Empresas y finanzas

Las aerolíneas remontan en Semana Santa y alcanzan cifras de 2019

  • Se mantiene el retroceso del mercado estadounidense
  • Barajas se aproxima al 95% de su capacidad; El Prat, al 90%
Terminal 4 del aeropuerto Madrid Barajas. Foto: Reuters

Las compañías aéreas que operan en España, tanto a nivel doméstico como internacional, se preparan para remontar el vuelo durante la Semana Santa y alcanzar la normalidad este verano con un tráfico que se aproxima al periodo prepandémico de 2019, y que, incluso, en algunos casos, supera la oferta de esa temporada estival.

Una vez superada la crisis sanitaria, y pese al conflicto bélico de Ucrania, todas las aerolíneas han anunciado aumento de frecuencias en destinos dentro del país y fuera, así como desde los principales mercados emisores, que poco a poco van aproximándose a la meta del 2019.

Aunque desde el gestor aeroportuario AENA se apunta a que se van a reducir en unos cinco millones los asientos que se ofertan para la temporada estival, por el conflicto bélico, lo cierto es que el volumen de plazas se aproxima a los 215,6 millones, lo que significa que se está en el entorno de un crecimiento del 1,6% frente a la programación final de la misma temporada de 2019.

AENA tenía previsto un movimiento del orden de las 220 millones de plazas veraniegas, dado que los vuelos con Rusia y desde ese país suelen situarse entre junio y octubre en un tráfico del orden de más de 2,5 millones de viajeros. No obstante, los movimientos que se esperan registrar a nivel internacional parecen compensar con el aumento de frecuencias ofertadas por aerolíneas de mercados emisores del Reino Unido, Alemania, Francia, Países Bajos e incluso Portugal, aunque se mantiene el retroceso del mercado estadounidense, dado que desde el otro lado del Atlántico se ve a Europa como un continente en guerra, mientras que aumentan las llegadas desde otro país norteamericano, México.

Como demostración de esta situación, y de que si bien se han hecho ajustes por parte de las compañías aéreas en muchas de sus rutas hacia el este de Europa, en función del cierre de los cielos de Bielorrusia y Rusia, la proyección de Turespaña sobre la capacidad aérea de vuelos internacionales con el país, marca una hoja de ruta que permite ser optimistas y, prácticamente, asegurar ese crecimiento de operaciones y pasajeros en verano.

El número de asientos previstos en vuelos internacionales para el trimestre abril-junio, es decir que se incluye la Semana Santa, y el inicio del verano, asciende a 29,1 millones, frente a 7,3 millones del año 2020, lo que supone un crecimiento del 298%. Y se aproxima a los 30,6 millones que se registraron en el mismo trimestre de 2019, con lo que tan sólo hay una caída del 4,7% Este descenso estaría mitigado si no se estuviese produciendo el conflicto bélico, dado que el tráfico desde Rusia suele situarse para este periodo casi en el millón de asientos, plazas con las que ahora no pueden contarse.

No obstante, y aunque está presente ese conflicto, desde varias compañías aéreas se indica que se está produciendo un impacto casi nulo en las reservas, y que lo que sí ocurre es que en algunos casos, al estar cerrado el espacio aéreo ruso, hay que dar algunos rodeos que hacen más largas las conexiones y se consume más combustible.

La realidad es que los trayectos con España desde los principales mercados emisores van mejorando, paulatinamente. Y, por ejemplo, tal y como puede observarse en las previsiones de Turespaña, para este trimestre de abril a junio. Por ejemplo, el Reino Unido cae un 6% con respecto a 2019, cuando hace unos meses era más del triple su descenso debido a las restricciones del país; o en el caso de Alemania, el segundo mercado más importante para España, que va recuperando sus caídas. Italia presenta, por primera vez en estos meses un alza de la capacidad, del 0,8%, lo mismo que Países Bajos, el 1,9%. Y en esta ecuación entra con fuerza México que prevé un tráfico hacia España de 230.398 asientos, con un 30,4% de crecimiento.

En lo que respecta al tráfico aeroportuario, se espera un mayor crecimiento en los dos archipiélagos, balear y canario, tanto en Semana Santa como en verano, debido al incremento de vuelos que han anunciado las diferentes compañías, de entre un 9% y un 11%, respectivamente.

Y en cuanto a los dos principales aeropuertos españoles, la situación es, de acuerdo con Aena, de proximidad a 2019. Adolfo Suárez Madrid Barajas está aproximándose al 95% de su capacidad, mientras que Barcelona lo hace al 90%, en este caso con la apertura de rutas internacionales como la que une la Ciudad Condal con San Francisco a través de la low cost de largo radio Level.

Más tráfico a la espera de Ucrania y del precio del combustible

Las compañías aéreas han implementado su programación veraniega con un mayor número de frecuencias a determinados destinos, aunque son conscientes de que todo depende de la evolución del conflicto bélico en Ucrania y del precio que vaya adoptando el combustible, aunque, por lo general, todas ellas tienen coberturas del coste del mismo.

Destaca, por ejemplo, el caso de Iberia que ha recuperado el 85% de sus operaciones para este verano; o el crecimiento del 30% de su 'low cost', Iberia Express. O las rutas que se retoman tras el paso de la pandemia y la apertura de los diferentes países, como es el caso de Air Europa que regresa al norte de África, volando a Túnez y Marruecos.

Air France y KLM, apuestan por el mercado español, aumentando frecuencias hasta superar en plazas las ofertadas antes de la pandemia y ofrecen 21 conexiones entre España, con Francia y con Países Bajos, desde 11 aeropuertos.

Las clásicas de bajo coste también refuerzan sus ofertas, como por ejemplo es el caso de EasyJet, que abre sus bases de verano para crecer en Baleares (2,8 millones de plazas) y en Canarias (1,9 millones).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin