Ferran Brunet

Profesor de Economía Europea de la Universitat Autónoma de Barcelona

En las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017 la participación fue del 81,9% del censo. Los votos constitucionalistas fueron 2.228.421 y los votos separatistas fueron 2.079.340.

Lejos de mi intención está el competir en creatividad político-financiera sobre las cifras de los fondos que a propósito de la pandemia Covid-19 se han acordado en la Unión Europea (UE). Más allá de si "Next Generation EU" serán 750 mil millones de euros hasta 2027, 140 mil para España y 27 mil en 2021, deseo indicar algunos aspectos cualitativos. Los presentaré en forma de 10 tesis:

Lejos de mi intención está el competir en creatividad político-financiera sobre las cifras de los fondos que a propósito de la pandemia Covid-19 se han acordado en la Unión Europea (UE). Más allá de si "Next Generation EU" serán 750.000 millones de euros hasta 2027, 140.000 para España y 27.000 en 2021, deseo indicar algunos aspectos cualitativos. Los presentaré en forma de 10 tesis:

Caos político, degeneración institucional, declive económico, confrontación social, ocaso cultural: eso es Cataluña hoy. Mal vivir y amargura para casi todos los catalanes, y por extensión, para el resto de españoles.

Tribuna

La situación política y social de Cataluña se consolida en el caos. Tras la sentencia del juicio sobre el golpe de Estado que la Generalitat dio en el otoño 2017, en este otoño 2019 se ha fortalecido la vertiente insurreccional y violenta del separatismo.

Tribuna

Tras la sentencia del procés, Cataluña sufrió una semana de gloria del separatismo: violencia desbocada, auspiciada por el presidente de la Generalitat y la dejadez de los Mossos de Esquadra. La aplicación facinerosa de una organización potentísima resultó en 588 heridos, de los cuales 268 son miembros del Cuerpo Nacional de Policía, más que los 194 detenidos.

Tribuna

Desde 2010 cada otoño los separatistas catalanes suelen armarla grande. El 11-S desfilan. Antes eran dos millones, ahora son aún medio millón.

Tribuna de Opinión

Sorpresa en la distribución de cargos de la Unión Europea (UE). Tras muchas cumbres europeas baldías, de súbito se designan personas que no concurrían a los cargos. Sin duda, el ticket europeo es novedoso: presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen (ministra de Defensa de Alemania); presidente del Consejo Europeo, Charles Michel (primer ministro de Bélgica); presidente del Parlamento Europeo, David-Maria Sassoli (vicepresidente del Parlamento Europeo, elegido por la Cámara, y para compartir mandato con Manfred Weber); presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde (DG del FMI); y Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell (ministro de Exteriores de España, expresidente del Parlamento Europeo).

Opinión

La fiscalidad es una de las expresiones primarias de la soberanía. Señores, reyes y parlamentos se otorgaron el poder de recaudar. ¿Y la Unión Europea? Siendo sus Estados miembros plenamente soberanos, la UE maneja las cuestiones fiscales en el Consejo de la Unión, por unanimidad de los países. También la UE gestiona el pequeño presupuesto comunitario cuyos recursos sí son considerados propios de la Unión desde 1970.

Ferran Brunet

Desde 1963 el Tratado del Elíseo de amistad entre Francia y Alemania es un paradigma de la reconciliación entre países y de cooperación interestatal. Aquel Tratado fue firmado por el presidente Charles de Gaulle y el canciller Konrad Adenauer y marcó la reconciliación y el establecimiento de un "eje franco-alemán" en el posterior desarrollo de la integración europea.