Empresas y finanzas

Madrid, Barcelona y Valencia se llevan el 84% de ayudas al transporte público

  • Las subvenciones son parte de los PGE y se destinan a los ayuntamientos

Cada año, el Gobierno, con el fin de impulsar el transporte terrestre público de viajeros de áreas metropolitanas o ultraperífericas, concede subvenciones a aquellas poblaciones que soportan un mayor volumen de población afectada. Es una colaboración con las diferentes administraciones que gestionan estos servicios tanto en las áreas urbanas, metros y autobuses, como en las periféricas, trenes de cercanías y autobuses.

Estas ayudas se suman a las que se dan por concurrencia competitiva a favor de las Entidades Locales para financiar servicios de transporte colectivo urbano. Este año se ha aprobado la subvención de 274 millones de euros, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado 2022, a la financiación de los ámbitos territoriales de Madrid, Barcelona y Valencia, así como 47,5 millones de euros en favor de la Comunidad Autónoma de Canarias.

De acuerdo con la aprobación de estas ayudas por parte del Consejo de Ministros del pasado 15 de marzo, el objetivo es financiar el transporte terrestre público regular de viajeros de áreas metropolitanas o ultraperiféricas, caracterizado por la participación de varias administraciones en su gestión, dado que es un importante volumen de población la que se encuentra afectada con gran intensidad de desplazamientos. Y también que hay una afectación de su funcionamiento sobre la actividad económica en general y de diversos sectores de actividad.

Hasta el 2021, ese tipo de subvenciones estaban gestionadas por el Ministerio de Hacienda, pero a partir de ese ejercicio, es labor del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, (MITMA). Decisión que se enmarca en el cambio de enfoque hacia un Ministerio gestor de la movilidad, entendida como un derecho de los ciudadanos y un elemento de cohesión social y de crecimiento económico a todos los niveles.

La concesión de estas subvenciones está condicionada a que los beneficiarios dispongan de un Plan de Movilidad Sostenible, de tal forma que la financiación estatal actúe, además, como un incentivo para el despliegue de este instrumento de ordenación y planificación.

El acuerdo alcanzado por el Gobierno para este ejercicio 2022, destina las subvenciones previstas para los sistemas de transporte terrestre público regular de viajeros para impulsar su desarrollo en el ámbito de actuación del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, de las Autoridades del Transporte Metropolitano de Barcelona, a la Autoridad del Transporte Metropolitano de Valencia (ATMV), y, a la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, que incluye las dos provincias del archipiélago.

El 84% a tres ciudades

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid, junto con la Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona, son los que reciben una mayor cantidad de subvenciones, dado el mayor tráfico de viajeros que deben soportar al tener un mayor número de población.

En conjunto, cuentan con el 73,41% del total que aporta el MITMA este año para impulsar sus tráficos de transporte público terrestre, 236,19 millones de euros.

En el caso de Madrid la subvención para financiar ese servicio en el ámbito de su actuación, garantizando así la prestación de transporte público en toda su área metropolitana, asciende a 126,89 millones de euros, el 39,44% del volumen total.

Durante el año pasado, y pese a que aumentó la ocupación de todos los tipos de transporte, se continúa quedando lejos de las cifras registradas en 2019, en el periodo prepandémico, cuando estos servicios terrestres públicos movieron más de 1600 millones de viajeros. Al cierre del 2021 el uso del metro registraba un aumento de usuarios del 35,5%; del 86% en autobús; y del 60% en Cercanías ferroviarias.

Para la Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona, el valor de la subvención alcanza los 109,3 millones de euros, es decir, el 33,98% del volumen total. En el año 2021 el conjunto del sistema de actuación en esa zona, que incluye metro, autobuses, tranvía, rodalies, etc., tuvo un tráfico de 718 millones de viajeros, frente a los 1.056,6 millones del 2019, aunque creció, en general, por encima del 27%.

También se ha acordado por parte del Consejo de Ministros, impulsar otra área de interés de este tipo de transporte como es el que desarrolla la Autoridad del Transporte Metropolitano de Valencia. Y se le otorga una subvención que en este ejercicio alcanza los 38 millones de euros destinados a esta zona levantina, lo que supone el 11,81% del volumen total. Tanto el metro como el servicio urbano de autobuses de la capital levantina presenta incrementos del orden del 45,7%, y del 53,3%, respectivamente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.