Empresas y finanzas

El precio de los fletes cae un 4,1% pese a Rusia y el freno de China

  • El coste máximo por flete cerró en marzo en 8.470 euros
  • Más del 60% de las mercancías mundiales se mueven por mar
Barco portacontenedores. Foto: Archivo

El coste de los fletes parece que ha entrado en una etapa de recesión tras haber superado, el año pasado, costes superiores en algunos casos por encima de los 10.000 dólares (8.975 euros). A cierre del primer trimestre, su precio se ha colocado por debajo de los 9.000 dólares (8.077 euros), de acuerdo con el World Container Index elaborado por la consultora británica Drewry. Esta cifra supone un descenso en el cómputo general de entre el 3,8% y el 4,1% en función del tipo de contenedor del que se trate, de 20 pies o de 40 pies, y del trayecto que la mercancía lleve a cabo.

Según los expertos, aún no se está repercutiendo en los costes de los fletes el conflicto bélico en Ucrania, aunque de mantenerse en el tiempo va a suponer un incremento en los alquileres de los diferentes tipos de contenedores usados en el transporte marítimo de mercancías. En este primer trimestre del año los precios se han visto favorecidos, a la baja, por los costes promedios marcados en los puertos chinos de Ningbo, Shenzhen y Qingdao, gracias a la celebración del Año Nuevo Lunar y al cierre por vacaciones de algunas fábricas.

Tanto el World Container Index, como el índice que marca la autoridad china de Shanghái, Shanghai Container Freight Index (SCFI), contemplan la evolución de precios de dos tipos de contenedores diferentes, por una parte, el conocido como Teus, de veinte pies, más empleado en Europa; y, el llamado Ceus, que con 40 pies de tamaño, que es el que más se emplea en las conexiones en Asia y con los Estados Unidos.

El registro del tráfico de contenedores es el que más mercancía marítima mueve en el mundo, de hecho, y según las cifras oficiales del comercio marítimo, al menos el 60% de todos los bienes que se comercializan viajan en contenedores. Y, precisamente Asia en general, y en especial China, es una de las regiones que más unidades de este tipo de medios de transporte en buques mueven por vía marítima. Los fletes de los contenedores de 20 pies, de acuerdo con los dos índices comentados, han cerrado en este primer trimestre del año en 4.434 dólares, es decir, unos 3.990 euros, con un descenso del 4,1%, aunque mantiene un incremento del 72,5% en comparación con el mismo periodo de 2021. Pero es necesario recordar los incrementos sufridos en los últimos ejercicios. Así, en el año 2019, el coste por contenedor de 20 pies estaba en 1.000 dólares, 900 euros. En cuanto a los contenedores de 40 pies, el Shanghai Container Freight Index (SCFI), y el World Container Index, apuntan a un cierre de 8.470 dólares, unos 7.623 euros por unidad. En el año 2019, el coste unitario estaba en 4.492 dólares, unos 4.042 euros, lo que significa que los precios han crecido por encima del 50%.

En lo que respecta a las principales rutas marítimas del mundo analizadas por la consultora británica, los fletes para contenedores de 40 pies han descendido en el trayecto entre Shanghái y Los Ángeles el 2%, al situarse en 9.926 dólares (8.933 euros), pese a lo cual es un 137% superior al registrado en el mismo periodo del año anterior.

Lo mismo ocurre en el trayecto entre Shanghái y Nueva York, que bajó un 6,8%, cerrando el trimestre con un precio por contenedor de 12.261 dólares (11.034 euros). Un 88% superior a 2021. En el caso del retorno desde Los Ángeles al puerto chino de Shanghái, el coste se eleva a 1.267 dólares (1.140 euros), y supone un incremento del 1,57%. Se trata de la única conexión que crece hasta marzo, y mantiene un aumento del 130% anual.

El transporte hacia puertos europeos, en especial hacia el principal del Viejo Continente, el de Róterdam, que es el que consideran ambos índices de precios, mantiene descensos relevantes. Y así el tráfico desde Shanghái a la infraestructura de Países Bajos, marca un coste de 11.192 dólares (10.072 euros). Y en la conexión desde Róterdam hacia el puerto chino, el precio se sitúa en 1.490 dólares (1.341 euros), lo que supone una caída del 2%, y una similitud de coste similar al del mismo periodo del año pasado. La otra conexión europea con Asia que considera el índice World Container, es la que mueve mercancías entre Shanghái y Génova. En este caso el precio unitario de contenedor alcanza los 12.201 dólares (10.980 euros), con un descenso del 3%, y un interanual del 55%.

Los tráficos de Europa con América del Norte, los mide la consultora británica entre Róterdam y Nueva York. Así, se obtiene que, para un contenedor de 40 pies, el trayecto desde el puerto de Países Bajos y el estadounidense alcanza un precio de 6.793 dólares (6.113 euros), y es uno de los que más se ha encarecido, un 5%. Y mantiene un índice anual del 172%. Sin embargo, la ruta de regreso, se fija en 1.167 dólares (1.050 euros), con un cierre similar a 2021, y un 63% anual.

La caída de precios será temporal

No obstante, este descenso de precios no parece que se vaya a mantener en los próximos meses, ya que según los expertos, hay que tener en cuenta la situación del conflicto entre Rusia y Ucrania, y la reanudación de actividad en los puertos chinos que han mantenido una menor actividad por la celebración del Año Nuevo Lunar y el cierre de las fábricas. Según el doctor en Economía, Jan Hoffman, jefe de la división de Logística Comercial en la Unctad (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), los fletes "van a seguir subiendo" debido, en parte, al "alza de la demanda" y a otros factores, entre los que destaca "la falta de capacidad de transporte real".

Hoffman, que ha participado en el foro Propeller Club de Algeciras, considera que a la disrupción provocada por la pandemia, y a la mayor demanda, se añade otro tercer elemento que hace que el coste por flete se dispare, como no es otro que se "hayan construido pocos buques nuevos, y que unido a ello exista una progresiva reducción del número de empresas en el sector". El proceso de descarbonización demanda más barcos, ya que el transporte marítimo obliga a una navegación más lenta". De lo que se deriva que la situación de descenso de precios no parece que se vaya a mantener en el futuro. En la actualidad hay en el mundo unos 5.498 buques portacontenedores, con cinco operadores (navieras) de mayor importancia. La danesa Maersk, que representa el 16,9% del total del tráfico mundial; la italiana MSC, con el 16,8%; la francesa CMA-CGM, con el 12,4%; la china Cosco, con el 11,8%, y la alemana Hapoag-Lloyd, con el 7,1%.

En cuanto a las banderas de origen, de los portaconenedores, el mayor número corresponde a pabellones griegos; seguido de Singapur; China, Japón y Dinamarca. Desde Unctad se muestra la preocupación que se mantiene desde el año 2019, como es la falta de contenedores, y el acaparamiento en algunos puertos y navieras de los mismos, con lo que resulta muy complicado poder llegar a un abaratamiento del tráfico marítimo de mercancías.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin