Juan Velarde

Presidente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas


Juan Velarde

Por dónde no camina la economía libre

Comenta

En estos momentos existe, por la revolución digital, una evidente ventaja de las grandes empresas para actuar en el sector de los servicios comerciales. Evidentemente esto va a abrir reacciones vinculadas a los pequeños empresarios comerciales en relación con la pérdida de la libertad en el sector. Conviene por eso aclarar esta cuestión porque los economistas se han pronunciado sobre ella.

Juan Velarde

Un beneficio de los gastos de defensa

Comenta

Una y otra vez se han considerado negativos para el desarrollo económico los gastos de defensa. Habitualmente, se habla también de los avances tecnológicos que se derivan de los conflictos. Pero estos últimos planteamientos pueden ampliarse más y más, y eso es lo que ha sucedido en España.

Juan Velarde

Despedida a unos Presupuestos

Comenta

¿Por qué el 13 de febrero de 2019, el Congreso de los Diputados dio un paso positivo y, por ello, frenó una disposición peligrosa para nuestra economía, al votar contra el Presupuesto para 2019, presentado por el Gobierno Sánchez? Sencillamente, por tres motivos.

Juan Velarde

La amplitud del mercado

Comenta

En el mundo de la ciencia, cuando alguien prepara una proposición que es inmediatamente aceptada, salvo por los ignorantes, pasa a conseguir el no volver a exponerla, basándose en que la cuestión ya ha sido debatida por algún científico significativo y no existe posibilidad de cambiar nada, sea ésta la longitud de una circunferencia, o que desde Proust sabemos que el ácido sulfúrico es SO4H2, o que desde Einstein, e=mc2. Pasa exactamente igual en el campo de la ciencia económica. Cuando Adam Smith abre la puerta a la Escuela Clásica, sin la cual no se habría creado la ciencia económica, en su obra Investigación de la Naturaleza y Causas de la Riqueza de las Naciones, casi nada más iniciar su exposición, señala precisamente en el primer párrafo del capítulo I del libro I de esta obra fundamental que "el mayor adelanto realizado en la capacidad productiva del trabajo, y la mayor de la habilidad, destreza y discernimiento con que es dirigido o aplicado en todas partes, parecen haber sido consecuencia de la división del mismo". E inmediatamente, en el capítulo III pasa a ampliar este postulado inicial sobre el desarrollo de la economía. Lo titula, y con ello lo puntualiza adecuadamente: "La división del trabajo está limitada por las dimensiones del mercado". A partir, pues, del 9 de marzo de 1776, día en que esta obra se publicó, esta afirmación relacionada con la amplitud del mercado y con el incremento del desarrollo quedó establecida para siempre, y con tanta fuerza como lo que hemos señalado sobre la longitud de la circunferencia o sobre la energía en la fórmula básica de Einstein.

Juan Velarde

Nuestra situación relativa en la UE

Comenta

Eurostat ha publicado una especie de Anuario Estadístico comentado, donde expone los objetivos para un desarrollo sostenible de todos y cada uno de los miembros de la Unión Europea, con ampliación comparativa con el resto de los europeos: Irlanda, Noruega, Suiza, Montenegro, Turquía, Serbia, Albania, Bosnia y Herzegovina y Kosovo. Ese desarrollo sostenible que se busca exige ofrecer multitud de indicadores, como indica Mariana Kurzova, directora general de Eurostat. Y a través de 17 objetivos se ofrece un panorama estadístico muy interesante. Conviene, a mi juicio, tenerlo en cuenta, así como la comparación de la situación de 2017 con la de 2011. Ofrezcamos algunas informaciones especialmente interesantes para España, sobre todo porque en estos momentos las señales hacia el futuro que tenemos más parecen acercarnos a 2011 que hacia 2017 o 2016. Añádase que en las relaciones que siguen, el puesto 1 corresponde a la mejor realidad de desarrollo sostenible; y el 28, a la peor.

Juan Velarde

La natalidad y la economía española

Comenta

Un excelente trabajo del profesor Iglesias de Ussel, titulado La caída de la natalidad en España: aproximación a sus causas, estaba acompañado de un gráfico muy interesante sobre el número de nacimientos que tuvieron lugar en España, anualmente, desde 1900 a 2005. Y nada más contemplarlo se percibe algún tipo de vinculación, incluso en ocasiones bastante fuerte, con la realidad económica vivida por España en ese periodo. Veamos esos enlaces.

Juan Velarde

¿Algún lado positivo en el Brexit?

Comenta

La ruptura del gran mercado único, como consecuencia de la posible huida del Reino Unido dentro de la operación del Brexit, que en muchísimos aspectos englobaba a 28 países europeos, es un daño para todos y cada uno de sus miembros y, desde luego, para España. Pero este daño se plantea dentro de los que podríamos denominar problemas a corto plazo. Adelanto que suelen ser los que, por motivos electorales, hoy en día obsesionan a grandísima parte de los políticos. En el caso concreto español, es evidente que, por su repercusión, como por ejemplo en Andalucía, genera especiales tensiones para el actual Gobierno.

El siempre colosal problema

Comenta

La cuestión del funcionamiento del mercado de trabajo se plantea como prioritario en todas las economías del mundo en estos momentos. Naturalmente en Europa y, desde luego, en España. Las cifras hablan por sí mismas, y las consecuencias económicas -no en balde se trata de la población activa, un elemento clave de cualquier función de la producción- y su impacto sociopolítico, generan, una y otra vez, la necesidad de abordar esta cuestión.

Juan Velarde

Vuelve el modelo 'socialkeynesiano'

Comenta

En España, en un momento clave de la Transición, surgió con fuerza el que se podría denominar modelo económico socialkeynesiano, cabalmente, ese que parece retoñar, ahora mismo, en las directrices iniciales del Gobierno Sánchez a causa, seguramente, de sus alianzas con toda una serie de partidos políticos. El trabajo de Eduardo Ortega Socorro, La reforma de la Ley de Estabilidad bloquea el techo de gasto y presupuesto, publicado en elEconomista de 25 de agosto de 2018; prueba cómo la aparición de este modelo económico se pone claramente de manifiesto. Pues bien, ¿esto qué supone?.

Juan Velarde

El proteccionismo, una amenaza evidente para España

Comenta

España, en el año 1957, cambió su modelo básico de política económica muy a fondo. Se remontaba éste a 1874, y al Gobierno de Cánovas del Castillo. No iba a ser alterado esencialmente desde el reinado de Alfonso XII, hasta los gobiernos de Franco, pasando por la Regencia de María Cristina, por todo el reinado de Alfonso XIII y por la etapa de la II República. Pero a partir de 1957, aquella política española, fundamentalmente proteccionista, de cierre cada vez más amplio ante la competencia de bienes y servicios exteriores, se alteró esencialmente, dejando de ser España un país muy cerrado y escasamente exportador.


© Copyright Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens | Ajustes de cookies