta de la Fed y, por tanto, son negativos para la bolsa", señalaron desde Bankinter, que mostraron preocupación por la presión de los salarios (ganancias por hora) al acelerarse un 5%. "Un nivel incompatible con la estabilidad de precios perseguida por la Fed", según la firma.

¿Compra el mercado el tono 'dovish'?

Al final, con lo que juegan los bancos centrales es con la expectativa del mercado. Las últimas palabras de Jerome Powell sentaron bien a los inversores, a juicio de la reacción de la renta variable tras las palabras del presidente de la institución. "Teniendo en cuenta la necesidad que tiene la Fed de mantener unas condiciones financieras estrictas [...] Powell tiene ahora que encontrar el punto de equilibrio justo entre señalar un ritmo más lento de subidas y asegurarse de que el mercado no interpreta que se trata de un cambio de rumbo", opinaron desde TwentyFour AM.

Esta vez, la Reserva Federal se adelantará al resto de grandes bancos centrales que tendrán su última reunión del año tras la decisión de la Fed -el 15 de diciembre-, lo que puede pillar a contrapie a Lagarde (o al BoE) si Powell sorprende con un alza de 75 puntos básicos, por poco probable que parezca.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments