Empresas y finanzas

La banca remontará las pérdidas en 2021 con ganancias de 8.800 millones

  • Las entidades cerrarán el año con unos 'números rojos' de 5.500 millones
  • La mejora de la economía aupará el beneficio, comedido por la mora
  • Los ajustes y reestructuraciones de las redes dejarán huella en los balances
Varias sucursales en una misma calle.

La banca afronta 2021 como el año de la remontada, tras las pérdidas que la pandemia ha provocado en el sector financiero español. Las entidades cotizadas ganarán en el próximo ejercicio 8.800 millones de euros, frente a los números rojos de 5.500 millones de euros con los que cerrarán 2020, según las estimaciones del consenso del mercado.

No obstante, a pesar del golpe que el coronavirus ha dejado en las cuentas de resultados de los bancos (a base de provisiones para cubrir riesgos, ajustes en las filiales extranjeras y por los menores ingresos), los analistas, a dos días de dejar atrás el año, son ahora ligeramente más optimistas tras tener un mayor balance de la actividad en este cuarto trimestre y reducen las pérdidas del sector 500 millones, puesto que a inicios de noviembre auguraban que la banca perdería 6.000 millones a cierre del ejercicio.

El Banco Santander es el que arrastra al conjunto de la banca a estas pérdidas globales de 5.500 millones. La entidad que preside Ana Botín obtendrá unos números rojos de 8.459 millones de euros a cierre de 2020, lastrada por los 10.798 millones que perdió en el primer semestre del año tras realizar un ajuste de 12.600 millones como consecuencia del deterioro del fondo de comercio de sus filiales y de los activos fiscales diferidos en España. El resto de bancos, sin embargo, obtendrán beneficios en 2020, aunque mucho menores a los del ejercicio previo, por el incremento de las provisiones para amortiguar las futuras pérdidas en materia de impagos que traiga la pandemia y que se espera que comiencen a reflejarse con fuerza en 2021, una vez expiren las moratorias crediticias concedidas.

La remontada en materia de beneficios para el nuevo año aún está lejos de igualar los niveles precrisis, aunque avala el compromiso de las entidades por volver a dar dividendo en 2021, especialmente a partir de septiembre. El Banco Central Europeo (BCE) recomendó el pasado día 15 a la banca limitar el reparto de la retribución al 15% de sus ganancias de 2019 y 2020 hasta septiembre y prohibió repartir el resultado de 2021, también hasta dicha fecha. El sector, esperará así a que se levante el veto para volver a evaluar su propuesta de distribución.

Cabe recordar que las entidades cotizadas obtuvieron unas ganancias globales en 2019 de 13.250 millones, un volumen que los analistas prevén que no se vuelva a alcanzar, hasta 2023. Según el consenso del mercado, la banca española cerrará 2022 con un resultado de 11.800 millones, 1.400 millones por debajo que el último año sin pandemia.

De un lado, las claves que marcarán la recuperación del beneficio pasan por el aterrizaje de la vacuna. Según las previsiones del Gobierno, entre junio y julio estarán vacunados en torno a 20 millones de españoles. De hecho, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, avanzó el lunes que se espera que la inmunidad de rebaño (cuando hay suficiente población vacunada para que el virus deje de circular) llegará a finales de verano. Con esta inmunización de la población, crecerá la confianza de los consumidores y con ella la actividad económica.

Las últimas previsiones del Banco de España, que estiman un crecimiento del PIB del 6,8% para el año que viene en el escenario central, pero de hasta el 8,6% en el más favorable (variará en función del calendario de vacunación) apuntan a que la eficacia del antídoto permitirá "una reducción gradual de las medidas de contención hasta su desaparición plena al inicio de 2022".

Las autoridades supervisoras exigen a los bancos que continúen incrementado sus provisiones para cubrirse de los impagos

La mejora de la economía impactará directamente en la banca a través de cuatro vías. De un parte, cuanto más favorable sea la situación para familias y empresas, más bajará la probabilidad de sufrir impagos. Directamente relacionado con esto estará el nivel de provisiones que tendrá que realizar el sector para cubrir los riesgos: a menos estimación de mora, menos dotaciones y, por tanto, mayor beneficio. Además, la buena marcha de la economía conllevará a un mayor consumo, con el incremento de los ingresos a través de tarjetas y TPV y a una normalización de la demanda de crédito y productos de mayor rentabilidad como fondos de inversión. Sin olvidar la importancia de la estabilidad en los mercados.

Sin embargo, a pesar de las bondades que supondrá una mejora de la economía, el sector financiero tiene al otro lado de la balanza varios handicap que seguirán frenando su vuelo. De momento, bajo la previsión de mora pesa una realidad: la incertidumbre. Ni el BCE, ni el supervisor español ni las propias entidades (tan solo Sabadell ha augurado que su ratio de morosidad no excederá el 5% el próximo año) se atreven a adelantar una estimación de los impagos y lo dejan en manos de la evolución de 2021, cuando prevén tener más claridad.

La presidenta del Santander, Ana Botín, adelantó el pasado mes de noviembre la vuelta a la normalidad para esta primavera, un optimismo del que también es partícipe la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. Sin embargo, todo está por ver y mientras Standard & Poor's ya prevé que la ratio de mora del sector financiero español escale del 4,5% actual al 9,6% a cierre de 2021, las autoridades supervisoras exigen a los bancos que continúen incrementado sus provisiones para cubrirse de los impagos.

Digestión de los costes

A los efectos que las dotaciones para mitigar las futuras pérdidas tendrán en los beneficios de la banca, también se suma el impacto que conllevará en las cuentas los costes para asumir los ajustes y reestructuraciones que el sector ha puesto en marcha, tanto de forma individual como a través de fusiones. La unión de CaixaBank y Bankia conllevará unos costes de reestructuración de en torno a 2.200 millones de euros (para lograr sinergias de 770 millones) que no esperan amortizar hasta al menos 2023. Asimismo, si la integración de Unicaja y Liberbank sale adelante, también desembolsarán entre 290 y 350 millones para reestructurar la red, con el objetivo de lograr 150 millones de ahorro de cara tres años.

Además, el Santander también ha puesto en marcha un ERE en España que se ejecutará a inicios del próximo año y que afectará a 3.572 personas, y en la misma línea recortará plantilla y oficinas en el resto de filiales europeas con el objetivo de ahorrar mil millones de euros en tres años.

Finalmente, el Banco Sabadell, tras frustrarse las conversaciones de fusión con BBVA, trabaja para continuar en solitario a través de la reducción de costes -entre otras medidas- y ha firmado un ajuste de 1.800 personas con los sindicatos, mientras que prevé realizar un segundo recorte de otros 2.000 trabajadores que empezará a negociar en el primer trimestre del año. Unos ajustes que pesarán en los balances a lo largo de 2021 y que no reflejarán con plenitud los ahorros hasta 2023, una vez digeridos los costes.

comentariosforum8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

JUAN
A Favor
En Contra

ESO ES COMO EL CUENTO DE LA LECHERA, NO CREO QUE ESTEN AHI CONTABILIZADOS LOS AUMENTOS EN IMPAGOS DE CREDITOS AL CONSUMO E HIPOTECAS CONCEDIDAS AL SECTOR DE LA CONSTRUCCION.

Puntuación 15
#1
babym
A Favor
En Contra

Eso no será dificil si han hecho bien los deberes controlando el riesgo porque con las consecuencias simplemente de no dotar provisiones el banaficio se disparará, solo falta ver cuantas créditos mal dados han concedido

Puntuación 8
#2
Be digital
A Favor
En Contra

Entonces porque van a cerrar 4000 puntos de venta y prescindir de más de 15000 trabajadores .... si van a tener esos beneficios .....que suban el valor de sus acciones ...sus dividendos ....que vendan y asesoren como Dios manda que el resto y por años lo tienen en su contra ....ya veremos cuantos Bancos quebrarán y quienes nos sorprenderán que por de pronto hemos visto al Santander dar pérdidas de 9000M de euros esto es presente el resto el cuento de la lechera ....

Puntuación 8
#3
a pagar
A Favor
En Contra

pero no devolveran ni un euro de ayudas no? ya sabemos que en este pais las perdidas son del contribuyente pero los beneficios de los accionistas.

Puntuación -3
#4
Adan Noche
A Favor
En Contra

Otra licenciada (Eva Díaz), por la universidad de la Bruja Lola a los que nos tienen acostumbrados este panfleto. Si tan listos sois, ¿por qué no adivináis lo que pasara mañana, pasado mañana, etc.? ...

Con solo leer el titular, no es necesario leer nada más.

Puntuación 14
#5
Usuario validado en Facebook
Miguel Bulgákov
A Favor
En Contra

El sector bancario no va a levantar cabeza en mucho tiempo (hombre, algo mejorará en la relación con 2020 con la vacuna, como quieren decir en esta noticia). Dos razones veo:

1. La curva de tipos es más plana que el encefalograma de un votante de este desgobierno. El negocio primordial de los bancos es endeudarse a corto plazo con tipos de interés más bajos y prestar a largo con tipos más altos, pero como la diferencia entre los tipos a corto y largo es casi nula por la compra masiva de deuda a largo plazo del BCE -que hace que los tipos a largo bajen- pues no hay negocio. Pensad en el euribor, que está por los suelos. Por otro lado, el aumento de morosidad hace que el riesgo de los préstamos personales sea alto y que los bancos exijan mucho interés y lo den a menos gente (mejor prestar a mucha gente con intereses relativamente bajos que a pocos con intereses altos y mayor riesgo de impago). A su vez, con la mierda de tipos actuales, la gente no va a invertir en depósitos, ni seguros de ahorro de tipo fijo, ni renta fija y prefiere almacenar liquido (encima con la inflación en negativo no hay presión). Esto último es la llamada trampa de liquidez de Keynes (otra cosa discutible es lo que él proponía como solución).

2. Esto lo acabo de acuñar: la "comoditización" de la banca tradicional. Tradicionalmente el español medio ha confiado en la sucursal de la esquina para la compra de productos financieros. Aquí el banco es parte interesada y nada independiente, pero tiene una gran capilaridad de sucursales -ahora disminuyendo- y posición hegemónica. Sin embargo con la digitalización, las Fintech, etc. sumado a una creciente cultura financiera del español medio, hace que los bancos tradicionales empiecen a perder influencia en las decisiones de inversión. Y está bien, la competencia es buena para el cliente. Veo mejor un asesor independiente para que las inversiones beneficien más al inversor que al accionista y dirección del banco. Veo que la banca va a perder bastante de su posición de ventaja en ser el intermediario aprovechado en la venta de productos financieros sofisticados y de mayor margen, quedándose más como custodio de valores, pero sin intervenir ni intermediando en las decisiones de compra, y sirviendo sólo para operaciones de bajo valor (cuenta corriente, depósitos...). Al menos para el sector de clientes más rentables, que suelen tener más cultura financiera y exigencia. Es lo que llamo "comoditización", donde el banco es como la compañía del agua y de la luz, sin gran diferenciación entre un banco y otro, sin valor añadido. Es lo que les pasa a las empresas de telecomunicaciones, que hace tiempo que son sólo tuberías de Internet para el contenido que producen otros (donde está realmente el valor), pues fracasaron en ser ellos los creadores de dicho valor (de hecho querían monopolizarlo). Hoy día la relación con el cliente la tiene más Netflix, HBO, Amazon Prime, Disney, Apple con su iPhone, Whatssapp y otras apps, que el operador telco. De hecho, te cambias de operador, pero sigues con Whatsapp, tus apps de Apple o Android (guardadas en la nube) y tu Netflix; pues a los bancos les pasará algo parecido.

Y por cierto, todo ese negocio paralelo de los bancos en venderte leasing de coches, móviles, seguros (engañando pues te los asocian unos a otros y aún así es más ventajoso ir a comprar el seguro directamente a la aseguradora) no tiene mucho recorrido, pues cada vez más gente ve que les están cobrando de más. Una mala estrategia de los bancos, pues han utilizado su especial relación con el cliente y la información financiera que tienen de él para objetivos de ganancia a corto plazo.

Puntuación 6
#6
Pepe
A Favor
En Contra

¿Alguien ha contabilizado los delirantes créditos ICO que se han concedido y que se van a impagar y de los que los bancos se van a comer el 25%? pues van a ser varios miles de millones ...

Y que alguien me cuente en estas circunstancias quien va a comprar viviendas y quien va a dejar de pagarlas porque se va al paro o porque tiene que cerrar su negocio.

Puntuación 9
#7
Mejor invertir en Google, apple, smazon,...
A Favor
En Contra

El exceso de oficinas y bancarios va a liquidar a la banca española.

Hay un video de youtube de estado alarma donde Mario conde lo explica.

Puntuación 3
#8