La cúpula del Banco Sabadell renuncia a la retribución variable de 2020 por el coronavirus. La entidad sigue así las recomendaciones de las autoridades europeas que instaban a revisar las políticas de remuneración para adecuarlas a los riesgos derivados de la pandemia.

Unicaja responde a las exigencias del Banco Central Europeo (BCE) por el coronavirus y cancela la distribución del dividendo de 2019 entre sus accionistas, propuesta que estaba fijada en el orden del día de la junta que se celebrará a finales de abril. No obstante, el banco andaluz asegura que celebrará una nueva junta en octubre de 2020 en la que incluirá la propuesta de repartir el dividendo a cargo de los beneficios del ejercicio 2019.

El Banco de España vigilará la comercialización de los avales del ICO por parte de las entidades. El organismo que encabeza Pablo Hernández de Cos ha asegurado este lunes que velará porque los bancos españoles comercialicen estas líneas aprobadas por el Gobierno cumpliendo de forma estricta tanto las condiciones y requisitos fijados en la normativa que los regula como los criterios de buenas prácticas bancarias.

La banca española verá mermado un 48% su beneficio de cara a 2020 por el impacto del coronavirus, según los analistas de Barclays. Esto supone que las principales entidades financieras, es decir, Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankia ganarán en conjunto unos 7.000 millones de euros menos este año por los efectos de la pandemia en la economía.

Finanzas

Las entidades financieras españolas han puesto sobre la mesa más de 240.000 millones de euros para afrontar los efectos económicos del coronavirus. La banca moviliza esta cuantía, el grueso en forma de financiación, al margen de los avales aprobados por el Estado a través del ICO para hacer llegar la liquidez a empresas, pymes y autónomos afectados por la pandemia.

Banca

Las entidades financieras españolas han puesto sobre la mesa más de 240.000 millones de euros para afrontar los efectos económicos del coronavirus. La banca moviliza esta cuantía, el grueso en forma de financiación, al margen de los avales aprobados por el Estado a través del ICO para hacer llegar la liquidez a empresas, pymes y autónomos afectados por la pandemia. Desde que el Gobierno decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, los bancos han anunciado por goteo las líneas de financación puestas a disposición de las compañías, pero también de los particulares, incluso antes de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez aprobara el fondo de 100.000 millones de euros de avales. El primer tramo, que ya tiene vía verde, será de 20.000 millones de euros y la cuota por entidad quedará del todo definida este lunes, una vez terminen de adherirse todos los bancos y en función de su cartera de empresas, pymes y autónomos.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha reconocido ante los accionistas que el grupo se verá obligado a revisar los objetivos de su plan estratégico a medio plazo una vez se haya estabilizado la pandemia del coronavirus. La ejecutiva admitió que, en la actualidad, y dada la incertidumbre y la falta de visibilidad que existe sobre la evolución de las economías a corto plazo por la alerta sanitaria, es pronto para conocer el golpe que asestará. "Es demasiado pronto para entender y cuantificar cuál será el impacto total causado por la pandemia en las economías en las que operamos", dijo. El Banco Santander ha celebrado este viernes su junta de accionistas en la Ciudad Financiera del grupo, ubicada en Boadilla del Monte (Madrid) por el estado de alarma, inicialmente convocada en la ciudad de Santander. La asamblea ha contado con una representación física del 2,4% del capital suscrito, en remoto, del 62,6% y, por tanto, un cuórum total del 65,05%, suficiente para celebrarla porque se necesita un mínimo del 25%.