La pandemia ha puesto sobre la mesa la importancia que tiene una coordinación entre los diferentes Estados miembros de la Unión Europea. La comisaria europea de Transporte, Alina Valean, hace hincapié en ese aspecto, señalando que "cuando los países cerraron sus fronteras y empezaron los confinamientos, quedó muy claro que, sin coordinación, nos enfrentaríamos a una grave crisis de las cadenas de suministro".

Transporte

La competencia ferroviaria ya está aquí, y si no hay un rebrote de la pandemia que lo impida o cualquier circunstancia técnica inesperada, a partir del 14 de mayo se podrá ver transitar por las vías de alta velocidad ferroviaria que unen Madrid (Atocha) con Barcelona (Sants) al primer tren no operado por Renfe, y que además será un modelo low cost. Se trata de los convoyes de Ouigo, la filial de la compañía pública SCNF, que lleva ya dando servicio en el país galo desde el año 2013.

Renfe cumple 80 años en un momento en el que su situación presenta numerosos retos a futuro con los que enfrentarse. La pandemia causada por el Covid-19 ha lastrado los resultados de la compañía, que ha cerrado el ejercicio del 2020 con unas pérdidas de 479,1 millones. Parte de culpa ha tenido las restricciones de movilidad, como demuestra que la joya de la corona, la alta velocidad, tan sólo haya transportado 7,6 millones de pasajeros, un 63% menos que en 2019.

El 27 de diciembre comenzó en Europa la vacunación contra el Covid-19, que todavía tardará un tiempo en dejarse notar en el turismo y en el transporte, que ya dan por perdida la Semana Santa por la tercera ola, que ha disparado los contagios y reactivado las restricciones, y miran al verano como el punto de inflexión para la recuperación. A este contexto incierto por la falta de demanda y el consumo de caja, se suma el Brexit, que añade presión y obliga a las aerolíneas a adaptarse para seguir operando.

Por tierra, mar y aire: así será su 'marketplace'

El Plan Estratégico de Renfe pivota sobre tres pilares: Avlo, la internacionalización y la implantación de Renfe as a Service (RaaS). El coronavirus y la crisis han obligado al operador a guardar en un cajón el AVE de bajo coste, por lo que está concentrando sus esfuerzos en que la plataforma de movilidad RaaS sea una realidad en 29 ciudades españolas en dos años, y en reactivar la expansión internacional.

Los presupuestos "más ambiciosos" del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana han puesto a Adif ante el reto de tener más que duplicar su ritmo de inversión en plena pandemia del coronavirus y oleada de restricciones a la movilidad. Las cuentas del departamento que dirige José Luis Ábalos asignan un presupuesto de 4.703 millones de euros al gestor ferroviario para que modernice la red convencional y amplíe y mantenga las líneas de alta velocidad.

Francisco Toledo, presidente de Puertos del Estado

El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, se muestra confiado en que poco a poco se vayan retomando los tráficos portuarios, que se han visto afectados por la crisis del Covid-19, y que tan sólo en el primer trimestre del año han descendido por encima del 4% con respecto al mismo periodo de 2019.

problemas de liquidez

"Lo nuestro es un drama. Hay caídas del 70% de la actividad y no están entrando reservas para dentro de dos meses", explican fuentes del sector del transporte de pasajeros por carretera. Los negocios más afectados por el coronavirus de momento son los relacionados con el turismo: circuitos por España, viajes de fin de curso, excursiones del Imserso, rutas que se contratan para los congresos o los tours para los cruceristas.

Las firmas cada vez ingresan más por cobrar las maletas, la elección de asiento o las ventas a bordo