Francisco de la Torre Díaz

Economista e inspector de Hacienda del Estado (SE)

El déficit anunciado el martes, 33.000 millones, un 2,65% del PIB, con un incremento del desfase entre ingresos y gastos de más de 2.500 millones de euros, fue un mal dato. Pero como tantos otros datos del mundo de ayer, ya lo estamos echando de menos. El ejercicio presupuestario en el que ya estamos, el 2020, va a ser el más complicado, con mucha diferencia, de la historia democrática de España. Ahora bien, el punto de partida, este dato de déficit no ayuda. Y no es una cuestión cuantitativa, sino cualitativa y de la foto con la que España, como todos los demás Estados, va a tener que pedir prestado, en primer lugar para superar la pandemia.

Señalaba Oscar Wilde que no hay nada más real en este mundo que la muerte y los impuestos. Sin embargo, en tiempos de cólera, todos nos estamos dando cuenta que, obviamente, la muerte es bastante peor que los impuestos. Los muertos no pagan impuestos, y si no tenemos actividad económica no recaudaremos impuestos. Ahora bien, hay finalidades de los impuestos que hoy son más obvias que nunca. Por ejemplo, en ningún momento como en una epidemia se justifica más la existencia de una sanidad pública. Y a estos efectos, sanidad pública es la que está financiada con impuestos, con independencia de cuál sea el agente económico que la provea, pero que da servicio a los ciudadanos que lo necesiten. Y para cortar una pandemia no se puede excluir a nadie del servicio sanitario, como tampoco de las restricciones, por la sencilla razón de que todos podemos transmitir la enfermedad a los demás.

E l interés compuesto es la fuerza más poderosa del Universo”. Esta frase se atribuye a Albert Einstein y probablemente sea apócrifa. Sin embargo, el interés compuesto no deja de ser, matemáticamente, una potencia. Recordando las matemáticas de EGB, y las que ahora dan los niños en primaria (telemáticas), si la potencia y el exponente son superiores a 1, el crecimiento acaba siendo imparable. Efectivamente, estoy hablando del coronavirus y su tasa de infección, que no deja de ser un interés compuesto. Lo que resulta realmente preocupantes es que, según los datos españoles de los últimos días, este interés diario estaría por encima del 30%.

El origen de las primeras emisiones humanas de dióxido de carbono está… en la respiración. Pero esas emisiones son ridículas al lado de las producidas por los diversos procesos de combustión necesarios para producir energía. El origen último de las emisiones de dióxido de carbono es, en consecuencia, el fuego. El origen de la economía y la civilización está en el fuego. Por eso, los griegos atribuían a uno de sus grandes héroes mitológicos, el titán Prometeo la hazaña de robar el fuego a los dioses.

Tribuna

La polémica fiscal más ruidosa de los últimos tiempos es, sin duda, la que se refiere a los 2.500 millones de IVA que supuestamente el Estado adeuda a las Comunidades Autónomas. Hay que reconocer que la cuestión no es técnicamente sencilla, por lo que resulta necesaria una explicación detallada que no se ha visto en toda esta polémica. El origen de esta discordia está en una decisión de modernización y de lucha contra el fraude: el nuevo SII, siglas del suministro inmediato de información, al que están obligadas desde 2017 las grandes empresas.

Tribuna Francisco de la Torre

La denominada comida "basura" no engorda... engordas tú. Pero para cambiar los malos hábitos alimenticios quizás no sea una buena idea la dieta de freír esta comida a impuestos. Porque los impuestos a la comida "basura" no los paga la comida, los pagas tú. Y lo peor de todo es que resulta complicado que la vía fiscal conduzca a una dieta más sana.

Tribuna

Visitando una central nuclear me contaron que para entender el sector energético había que conocer el dilema del esquimal. Hace unos años en Siberia encontraron un esquimal muerto en un iglú. La autopsia determinó que había muerto por intoxicación al respirar el aire de una hoguera de carbón que había construido. El dilema al que se enfrentó era que o bien respiraba aire contaminado y moría intoxicado, o bien moría de frío. La humanidad ha ido sofisticando este dilema, pero de alguna forma, el dilema sigue existiendo. Ahora es una cuestión de coste.

Tribuna

Hay una creencia bastante extendida de que las grandes empresas, especialmente las muy grandes, pagan muy pocos impuestos sobre sus beneficios.

Tribuna

Trump quiere salir reelegido como presidente en las elecciones de noviembre de 2020. Y estas elecciones no las gana quién tiene más votos populares, sino quién obtiene más votos en el Colegio Electoral. Por esas razones, obviamente políticas, lo más probable es que en los próximos meses asistamos a más proteccionismo y a más presiones a la Reserva Federal para que rebaje los tipos de interés. Para China y, especialmente para Europa, no son buenas noticias, pero es lo que hay.

Tribuna

El G-7, como era de esperar, no ha resuelto los problemas e incertidumbres de la economía mundial. Sin embargo, sí ha traído dos novedades: por una parte, ha establecido un conato de negociación entre Estados Unidos y China, y también entre la superpotencia norteamericana e Irán. Pero también parece haber resucitado el proyecto español del impuesto digital. Eso sí, hay que tener claro que esto es un efecto colateral de las negociaciones entre Francia, país anfitrión del G-7 y los técnicos de la Administración Trump. Esto parece haber desbloqueado los problemas políticos internacionales de este polémico impuesto, aunque los económicos y técnicos que contábamos en elEconomista hace un mes, siguen igualmente presentes.