Economía

Las cuatro razones por las que España es el mayor perdedor en la crisis del coronavirus

  • La baja capacidad para adaptarse al teletrabajo es una de ellas
  • La consultora Oxford Economics también considera insuficiente la respuesta fiscal
Imagen: Getty.

La pandemia del coronavirus ha sacudido con fuerza todas las economías del mundo. Pero unas han aguantado mejor el revés que otras. Y la española es por ahora "la mayor perdedora de la crisis". Así lo creen los expertos de la consultora Oxford Economics, que recopilan en uno de sus últimos informes la "combinación de factores sanitarios y económicos" detrás de esta situación.

El producto interior bruto (PIB) español sufrió entre abril y junio una contracción del 18,5% trimestral, es decir, superior a las bajadas registradas en las otras principales potencias de Europa, a excepción de Reino Unido (-20,4%).

"Incluso dentro de un contexto de una recesión global históricamente aguda, la caída de España destaca"

"Incluso dentro de un contexto de una recesión global históricamente aguda, España destaca", asegura Ángel Talavera, analista de Oxford Economics en un informe publicado este miércoles.

Las fuertes medidas de confinamiento y limitación de la movilidad de la ciudadanía implantadas por el Gobierno en primavera para reducir y controlar el número de contagios de covid-19 son una de las causas obvias de la profunda caída. "Pero la estructura de la economía [española] también es un factor clave para el impacto", señala el experto.

Talavera defiende que el estricto confinamiento en España explica por qué la caída del PIB "es una de las más amplias del mundo", pero no por qué es "significativamente mayor" que en otros países que han implementado medidas de prevención similares, como Italia o Francia. Por eso para comprenderlo, apunta, hay que acudir a indicadores "alternativos".

Baja capacidad de teletrabajo

Así, el economista subraya que la reducción de la movilidad en España fue mayor que "en casi cualquier" otro país. "Los españoles se mantuvieron alejados del trabajo en mayor número y durante más tiempo" en comparación con cualquiera de las demás potencias del G-20.

Un hecho directamente relacionado con "una de las vulnerabilidades frente al coronavirus más dañinas para España", lamenta el analista: la baja capacidad de implantar el teletrabajo en comparación con el resto de Europa.

"Solo el 30% de los trabajos en España son susceptibles de hacerse de forma remota, un número que cae al 20% o menos en varias regiones [del país]", apunta la consultora, haciéndose eco de datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Esto supuso que las medidas de confinamiento fueran más caras frente a otros países, porque un mayor número de empresas directamente no pudo continuar con su actividad, conduciendo a una caída más fuerte de la producción.

"En pocas palabras, la economía española está particularmente mal equipada para hacer frente a

un shock que obligó a millones de personas a quedarse en casa durante semanas", subraya el experto. Algo que seguirá afectando a la actividad durante "un periodo prolongado".

Un sector turístico "sobredimensionado"

El factor anterior es especialmente importante en el sector turístico que, para más inri, representa en torno al 12% del PIB y el empleo en España. "Uno de los porcentajes más altos entre los países de la OCDE", destaca Ángel Talavera.

El experto insiste en que este "sector turístico sobredimensionado" es una de las principales causas por las que España es el país con mayor porcentaje de trabajadores temporales en la Eurozona. Un hecho que, frente al coronavirus, ha sido toda una debilidad.

Por ello, dice el analista de Oxford Economics, pese a "la extraordinaria red de seguridad puesta para proteger el empleo" a través de los Erte, España no pudo evitar un golpe "inmediato y profundo" en el mercado laboral. Lo que a su vez se tradujo en un importante impacto negativo en el consumo.

"El gasto de los hogares se contrajo un 20% en el segundo trimestre, duplicando las caídas vistas en Francia o EEUU", apunta Talavera.

El pequeño tamaño de las empresas

En tercer lugar, el informe señala a un "antiguo problema" que, sin embargo, la crisis de la covid-19 ha expuesto completamente: el porcentaje de pequeñas y medianas empresas (pymes) en España es uno de los más altos en Europa. Este tipo de compañías suponen el 72% del empleo en el país, frente a la media del 66% de la Unión Europea (UE).

"Las empresas más pequeñas suelen tener reservas de efectivo muy limitadas y tienen más dificultades para acceder a una financiación favorable", explica el economista. Por tanto, añade, "la interrupción de los ingresos inducida por la pandemia es un golpe mortal para muchos de ellas".

Además, el coronavirus supone una seria amenaza para "la supervivencia en el largo plazo" de muchas de estas empresas debido a su exposición al turismo.

Una respuesta fiscal insuficiente

De esta manera, Ángel Talavera llega a un último factor determinante en la actual crisis que atraviesa España: los insuficientes estímulos económicos que se han llevado a cabo.

"Dados los altos niveles de deuda, el tamaño de la respuesta fiscal a la crisis ha sido relativamente pequeña en comparación con la mayoría de [los países] pares de España", afirma.

El experto alerta de que las ayudas de la Unión Europea a través del Fondo de Recuperación no se notarán hasta la segunda mitad de 2021, aunque admite que supondrán un "impulso significativo para las perspectivas de crecimiento, especialmente por el lado de la inversión" en el primer semestre del año que viene.

"Solo un apoyo fiscal sustancial por parte del Gobierno de España podría evitar quiebras generalizadas"

Pero en el corto plazo, advierte, "solo un apoyo fiscal sustancial [por parte del Gobierno de España] podría evitar quiebras generalizadas en los sectores más afectados".

Oxford Economics calcula que la economía española continuará siendo un 7% más pequeña a finales de 2020 con respecto a antes de la crisis. En sus últimas previsiones, la Comisión Europea anticipó una caída del PIB en el conjunto del año del 10,9%, y un rebote del 7,1% en 2021. Así, Talavera avisa: "El camino de la recuperación será largo para España".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud