ECONOMÍA

La tensión financiera crece por momentos para la Seguridad Social. A los problemas que puedan generar la caída de recaudación prevista por las medidas de choque del Gobierno contra la crisis del coronavirus -que incluyen la bonificación de las cotizaciones a los trabajadores que vean interrumpida su actividad laboral- se suma el incesante incremento del gasto en pagas de jubilación, principalmente, y en el resto de prestaciones con cargo a la Tesorería del Sistema.En este sentido, según las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, las nuevas altas de jubilación en el Sistema suponen un acicate al gasto, difícil de lidiar con el panorama que se avecina. Los nuevo jubilados medios entran con pensiones medias, como se detalla a continuación, de 1.452,8 euros al mes, pero si nos fijamos solo en los que se encuentran en el régimen general de asalariados -la mayoría- entran con pagas de 1.580,2 euros. Esto, teniendo que el salario más habitual en España es de 1.248 euros mensuales -17.482 euros anuales en catorce pagas- supone que el primer colectivo de pensionistas cobra un 16,3% más que el trabajador tipo español mientras el segundo grupo accede al sistema cobrando hasta un 26,6% más.

ECONOMÍA

La cifra de negocios de las empresas subió un 0,3% el pasado mes de enero respecto al mismo mes de 2019, en contraste con el avance del 4,4% experimentado en diciembre, según el Índice de Cifra de Negocios Empresarial (ICNE) publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta forma, las ventas de las empresas encadenaron en enero dos meses consecutivos de repuntes interanuales, aunque el de enero ha sido mucho más moderado que el de diciembre.

SEGURIDAD SOCIAL

Uno de los puntos de conflicto y controversia de las medidas económicas de urgencia aprobadas durante estas dos semanas por el Gobierno como parte del plan de choque contra la crisis sanitaria del coronavirus está en aquellas que afectan al colectivo de los autónomos. Principalmente, por la demanda de los colectivos representantes de los trabajadores por cuenta propia de extender las ayudas que se han fijado desde el Ejecutivo: sin ir más lejos, la demanda realizada desde ATA en la mañana de este miércoles pidiendo que se suspenda el pago de la cuota de los autónomos durante el mes de marzo. Precisamente, para aclarar dudas y despejar "fake news" sobre el alcance de las medidas, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, compareció este miércoles en rueda de prensa, donde anunció que más de 50.000 autónomos han solicitado ya la prestación extraordinaria creada para este colectivo por la crisis del coronavirus, donde aclaró que esta ayuda es una de las más "extensas, integrales y generosas que se están dando en todos los países del entorno".

SEGURIDAD SOCIAL

El Gobierno lanzará un ingreso mínimo vital para hacer frente a la crisis sanitaria y económica desatada por el coronavirus y proteger así a los colectivos más vulnerables. Así lo confirmó el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una rueda de prensa en La Moncloa en la que dio cuenta de las actuaciones que está llevando su gabinete en los últimos días y donde no quiso acotar fechas ni cuantías para la una de las medidas estrella que podría salir adelante en las próximas semanas.

CRISIS SANITARIA

La incertidumbre sobre el impacto económico de la crisis sanitaria del coronavirus ha sido el principal detonante del desplome de los mercados bursátiles a nivel internacional. Sin embargo, de estas caídas no solo depende el resultado de un buen número de empresas cotizadas y de inversores particulares, sino que también tiene un efecto directo en el ahorro de millones de ciudadanos que cuentan con un plan de pensiones individual invertido en diferentes valores, de mayor o menor riesgo. En este punto los datos son desoladores: los ahorradores españoles han perdido 2.000 millones de euros solo en el mes de febrero, coincidiendo con la mayor incidencia de la pandemia en Europa con el caso de Italia y los primeras tormentas bursátiles en el continente.

El plan de choque prevé una merma de ingresos por cotizaciones para la Seguridad Social

SEGURIDAD SOCIAL

La crisis sanitaria desatada por el coronavirus tampoco dejará indemne a la Seguridad Social. El organismo encargado de pagar las pensiones en nuestro país está en el centro de buena parte de las medidas impulsadas por el Gobierno en su plan económico de choque contra el virus. Si bien es cierto que el sistema no es el nivel administrativo más saneado desde el punto de vista financiero, sí que se trata de la principal palanca de sostenimiento del mercado laboral en los momentos de crisis al ofrecer reducciones en las cotizaciones de empresarios y trabajadores, a pesar de que ello repercute directamente en su capacidad recaudadora y puede tensionar aún más las ya maltrechas cuentas de la Seguridad Social, que asume déficits anuales cercanos a los 18.000 millones de euros.