Bolsa, mercados y cotizaciones

Wall Street intenta un nuevo asalto a sus máximos, pero la corrección amenaza por el horizonte

  • Los inversores dan por hecho que la Fed recortará tipos a final de mes
  • La bolsa de Nueva York se acerca a sus resistencias crecientes
  • Amazon cotiza por encima de los 2.000 dólares por primera vez

Wall Street cotiza al alza este miércoles ante la proximidad de un recorte de tipos de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). Sus tres principales índices registran alzas. El Nasdaq 100 es el que más asciende, casi un 1%, impulsado por las grandes tecnológicas; entre ellas, Amazon, que logra batir los 2.000 dólares en su cotización. Pero el selectivo S&P 500 es el que logra el hito de la jornada: bate sus máximos históricos y supera los 3.000 puntos de forma intradía por primera vez en la historia.

Viaje en el tiempo de Wall Street: las bolsas, las divisas y la deuda regresaron este miércoles a la mañana del viernes pasado, antes de que a la hora de comer se publicara el dato de empleo de junio de EEUU.

Una cifra mejor de que lo se esperaba, que los inversores quisieron leer como un desincentivo para una bajada de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) en la reunión prevista para finales de este mes de julio.

Una lectura, quizá, precipitada. En la primera ocasión que tenía disponible -la declaración en la Cámara de Representantes-, el presidente de la institución, Jerome Powell, encauzó la situación radicalmente, asegurando que el dato de paro no cambia nada y que las amenazas conocidas están del todo vigentes. Es decir, retórica monetaria que funciona como gasolina: y vuelta a la expectativa de una reducción del precio del dinero dentro de tres semanas.

Y las bolsas, a subir otra vez sin complejos. Ninguno, de hecho, ya que el S&P 500 llegó a batir los 3.000 puntos por primera vez en su historia, aunque terminó más cerca de los 2.993,07 puntos, tras una subida del 0,45% con respecto al día anterior; y el Nasdaq 100 repuntó un 0,98%, hasta los 7.903,40 puntos. Por su parte, el Dow Jones repunta un 0,29%, hasta alcanzar las 26.860,20 unidades.

A salvo mientras no se pierdan soportes que están a un 1%-2% más abajo

"Los principales índices estadounidenses consiguieron marcar de forma intradía un nuevo máximo del año e histórico, lo cual es de todo menos algo bajista y nos advierte de que el control lo siguen teniendo los alcistas", explica Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader.

"Estas subidas de corto plazo no nos sorprenden", apunta el analista, "ya que todo apunta a que los índices estadounidenses van a dirigirse a atacar sus respectivas resistencias crecientes de medio/largo plazo, que son las que deben superarse de un modo sostenido para poder hablar de nuevo de subida libre absoluta". 

"En plazos cortos no habrá ningún signo de debilidad que ponga en jaque la posibilidad de ver un ataque a esas resistencias crecientes mientras no se pierdan soportes que en el caso del Dow Jones Industrial y el S&P500 se encuentran a apenas un 1%, mientras que en el Nasdaq 100 están a un 2%. Hablamos concretamente de soportes como son los 2.963 puntos del S&P 500, los 26.665 del Dow Jones Industrial y los 7.748 puntos del Nasdaq 100", indica el experto.

Powell, protagonista de la sesión en Nueva York

Jerome Powell, que volverá a hablar este jueves, admitió que el dato de empleo de junio fue bueno, pero confesó que no cambia las perspectivas y que los avances en la negociación comercial entre Estados Unidos y China son pasos constructivos pero que no restan incertidumbre. Conclusión: "Se usarán las herramientas necesarias" para acompañar a la economía.

Aún quedan más de 20 días para la próxima reunión del banco central estadounidense, pero los mercados ya están expectantes del organismo y de cualquier pista que pueda dar sobre qué hará con los tipos de interés.

Su discurso en la Cámara Baja fue publicado previamente en la página web de la Reserva Federal. En él, el banquero central acerca la bajada de los tipos de interés a final de mes. Algo que los inversores de todo el mundo ven con buenos ojos, o al menos así lo muestran en los parqués.

Ayer el presidente de la Fed habló en Boston sobre la importancia de los test de estrés del organismo, sin hacer mención alguna a los tipos. Pero este miércoles, tal y como estaba previsto, hablará de la situación actual de la economía estadounidense y, en consecuencia, la (ahora más) probable bajada del 'precio del dinero'.

"La Reserva Federal que quiere tomar medidas preventivas. Desde el punto de vista de la inflación, el panorama parece lo suficientemente agrio como para justificar una reacción. Pero desde una perspectiva de crecimiento, no hay nada en los datos que sugiera que un recorte tipos sea estrictamente necesario", argumenta James McCann, economista sénior de Aberdeen Standard Investments.

"Más bien se trata de su preocupación por lo que pueda ocurrir con el crecimiento en el futuro. Eso es un poco preocupante porque la Reserva Federal está reaccionando a lo que podría suceder en lugar de lo que realmente está sucediendo, pero probablemente la institución no cree que hay poco que perder por actuar proactivamente en esta etapa", sostiene el experto.

Las reservas de crudo en EEUU caen a mínimos de tres meses y el petróleo repunta un 4%

Los futuros del petróleo West Texas alcanzan de nuevo la zona de los 60,2 dólares por barril, tras dispararse en torno a un 4,1% con respecto al martes, en la que es su mayor subida diaria desde el pasado 20 de junio. En lo que llevamos de ejercicio, el crudo de referencia norteamericano gana un 32%.

En la misma línea se han comportado los futuros del Brent, que remontan hasta la zona de los 66,7 dólares por barril, lo que supone una subida del 3,9% y acumula unas ganancias del 24% desde enero.

El descenso en los niveles de petróleo de las reservas domésticas estadounidenses disminuyó más de lo previsto la semana pasada conforme los mayores productores evacuaban las plataformas petrolíferas del Golfo de México ante la llegada de una tormenta tropical, según informan desde Bloomberg. El Golfo de México representa un 17% de la producción de crudo estadounidense, que supone alrededor de 12 millones de barriles diarios.

Un acotecimiento coyuntural que nos recuerda el poder imparable de la naturaleza, pero que se produce después de quela OPEP extendiese su acuerdo para reducir la producción y las tensiones entre Estados Unidos e Irán contribuyeran también a apuntalar los precios del petróleo al alza.

El oro vuelve a rozar su zona de máximos

El metal precioso termina la sesión muy cerca de los 1.420,9 dólares por onza (alrededor de 1.418), tras un repunte en la sesión de este miércoles del 1,3% que aúpan las ganancias anuales al 10,7% y acerca al oro a sus máximos de los últimos cinco años.

Por su parte, el euro avanza en torno a un 0,4% frente al billete estadounidense y se cambia por 1,125 dólares. En lo que va de año, todavía se deprecia un 1,8%. En cambio, la libra esterlina retrocede, aunque prácticamente sin cambios con respecto al día anterior, y sigue cayendo, esta vez, hasta los 1,111 euros. Ha borrado toda su rentabilidad acumulada y ahora pierde en torno a un ligero 0,1%.

Los inversores 'presionan'

El mercado de renta fija, tanto en Europa como en EEUU, ha mandado mensajes de 'presión' en los últimos días a los bancos centrales para que recorten el 'precio del dinero'. El interés del bono estadounidense a diez años llegó a perder el 2% a finales de la semana pasada, al tiempo que su homólogo alemán (bund) marcó mínimos históricos por debajo del -0,4%; es decir, por debajo de la tasa de depósitos que marca actualmente el Banco Central Europeo (BCE).

Pero esta semana la renta fija repunta desde sus mínimos de récord. Así, la rentabilidad del bund sube este miércoles al -0,31% y el treasury se sitúa en del 2,05%.

Amazon supera los 2.000 dólares

En el plano corporativo, Amazon logra un hito este miércoles en la bolsa de Nueva York. Su cotización supera los 2.000 dólares por acción al revalorizarse más de un 1%. No lo conseguía desde agosto de 2018; es decir, hace casi un año. En concreto, los títulos de la compañía fundada y presidida por Jeff Bezos repuntan un 1,46% con respecto al martes y terminan la sesión con un valor de 2.017,41 dólares.

Entre los valores tecnológicos que más han despuntado en la sesión se encuentran T-Mobile, Western Digital y Align Technology, que suben entre un 4% y un 5% con respecto al día anterior, mientras que Tesla y Micron Technology veían su acción aumentar su valor en torno a un 3%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0