Empresas y finanzas

Repsol invierte ya el triple en renovables que en la búsqueda de hidrocarburos

  • Destinó 573 millones a las fuentes limpias y 218 a encontrar crudo y gas en 2020
  • Obtuvo su mayor tasa de éxito exploratorio en 2020: 7 hallazgos en 9 sondeos
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol. Foto: Archivo

Repsol invirtió casi tres veces más en desarrollar proyectos de renovables el año pasado -fue el primer promotor eólico del país- que en buscar petróleo y gas; concretamente, destinó 573 millones a las fuentes limpias y 218 millones a la exploración del subsuelo, en lo que, por otro lado, obtuvo la mayor tasa de éxito de su historia; siete hallazgos en nueve sondeos.

Repsol entró con fuerza en renovables en noviembre de 2018, tras adquirir activos de Viesgo por 733 millones de euros. Desde entonces ha ido incrementando su cartera, con nuevas compras, y ha puesto la generación limpia entre sus prioridades: quiere alcanzar los 15 GW conectados en 2030.

Para ello también cuenta con una joint venture creada con Ibereólica en Chile, con una cartera de proyectos en operación, construcción y desarrollo, de más de 1.600 MW hasta el año 2025 y la posibilidad de superar los 2.600 MW en 2030.

En 2019 preparó el despegue del nuevo negocio y durante 2020 puso en desarrollo seis proyectos, tres eólicos, Delta (335 MW), Delta 2 (860 MW) y Pi (175 MW), y otros tres fotovoltaicos, Valdesolar (264 MW), Kappa (126 MW) y Sigma (204 MW) y consiguió conectar a la red los primeros aerogeneradores y arrancar las obras en Valdesolar y Kappa. Todo ello se tradujo en una inversión de 573 millones durante el ejercicio, marcado por la pandemia.

Durante 2020, la empresa presidida por Josu Jon Imaz se enfrentó al duro escenario del coronavirus -su beneficio, en términos comparables, bajó un 70%, hasta los 600 millones- y aplicó un plan de resiliencia que contemplaba una fuerte reducción de la inversión, que finalmente se redujo un 40% sobre lo previsto al inicio del ejercicio, hasta los 2.300 millones.

Cero recorte a renovables

El recorte, de unos 1.500 millones, no afectó al crecimiento en renovables. Imaz lo indicaba al valorar el pasado ejercicio: "No hemos abandonado ni uno solo de los proyectos que consideramos estratégicos para la compañía, y yo quisiera destacar sobre todo los proyectos de la transformación energética y descarbonización", incluyendo también los proyectos de biocombustibles y combustibles sintéticos.

La línea de inversión ascendente va a seguir durante los próximos años, de acuerdo con las previsiones de su reciente Plan Estratégico 2021-2025, en el que prevé un incremento progresivo del desembolso de capital que alcance los 1.350 millones en 2025.

Los objetivos de Repsol ligados a la descarbonización hasta 2025 son relevantes, con 7,5 GW de potencia instalada, una producción de biocarburantes de 1,3 millones de toneladas al año o una capacidad de producción de hidrógeno de 400 MW.

El grueso de este desarrollo se producirá en España y en Chile, pero a partir de 2023 prevé saltar a otras latitudes, donde ya cuenta con una cartera bruta de 4.200 MW, sobre un total de 12.769 MW, considerando también la potencia instalada en la actualidad.

Para captar más capital no descarta sacar a bolsa una parte del negocio verde o dar entrada a un socio que aporte un mínimo de 1.400 millones. Aunque ya ha contratado los servicios de varios asesores externos, como JP Morgan, LinkLaters y Uría Menéndez para enfilar la salida a bolsa, la operación no está decidida aún, y la compañía espera tomar una decisión en un plazo de un año y medio.

Para este 2021, la compañía invertirá un 13% más en renovables, unos 650 millones, alrededor de una cuarta parte de su inversión total; de momento, construirá más de 700 MW y superará los 4.000 MW de tecnologías bajas en carbono, incluyendo dos centrales de ciclo combinado de gas.

El año con el mayor éxito exploratorio

Repsol logró su mayor tasa de éxito exploratorio en 2020: concluyó nueve sondeos, con descubrimientos en siete de ellos, el número más alto de toda su historia; halló hidrocarburos en EEUU, México -más barato y antes de lo previsto- y Colombia. Y todo ello, a pesar de que la inversión bajó un 47% con relación a 2019. Imaz lo subrayó: "cuando se analizan los 25 principales éxitos exploratorios de 2020 en el mundo, en cinco de ellos ha estado presente Repsol como socio, y en dos de ellos, los dos éxitos exploratorios de México, hemos sido los operadores".

El desembolso en la exploración seguirá bajando durante los próximos años, al centrarse en zonas ya conocidas y con proyectos a corto plazo, que aporten un elevado flujo de caja para crecer en los negocios bajos en emisiones de carbono.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Las petroleras
A Favor
En Contra

Repsol no hace lo que se supone que debería saber hacer y que ya ha demostrado que no sabe y en cambio se dedica a lo que sobradamente sabe pero no debería hacer, poner precios abusivos al consumidor nacional y cazar subvenciones, aprovechando su condición de oligopolio y puerta giratoria.

Puntuación -18
#1
un ciudadano
A Favor
En Contra

Las petroleras saben que tienen los días contados si no se transforman en empresas basadas en renovables...

Puntuación 7
#2
O crean repsol bank o kaput
A Favor
En Contra

Los tarados de davos y ecojwtas quieren cortar la financiación s petroleras.

O crean banco para autofinanciarse o kaput.

Puntuación 0
#3
Ayudita
A Favor
En Contra

Esto lo traduzco yo como marketing y ayuda a la cotización que tanto les estará costando mantenerla.

Puntuación -3
#4